NEOLIBERALISMO ECONÓMICO Y SU IMPACTO EN LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA PRIVADA Y SOCIAL

NEOLIBERALISMO ECONÓMICO Y SU IMPACTO EN LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA PRIVADA Y SOCIAL

Jesús Fernando Isaac García

Volver al índice

 

 

 

 

5. CONCLUSIONES.

EL NUEVO AMBIENTE DE LOS NEGOCIOS.

Cada década exige que la administración empresarial piense en renovar su concepción relativa a sus objetivos, estrategias y tácticas. Los cambios vertiginosos provocan que los principios preponderantes en otras épocas para manejar las empresas resulten obsoletos con facilidad.

Pero ¿cuáles son los retos que plantea esta década y este nuevo siglo para México? Una vez que terminó la guerra fría, empresas y países se enfrentaron a un nuevo conjunto de problemas. Hoy en día luchan contra el incremento de la competencia en el ámbito mundial, el deterioro ecológico, la negligencia respecto a la infraestructura, el estancamiento económico, político, social, tecnológico y ecológico.

Es una realidad que lo anterior descrito son verdaderos problemas, pero, así mismo, oportunidades. El mercado globalizado significa que las empresas pueden confiar en un mercado potencial mucho mayor donde pueden ofrecer sus bienes y servicios; la mala noticia es que se tendrán que enfrentar a una cantidad muy considerable de los competidores. (1)

El deterioro del ambiente representa incontables oportunidades para las empresas que sean capaces de concebir métodos más efectivos para depurar de contaminantes el entorno ambiental. (2)

La negligencia en cuanto a la infraestructura ofrece numerosas oportunidades para las industrias como la de la construcción, el transporte y las comunicaciones.

El estancamiento económico y las recesiones favorecerán a aquellas empresas que sean capaces de producir y comercializar sin necesidad de apoyos.

La carencia de mano de obra calificada planteará retos importantes a las empresas educativas y que se ocupan de la capacitación, para que diseñen programas efectivos que contribuyan a perfeccionar las destrezas humanas.

Los problemas que asedian a la sociedad son solo una fuente de oportunidades para la actividad empresarial. Hay que considerar que las oportunidades que ofrecen los avances científicos y tecnológicos cada vez más sustanciales en la ingeniería genética, la robótica multisensorial, la inteligencia artificial, la micro mecánica, el diseño molecular, los superconductores y docenas de otras áreas científicas.

1) Kotler Phillip“Mercadotecnia internacional”, intro, 4ta edición, páG. 2, Edit. pearson, México 2002.

La economía mundial ha sufrido una transformación radical en los últimos veinte años. Básicamente las distancias geográficas y culturales se han reducido en grado significativo con la aparición de los aviones de turbina, los fax, las computadoras globales y los enlaces telefónicos, así como la transmisión vía satélite. La reducción de estas brechas ha permitido a las empresas ampliar sustancialmente sus mercados geográficos así como sus fuentes de abastecimiento.

En el pasado por ejemplo, Deimler - Chirsler fabricaba autos con componentes que adquiría en Estados Unidos, en la actualidad esta empresa automotriz ordena sus componentes a proveedores del Japón, Corea, Alemania y doce países más; a su vez, vende automóviles que fabrica en otras partes del mundo. Ya no es posible afirmar que los vehículos marca Chirsler son fabricados por esta misma compañía.

Así mismo reconocen que para hacerlo bien, no pueden hacerlo solos. Por consiguiente estas empresas y muchas otras se encuentran en estos momentos formando alianzas tan asombrosas de competidores como Ford y Mazda, General Electric y Matushita o como AT & T y Olivety, Nissan – Renault, Microsoft y Time Warner, entre otros.

Aun las empresas más grandes del mundo están formando redes de empresas globales muy extensas para ampliar su alcance en el ámbito mundial. Las empresas exitosas en este nuevo siglo serán las que logren establecer las redes globales más eficientes.

