LA ECONOMÍA MEXICANA. CRISIS Y REFORMA ESTRUCTURAL. 1984-2006

LA ECONOMÍA MEXICANA. CRISIS Y REFORMA ESTRUCTURAL. 1984-2006

Hilario Barcelata Chávez

Volver al índice

 

 

 

 

EL SOMBRÍO PANORAMA ECONÓMICO DE MÉXICO

23 de mayo de 2003

La actividad económica en México ha estado caracterizada en los últimos dos años por un lento, desigual y desequilibrado crecimiento.

A nivel global, el Producto Interno Bruto (PIB) ha crecido –en el período 2000-2002- en tan sólo un 0.5%, es decir, prácticamente ha habido un estancamiento económico. Sin embargo, al hacer un análisis desagregado, es posible observar grandes disparidades en las actividades más importantes del país. Así, el sector comercio, restaurantes y hoteles, cuya producción representa el 21% del valor del PIB nacional tuvo una fuerte caída del –2.5%; de igual forma, la industria manufacturera que contribuye con el 19% del PIB, tuvo una estrepitosa caída del -4.3%; los servicios comunales, sociales y personales que representan el 20% del PIB, crecieron apenas un 1%. Esto significa que las actividades que contribuyen con el 60% del PIB nacional, decrecieron en promedio un -1.1% durante el período mencionado, situación que apenas ha sido compensada por el comportamiento de los servicios financieros y del sector transporte, almacenaje y comunicaciones, que si bien crecieron en un 9.6% y 5.6% respectivamente, su importancia en el PIB total es más reducida pues, en conjunto representan 27% del total.

De aquí se observa, entonces, que las actividades más importantes se encuentran en severa recesión económica y que las que están creciendo no tienen una importancia tal como para enderezar el rumbo económico.

El caso de la industria manufacturera es importante analizarlo con mayor detenimiento puesto que representa un sector de suma importancia, no sólo por su peso en el valor total de la producción, sino porque es el sector que más contribuye a las exportaciones del país, por lo que constituye un sector que en mucho contribuye a darle impulso a la dinámica económica nacional, pero también, se convierte en una fuerte causa de la recesión actual.

Las tres ramas industriales más importantes del país, que contribuyen con el 71% del total del producto de este sector, se encuentran en una profunda recesión. La rama de productos metálicos, con una contribución del 31% del total industrial decreció un-8.4% de 2000 a la fecha; la producción de sustancias químicas y derivados de petróleo, que contribuye con el 26%, cayó un –4.4%; en tanto que los productos alimenticios, bebidas y tabacos crecieron un 3.8%. Es decir, en conjunto estas tres ramas vitales para el país, mostraron en conjunto, una caída promedio de –3% durante el período de análisis. De hecho sólo 2 de las ocho ramas industriales mostraron un muy débil crecimiento

Estos datos permiten concluir que la economía mexicana se encuentra en serios problemas.

Sus actividades más importantes, las que más generan riqueza y empleo se encuentran en precarias condiciones, sin que haya, hasta el momento, elementos para considerar que su situación cambiará en el corto plazo. Esto significa que la recesión se alargará todo lo que resta del año, postergando la recuperación para otros tiempos.