INFORME DE LA POBREZA HUMANA DE AREQUIPA METROPOLITANA ¿ 2006

INFORME DE LA POBREZA HUMANA DE AREQUIPA METROPOLITANA ¿ 2006

Deymor Beyter Centty Villafuerte y otros

Volver al índice

 

 

2. ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS

2.1. Parte I: Datos Generales de la Población objeto de estudio

Nuestro trabajo de campo nos permite caracterizar a la población objeto de estudio, que en este caso son las familias de arequipa metropolitana, estimadas en 159 803 hogares o 799 029 habitantes estimados para el año 2006; considerando que las familias en nuestra región y provincia tienen un tamaño promedio de 5 personas (Lo que fue ratificado por nuestra encuesta piloto y posteriormente en el trabajo de campo realizado por el equipo de investigación).

Además es importante esta caracterización, por que nos permite conocer en términos generales como viven las familias de arequipa metropolitana y quienes determinan sus decisiones de compra, educación, vivienda, etc.

Primera Pregunta: ¿Quién es el que conduce su hogar?

El cuadro número 10, nos permite observar a cargo de quien se encuentra la conducción del hogar de las familias de arequipa metropolitana; que entenderíamos como aquella persona encargada del sostener el hogar o por lo menos en la que recae mayormente esta obligación; además la que podía tener una mayor influencia en las decisiones de compra, educación, vestido, salud, etc. De estas familias. En el caso de arequipa metropolitana el 73.8% de las familias es decir 117 935 hogares están conducidos por los padres y 22.3% o 35 636 hogares conducidos por las madres, mientras que el 3.9% por otros miembros del hogar.

Un problema que recientemente se aprecia en las ciudades de los países subdesarrollados y desarrollados, es el hacinamiento familiar pero ya no el que sufre una sola familia tal como lo media el método de las N. B. I. (hacinamiento por habitación); sino que ahora varias familias tienen que compartir una vivienda, la cual no fue edificada con tal finalidad convirtiéndola en multifamiliar donde muchas veces los padres deben de recibir a los hijos casados que no cuentan con los medios económicos para poder adquirir o alquilar una; y muchas veces reconvertir su vivienda para alquilarla y generar un ingreso adicional a la familia.

El cuadro número 11, nos muestra que el promedio de familias por vivienda es de 1,6 es decir casi dos familias que comparten una sola vivienda. Sin embargo el problema se agudiza en la medida de que el 33.9% de las familias de arequipa metropolitana, es decir un aproximado de 54 173 familias comparten una misma vivienda, lo que podría estar reflejado en un problema de acceso a la vivienda y la carencia de un programa sostenido de vivienda en nuestra ciudad.

El cuadro número 12 nos muestra el tamaño de las familias de arequipa metropolitana, que en promedio es de 4.724 o 5 personas por familia, superior al óptimo demográfico que es de 4 personas por familia. 26.6% o 42 508 familias se encuentran dentro de este óptimo.

Mientras que 23.7% o 37 873 hogares se encuentran por debajo de este óptimo; por otro lado un preocupante 26.7% o 42 667 familias se encuentran con tamaños críticos dentro del intervalo de 6 a 13 personas por hogar, que si lo unimos con el promedio del ingreso que perciben en arequipa metropolitana los dejaría con un ingreso per capita por miembro del hogar de 169.5 soles para el caso de las familias con tamaño de 6 personas, y de 78 soles mensuales para los individuos que son parte de familias cuyo tamaño es de 13 personas por familia.

El cuadro numero 13 nos presenta el estado civil del jefe de hogar, del cual podemos deducir un nuevo índice conocido como: “Índice de Parentela”; el cual relaciona la formación de la personalidad del individuo con respecto a la disfuncionalidad de la familia, es decir el hecho de ser miembro de una familia de padres separados, lo cual consideran los psicólogos afecta negativamente al miembro de este tipo de familia en la formación futura de su personalidad.

Así podemos determinar que el 5.7% o 9 109 familias de arequipa metropolitana sufren de disfunción familiar o del índice de parentela que afectaría a 45 545 personas, mientras que 11.2% o 17 898 familias aun no han formalizado legalmente su unión, lo cual podría ocasionar problemas de herencia o transferencia de bienes a futuro entre los miembros de una familia.

El cuadro número 14, nos muestra que en el 71.8% o 114 739 familias; sus jefes de hogar son del departamento de arequipa; mientras que el 28.2% o 45 064 familias de arequipa metropolitana sus jefes de hogar son migrantes de departamentos del país; principalmente de los departamentos de Puno con 10.8% de participación con respecto al total metropolitano, 8.2% del Departamento de Cuzco y 2.7% del Departamento de Lima.

Es decir que podríamos determinar la tasa del flujo migratorio diferido que en todo caso sería similar a la del número de jefes de hogar que son migrantes; esto debe ser tomado en cuenta, a la hora de proponer políticas de desarrollo; que implica infraestructura básica, infraestructura educativa, salud, etc.

El cuadro número 15 nos presenta, la generación de migrante a la que corresponde el jefe de hogar de las familias de arequipa metropolitana; mientras el 72% de los jefes de hogar son personas cuya generación de migrante no alcanza ni la primera generación; el 28% de ellos son migrantes comprendidos entre la primera y cuarta generación: 20.2% corresponden a migrantes de primera generación, 7.2% de segunda, 0.4% de tercera y 0.2% a cuarta respectivamente.

