BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

Mercados Itinerantes - tianguis: La lógica de los mercados.
Ricardo Contreras Soto
Esta página muestra parte del texto pero sin formato.
Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (237 páginas, 4Mb) pulsando aquí
 

VOLVER A LA TABLA DE CONTENIDOS


Tianguis de las Insurgentes (mercados de segunda)

Pérez Ríos Verónica
veronik_perv@hotmail.com

Gallegos González Paulina
pau_chusa@hotmail.com

Descripción

El mercado central urbano itinerante o tianguis analizado se le conoce como tianguis de las insurgentes y se localiza dentro de una de las colonias de bajos recursos y supuestamente con el más alto índice de criminalidad en la ciudad, es impresionante el contraste que radica en la colindancia con colonias como Jardines de Celaya y el Campestre donde habitan algunas de las personas con más recursos económicos, además de que cerca se encuentra ubicado frente al centro comercial “plaza las Américas”.

Este tianguis se caracteriza por la venta de “chácharas y chatarras44”, ya que más de la mitad del tianguis se dedica exclusivamente a la compra-venta de estos productos, lo que distingue a este tianguis, los demás puestos se puede decir que ofrecen lo que regularmente se ofrece en otros tianguis, comida, zapatos, verduras, frutas, abarrotes, ropa, accesorios y demás.

Uno de los tianguis más populares de la ciudad de Celaya es precisamente el tianguis de las Insurgentes o mercado de segundas, el cual se encuentra ubicado en la avenida 2 de Abril, justo al lado de las vías del tren, entre la prolongación Tampico y el Blvd. Adolfo López Mateos en la colonia de las Insurgentes, antes localizado en la calle de Tampico hasta hace 6 años, se ínstala cada sábado.

Es reconocido en toda la ciudad de Celaya, Guanajuato., México, por ser el único en su género, pues su giro principal es la venta de productos de segunda mano, cosas usadas o mejor conocidos como “chácharas y chatarras”.

Su estructura no es del todo ordenada, pues se conformaba de un solo pasillo, pero con la intervención de algunas obras públicas en el lugar, se reconstituyó, ahora se alcanzan a distinguir dos pasillos muy largos con algunas pequeñas ramificaciones sobre calles vecinas, al entrar al tianguis todo parece estar por ningún lado, un puesto por aquí y otro por allá, pero una vez adentrándose en él, se alcanzan a diferenciar los pasillos.

Su organización tampoco está establecida, pues los puestos están en desorden y podemos ver un puesto de gorditas junto a uno de ropa y siguiéndole uno de jardinería y así sin encontrar un orden que indique dónde seguir un patrón, lo que si está establecido y se puede notar desde la entrada, es que los primeros puestos que abarcan hasta un poco más de la mitad del tianguis, son cosas usadas y pasando ese tramo siguen los otros puestos de mercancías nuevas.

Un breve vistazo a la entrada del tianguis por el lado del Blvd. Adolfo López Mateos, donde podemos apreciar que se realiza la venta de artículos de segunda mano como el carrito de paletas que se puede apreciar en el lado inferior izquierdo de la fotografía, así como algunos muebles: mesa, unas canastas de trastes y la venta de las “chácharas” que se logra ver a lo largo del fondo del pasillo que se muestra en esta fotografía.

Los comerciantes se muestran atentos a sus clientes, se ofrecen a ayudarlos en todo lo que se pueda, les muestran sus productos e incluso les recomiendan algunos, en esta fotografía se puede apreciar que la venta de productos auxiliares para los electrodomésticos no es exclusiva de los hombres, pues también las mujeres demuestran tener conocimiento de este tema.

