LA ECONOMÍA MEXICANA. CRISIS Y REFORMA ESTRUCTURAL. 1984-2006

LA ECONOMÍA MEXICANA. CRISIS Y REFORMA ESTRUCTURAL. 1984-2006

Hilario Barcelata Chávez

Volver al índice

 

 

 

 

LA CRISIS DE LA INDUSTRIA NACIONAL

23 de agosto de 2003

Uno de los sectores que más ha resentido los efectos de la crisis de la economía nacional es la industria manufacturera. Según datos del INEGI, observando el comportamiento de la producción durante el primer semestre de cada año, desde el 2000, el PIB industrial ha caído estrepitosamente, mostrando una tasa de crecimiento negativo del -5.7% de ese año a la fecha.

Esta caída se debe al pronunciado deterioro productivo que han mostrado las ramas que componen este sector económico, particularmente el de aquellas que tienen un mayor peso al interior de la industria. Tal es el caso de la rama de los Productos metálicos y maquinaria y equipo, cuya producción representa el 30% del valor total de la industria nacional y tuvo una caída en el primer semestre del 2003 del -9.2 por ciento. Reducción que es más pronunciada si se compara 2003 con el año 2000, ya que alcanza un -11.7 porciento. Lo mismo pasa con la Rama de Sustancias químicas, derivados del petróleo, productos de caucho y plástico que representa un 15% del valor total de la producción industrial y sufrió una caída en el primer semestre del 2003 del -1.2 por ciento y durante todo el período, del 4.3%. En las mismas condiciones se encuentra la rama textil y de prendas de vestir que participa con el 7% de la producción total y cuya caída en este año fue del -12.5 por ciento, pero en todo el período tuvo una reducción del -21.5%. Lo mismo sucede con la rama de Industrias Metálicas Básicas que cae -3.7% en todo el período; la rama del papel y productos de papel e imprenta cae un -3.9 por ciento; Otras Industrias Manufactureras se reduce un 16.8% y la Industria de la Madera y Productos de Madera que decrece un -10.3.

Esto significa que con excepción de dos ramas que si mostraron crecimiento: la de alimentos, bebidas y tabaco y la de Productos Minerales son metálicos, el resto está inmerso en una profunda recesión. Es decir, el 66 por ciento de la industria nacional no tiene condiciones para crecer y de hecho presenta reducciones en el valor de su producción en los últimos tres años.

Estos datos evidencian la incapacidad de la industria nacional para seguir siendo el eje impulsor del crecimiento de la economía mexicana. Ahora el sector que propicia el poco crecimiento económico es el de los servicios financieros, aunque tiene una limitada capacidad para hacerlo, dada su poca influencia sobre los niveles de demanda y oferta de bienes y servicios, sin embargo, es de los pocos sectores que crecen, y dan , aunque sea un escaso crecimiento a la economía nacional.

La llamada de atención de los datos es clara: es urgente salvar la industria nacional.