Lo cual nos indica en todo caso que los procesos migratorios se han incrementado principalmente en los últimos años, mejor dicho en cuanto a la generación de los nuevos jefes de hogar.

Séptima Pregunta: ¿Considera usted que sus antepasados eran socio económicamente?

El Cuadro 16, nos muestra algo del pasado de los jefes de hogar de arequipa metropolitana, donde por ejemplo el 11.2% de los antepasados eran de condición acomodada o 17 898 familias, 58.5% consideraban que sus antepasados eran de clase media; 27% pobres, lo cual no difiere de los datos estimados en este estudio que estiman una tasa de pobreza humana de 23.33%; es decir que la misma no vario significativamente o simplemente vario en un 3.67%.

En el caso de la extrema pobreza los que consideran que sus antepasados eran extremamente pobres representan el 3.3% de las familias; lo que nuevamente no ha variado significativamente con respecto a la tasa de extrema pobreza humana estimada por nosotros que es de 4.70% que en este caso muestra un incremento de 1.4%.

El cuadro número 17, ratifica el problema descrito anteriormente, el cual se refiere al hacinamiento de las viviendas donde viven mas de una familia convirtiéndolas estas en multiviviendas; explicado en este caso en el hecho de que viven en ellas los hijos de los jefes de hogar que en este caso el 21.9% de las familias, además comparten su vivienda con sus hijos casados; quizás esto explicado, por la alta tasa de desempleo de la provincia (21%, según Centty y Arrieta; Análisis de la PEA provincia de Arequipa 2005), y del subempleo (57%, Centty y Arrieta; Análisis de la PEA provincia de Arequipa 2005). Lo cual no les permite acceder a una vivienda propia o alquilar una vivienda para su nueva familia.

Finalmente relacionando el análisis del cuadro 18 con el del cuadro 17; podremos observar que por ejemplo aquellos hogares que reciben a sus hijos en su vivienda es decir el 21.9% del total de arequipa metropolitana; los hogares más representativos son aquellos que tienen un hijo casado en su vivienda representando el 61.7% del 21.9% que anteriormente mencionamos, es decir 21 573 familias.

Seguidos por aquellos que tienen dos hijos casados en su vivienda con una participación de 27.1%, tres hijos con 5.6% respectivamente, 4 hijos con 2.8% y así respectivamente.

El cuadro 19; nos muestra el número de miembros del hogar que trabajan en las familias de arequipa metropolitana; donde dos representan la mayor cantidad de miembros del hogar que trabajan con una participación de 39.9% con respecto al total; mientras que el intervalo de 1 a 3 personas que trabajan por familia, representan el 90.8% del total observado.

Por otro lado el intervalo de 2 a 12 personas que trabajan por hogar representan el 64.6% de la población observada, lo cual demuestra que los patrones culturales de nuestra ciudad han variado; donde antes era solo el jefe de hogar varón el que laboraba para cubrir las necesidades de la familia; mientras hoy se acepta la participación de la mujer, y de otros miembros de la familia para mantener las necesidades de las mismas; debido en gran parte a los bajos ingresos que se registran y la precarización del empleo en nuestra región y por lo tanto también la provincia.

Para reafirmar el análisis del cuadro anterior; el análisis del cuadro 20 nos muestra la condición laboral del jefe del hogar de arequipa metropolitana; donde en solo el 62.4% o 99 717 hogares el jefe de hogar tiene un vinculo laboral estable, lo que en cierta manera brinda una garantía a la familia de no caer en la indigencia por lo menos no en el corto y mediano plazo.

Mientras que en el 37.7% de las viviendas de arequipa metropolitana o 60 246 familias; el jefe del hogar no posee una relación laboral estable; lo que muestra la vulnerabilidad de las familias mencionadas ante la probabilidad de caer en la indigencia o en todo caso en condiciones de pobreza.

Siendo el 35.2% de las familias de arequipa metropolitana las que el jefe de hogar tienen una relación laboral temporal mientras el 2.5% de los jefes de hogar tienen una relación laboral inestable en condición de servicios profesionales de terceros; lo que es bien sabido, no cuenta con seguro social, CTS, vacaciones; a pesar de que muchas veces laboran dentro de una empresa cumpliendo funciones y horarios, pero sin beneficios sociales.

El cuadro 21; nos ayuda justamente a verificar el cuadro 20, debido a que el 50.3% de los jefes de hogar tienen un empleo dependiente; mientras que 3.15 y 46.6% respectivamente de tipo mixto e independiente; que en el caso de este último están metidos en la pequeña y microempresa; que en nuestra región brindan salarios de subsistencia (El ingreso real por trabajador PYME en la región arequipa es de 211.27 soles, Centty - Informe PYME Región Arequipa 2002), y están constantemente amenazados por los factores externos y los cambios de la economía regional, nacional e internacional.

El cuadro 22 nos presenta la distribución de los ingresos de las familias de arequipa metropolitana; donde el 0.4% de los hogares perciben ingresos por debajo de los 100 nuevos soles, es decir 638 familias; además el 19.8% o 31 641 familias perciben menos de 500 y mas de 100 soles.

10.2% o 16 300 familias perciben en promedio al mes entre 501 y 721 nuevos soles; 29.9% o 47 781 hogares perciben en promedio al mes entre 722 y 1 423 nuevos soles. Finalmente el 39.7% o 63 442 familias superan los 1 424 soles de ingreso promedio mensual a nivel familiar.

Lo que muestra una diferencia de 14.24 veces del ingreso mayor con respecto menor de lo que percibe el estrato superior sobre el inferior.