Al mismo tiempo que se expanden los mercados mundiales, surgen bloques de comercio. Por ejemplo, la firma del TLC, el mercado común europeo o el ejemplo de las alianzas comerciales como Japón y otros países del lejano oriente

Es muy asombroso como la economía y el estilo de hacer negocios cambia con tanta rapidez. Este es el panorama económico y administrativo que se presenta ante el administrador mexicano el cual tiene que aceptar para estar en la lucha por la supervivencia en el mercado ya no con la competencia regional tradicional sino con empresas extranjeras que al firmar México el TLC, entraron al país trayendo nuevas tecnologías, recursos financieros, personal calificado y una estructura de pensamiento administrativo más avanzado de lo tradicional y funcional a lo que todavía acostumbrado el administrador mexicano.

Esta nueva filosofía reflejada en las nuevas teorías y aplicaciones de carácter técnico en las actividades que forman parte del proceso administrativo tradicional ha permitido a las empresas transnacionales alcanzar sus objetivos que es minimizar costos y aumentar la riqueza al tiempo de extender su mercado a través del mundo.

De esta manera los ejecutivos con visión se han dado cuenta ya de la necesidad de un cambio y una reestructuración de la filosofía y estilo de administrar para aplicarlos a sus empresas y así poder estar a la vanguardia de la tecnología, competir, mantenerse y ganar más mercado. Más aún, hay empresas mexicanas que ya están en el contexto global pues su estructura se los permite. Pero, ¿A qué obedece este cambio de pensamiento? Muy sencillo, el empresario con visión conoce su mercado, sus clientes, sus proveedores y en cierto modo las principales características de su competencia. Esto no es difícil de lograrlo cuando se vive en un ambiente empresarial sobre protegido, subsidiado e incluso monopolizado. Pero al venir la competencia extranjera obviamente con mejores productos, más calidad precios bajos, brindando un abanico de opciones para el cliente, entonces se obliga al administrador a tomar conciencia de asumir un cambio en la manera de pensar y hacer las cosas.

¿Cuantos tomaron conciencia de esta situación?

Resulta fácil contar las empresas que murieron en el intento de proteger su mercado o no quisieron adaptarse. Pues es más fácil apreciar el fracaso que reconoce el esfuerzo. Hay que recordar que las características socioculturales prevalecientes influyeron mucho en la toma de decisiones y en administrar los recursos y a su vez influyeron mucho para pensar que no era necesario invertir en producir calidad, en satisfacer al cliente o en preparar al personal para hacer

frente al cambio económico, comercial y todavía tener en contra el tiempo, es decir, la velocidad con la que el Estado abrió la economía realmente no dió tiempo de tomar las medidas necesarias.

Pero las empresas que asumieron el reto previamente tuvieron que abandonar viejos esquemas empresariales, paradigmas que dañan y entorpecen tener una visión aguda para hacer negocios en el siglo XXI. Es muy cierto y nada es tan notorio que no aceptar un cambio, una reestructuración a fondo del estilo de administrar empresas es una situación muy difícil de aceptar y se enfrenta el promotor del cambio a una serie de problemas que tiene que resolver.

De esta manera la administración tiene que cambiar, innovar día con día, ser más dinámica, proactiva, provocar cambios no reaccionar ante ellos, pero para lograrlo tenemos que disponer de recurso humano preparado, inteligentes, analíticos, que sepan aprovechar cualquier recurso disponible y conseguir el que se necesite, gente que sea de una mentalidad optimista y una muy fuerte y fundamentada motivación para que cumpla sus tareas de manera exponencial inigualable, que sepa distinguir las oportunidades de los problemas.

A continuación se dan a conocer puntos clave para que nuestros ejecutivos sepan cuales son las herramientas que necesitan para el triunfo y los cambios que son necesarios hacer desde el nivel personal hacia su trabajo y todo lo que hace según resultados objetivos en la investigación.

Según la investigación, se plantean las siguientes soluciones a los problemas planteados en forma de conocimientos y que es necesario tener o adquirir valores que se deben de afianzar con la práctica primero en el ámbito personal para llevarlos a la práctica, a este proceso de cambio personal se le llama “Virtuosidad” es decir llevar a la práctica los valores morales, éticos, profesionales, etc. Veamos cuales son estas soluciones.