Lo otro que podemos identificar en el tianguis es la presentación de los puestos, pues en la primera sección los comerciantes lucen un poco pobres, sus puestos son una tela tendida en el suelo exhibiendo ahí sus productos, que son los de segunda mano, la mayoría de estos puestos no tienen para cubrirse del sol y muchas veces ni dónde sentarse a descansar, la apariencia que demuestran tener es de gente muy pobre y humilde, pero al llegar a la otra parte de dicho tianguis, da un giro de 180º por completo, encontramos a todos los comerciantes que proveen de artículos nuevos, ya sea ropa, juguetes, aparatos electrónicos, etcétera y colocados en mesas adornadas perfectamente con lonas que les tapen del sol, dando una imagen más presentable como de cualquier otro tianguis. Mis alumnos sienten la forma en que te miran y tratan es distinta, su presentación y el manejo de la clientela es diferente45. Fuera de las impresiones y de los fantasmas (prejuicios) que se aparecen en este tipo de espacios, puedo señalar con otra lectura que son fascinantes estos lugares.

Algunas de las herramientas de segunda mano que se pueden encontrar en el tianguis, son el elemento principal del tianguis, podemos apreciar artículos desde una hoz (artículo de agricultura que sirve para cortar la hierba mala que crece en las parcelas), un ventilador que parece estar en buen estado e incluso artículos que ya están en desuso como las planchas de carbón. Grabadoras, radios, ruedas de una patineta, la base de una licuadora, juegos de llaves de mecánicos, ángulos de cobre para instalaciones, herramientas, electrodomésticos, cadenas, placas para autos y la lista se extiende a incluso objetos que causaron sobresalto y emoción en las sociedades del siglo ante-pasado como las planchas de metal (parte inferior izquierda de la fotografía) y seguros de puerta viejos (que están en la parte derecha inferior).

A primera vista estas ¨cosas¨ perecieran no alcanzar siquiera valor alguno, sin embargo existen o mejor dicho subsisten gracias a una pequeña demanda: coleccionistas, trabajadores de bajos recursos que improvisan con estos objetos para resolver problemas, personas que compran fierro viejo, ciros peralocas 46, en fin, personas que decodifican el valor histórico o práctico de este museo de los objetos, tal vez sean un grupo minoritario, pero merecen nuestra admiración por darles el valor a objetos en des-uso.

El precio y por lo tanto la venta de esta clase de productos es diferente a los demás que encontramos con regularidad, más que una constante es una variable, ya que depende de su estado para comenzar de mutuo acuerdo el precio a fijar en el argot se le llama también como regateo.

En fin, de cualquier modo, las chácharas, triques y chatarras merecen un espacio porque son parte de los ingresos económicos de muchas familias, son su sustento y una evidencia de que en periodos de carencia, la genialidad y necesidad se complementan para vender cualquier cosa.

Recorriendo los pasillos al iniciar el tianguis uno se encuentra con cosas muy interesantes, desde herramientas para el campo como cosas que se usaban en el México de antaño, en la fotografía se pueden apreciar unas planchas de carbón, elaboradas en acero que se ponían a calentar al fuego y de ahí pasaban directamente a la ropa para plancharla, igualmente se pueden encontrar cosas más actuales como celulares y estéreos para autos o algunas cámaras fotográficas, cabe aclarar que están un poco pasadas en el tiempo, pero aún servibles.

En fin, es un tianguis muy variado y muy interesante, pues se puede apreciar en un mismo lugar pobreza extrema, así como personas de una media posición social, la gente trata de interactuar a como de lugar, los comerciantes hacen plática a las personas que piden una caridad y entre ellos mismos participan en el consumo de las cosas que necesitan uno del otro, e incluso llegan a conocer tan bien el tianguis que saben exactamente quien es su competencia y quién vende qué. Es un grupo como cualquier otro, donde se hacen amistades y se hacen de enemigos al mismo tiempo, donde conviven y se conocen, es prácticamente un modus vivendis.

No todo es comerciar en el tianguis, pues se pueden ver a algunos ancianos pidiendo limosna insistentemente, la sensación que se experimenta es de sentimientos encontrados, pues no conoces las verdaderas razones del porqué la gente vive de esa forma (opinan mis alumnos), además da una gran tristeza saber que los ancianos, esa gente que nos vio nacer, estén al abandono de la sociedad. .

