MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

Enrique R. Blanco Richart

Volver al índice

 

 

3.- Primera aproximación al coste o rentabilidad de una operación

Pero de entrada este tipo de interés nominal que nos van a aplicar para el cálculo de los intereses no va a reflejar el coste o la rentabilidad de la operación. Para afirmar lo anterior nos basamos en que para un consumidor no supone lo mismo abonar los pagos de forma anual, mensual o trimestral, ya que el esfuerzo a realizar no es el mismo. Siguiendo el ejemplo propuesto, anualmente pagaríamos 60 euros, semestralmente 30 €, trimestralmente pagaríamos 15 euros y mensualmente 5 euros, al final siempre pagaremos un total de sesenta euros pero de forma diferente.

 En el primer caso, al esperar un año para pagar las sesenta euros, podemos iniciar un plan de ahorro de tal forma que al finalizar el año tengamos ahorrado dicho importe, pero como el ahorro nos va a generar intereses supondrá que la cantidad que debemos desembolsar realmente será menor a los sesenta euros que se necesitan ya que el resto se obtendrá de los intereses que la operación de ahorro nos generaría. Otra forma de enfocar el problema es que en este caso disponemos de los sesenta euros durante todo un año para utilizarlas como queramos.

 En el segundo caso necesitamos ahorrar 15 euros al final del primer trimestre, lo que supondría desembolsar una cantidad menor ya que el resto serán los intereses obtenidos, pero al tener que desembolsarlas al finalizar el trimestre dejaremos de percibir los intereses que nos reportaría tener dicho dinero en el banco hasta finalizar el año como en el caso anterior, es decir estamos pasando al prestamista el disfrute de dicho dinero y los intereses que le reportará el tenerlo invertido, lo que nos supone un coste.

 Para el caso mensual el razonamiento es el mismo, pero aquí se evidencia que el desembolso del dinero se hace más pronto, lo que nos supondrá un coste mayor que en los casos anteriores ya que el prestamista tiene a su disfrute y disposición cantidades de dinero más pronto, disfrute que dejamos de percibir nosotros.

 El razonamiento para el caso de una inversión sería el mismo pero desde la perspectiva contraria ya que no es lo mismo esperar todo un año a recibir los 60 € que ir recibiendo los 15 € cada trimestre o los 5 € cada mes ya que podemos reinvertirlos y obtener así un mayor rendimiento

En consecuencia como la forma de pago nos va a suponer un coste podemos afirmar que:

El número de pagos que se vaya a realizar cada año para la devolución de un préstamo afecta al coste de dicha operación.

A mayor fraccionamiento en los pagos mayor coste real nos supondrá la operación

Del mismo modo podemos razonar en una inversión:

El número de cobros que se vaya a recibir cada año para la inversión afecta al coste de dicha operación.

A mayor fraccionamiento en los cobros mayor rentabilidad real nos supondrá la operación