UN MODELO RACIONAL DE ORGANIZACIÓN TERRITORIAL. APLICACIÓN A CATALUÑA

UN MODELO RACIONAL DE ORGANIZACIÓN TERRITORIAL. APLICACIÓN A CATALUÑA

Josep Maria Franquet Bernis

Volver al índice

 

 

 

 

4. LAS NUEVAS COMARCAS RESULTANTES

Podemos definir la comarcalización como un proceso de ordenación del territorio y de gestión de las políticas en el ámbito rural, basado en el reconocimiento del hecho comarcal como una realidad social, humana, geográfica, histórica, cultural y económica, básica para la aplicación de políticas que fijen la población y permitan la construcción de un modelo de desarrollo socioeconómico, sostenible, moderno y eficiente. La comarcalización, en definitiva, se constituye en un instrumento democratizador, capaz de generar la ilusión, los recursos públicos y la actividad socio-económica necesaria para dotar al territorio de un medio rural vivo. Las comarcas se definen como un ámbito, razonable y eficiente, para la práctica del principio de subsidiariedad, y para la aplicación de políticas de desarrollo generadas por el propio tejido social.

En el Anexo nº: 6 pueden verse las tablas correspondientes de las 38 nuevas comarcas resultantes del proceso de cálculo descrito, con diversas especificaciones gráficas y datos sobre los municipios que las conforman racionalmente atendiendo a los criterios ya expresados de equilibrio económico-espacial, altitud (metros sobre el nivel medio del mar en Alicante de la capital municipal), superficie municipal (Km2), población de derecho, densidad de población (hab./Km2) y características relevantes del municipio medio. Se ha señalado específicamente la capital o cabecera de la comarca. Su configuración planimétrica corresponde también con la del mapa adjunto nº: 5 del Anexo nº: 1.

Por otra parte, y atendiendo a los criterios o hipótesis de partida ya expresados de mantenimiento y/o reducción del número de comarcas para la consecución de economías de escala o de acumulación, no hemos considerado conveniente la aplicación del presente modelo gravitatorio sobre las tres comarcas de posterior creación (“Pla d’Urgell”, “Alta Ribagorça” y “Pla de l’Estany”), aunque sí hemos señalado mediante un asterisco (*), a continuación del municipio correspondiente, dicha circunstancia en la tabla o cuadro de la nueva comarca.