LA ECONOMÍA MEXICANA FRENTE A LA GLOBALIZACIÓN DEL PROTECCIONISMO AL LIBRE MERCADO

LA ECONOMÍA MEXICANA FRENTE A LA GLOBALIZACIÓN DEL PROTECCIONISMO AL LIBRE MERCADO

Hilario Barcelata Chávez

Volver al índice

 

 

 

 

DESEQUILIBRIO EXTERNO, UN PROBLEMA ESTRUCTURAL

Julio, 1991

México se enfrentara en un futuro muy próximo a la competencia comercial y productiva más importante de su historia. Por desgracia llega con muy pocas armas que limitan su capacidad ofensiva y le restan poder defensivo. Ello provocara un mayor deterioro del sector externo de la economía. Y no hay viso de que la situación pueda mejorar.

Como se ha dicho antes en este mismo espacio nuestro país depende en amplio grado del exterior para la reproducción de sus ciclos productivos. Ello hace altamente vulnerable la economía. Principalmente porque el crecimiento económico provoca necesariamente desequilibrios externos. Según estudios realizados por la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), México solo produce el 10% del total de sus requerimientos tecnológicos. El 90% restante lo adquiere en el mercado exterior. Esto ya de por sí esto es grave, puesto que condiciona la expansión de la economía nacional a la disposición de tecnología en el exterior en términos de precios, calidad y condiciones de adquisición. A ello hay que agregar que la posibilidad de disponer de dichos requerimientos depende fundamentalmente de la capacidad de compra de nuestras exportaciones. Capacidad que no permite financiar todas las importaciones y conduce a ampliar los déficits comerciales. Los que crecen constantemente en la medida que se intenta dinamizar la economía interna. Pero también por que las exportaciones no encuentran los canales necesarios para penetrar en el exterior. En la actualidad según datos de la Secretaria de Hacienda, las exportaciones nacionales permite, apenas, financiar el 39% de las compras totales al exterior. El 61% se cubre con créditos internos y externos. Tan solo en los 4 primeros meses de este año, el Banco Nacional de Comercio Exterior otorgó créditos a la importación por 4,439 millones de dólares (md).

El constante y creciente desfase provocado por el mayor ritmo de crecimiento de las importaciones frente al de las exportaciones genera constantes y crecientes déficits comerciales y en cuenta corriente. Ello limita la capacidad de crecimiento sano de la economía puesto que reduce la disponibilidad de recursos para aplicarlos a su reactivación. Por esta razón la brecha deficitaria debe ser cubierta con endeudamiento externo o a través de la entrada de capital vía inversión extranjera directa. Que son las otras dos fuentes principales de divisas que tiene el país. Por tal razón la misma dinámica de crecimiento pasa a depender de estas dos fuentes señaladas. Es decir, la posibilidad de crecer depende de factores externos sobre lo que se tiene un escaso control e influencia.