FACTORES CRÍTICOS QUE AFECTAN EL POSICIONAMIENTO COMPETITIVO DE LAS PRINCIPALES CADENAS AGROALIMENTARIAS DE LA PROVINCIA DE LA PAMPA

FACTORES CRÍTICOS QUE AFECTAN EL POSICIONAMIENTO COMPETITIVO DE LAS PRINCIPALES CADENAS AGROALIMENTARIAS DE LA PROVINCIA DE LA PAMPA

Gabriela Marina Iturrioz

Volver al índice

 

IV.2.4.2. Capacidad productiva y tecnológica

En la campaña 2006/2007 la superficie provincial implantada con trigo fue de 95 mil has., con una producción de 112 mil toneladas y un rendimiento de casi 1,3 tn/ha. Estos valores posicionan a La Pampa muy por debajo de la media nacional (2,5 tn/ha).

Casi el 40% de la superficie sembrada de trigo en la provincia, se encuentra concentrada en tres departamentos provinciales (Guatraché, 16%; Conhelo, 13%; Atreucó, 10%). Entre los tres producen el 39% (85.719 ton.) del trigo provincial con un total de 851 EAPs (CNA, 2002).

En cuanto al rendimiento productivo por hectárea, es de destacar que los mayores índices los obtienen departamentos de la zona noreste, a pesar de que son los de menor presencia del cultivo en relación a la superficie agrícola total. Para dar un ejemplo, se puede citar al departamento Chapaleufú con un rendimiento de 2.300 Kg/ha y con apenas el 2,3% de la superficie provincial sembrada con trigo para la campaña 2003/2004. Otro ejemplo es el departamento Maracó con índices de rendimiento de 2000 Kg/ha y con una superficie sembrada de 7.800 has (3% de la superficie provincial)

Este es el sector productivo donde más lentamente se ha ido incorporando tecnología, en comparación con otras regiones trigueras del país. Las principales características de adopción tecnológica de las zonas mixtas norte y sur se detallan a continuación, observándose algunas diferencias entre éstas y la media nacional. En el caso de la zona mixta sur, el barbecho no se realiza en un 70% de los casos, mientras que aquellos que adoptan esta técnica lo hacen de manera mecánica; en cambio en la zona norte la situación es totalmente a la inversa, el 70% de los productores realizan barbecho mediante técnica mecánica (siguiendo la usanza nacional en este aspecto), y el resto directamente no utiliza la técnica.

Más de un 60% de los productores utilizan semillas de producción propia en ambas zonas. En todo el país esta técnica está divida, la mitad de los productores utilizan semilla propia y la otra mitad la compran.

La labranza es realizada de forma convencional por la mayor parte de los productores de ambas zonas, utilizándose la siembra vertical más habitualmente en la zona mixta norte que en la zona sur. A nivel país la técnica de siembra directa en este cultivo tiene mucha difusión, alcanzando hasta un 60% de los cultivos, y en menor medida se utilizan las técnicas convencional y vertical.

En líneas generales, a lo largo de la provincia se observa que las explotaciones poseen maquinaria propia para siembra, a diferencia de otras zonas productivas del país, en donde se da un mayor número de casos donde se subcontrata el servicio de terceros para la siembra del trigo.

Finalmente el equipo utilizado para la cosecha es propiedad de los productores en un 60%, mientras el resto contrata los servicios de terceros. Esta es otra característica contraria a la media nacional, en donde los equipos de cosecha, para igual nivel tecnológico, son contratados a terceros en un 60% de los casos, mientras que el 40% restante los tiene en propiedad.