LA ECONOMÍA MEXICANA. CRISIS Y REFORMA ESTRUCTURAL. 1984-2006

LA ECONOMÍA MEXICANA. CRISIS Y REFORMA ESTRUCTURAL. 1984-2006

Hilario Barcelata Chávez

Volver al índice

 

 

 

 

POPULISMO DESARROLLISTA Y NEOLIBERALISMO EMPOBRECEDOR

3 de julio de 1999

En su gira por Uruguay de la semana pasada y en dos diferentes y consecutivas ocasiones, el Presidente de México, atacó fuertemente a los críticos del Neoliberalismo. No sólo a los de nuestro país, sino a los de todo el mundo político, al afirmar que la pobreza y la desigualdad económica en los pueblos de América Latina son “herencia del estatismo y la irresponsabilidad fiscal de los gobiernos populistas”. Dijo, además, que “culpar de ello a las políticas económicas desplegadas hace pocos años (o sea las de los gobiernos neoliberales) es un acto de hipocresía y deshonestidad intelectual”. Asimismo afirmó que “sufren de amnesia política quienes no recuerdan que las políticas paternalistas, proteccionistas e intervencionistas han sido la verdadera causa del atraso, de la pobreza y de la concentración del ingreso”.

Muy fuertes palabras que merecen llevarse al terreno de los hechos históricos, tal como lo pidió, en el mismo foro, el propio presidente mexicano. Por ello procedo a medir el alcance de tales afirmaciones y la validez de las críticas de ambos lados, mediante el análisis del desempeño de algunas variables económicas durante el transcurso de los gobiernos populistas y durante el de los gobiernos neoliberales.

En primer lugar, podemos observar el comportamiento del Producto Interno Bruto real (PIB), que nos permite conocer la capacidad de crecimiento y fortaleza de una economía nacional. Tomando quince años en los que cada tipo de gobierno ha tenido vigencia, se ve que de 1968 a 1982 (gobierno populista) el índice de crecimiento del PIB real alcanzó un 258.5%, creciendo a una tasa media anual (t.m.a.) del 6.5%. Es decir que durante estos quince años la economía creció, en promedio 6.5% cada año. En cambio durante quince años de gobiernos neoliberales, (de 1983 a 1997), el índice de crecimiento del PIB real fue de 139.3%, lo que significa que la economía creció a una t.m.a. del 2.2% inferior, notablemente a la del primer período señalado.

De igual forma se puede observar el comportamiento del PIB per cápita, que nos permite medir de modo general, el nivel de bienestar de la población. Se puede observar que esta variable, en el período 1968-1982, tuvo un incremento acumulado de 70.2% creciendo a una t.m.a. de 3.2% cada año y alcanzado un monto máximo de 16,671.00 pesos constantes en 1982.