Comerciantes

Los comerciantes del mercado de segundas son un tanto diferentes a los comerciantes que se pueden encontrar en cualquier otro tianguis, debido a la peculiaridad del negocio mismo. La popularidad de este tianguis se debe justamente a lo que se expresa en su nombre, uno de los principales giros de los comerciantes es la venta de artículos de segunda mano o segundo uso y los vendedores de los mismos son personajes interesantes, es por ello que nos dimos a la tarea de investigarlos en particular, especificando diferentes campos de análisis.

En el caso del tianguis de las Insurgentes, al igual que en los otros tianguis estudiados en este trabajo los comerciantes suelen llegar de todos lados, desde otros municipios hasta los vecinos de esta colonia que sacan sus puestos a la puerta de sus casas, su apariencia algunas veces puede mostrarse las limitaciones que tienen, refiriéndonos a que los puestos se ven pobres y las cosas que ofrecen la mayoría son cosas usadas, pero una vez que te acercas a ellos toda esa perspectiva cambia, puesto que demuestran ser personas humildes y con ganas de trabajar y dar algo mejor a sus familias (opinión de mis alumnos).

La pobreza es una característica general de la zona, se puede apreciar una gran humildad en la gente vecina, los restos de madera y de laminas que se aprecian en el fondo de la fotografía, forman parte de una vivienda del lugar, las personas que aquí se muestran hacen su lucha al vender lo que pueden, en el suelo se aprecia una que otra cosa de segunda mano, su puesto no pasa de una cobija tendida en el suelo con pocos artículos en exhibición.

Podemos decir que hay muchas diferencias entre un comerciante y otro, encontramos desde el niño que te vende chicles o el anciano de las nieves hasta los que te venden muebles y electrodomésticos a crédito y con garantía.

Platicando con algunos de los comerciantes nos dimos cuenta que para ellos no ha sido nada fácil, puesto que el ser comerciante representa todo un reto, pues ellos con la mejor intención se dedican a eso, puesto que ya no encuentran trabajo por alguna limitación de la formación educativa (nivel de estudios), discapacidad o por la edad, entonces deciden entrar en el comercio, pero se llevan una gran desilusión cuando no hay nada de ventas y tienen que llegar a su casa y cómo decirle a sus familias que no hay ni para tortillas, es muy triste saber esto, cualquiera podría pensar que como comerciante se gana bien, pero no lo es en todos los casos, no vamos a negar la existencia de a algunos comerciantes les va muy bien, pero tampoco vamos a ocultar que hay otros que no corren con la misma suerte.

Como comerciante se pensaría que no piensan en los demás como consumidores, pero no es así, pues se esfuerzan por ofrecerles calidad al consumidor, les preocupa su presentación, su higiene, su imagen misma, en verdad piensan en agradarle al consumidor, se preocupan por ganar clientes y agradarles, es un verdadero alivio saber sobre esto, pues muchas veces nosotros mismos ocupamos el puesto de consumidor y el saber que el comerciante lo hace todo con higiene es un gran alivio.

A los comerciantes les agrada convivir en cualquier rato libre, en esta fotografía se muestra cómo 5 de los comerciantes participantes conviven y se divierten bebiendo cerveza y platicando un rato al mismo tiempo que cuidan sus puestos.

La forma de socializar también se presenta limitada.

Análisis de comerciantes

Genero

Las pequeñas vendimias del mercado de las insurgentes al igual que los demás es manejado por comerciantes de ambos sexos y las cantidades en los que estos se encuentran distribuidos se muestra en la gráfica y en la tabla que abajo se presenta.

GENERO Masculino 22 55% Femenino 18 45%

De 40 encuestas aplicadas a los comerciantes, 22 de ellos eran de sexo masculino y el resto femenino, o sea un total de 18 mujeres.

Edad

La edad es uno más de los indicadores presentes en nuestro estudio. Las edades de los comerciantes que semana a semana se dan cita en la colonia de Las Insurgentes varía desde los 20 años o menos hasta personas de más de 60 años, pero para clarificar mejor estos datos, se presentan a continuación la gráfica y tabla correspondiente.

