MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

Enrique R. Blanco Richart

Volver al índice

 

 

CAPÍTULO 9º: LOS PROYECTOS DE INVERSIÓN

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 Conocer el significado de proyecto de inversión.

 Identificar los gastos que se consideran inversión en el análisis de un proyecto.

 Identificar los flujos de caja que forman parte de un proyecto.

 Identificar elementos contables que formando parte del resultado no son flujos de caja.

 Enumerar los criterios más utilizados para el análisis y selección de inversiones.

 Definir el plazo de recuperación (PR).

 Distinguir entre flujos que se producen de manera continua a lo largo del año y los que se producen de manera única.

 Enumerar los Inconvenientes del criterio plazo de recuperación.

 Saber actualizar un capital.

 Saber calcular el valor actual de uno o varios capitales iguales con las fórmulas de rentas.

 Definir el valor actual neto (VAN).

 Interpretar el resultado del VAN para la selección de inversiones.

 Definir la tasa interna de rentabilidad (TIR).

 Diferenciar entre la TIR y el coste de capital.

 Explicar la relación entre el VAN y la TIR.

 Definir el plazo de recuperación de flujos descontados (PRD).

 Explicar la utilidad del PRD

1.- Los proyectos de inversión

Definido financieramente como el acto por el que se intercambia una satisfacción inmediata y cierta por una esperanza que se adquiere y de la que el activo (real o financiero) invertido es el soporte. Es decir una inversión en la empresa es la adquisición de bienes, ya sean de carácter real (Son los bienes tangibles, como maquinaria, mobiliario, etc) o de naturaleza financiera (Adquisición de Deuda Pública, obligaciones, etc), mediante recursos propios o ajenos para obtener unas ganancias futuras.

Un proyecto de inversión supone la realización de estudios previos para analizar las necesidades de éste y su viabilidad futura. Las variables fundamentales son:

- La inversión necesaria o desembolso inicial para poder poner en funcionamiento la operación, por compras de inmovilizado, etc.

- La duración de la inversión,

- Los cobros y pagos que originará y cuya diferencia se define como los flujos netos de cada que producirá en su vida útil

Podemos establecer dos tipos de inversión:

a) Dependientes: Cuando sus flujos de caja dependen de los flujos de otro proyecto, como por ejemplo lanzar una nueva línea de productos que pueden afectar a la que estamos produciendo ahora. Técnicamente dos proyectos son dependientes cuando la aceptación o rechazo de uno supone la aceptación o rechazo del otro. Por ejemplo adquirir un edificio supone, en principio, adquirir el solar.

b) Independientes: Cuando los flujos no dependen de ningún otro proyecto. Técnicamente la aceptación de un proyecto supone el rechazo del otro y viceversa.

A la hora de la identificación de los flujos tenemos que tener en cuenta:

 La amortización contable no es ningún flujo, ya que no genera movimiento de tesorería.

 Sólo se tomarán aquellos que supongan un incremento. Es decir si el proyecto ya existe y lo que se va a realizar es una mejora, sólo se tomarán el incremento del flujo (Antes era de 1.200 € anuales con la renovación de 1.600 €, se tomará como flujo para el estudio la diferencia. Es decir 400 €.

 Los gastos que ocasione se tome la decisión de invertir o no forman parte del estudio, como son los estudios de viabilidad, ya que existen se tome en consideración el proyecto o no, mientras que los de lanzamiento si lo serían al formar parte del proyecto.

 Las subvenciones disminuyen el coste de la inversión.

 Hay que considerar el efecto expansión (si el nuevo proyecto amplía las ventas de otros productos de la empresa) o el efecto de erosión (lanzar un nuevo producto disminuye las ventas de otros).

 Los impuestos modifican el importe del flujo, en el caso de los ingresos los incrementan por el coste fiscal y los gastos lo disminuyen.

 Podemos establecer dos tipos de inversión:

Si se comparasen proyectos cuyas vidas son distintas habría que plantear el ciclo de reemplazamiento, es decir cuántas veces habría que realizar un proyecto para que su vida coincida con la del otro.