UNA TEORÍA DEL DESARROLLO ¿PARA CONSTRUIR EL FUTURO

UNA TEORÍA DEL DESARROLLO ¿PARA CONSTRUIR EL FUTURO

Ángel Blas Yanes
María del Carmen Rojas Alfaro

Volver al índice

 

 

 

I. INTRODUCCIÓN

Entendemos el Desarrollo de los pueblos como el mejoramiento de las condiciones y calidad de vida de su gente, esto para decirlo muy simple. Las condiciones de vida están constituidas por la concatenación de todas aquellas características de ambiente, economía, legislación, salud, etc. en las cuales las personas se desenvuelven. A la posibilidad de uso de esos recursos en adelante le llamaremos medio. La calidad de vida es el nivel, el grado, el resultado, el beneficio que las personas obtienen de su interacción con el medio, ello lo medimos a través de un Índice de Desarrollo Humano, pertinente teórica y prácticamente.

Pretendemos que la calidad de vida mejore constantemente. Para ello debemos modificar las condiciones y la interacción humana con su medio. Es decir, transformar la manera en que los pueblos interactúan con su medio para convertirla en factor para el Desarrollo.

Además, debemos asegurar que esa manera de interacción sea perdurable, sea sostenible, convirtiéndola en una cultura presente y futura de tal forma que el Desarrollo sea sostenible.

En ese contexto, las posibilidades para el Desarrollo están dadas por la integración de dos factores fundamentales:

1. Las características individuales que permiten a las personas aprovechar las primeras (Base del Desarrollo). Ellas están conformadas, a su vez, por dos categorías de elementos básicos que son:

1.1. Características formativas: Autopercepción, personalidad, actitudes, formas de crianza, tipo de autoridad, etc. y

1.2. Cognitivos: tipo de estudios, nivel educativo, capacitación técnica, etc.

2. Las oportunidades que el medio ofrece (Condiciones para el Desarrollo)

Nuestra gran tarea hoy es procurar que tanto los proyectos en que nos desempeñamos como en nuestra relación con otras personas, organizaciones y comunidades generen una visión de mundo más amplia, acciones audaces y participación más arriesgada, siempre en procura del éxito, potenciando al máximo las iniciativas propias y la creatividad, que son las cuales convierten las oportunidades en posibilidades de Desarrollo. Con mucha frecuencia tales condiciones son, en extremo, aniquiladas y, por tanto, el Desarrollo se ve constantemente frenado o aniquilado.

Tal y como lo mencionamos antes, los distintos elementos, que hemos agrupado en lo que llamamos los Factores del Desarrollo, son variados y de distinta naturaleza. Los más críticos, entendiendo por ello los que mayor impacto tienen en su logro, son: el concepto de desarrollo que en la actualidad predomina, la visión de mundo imperante en nuestras sociedades; las políticas estatales atinentes; la cultura generalizada de interacción entre la sociedad (población y sistema de relaciones) y el medio; los elementos con los cuales evaluamos los resultados de nuestra acción.

El Desarrollo presupone un adecuado equilibrio entre las diferentes áreas que integran la personalidad de los seres humanos y de estos con su ambiente. O, mejor dicho, entre la Base del Desarrollo y las Condiciones para el Desarrollo.

Hasta hoy, hemos aceptado el concepto de Desarrollo como equivalente al crecimiento o mejoramiento de las condiciones y en algunos casos se han incorporado algunos elementos cognitivos, de la base, pero hemos dejado de lado los formativos que son los que sustancialmente impulsan al ser humano hacia el aprovechamiento racional de los recursos para convertir sus condiciones en Factores para el Desarrollo.

Las políticas estatales tradicionalmente, y hasta hoy, se han orientado a mejorar las Condiciones para el Desarrollo enfatizando en la economía y la disponibilidad de bienes y servicios para las personas, pero nada, o muy poco en el mejor de los casos, se ha hecho por transformar la Base del Desarrollo.

Convencidos plenamente, como estamos, de que no es posible el desarrollo sin la transformación de las características básicas de estima, madurez, ejercicio adecuado de la autoridad, proyecto de vida, nos hemos dado a la tarea de investigar cuáles son los factores que en el plano individual, de su historia y características, así como los códigos de acceso y conducta, para, por medio de acciones formativas y de capacitación, alcanzar los cambios que permitan potenciarlos y convertir las condiciones particulares de vida en verdaderos Factores del Desarrollo.