INFORME DE LA POBREZA HUMANA DE AREQUIPA METROPOLITANA ¿ 2006

INFORME DE LA POBREZA HUMANA DE AREQUIPA METROPOLITANA ¿ 2006

Deymor Beyter Centty Villafuerte y otros

Volver al índice

 

 

2.5. Parte V: Verificación de la Hipótesis del Trabajo

Hipótesis del Estudio:

“La pobreza y extrema pobreza humana, se encuentran influenciadas por el tipo de personalidad (media baja y pobre) que la familia forma en el individuo a través del tiempo, lo cual no le permite superar sus limitaciones de carácter socio – económico; a su vez esta personalidad media baja y pobre esta asociada a menores niveles de educación alcanzados por los jefes de hogar, que influyen de forma negativa en el individuo miembro del hogar y que ocasionan en el tiempo que las personas permanezcan en estados de pobreza y extrema pobreza”

El cuadro número 40, muestra la contingencia que existe entre el Test de Personalidad Familiar y las Necesidades Básicas Insatisfechas; donde el 49.1% de las familias de arequipa metropolitana no carecen N. B. I.; esta relación también presenta que el 92.5% de estas personas poseen personalidad media alta y exitosa; lo cual sería una primera verificación de nuestra hipótesis que relaciona personalidades medias altas y exitosas, con niveles de vida decorosos.

El cuadro número 42, muestra la contingencia que existe entre el Test de Personalidad Familiar y el Grado de Instrucción del Jefe de Hogar; esta relación presenta que en el 37.2% de las familias el jefe de hogar tiene un grado de instrucción de nivel secundario y además 37.2% de familias el jefe de hogar cuenta con estudios técnico – superior.

En el primer caso el 83% de los jefes de hogar pertenecen a una familia cuyas personalidades están comprendidas entre media alta y exitosa; mientras que en el segundo caso el 92.3% de los jefes de hogar cuentan con una personalidad comprendida entre media alta y exitosa; lo que podemos observar claramente es que esta relación aumenta a medida que el nivel de instrucción alcanzado por el jefe de hogar aumenta (de nivel secundario a superior - técnico). Lo cual seria una segunda verificación de nuestra hipótesis que relaciona personalidades medias altas y exitosas con niveles de instrucción cada vez más elevados.

Mientras que por otro lado los jefes de hogar que alcanzaron niveles de educación universitario, el 93.6% de ellos se encuentran ubicados en familias cuyas personalidades a nivel familiar están comprendidas entre personalidades medias altas y exitosas. Finalmente aquellos que alcanzaron el nivel de educación de postgrado, el 100% de ellos cuentan con personalidades comprendidas entre medias altas y exitosas; no registrándose en este caso ningún jefe de hogar con personalidades comprendidas entre medias bajas y pobres. Podríamos añadir que aquellos jefes de hogar con estudios primarios el 62.5% cuentan con una personalidad familiar comprendida entre media alta y exitosa, inferior a los niveles antes mencionados.

El cuadro número 44 muestra la contingencia que existe entre el Test de Personalidad Familiar y los Niveles de Ingreso Promedio de las familias de arequipa metropolitana; donde se puede observar claramente que en el caso de aquellos que poseen ingresos menores a 100 nuevos soles, ninguno de se encuentra en familias con personalidad exitosa; mientras esa relación va creciendo a medida que los ingresos mejoran, pasando de 6.2% en el caso de los comprendidos entre los 100 y 500 nuevos soles; 18.0% para aquellos comprendidos en el intervalo de 501 y 721 nuevos soles; 17.2% en el intervalo de 722 y 1 423 nuevos soles; y finalmente de 23.2% de familias con personalidad exitosa e ingresos altos comprendidos entre los 1 424 soles a más. Lo cual sería una tercera y última verificación de nuestra hipótesis, que relaciona personalidades exitosas a niveles de ingresos altos.

Lo cual en su conjunto comprobaría que es la personalidad la que define la forma en como los individuos superan sus condiciones socio – económicas adversas; y esta personalidad de éxito o media alta es determinada por los niveles de educación que alcanzan los jefes de hogar, tal como se demostró en los anteriores cuadros de contingencia relativizados (40, 42 y 44).