MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

MANUAL PRÁCTICO DE OPERACIONES FINANCIERAS

Enrique R. Blanco Richart

Volver al índice

 

 

2.- Los Activos financieros a corto plazo

Son títulos emitidos por entidades públicas o privadas con el fin de obtener recursos financieros a c/p, por parte de inversionistas. Financieramente son operaciones simples emitidas generalmente al descuento, compuestas por una prestación (el efectivo entregado al inicio de la operación) y una contraprestación (el nominal del título a recibir al término de la operación). Las operaciones más comunes:

• La Deuda Pública. Las Letras del Tesoro: Es la principal vía de financiación del Estado, que consiste en un crédito que se formaliza a través de un valor negociable, de tal forma que el Tesoro recibe recursos y se compromete a devolverlos en un plazo determinado, con un rendimiento concreto para el inversor. La principal materialización de esta financiación a corto plazo la representan las Letras del Tesoro que se caracterizan por: Estar emitidas al descuento, con un valor nominal de 1.000 €, se representan mediante anotaciones en cuenta. (no se emiten títulos físicos) y son emitidas por subasta y a plazo máximo de 18 meses. La subasta de puede ser:

 Competitiva: Los suscriptores indican el precio que están dispuestos a pagar y no hay límite.

 No competitiva: Los suscriptores no indican el precio a pagar. En este caso la petición no podrá superar los 200 títulos, o lo que es lo mismo 200.000 €.

• Pagarés de empresa: Son títulos a la orden emitidos por empresas como un medio más de financiación a corto plazo. Se emiten mediante títulos cuyos nominales existen a partir de los 1.000 €, al descuento y con vencimientos normalmente a 3, 6 o 12 meses. Son títulos sujetos a retención fiscal al terminar la operación, sobre la diferencia entre el valor pagado y el recibido. Su tasa efectiva se calculará en capitalización simple.

Las distintas formas de negociar con estos activos financieros son:

a) Operación al contado: Cuando se paga el efectivo del activo en el momento inicial de la operación, planteada para mantenerla a su vencimiento, momento en el que se recupera el nominal del título, por lo que la rentabilidad de la operación se conoce a priori. Cuando el título no se mantiene hasta el final de la operación ya que necesita venderse por problemas de liquidez u otras causas, en este caso la rentabilidad no puede conocerse a priori, ya que ésta dependerá del precio al que se consiga colocar el título en el mercado secundario.

b) Operación con pacto de recompra (REPO): Es una operación de venta al contado con el compromiso de recuperar los títulos a un plazo determinado y a un precio prefijado. En este caso la rentabilidad es conocida a priori ya que no va a depender de la situación del mercado.

c) Operación simple a plazo: Cuando a la fecha de la contratación se compromete a la entrega de un título en una fecha posterior denominada fecha de ejecución. El plazo mínimo que ha de mediar entre la fecha de contrato y de ejecución será al menos de 5 días hábiles, si es menor la operación es al contado.

Plazo

Fecha contrato Fecha ejecución Fecha vencimiento

B.- Operaciones que trabajan con leyes de capitalización:

1.- Las Cuentas Corrientes.

Son depósitos que efectúan los clientes, generalmente con la finalidad de que el banco administre los fondos recibidos, además de custodiarlos, realizando cobros y pagos por su cuenta. Financieramente consiste en un intercambio no simultáneo de capitales en los que se acuerda saldar las diferencias financieras en un determinado momento y de acuerdo con una ley financiera previamente establecida.

Son operaciones a la vista ya que en cualquier momento, de forma automática y en el acto (a la vista) el cliente puede retirar el dinero u ordenar al banco que efectúe un pago en su nombre, con el único límite del dinero previamente depositado. Sin embargo pueden existir los llamados números rojos o descubierto en cuenta, que se originan cuando el banco autoriza a disponer mayor cantidad que los fondos depositados, esta situación que en resumidas cuentas es un préstamo que el banco efectúa al cliente, no puede prolongarse por mucho tiempo.

La cuenta corriente, en principio, no tiene plazo de duración, es ilimitada hasta que el cliente o el banco decidan la extinción de la misma. Periódicamente la entidad de crédito abona al cliente unos intereses, proporcionales a los capitales ingresados y al tiempo por el que han estado depositados. Es decir se utiliza la capitalización simple en su liquidación. Su funcionamiento se corresponde con la cuenta o estado contable en el que se van anotando las operaciones que se cruzan el banco y el cliente

• Elementos de una cuenta corriente:

1.- Las partidas: Son las operaciones entrecruzadas de los titulares: El banco y el cliente.

2.- El vencimiento: Es la fecha de cada operación cuyo importe modifica el saldo, es decir la fecha a partir de la cuál empieza a generar intereses. También se le denomina fecha valor. La fecha de inicio de la cuenta se denomina fecha de apertura y la de liquidación fecha de cierre.

3.- El saldo: Es la situación de la cuenta en un momento dado, indicando la posición deudora o acreedora de cada parte. Es por lo tanto la diferencia entre la suma de las partidas deudoras y de las acreedoras.

