MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

Enrique R. Blanco Richart

Volver al índice

 


 

 

6.- LA OPERACIÓN FINANCIERA. El TRABAJO CON VARIOS CAPITALES

Una operación financiera se define como todo intercambio de capitales financieros. En toda operación financiera se ha de cumplir:

a.- Que el intercambio de capitales no sea simultáneo, es decir, los capitales que se intercambian han de tener vencimientos distintos, sino estaríamos ante una operación al contado, hoy tenemos todos los capitales, y no sería una operación financiera.

b.- Que exista mutuo acuerdo entre las partes implicadas en dicho intercambio. Se denomina acreedor o prestamista a la persona que entrega los capitales y al conjunto de esta entrega se llama prestación, y se denomina deudor o prestatario a la persona que recibe los capitales comprometiéndose a su devolución y al conjunto de sus capitales se le llama contraprestación.

c.- Que exista una ley financiera pactada entre las partes para que siempre se cumpla la equivalencia financiera entre la prestación y la contraprestación. Por lo tanto en toda operación financiera se ha de establecer el Principio de equivalencia de capitales que definiríamos como:

“ En toda operación financiera, elegida una ley financiera de valoración, se ha de cumplir siempre que la suma de los capitales de la prestación ha de ser igual a la suma de los capitales de la contraprestación”.

Por ejemplo: Si vamos al banco y depositamos hoy 1.000 € durante un año a un 10 % anual (es decir el banco nos va a devolver el capital y 10 € por cada 100 depositados y por cada año) al final del año el banco le devolverá en total 1.100 € (en este caso el interés será de 1.100 – 1.000 = 100 €). Lo que hemos hecho financieramente es sustituir un capital de 1.000 € hoy por otro de 1.100 € valorado dentro de un año. Pues bien, toda operación que consista en sustituir un capital o conjunto de capitales por otro mediante un determinado acuerdo financiero (la ley o expresión matemática que vamos a utilizar para calcularlo), recibe el nombre de operación financiera. El origen de la operación es el inicio, en nuestro caso “hoy”; y el final el último vencimiento, en el ejemplo “dentro de un año” y la duración es la diferencia entre ambos vencimientos, en definitiva, un año.

Las operaciones financieras se pueden clasificar atendiendo a diversos criterios, como pueden ser los siguientes:

 Según la ley financiera utilizada:

- De capitalización: Si se utiliza esta ley.

- De descuento: Si en la operación se utiliza esta ley.

 Según el tiempo:

- A corto plazo: Son generalmente operaciones hasta un año.

- A largo plazo: Generalmente operaciones a más de un año