FACTORES CRÍTICOS QUE AFECTAN EL POSICIONAMIENTO COMPETITIVO DE LAS PRINCIPALES CADENAS AGROALIMENTARIAS DE LA PROVINCIA DE LA PAMPA

FACTORES CRÍTICOS QUE AFECTAN EL POSICIONAMIENTO COMPETITIVO DE LAS PRINCIPALES CADENAS AGROALIMENTARIAS DE LA PROVINCIA DE LA PAMPA

Gabriela Marina Iturrioz

Volver al índice

II.2.4. Eslabón de la intermediación comercial

Los intermediarios comerciales de hacienda en la provincia ascienden a 35 firmas, un 12% de los existentes en todo el país (Iriarte, 2005). Los mismos comercializan 366.235 cabezas anualmente, de las cuales un 64% proviene de los establecimientos ganaderos de la provincia y el resto de extra zona. Dentro de este eslabón se pueden identificar tres categorías. El consignatario de hacienda, que representa el 12% del total; el comisionista que absorbe un 45%, mientras que el resto corresponde a la figura que cumplen ambas funciones (mixtos) .

Los consignatarios puros son sucursales de grandes firmas nacionales, con sus casas matrices en el Mercado de Liniers. En cambio los que además cumplen funciones de comisionistas (mixtos) comenzaron siendo pequeñas firmas provinciales articuladas con la producción primaria. Estos en la actualidad poseen varias sucursales emplazadas en diferentes puntos de la provincia con una amplia variedad de servicios al productor, desde la comercialización de hacienda y provisión de insumos (rollos, maquinaria, implementos agrícolas, etc), hasta el financiamiento y asesoramiento en diferentes áreas (trazabilidad, sanidad, manejo del rodeo, suplementación en épocas de sequía, administración de campos, etc). Otros ejemplos de asistencia al productor (ofrecidos particularmente por los consignatarios), pueden ser la obtención de guías en su nombre, conseguir el transporte de hacienda ó servicios bancarios.

Los consignatarios de hacienda concentran la mayor parte de sus actividades en las ventas directas al Mercado de Liniers (64%) y en menor medida en la realización de remates ferias (36%). Por su parte, los comisionistas, presentan una variedad más amplia, donde los remates ferias y las ventas directa a invernada son las que mayor presencia tienen (36% cada una), seguidas de las ventas directa a faena (10%) y en último término las ventas a Liniers con el 4% (gráfico 8).

En cuanto a las categorías de animales comercializados, se observa una mayor presencia de novillos y vaquillonas para ambos intermediarios (35 y 25% respectivamente) que de terneros (19%). En relación a la comisión cobrada por estos actores, se detecta un 2-3% para el comisionista y del 4-5% los consignatarios, lo que es explicado por el mayor capital involucrado en el negocio de estos últimos (instalaciones, personal, etc).