4.- El tipo de interés aplicado: Si el interés que se aplica es el mismo a las partidas deudoras que a las acreedoras, la cuenta es a interés recíproco, y si el interés aplicado a las partidas deudoras es distinto que el aplicado a las acreedoras la cuenta es a interés no recíproco. Si a lo largo de la operación el interés varía sería una cuenta a interés variable.

5.- Liquidación de la cuenta: Consiste en el cálculo del saldo de la cuenta a una fecha determinada incluidos los intereses devengados hasta esa fecha.

• Liquidación de una cuenta corriente:

Como ya hemos dicho consiste en calcular el montante final una vez calculados los intereses. Para efectuar esta liquidación se utilizan tres métodos: El directo, el indirecto y el escalar o hamburgués. En el presente capítulo sólo se explicará el método hamburgués por ser el utilizado en la práctica bancaria. Es decir se calcula el saldo de la cuenta después de cada operación, los días para la liquidación se calculan entre la fecha de una operación y la fecha de la operación siguiente y entre la fecha de la última operación y la de la liquidación. Se denominan números al producto del saldo tras cada operación y los días.

Los pasos a seguir serían:

• Se colocarán las partidas en el Debe o el Haber (deudores o acreedores).

• Se calculará en columna separada el saldo después de cada anotación.

• En otra columna se calculará el tiempo que serán los días que median entre su vencimiento y el vencimiento de la siguiente partida. Los días de la última partida serán los que median entre su fecha de valor y la fecha de cierre.

• Después se calcularán en columna separada los números comerciales, que es el producto de cada saldo por los días calculados en la columna anterior.

• Colocadas todas las partidas y calculados los números comerciales, el saldo de éstos serán la diferencia entre los números deudores y acreedores y el interés de liquidación se calculará multiplicado el tipo de interés de la cuenta por el saldo de los números comerciales y se anotarán con el mismo saldo que el de los números comerciales.

• Como los vencimientos de las partidas no tienen porqué producirse cronológicamente, al calcular los días de cada uno de los saldos puede darse la circunstancia de que los días den con signo negativo, es decir la partida siguiente tiene fecha de valor anterior a la partida precedente, entonces aparece el número rojo, en cuyo caso el número comercial se consignará con signo negativo.

• Las cuentas corrientes altamente remuneradas:

Son cuentas corrientes a interés no recíproco con una alta remuneración y que presenta unas características que las definen:

• La existencia del saldo medio: O cantidad mínima que hay que tener en la cuenta de media en un tiempo determinado para obtener el alto interés. El saldo medio es una media ponderada de capitales por sus tiempos dividido entre los días totales.

• La Franquicia: Es el tramo de dinero que no se remunera, independientemente del saldo medio, o se remunera muy poco.

• El interés se paga después de calculado el saldo medio, si éste es inferior al mínimo se paga un interés bastante inferior al que se paga si el saldo supera el medio, en este caso el interés se paga sobre la diferencia entre el saldo medio y la franquicia.

 Ejemplo: Liquidar la siguiente cuenta, cuyo titular ha realizado los movimientos que figuran en la tabla, al 30 de junio, con comisiones por apunte de 0,75 €, intereses del 4 % anual y retenciones sobre ellos del 18 %.

Vamos colocando las partidas y efectuando los cálculos: Los días se cuentan de fecha valor a fecha valor. El saldo se obtiene sumando o restando las partidas y los números son el producto del saldo por los días.

Saldo al cierre 60.053,52 2865.000

Los intereses: 2.865.000 • 0,04 /365 = 314 €, la retención 18 % de 314 € = 56,52 €.

Comisión por apuntes = 0,75 x 4 = 3 €.

Saldo al cierre: 60.000 + 56,52 – 3 = 60.053,52 €.

 Ejemplo: Liquidar la siguiente cuenta, con las siguientes condiciones:

• Tipo anual de interés para saldos acreedores: 1 %

• Tipo anual de interés para descubiertos: 8 %

• Comisión descubierto: 2 % sobre el mayor saldo descubierto en el período.

• Fecha de liquidación: 30 abril.

• La entidad bancaria utiliza 365 para calcular los intereses deudores y acreedores.

Los movimientos efectuados han sido:

Saldo al cierre 16951,52 84.000 887.000

- Cálculo intereses deudores: 84.000 • 0,08 /365 = 18,41 €.

- Cálculo intereses acreedores: 887.000 • 0,01/365 = 24,30 €.

- Cálculo de la retención: 18 % de 24,30 = 4,37 €.

- Comisión sobre mayor descubierto se tiene en cuenta la fecha de la operación, no la de valor por lo tanto el primer movimiento (6.000) no produce descubierto porque en la misma fecha se ingresa más dinero (30.000) . Será sobre 3.000 € • 2 % = 60 €

- Saldo: 17.000 + 34,30 – 18,41 – 4,37 – 60 = 16.951,52 €