MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

Enrique R. Blanco Richart

Volver al índice

 

 

CAPÍTULO 7º: LOS PRÉSTAMOS. SU AMORTIZACIÓN

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 Conocer el significado de la operación de amortización.

 Conocida la ecuación general establecer el significado de cada uno de sus elementos.

 Identificar como sinónimos tiempo = número de pagos.

 Identificar los distintos métodos de amortización según la condición impuesta a cada uno de los términos de la ecuación general.

 Plantear correctamente la ecuación financiera de amortización de un préstamo según cada uno de los métodos.

 Calcular la reserva matemática de la operación distinguiendo cuando coincide o no con el capital vivo.

 Conocer y aplicar las distintas relaciones de recurrencia entre los elementos de la ecuación general según el método utilizado.

 Plantear correctamente la ecuación financiera cuando existen gastos incluidos en el término constante. Aplicar las relaciones de recurrencia en las nuevas situaciones.

 Plantear la tasa efectiva de la operación para el prestatario y el prestamista.

 Identificar y calcular el valor financiero, el usufructo y la nuda propiedad a cada uno de los métodos de amortización.

1.- CONCEPTOS GENERALES

Se denomina préstamo a la operación en la que una persona, el prestamista, entrega a otra, el prestatario, un capital, denominado principal de la operación, comprometiéndose éste último a devolverlo junto con sus intereses en la forma y fecha convenida. Por lo tanto se denomina amortización a la devolución del principal recibido.

Esta operación financiera es una operación de prestación única, y contraprestación generalmente múltiple, formada por n capitales que vencen al final de cada periodo de pago para así extinguir la deuda.

En cada pago que efectúa el prestatario entrega generalmente dos capitales, uno dedicado al pago de los intereses del periodo y otro dedicado a devolver parte del principal para así ir extinguiendo la deuda.

La suma de estos capitales recibe el nombre genérico de término amortizativo, por lo que la expresión general de éste será:

as = As + Is

donde: as = Es la cuantía del término que se paga en cada periodo.

As = Es la cuota de capital, es decir la parte dedicada a extinguir la deuda.

Is = Es la cuota de interés calculada sobre el capital pendiente de amortizar.

Por lo tanto podemos afirmar que la suma aritmética de las cuotas de amortización es igual al capital prestado y que la suma financiera de los términos amortizativos es el capital prestado, ya que como éstos se componen de capital e intereses, si calculamos su valor actual lo que estamos es eliminando los intereses futuros de cada uno de los pagos, por lo que nos quedarán solamente las cuotas de capital, por lo tanto su suma es el capital prestado C0.

 La regularidad amortizativa.

Se dice que una operación de préstamo tiene regularidad amortizativa cuando después de cada pago el capital vivo disminuye, por lo que cada una de las cuotas de amortización han de ser mayor que cero. Si alguna de las cuotas diese un valor negativo significaría que el término amortizativo no es capaz de afrontar siquiera el pago de los intereses del periodo. Esta situación es muy rara en la práctica pero sí puede darse cuando la amortización del préstamo se ha pactado con términos variables en progresión.

 La carencia.

Se dice que una operación de préstamo tiene carencia cuando en los primeros periodos no se realiza algún tipo de pago. Pudiendo ser:

• Carencia total: Cuando en esos primeros periodos no se efectúa pago alguno, es decir no existe término amortizativo. En consecuencia el valor del capital vivo aumenta al incrementarse su valor por los intereses devengados y no pagados.

• Carencia parcial o carencia de principal: Cuando sólo se efectúa el pago de los intereses, sin devolución de capital, en consecuencia el valor del capital vivo no varía a lo largo de esos periodos ya que los intereses devengados se pagan.

 La representación gráfica.

La operación de amortización normal y regular, supone el pago de intereses y la disminución del principal, en cada periodo. Su representación gráfica sería:

En cada periodo se producen dos movimientos de signo contrario:

• Uno de crecimiento por efecto de la acumulación de los intereses.

• Otro de disminución por pago del término amortizativo, es decir pagar los intereses devengados y acumulados del periodo y pagar a su vez, la cuota de capital.

 El cuadro de pagos.

Supone representar en una tabla la cuantía de cada uno de los pagos efectuados en cada periodo desglosándolos en su componente de capital (A) y de interés (I), además de obtener el saldo de la operación tras efectuar cada pago. Por lo tanto el formato básico sería: