FUNDAMENTOS TEÓRICOS PARA LA IMPLEMENTACIÓN DE LA DIDÁCTICA EN EL PROCESO ENSEÑANZA-APRENDIZAJE

FUNDAMENTOS TEÓRICOS PARA LA IMPLEMENTACIÓN DE LA DIDÁCTICA EN EL PROCESO ENSEÑANZA-APRENDIZAJE

Carlos Manuel Cañedo Iglesias
Matritza Cáceres Mesa

Volver al índice

 

 

 

 

3.9. OCTAVA ETAPA: CARACTERIZACIÓN GENERAL DE LA ASIGNATURA DESDE EL PUNTO DE VISTA METODOLÓGICO Y ORGANIZATIVO OBJETIVO

• Describir la estructura metodológica y organizativa que adoptará la asignatura para el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje, a partir del análisis de los objetivos y contenidos, en función de garantizar el aprendizaje significativo de los estudiantes y su contribución en la formación del profesional ACTIVIDADES.

• Analizar que en este apartado del Programa Analítico, el profesor debe expresar de forma sintética las consideraciones metodológicas y de organización de la asignatura, para el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje, en función del aprendizaje centrado en el estudiante, para lo cual deberá tener en cuenta los siguientes aspectos:

• Carácter teórico, práctico o teórico práctico de la asignatura.

• Métodos de enseñanza en función de los objetivos y contenidos de la asignatura

• Formas de organización de la enseñanza en función de los métodos

• Recursos didácticos que garanticen la asimilación de los conocimientos por los estudiantes y apoyen la aplicación de los métodos de enseñanza.

• Relación del componente académico con el investigativo.

• Organización del trabajo independiente de los estudiantes que garantice su participación activa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

• Tipos de seminario que utilizará en función del contenido de cada tema

• Objetivo general de las prácticas de laboratorio.

Es importante que el profesor comprenda que estos aspectos pueden ser susceptibles de variación durante el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje, por demandas de la propia dinámica y mecánica del proceso, donde influyen diversos factores de carácter psicológico y pedagógico, sin embargo con esta visualización metodológica general, el profesor está en condiciones de ajustar y adecuar los presupuestos teóricos del programa a las situaciones docentes típicas que se producen en el aula donde desarrolla su práctica docente, evitando improvisaciones y la falta de planeación.

• Consultar en el capítulo II, el epígrafe 2.3., el método, cómo se aprende y enseña, así como el epígrafe 2.3.5, los procedimientos de la enseñanza en las Orientaciones Metodológicas.

• Seleccionar los métodos de enseñanza que por sus características garanticen el aprendizaje del estudiante. Para esta selección es importante que el profesor analice los siguientes aspectos:

• Los objetivos generales de la asignatura

• Los objetivos particulares de cada unidad o tema

• Las características de los contenidos

• El tiempo que dispone para el desarrolle de cada unidad o tema.

• El tiempo que dispone para cada clase, dentro del tema.

• Consultar el epígrafe 2.4., del capítulo II, referente a las formas de organización del proceso de enseñanza-aprendizaje, en las Orientaciones Metodológicas.

• Determinar las formas organizativas para el desarrollo del Programa de la Asignatura, relacionando este aspecto con los métodos de enseñanza seleccionados.

• Consultar el epígrafe 2.5., del capítulo II, los recursos didácticos, con qué enseñar y aprender, de las Orientaciones Metodológicas.

• Hacer un inventario de los recursos didácticos disponibles para impartir la asignatura.

• Determinar las necesidades o carencias de los recursos didácticos a partir del análisis del contenido, métodos y formas organizativas que proponen para el desarrollo de la asignatura en el semestre.

• Seleccionar los recursos didácticos que utilizará para el desarrollo del programa.

• Explicar las consideraciones metodológicas y de organización de la asignatura en el apartado 8.1, del Programa Analítico.