LA ECONOMÍA MEXICANA FRENTE A LA GLOBALIZACIÓN DEL PROTECCIONISMO AL LIBRE MERCADO

LA ECONOMÍA MEXICANA FRENTE A LA GLOBALIZACIÓN DEL PROTECCIONISMO AL LIBRE MERCADO

Hilario Barcelata Chávez

Volver al índice

 

 

 

 

EL TLC Y LA ECONOMÍA MEXICANA

Agosto, 1992

Ahora que el Tratado de Libre Comercio se ha firmado y que se discute sobre las consecuencias y repercusiones, es importante hacer algunas reflexiones en torno a aspectos poco tomados en consideración. En este sentido existen, al menos, dos incongruencias de entre el decir y el hacer que es necesario aclarar.

La primera cuestión se refiere a los salarios y su impacto inflacionario. Durante los últimos años se ha venido insistiendo, con particular insistencia, que el incremento salarial es causante del proceso inflacionario que hemos vivido. De hecho, trazados en este argumento se convirtió a la contradicción salarial en el eje sobre el cual se ha cimentado la estrategia gubernamental para el control de la inflación. Ni duda cabe que si el ritmo de incremento de los precios se ha reducido ha sido gracias a ese control sobre los incrementos salariales. De ahí que mueva un poco la inquietud y a la confusión el hecho de que se mencione que el TLC propiciará la existencia de un nivel de salarios mas alto. Si efectivamente eso sucede ¿estos salarios mas elevados no generarán presiones inflacionarias? ¿o será que lo que ayer era válido porque sirvió para justificar una política gubernamental mañana ya no lo será porque de otra manera habría que aceptar que el argumento era falso? Es curioso como en el discurso oficial el incremento de los salarios se sataniza por ser inflacionario. Pero este pierde su carácter maléfico cuando se trata de hablar de las bondades del TLC. Una de las cuales es precisamente, mayores salarios.

El otro aspecto al que me quiero referir es el de la creación de un mayor volumen de empleo que, dice, propiciará el TLC.

Como es sabido y conocido uno de los principales impactos del TLC y en general de la apertura comercial que le antecedió, ha sabido el quiebre y cierre de muchas empresas. Han cerrado o quebrado aquellas empresas poco competitivas, sin capacidad para competir con el exterior. En general pequeñas y medianas empresas cuya razón principal de incompetitividad es el uso de tecnologías atrasadas, básicamente intensivas en el uso de mano de obra. Esto quiere decir, que son o eran empresas que generan un volumen de empleo muy importante. De hecho en México la proporción más grande de puestos de empleo la proporcionan este tipo de empresas.

Lo anterior significa que la apertura y el TLC están impactando negativamente sobre las empresas que contribuyen de manera más importante a generar empleos. De ahí que podamos decir que el TLC disminuye el empleo y no lo aumenta. Pero de igual manera debemos considerar que estas empresas serán desplazadas por otras nuevas más grandes y más competitivas. Y que seguramente requerirán mano de obra. Lo importante es que este tipo de empresas requiere, comparativamente, un volumen de trabajadores mucho menor. Principalmente debido a que utilizan tecnología intensiva en capital. Con toda seguridad lo que sucederá es que los nuevos empleos que estas nuevas empresas generan no serán suficientes para compensar la pérdida de los viejos empleos ya existentes. Mucho menos para abatir el rezago acumulado por años. Es decir el saldo del TLC será negativo para el empleo. No es propósito decir aquí que la firma del TLC es buena o mala.

Si habrá de incrementar salarios, eso solo será para quienes tengan empleo, que serán pocos. Y si en términos generales ya sabíamos que tendría ese impacto sobre el empleo por que no se pensó en buscarle un destino a esa fuerza de trabajo, antes que dejar que el mercado la confine a la incertidumbre del desempleo como un subproducto de la liberalización económica que no se puede evitar. Mucho se pudo hacer antes para preparar a la economía mexicana para evitar que sufriera de manera tan fuerte el impacto del TLC y nada se hizo. No es momento para evitar males mayores. Esperemos que se sepa encontrar la solución.