UNA TEORÍA DEL DESARROLLO ¿PARA CONSTRUIR EL FUTURO

UNA TEORÍA DEL DESARROLLO ¿PARA CONSTRUIR EL FUTURO

Ángel Blas Yanes
María del Carmen Rojas Alfaro

Volver al índice

 

 

 

Capítulo III. CULTIVEMOS LA PAZ EN TODOS LOS HOGARES DEL MUNDO

PRESENTACIÓN

Nuestro interés científico y epistemológico nos ha llevado durante largo tiempo a indagar, elaborar hipótesis, someterlas a discusión y prueba y plantear explicaciones en torno al problema de la violencia.

No hemos partido del supuesto, generalmente aceptado pero no científicamente comprobado, de que la violencia proviene del hombre y se dirige contra la mujer y los niños solamente.

Tampoco hemos aceptado la tesis que postula que factores externos a la persona, como las condiciones de vida, el alcohol, las drogas y otros, son los que hacen, originan o fomentan la violencia. Si bien estos son elementos coadyuvantes, sostenemos que existe un sustrato en el campo de la personalidad que explica las conductas violentas, agresivas, de los individuos -hombres o mujeres-.

Antes bien, hemos indagado sobre factores psico-sociales y socio-psicológicos, ambos determinantes, que nos permitieron acercarnos a nuestro objeto.

Hoy podemos afirmar que la violencia se construye desde la más tierna infancia en la personalidad del individuo y en la sociedad y que el nicho en el cual se produce esto es el hogar, la familia.

Nuestro objeto de estudio fundamental es el Desarrollo. Este trabajo tiene como objetivo estudiar las determinantes y consecuencias que el modelo de crianza en la familia tiene en el Desarrollo del individuo, del núcleo familiar y de la sociedad en general. Con él demostramos cómo en el hogar se establecen los límites o se potencia al individuo.

Los autores