UNA TEORÍA DEL DESARROLLO ¿PARA CONSTRUIR EL FUTURO

UNA TEORÍA DEL DESARROLLO ¿PARA CONSTRUIR EL FUTURO

Ángel Blas Yanes
María del Carmen Rojas Alfaro

Volver al índice

 

 

 

I. LAS TEORÍAS DEL DESARROLLO: ENFOQUE CRÍTICO

1. La Teoría Económica del desarrollo

Posiblemente la Teoría Económica del Desarrollo es la que mayor retraso ha producido en el verdadero proceso de desarrollo de los pueblos.

Esta teoría ha llenado, hasta la asfixia, todos los intersticios del ser humano y de las relaciones sociales que históricamente se han producido desde que fue formulada hace casi dos siglos.

Se ha asimilado el concepto de Desarrollo con el de crecimiento en el valor de la producción y con el de expansión de la economía. Es este símil el que tanto daño ha producido históricamente. La generalidad de las veces se ha ligado esa concepción con una fuente de la cual surge un flujo (o un “goteo”) de bienestar para todos, lo cual es absurdo y falso.

Es a partir de ese concepto que las sociedades se han subdividido en estratos (comúnmente y de manera errónea) denominados clase alta, media y baja; estrato alto, medio y bajo, tomando como base cálculos estadísticos de salario o ingreso y se ha aceptado que esa es la realidad y no una construcción.

Así, el desarrollo se ha medido por el incremento en el ingreso o salario; el tránsito de un estrato a otro. Entre países se emplea el mismo principio ahistórico. La manera de medir el desarrollo es calcular el valor de la producción y compararla con períodos precedentes o con otras sociedades con historias y recursos distintos. Si dicho parámetro aumenta se dice que hay “desarrollo”, si se mantiene, o tiende a mantenerse, que hay estancamiento, y si decrece, que hay recesión.

Adicionalmente se emplea otro indicador, falaz, que es el valor de la producción dividido por el número de habitantes de un país y se compara entre países. Con base en él se ha establecido la discriminación entre países ricos y países pobres; países desarrollados y subdesarrollados, agregándoles la categoría de países en vías de desarrollo si el valor del parámetro se ubica entre los dos primeros.

De esa manera, el crecimiento económico expresado en dinero o en productos ha constituido la base de los denominados proyectos de Desarrollo, actualmente vigentes, tanto a nivel de la sociedad, como del individuo.

Todavía tiene gran impacto esta teoría en el ámbito del Estado y sus políticas; en las otras teorías que aquí analizamos y en la concreción de los proyectos de desarrollo personal.