EL PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN AMBIENTAL
LA PRÁCTICA ARGENTINA

EL PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN AMBIENTAL LA PRÁCTICA ARGENTINA

Mirta Liliana Bellotti y otros

Volver al índice

 

 

 

 

PARTE IV. APLICACIÓN DEL PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN EN LA ANTÁRTIDA

A partir de la ratificación por parte de Argentina del Protocolo al Tratado Antártico sobre la Protección del Medio Ambiente, aprobado por Ley de la Nación 24216, la protección global del medioambiente antártico y los ecosistemas dependientes ha pasado a ser un compromiso para el país274. Si bien, el Protocolo ha logrado reunir en un sólo texto, normas previamente establecidas, las actividades argentinas en el sector antártico han debido reconsiderarse con miras a un incremento de las medidas de conservación, protección y mantenimiento del ambiente, tal como expresa el Preámbulo del referido Protocolo, muchas de ellas enmarcadas en un comportamiento cautelar basado en el principio de precaución.

La presencia humana es uno de los factores de mayor riesgo potencial para la preservación de los ecosistemas del Continente Blanco, en particular, la creciente actividad turística.

Por ello, en esta parte, nos centramos en esos dos aspectos275.