UN MODELO RACIONAL DE ORGANIZACIÓN TERRITORIAL. APLICACIÓN A CATALUÑA

UN MODELO RACIONAL DE ORGANIZACIÓN TERRITORIAL. APLICACIÓN A CATALUÑA

Josep Maria Franquet Bernis

Volver al índice

 

 

 

 

6. DISTANCIAS ENTRE CAPITALES DE REGIÓN

A continuación, se expresan las distancias en kilómetros medidas por carretera y en línea recta entre las diferentes capitales de región propuestas en nuestro estudio. A saber:

7. LOS TRIÁNGULOS INTERREGIONALES

A continuación, se adjuntan sendas tablas (para el caso de las comarcas clásicas y el de las comarcas nuevas) con especificación de las superficies parciales del territorio que corresponde asignar a las regiones de Cataluña en base a los criterios de repartición gravitatoria de los 6 triángulos intermedios que se obtienen entre las mismas, que ya han sido explicitados en el Capítulo 6, apartado 6.3, de nuestro libro “Análisis territorial. División, organización y gestión del territorio” y que pueden verse grafiados en los mapas núms. 8 y 9 del Anexo 1, referentes, respectivamente, a la regionalización geométrica objetiva con las comarcas clásicas y con las nuevas.

Alternativamente, puede considerarse perfectamente aceptable la repartición de aquellos triángulos interregionales en partes proporcionales a tres números dados cuyo valor resulta conocido o bien se halla prefijado de antemano (que pudieran ser, paradigmáticamente, la superficie de las tres regiones colindantes, sus respectivas poblaciones o rentas totales, etc.). Esta división o afijación proporcional (que, por cierto, no es la utilizada en nuestro trabajo, que se basa, como ya se ha explicado, en la determinación del centro de masas) tendría lugar mediante líneas rectas que, partiendo de los tres vértices del triángulo, concurren en punto determinado o lugar geográfico.

Se tendría, pues, lo siguiente:

Relación de triángulos Capitales de regiones parciales

1 Tortosa-Lleida-Tarragona

2 Tarragona-Lleida-Manresa

3 Lleida-Pirineus-Manresa

4 Manresa-Pirineus-Girona

5 Barcelona-Manresa-Girona

6 Barcelona-Tarragona-Manresa

REGIONALIZACION GEOMÉTRICA (COMARCAS CLASICAS)

8. LA CAPITALIDAD DE CATALUÑA

Siguiendo un proceso paralelo y similar al experimentado en la selección de las “cabeceras de región” (explicado en el anterior epígrafe 1.2. de este mismo capítulo), de la comparación entre las regiones surgirá la “cabecera de nación o comunidad autónoma”. Del mismo modo, esta sencilla jerarquización regional se ha llevado a cabo obteniendo, para cada una de las 7 regiones que agrupan las comarcas “clásicas” de Cataluña (así como también para las 7 regiones que agrupan las comarcas “nuevas” obtenidas de nuestro estudio) el correspondiente promedio Ri/Rj, que expresa la media aritmética de los cocientes entre las rentas totales de la comarca capital de una región determinada y las de las comarcas capitales de las regiones vecinas o colindantes. Dicho valor, para los dos casos en consideración (regionalización con comarcas “clásicas” y comarcas “nuevas”), puede verse reflejado en el siguiente cuadro y, según puede comprobarse, como ha sucedido con otras determinaciones de nuestro estudio, posee validez aplicando datos de años o ejercicios posteriores, por lo que debe aceptarse su perdurabilidad para un período de tiempo suficientemente dilatado.

Se obtienen, en definitiva, unos valores medios, para toda Cataluña, de 3’79 y 4’12, según el caso. Por encima de ellos, sólo se halla la región-I de Barcelona (con Ri/Rj = 16’72 y Ri/Rj = 17’99, respectivamente, para las comarcas clásicas y las nuevas) que, de este modo, queda configurada de modo indiscutible como “cabecera de nación” o capital de Cataluña. Llegados a este punto, resulta curioso constatar, una vez más, el notable grado de adecuación de los modelos gravitatorios y econométricos aplicados a nuestro estudio a la realidad socioeconómica y demográfica del país, con lo que el proceso de retroalimentación o “feed-back” (control de los resultados obtenidos) resulta altamente satisfactorio.