GUIA DE ORIENTACIONES PARA LA EVALUACIÓN Y SEGUIMIENTO DE PROYECTOS DE DESARROLLO

GUIA DE ORIENTACIONES PARA LA EVALUACIÓN Y SEGUIMIENTO DE PROYECTOS DE DESARROLLO

Francisco José Calderón Vázquez

Volver al índice

 

 

 

 

9.- Aproximación a los elementos del Proyecto y a los esquemas operativos de diseño

Un proyecto se define y se formula a partir de la identificación y cuantificación de los problemas que pretendemos superar. Por ello la Problemática de Desarrollo a la que se enfrenta y pretende superar el proyecto es el referente básico de la formulación del proyecto y de la calidad de la planificación. Parece evidente que el Proyecto de Desarrollo debe ser coherente, adecuado y consecuente con la problemática sobre la que pretende incidir, de otra manera el proyecto resultaría irrelevante a efectos de desarrollo.

Normalmente la estructura y organización del Proyecto de Desarrollo responde a alguna de las variantes metodológicas del denominado Marco Lógico o Enfoque del Marco Lógico (Logical Framework Approach). El “Marco Lógico” establece una serie de secuencias lógicas de relación entre los distintos elementos, de ahí su denominación, secuencias lógicas que podrían resumirse de la siguiente manera: con los insumos, recursos o medios (humanos, financieros, técnicos, materiales, etc.) se realizan y se llevan a cabo las actividades; mediante la ejecución de las actividades se alcanzan los resultados; la consecución de los resultados conlleva el logro de los objetivos específicos o inmediatos; alcanzar los Objetivos Específicos contribuye a la consecución del Objetivo General.

Independientemente de la virtualidad de dicho método, de la simplificación extrema de la realidad del subdesarrollo que a veces su empleo conlleva, y a pesar de sus defectos y carencias científicas, en la actualidad constituye una suerte de lengua común aplicado por muchas organizaciones e instituciones, comenzando por la propia Comisión Europea, agencias y entidades de Naciones Unidas y las distintas grandes agencias de desarrollo como GTZ, NORAD, JAICA, SADI, USAID, etc. En este sentido, y como tal Lingua Franca, o como tales coordenadas de situación dentro de las cuales moverse, el Marco Lógico podría resultar útil como instrumento básico de planificación, para una planificación sencilla concisa y medible, previendo posibles riesgos.

Una vez definida la Problemática o los problemas sobre los que se pretenda incidir, podemos proceder a diseñar el proyecto en función de los ítems fundamentales al Enfoque del Marco Lógico (EML) configurando los siguientes elementos: