GUÍA DE APRENDIZAJE DE ÉTICA INFORMÁTICA: UNA EXPERIENCIA APLICABLE A LA GESTIÓN EMPRESARIAL

GUÍA DE APRENDIZAJE DE ÉTICA INFORMÁTICA: UNA EXPERIENCIA APLICABLE A LA GESTIÓN EMPRESARIAL

Dr. Mario González Arencibia

Volver al índice

 

 

 

Clases de problemas éticos

a) Construidos

Los problemas pueden ser construidos, cuando se plantean inconvenientes generales, que a veces son de difícil ubicación en la realidad, pero quienes los examinan reconocen que son siempre posibles de presentarse en determinadas ocasiones de la vida real. Se suelen obtener de la literatura, de los medios de comunicación o de la propia imaginación de quien los elabora. Las situaciones y los personajes generalmente están alejados del mundo real de los sujetos a los que se les proponen, pero o bien se parecen en algo a otras situaciones vividas o conocidas por el sujeto, o bien algún miembro de su entorno social o familiar es susceptible de verse reflejado en la narración. Este tipo de problemas presentan menos interés para el estudiante al faltarles la riqueza y la variedad de la propia experiencia, pero pueden favorecer el razonamiento como habilidad discursiva.

En esta dirección se sugiere utilizar en el desarrollo de la docencia situaciones que se puedan estar presentando en filmes, lo cual hace que el análisis del problema adquiera mayor sentido realista para el estudiante, motivando además la actividad.

b) Reales

Los problemas pueden ser reales, cuando plantean escenarios complicados tomados de la vida cotidiana. Se sustentan en hechos reales, próximos en el tiempo o en el espacio a los sujetos, y suelen extraerse de los distintos medios de comunicación, de situaciones o sucesos históricos, de situaciones o vivencias personales, etc. Este tipo de problemas son más motivadores y facilitan la implicación de los sujetos participantes que, de una u otra manera, ven reflejadas en ellos situaciones más o menos cercanas a la realidad.

 ¿Cómo trabajar los problemas éticos?

Para trabajar los problemas éticos, es imprescindible tener un concepto integral sobre el tema seleccionado, y apoyarse en lecturas complementarias que conlleven a tener claro cuáles son los conocimientos que se van a aplicar, y los valores que se van consolidar. Con ello se busca que el estudiante tenga criterios para entender el contexto dentro del cual se desarrolla la actividad. El análisis depende de la relevancia del problema y del grupo con el cual se va a implementar, así como del nivel de preparación del estudiante.

El profesor debe acercar a los estudiantes al tema del dilema y organizar los equipos para su posterior discusión y socialización. Los cuestionamientos planteados y los que puedan surgir de la discusión deben ser tratados en la socialización.