LA ECONOMÍA MEXICANA. CRISIS Y REFORMA ESTRUCTURAL. 1984-2006

LA ECONOMÍA MEXICANA. CRISIS Y REFORMA ESTRUCTURAL. 1984-2006

Hilario Barcelata Chávez

Volver al índice

 

 

 

 

LIBERTAD ECONÓMICA

11 de Marzo de 2005

La Heritage Foundation y Wall Street Journal, acaban de publicar el Índice de Libertad Económica (ILE) 2005, en su décima primera versión anual.

Este Índice es un instrumento de medición empírica desarrollado a fines de los 80, para determinar el grado de libertad económica en el mundo.

El ILE mide la situación de 161 países con una lista de 50 variables independientes agrupadas en 10 grandes componentes esenciales de la libertad económica en las cuales existe complementariedad. Estos componentes son: Política de comercio; Carga Fiscal; intervención estatal en la economía; política monetaria; flujos de capital e inversión extranjera; bancos y finanzas; salarios y precios; derechos de propiedad; regulaciones y mercados informales.

Este estudio es más que un mero ranking de economías, porque implica un análisis cuidadoso de los factores que afectan la economía, su funcionamiento, institucionalidad y, también, la mezcla de políticas publicas que son aspectos que influyen en desarrollo económico de los países.

Aunque existen varias teorías acerca de los orígenes y causas del desarrollo económico, los resultados de este estudio son más reveladoras: .Tal como lo demostraron las ediciones anteriores, el aumento de la libertad económica en un factor genera una mayor libertad económica en otro. Asimismo, una disminución de la libertad en un área reduce las posibilidades de sacar provecho de la libertad económica existente en otra área. Los países con la mayor libertad económica tienen también los que tienen las tasas de crecimiento económico más altas en el largo plazo y son más prosperas que aquellas con menos libertad.Esto queda demostrado al observar que las economías menos libres según su ÍLE, tales como Corea del Norte y Burma, están entre las más pobres y menos dinámicas del escenario global. En cambio Luxemburgo y Estonia están entre las más estables respecto del ciclo internacional, se encuentran entre las mas globalizadas y están permanentemente mejorando su estructura económica, instituciones y políticas públicas, de modo que figuran con cierta continuidad en los primeros lugares. En otras palabras, las diez primeras economías del ranking de libertad económica pueden reconocerse como líderes en la región a la que pertenecen e incluso a nivel global.

El ILE 2005 demuestra que la libertad económica continúa avanzando en todo el mundo, y que la cantidad de personas que disfruta de los beneficios de esta expansión es cada vez mayor. Tres regiones han experimentado mejoras netas significativas en la edición de este año. América del Norte y Europa experimentan la mayor mejora de su historia. Mientras que la libertad económica sólo disminuyó en 9 economías, el nivel ha mejorado en 32 países. Las economías que, aunque pequeñas, demuestran una tendencia reformista, como Polonia, Bulgaria, Islandia y Hungría, se han abocado firmemente a la obtención de una mayor libertad económica. Por lo tanto, esta región continúa siendo la más libre, con 6 de los 10 países mejor clasificados. Tanto Asia y el Pacífico como África subsahariana han experimentado una mejora neta de 7 y 6 países, respectivamente. Sin embargo, en el resto del mundo persisten los obstáculos para lograr una mayor libertad económica. Por ejemplo, África del Norte y Medio Oriente muestran una caída neta de 7 países, y América Latina y el Caribe no registran ningún cambio. El Índice 2005 marca un hito con respecto a Estados Unidos. Por primera vez, dejó de formar parte de las 10 economías más libres.

Uno de los aspectos que más resaltan del Índice 2005, es que Chile logró avanzar al 11° lugar, quedando situado inmediatamente después de Australia y mejor que Estados Unidos y Suiza, que están en el puesto número 12. En el lugar 14 está Suecia y el 15 está ocupado por Finlandia, ambas economías de alto nivel de competitividad y muy integradas globalmente.

Lo anterior significa que Chile es la economía más libre en América Latina, y con mucha ventaja, ya que los países que le siguen están situados en lugares muy lejanos: El Salvador (24), Uruguay (43), México (63), Brasil (90) y Argentina (114).