FACTORES CRÍTICOS QUE AFECTAN EL POSICIONAMIENTO COMPETITIVO DE LAS PRINCIPALES CADENAS AGROALIMENTARIAS DE LA PROVINCIA DE LA PAMPA

FACTORES CRÍTICOS QUE AFECTAN EL POSICIONAMIENTO COMPETITIVO DE LAS PRINCIPALES CADENAS AGROALIMENTARIAS DE LA PROVINCIA DE LA PAMPA

Gabriela Marina Iturrioz

Volver al índice

II.2.4.2. Capacidad productiva y tecnológica

La ganadería de cría en La Pampa es el sector más relegado de la cadena por su baja rentabilidad. A esto se le suma la fuerte competencia con la agricultura lo que determina un desplazamiento de la primera hacia áreas cada vez más marginales.

La región del monte occidental, es una zona de baja eficiencia productiva, siendo el mejor índice obtenido el departamento Chalileo (ver mapa político de La Pampa en el anexo II) con un 45,6% de destete y el peor el del departamento Puelén (30%).

En ella se producen aproximadamente unos 5,6 Kg/ha, muy por debajo de las otras dos regiones. De acuerdo a INTA (2002) la zona oeste presenta un nivel tecnológico bajo, que se caracteriza por un destete tradicional (de 6 meses en adelante) y un entore de vaquillonas a partir de los dos años. No es habitual el uso de tecnologías como tacto pre – servicio y evaluación de capacidad reproductiva en toros, más común de las zonas con nivel tecnológico medio. El pastoreo continuo es la técnica más difundida, siendo los recursos forrajeros principalmente el campo natural, con pastizales y algunos verdeos. Otra característica de la región es la presencia de un plan sanitario incompleto, con escaso control de tuberculosis y nulo de enfermedades venéreas.

La zona del Caldenal se caracteriza por obtener rendimientos productivos de entre 15 y 20 kg/ha, lo que la posiciona en valores intermedios entre el oeste y la estepa provincial. El nivel tecnológico habitual es medio y presenta un plan sanitario con algunas falencias, como la falta de control de venéreas y el bajo porcentaje de adopción de la triple (mancha, gangrena y entero toxemia). Tecnologías como el tacto pre-servicio y capacidad reproductiva en toros no son adoptadas en la región, mientras que otras como el estacionamiento del servicio se da en una minoría de las EAP’s. El pastoreo continuo es el más habitual, utilizando como recurso forrajero los rastrojos y algo de rollos y silo.

De acuerdo con el Plan Ganadero provincial (2005), las enfermedades venéreas son uno de los problemas que más afecta la productividad de los sistemas de cría locales y el deficiente control conlleva a su vez a la falta de adopción de otras tecnologías como el estacionamiento del servicio, el tacto rectal, el manejo forrajero del pastizal.

Finalmente, la zona mixta (1 y 2) se dedica en la mayor parte de su territorio al ciclo completo (65%) y el resto a la actividad de invernada. La zona norte presenta rendimientos productivos de entre 173 y 212 kg/ha, mientras que la sur alcanza los 120 kg/ha en promedio. Ambos territorios se caracterizan por un nivel tecnológico medio, con planes sanitarios completos en casi todos los establecimientos, que incluyen además de las vacunaciones obligatorias (aftosa y brucelosis) otras prácticas menos habituales dentro del territorio como los controles de venéreas, vacuna triple (mancha, gangrena y entero toxemia en terneros), tuberculosis, etc. El destete precoz es una práctica difundida en este nivel tecnológico y el estacionamiento del servicio es común en más del 60% de los casos. El pastoreo rotativo es una herramienta habitual de la zona, con importante control de plagas y malezas. Los recursos forrajeros más utilizados son los rollos, fardos y las pasturas de variedades mejoradas.