MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

Enrique R. Blanco Richart

Volver al índice

 

 

2.- El coste del capital

En primer lugar, dado que las inversiones en activo fijo son de gran importancia para la empresa, una parte esencial de la toma de decisiones es el conocimiento del coste de su financiación.

Se debe distinguir entre el coste de capital de la empresa en su conjunto y el coste de los distintos componentes de su financiación: De sus recursos ajenos (préstamos), de las acciones (la rentabilidad que exigen sus accionistas, que son los propietarios de la empresa) y recursos propios (Lo que es capaz de ahorrar y no le entrega a los accionistas).

El coste de capital de una empresa es la tasa de beneficio que se debe obtener, dado un determinado nivel de riesgo, para satisfacer a los inversores que adquieren los títulos emitidos por la empresa.

Si la empresa, al emprender un proyecto de inversión, gana exactamente el coste del capital que financia dicho proyecto, el precio de la empresa (sus acciones) no variará. Sin embargo, en caso de obtener una rentabilidad distinta del coste de capital, es de esperar que varíe el precio de sus acciones, si es mayor el valor subirá y si es menor el valor bajará.