MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

Enrique R. Blanco Richart

Volver al índice

 


 

 

2.- COMPARACIÓN DE CAPITALES. “EL PRINCIPIO DE SUBESTIMACIÓN”

Establecida la definición de capital financiero, el primer punto a resaltar es que el tiempo afecta al valor de los capitales, así dados dos capitales cuyas cuantías sean iguales, no tendrán el mismo valor financiero si sus vencimientos son distintos, en este caso se preferirá el capital más próximo al momento en que se realiza el intercambio, al que vence más tarde. Este comportamiento se conoce como Principio de subestimación de capitales futuros, con lo que el tiempo actúa como un bien económico negativo, ya que el alejamiento de la disponibilidad de un bien debe de ser compensado con un aumento de su cuantía para que resulte indiferente (Si me ofrecen recibir 100 € hoy o dentro de dos meses, evidentemente los querré hoy, y sólo estaré dispuesto a esperar si me dan más euros dentro de los dos meses).

Establecido el Principio de subestimación podemos afrontar la comparación de capitales para ver cuál es preferible o comprobar si son indiferentes. Dicha comparación puede ser inmediata en algunos casos, cuando alguno de los componentes del capital financiero (C, t), coincidan y no será inmediata si alguno de los componentes del capital financiero no coincida. Los distintos casos que se nos pueden presentar en la comparación de capitales serían:

a.- Capitales de igual cuantía y distinto vencimiento: Como el componente que coincide es la cuantía de los capitales, la elección será inmediata en función del tiempo, prefiriendo el capital (C1, t1) por ser más inmediato que (C2, t2) para así hacer cumplir el principio de subestimación de capitales futuros. Su representación gráfica sería:

C1 C2

t1 t2

Si utilizásemos los números fraccionarios como ejemplo comparable a los capitales iguales y distinto vencimiento podría ser: 3/5, 4/5, 8/5 y 2/5 en este caso tenemos fracciones distintas pero con el mismo denominador, por lo tanto podemos escoger de forma rápida sin hacer operaciones ya que es mayor aquella fracción cuyo numerador sea mayor (8/5).

b.- Capitales de cuantía diferente e igual vencimiento: Como el componente que coincide es el tiempo, la elección será inmediata escogiendo el capital de mayor cuantía, que es este caso es (C1, t). Gráficamente sería:

C1

C2

t

Si utilizásemos los números fraccionarios como ejemplo comparable a los capitales distintos y mismo vencimiento podría ser: 5/3 , 5/4 , 5/8 , 5/2 en este caso tenemos fracciones distintas pero con el mismo numerador, por lo tanto podemos escoger de forma rápida sin hacer operaciones ya que es mayor aquella fracción cuyo denominador sea menor (5/2).

c.- Capitales de cuantía y vencimiento diferente: Como en este caso ningún componente coincide no se puede precisar de forma inmediata y directa que capital es preferible, por lo que tendremos que establecer algún criterio de comparación cuando los capitales no coinciden en su cuantía o en su vencimiento. En este caso la representación gráfica sería:

(C2 , t2)

(C1 ,t1)

t1 t2

La solución al problema será intentar homogeneizar alguno de los componentes que definen el capital financiero, C o t, de tal manera que queden reducidos a uno de los dos primeros casos planteados. A este criterio le denominaremos Criterio de sustitución de capitales financieros, que se expresará del siguiente modo:

“Dado un capital (C1, t1) y fijado un punto de comparación en p, es posible obtener un capital que sea sustituto y equivalente al anterior en p, (V1, p)”.

Siguiendo el ejemplo de las fracciones: 5/3 , 8/4 , 2/6 , 3/2 en este caso tenemos fracciones distintas en su numerador y su denominador, por lo tanto no podemos escoger de forma rápida sin hacer operaciones. El criterio que se aplica en este caso es reducir las fracciones a equivalentes a las dadas pero con el mismo denominador, (el mínimo común múltiplo): En este caso el m.c.m. es 12, por lo que las fracciones equivalentes a las anteriores (mismo valor aunque parecen distintas) serían: 20/12, 24/12, 4/12 y 18/12, de este modo podemos afirmar de forma rápida que la fracción de más valor sería 24/12.