Las edades muestran que la mayoría de los comerciantes van desde los 30 años, esto se debe en gran parte y según a las platicas que tuvimos con ellos, que en la mayoría de los casos se dedican a esta actividad a consecuencia de la imposibilidad de trabajar en otro lado. Son grupos de adultos principalmente.

EDAD 30-40 11 27.5% 40-50 10 25% Mas de 50 9 22.5% 20-30 8 20% Menos de 20 2 5%

Estado civil

Encontramos que la mayoría de tianguistas son casados.

ESTADO CIVIL Casado 29 72.5% Soltero 6 15% Divorciados 2 5% Concubinos 2 5% Viudos 1 2.5% Tanto la grafica como la tabla, nos dejan ver que la mayoría de los comerciantes están casados y la mayoría de las veces sus conyugues trabajan en el mismo puesto apoyando al otro.

Lugar de procedencia

La mayoría de las personas provienen del mismo municipio, sin embargo aproximadamente el 20% viene de municipios aledaños y el 5% de otros estados de la república. Suponemos que el 5% son por cuestiones de migración interna.

LUGAR DE PROCEDENCIA Celaya 30 75% Comonfort 3 7.5% Escobedo 3 7.5% Apaseo el alto 1 2.5% Apaseo el grande 1 2.5% Edo. De México 1 2.5% Tampico 1 2.5% Podemos ver que la mayoría de los comerciantes provienen de aquí mismo, de la ciudad de Celaya, Guanajuato y unos pocos de lugares cercanos a ésta, esperábamos encontrar más gente de las afueras de Celaya, pero podemos decir también que la mayoría de los comerciantes de éste tianguis son los mismos vecinos de la colonia de ubicación.

Producto que ofrece

La mayoría de los productos que ofrecen los encuestados son abarrotes, comida, ropa, chácharas y chatarras.

PRODUCTOS QUE OFRECEN Abarrotes 9 22.5% Comida 8 20% Ropa 8 20% Discos 6 15% Chácharas 4 10% Calzado 3 7.5% De todo 1 2.5% Juguetes 1 2.5%

Los productos son variados pero predominan los abarrotes que incluyen la verdura y la ropa que es de segunda mano, cabe aclarar que la constitución del tianguis es de más del 60% de chácharas, a pesar de que los datos que observamos en esta tabla nos indican sólo el 10%, esto es debido a que nos fue difícil conseguir encuestas con estas personas por muchos factores como la procedencia de sus productos, por lo que sólo pudimos aplicar unas cuantas.

Lugar de donde proviene el producto

*

LUGAR DE DONDE PROVIENE EL PRODUCTO Celaya 29 72.5% Edos. Colindantes 5 12.5% Edos. Lejanos 2 5% No lo sabe 2 5% Países extranjeros 2 5%

La mayoría de los productos provienen de la ciudad, los que son de otro país se refiere a que mucha de la ropa de segunda mano proviene de Estados Unidos y por supuesto al gran mercado que representa China, los que no saben la procedencia de sus mercancías se debe a que en el mismo tianguis se dedican a la compra-venta, lo anterior quiere decir que ahí mismo las personas pueden llevar sus chácharas y chatarras, venderlas a los tianguistas para que las revendan.

¿Es productor directo de su mercancía?

PRODUCTOR DIRECTO DE SU MERCANCIA No 18 45% Si 22 55%

La mayoría de los comerciantes entrevistados si son productores de su propia mercancía debido a que se dedican a la venta de comida o jardinería, el otro tanto es intermediario, ya que o compra la mercancía o la intercambia, por lo que no son productores directos, esto en el caso de los comerciantes que venden ropa usada en su mayoría, los distribuidores de las chácharas y chatarras, los vendedores de cualquier mercancía nueva.

¿En qué otros tianguis participa?

EN CUANTOS TIANGUIS PARTICIPA Solo en este 14 35% En tres 9 22.5% En dos 7 17.5% En casi todos 4 10% En cuatro 4 10% En cinco 2 5%

De los 40 entrevistados, resultó que 14 de ellos (el 35%) sólo participan en éste tianguis, lo cual se puede explicar al retomar la evidencia de que la mayoría de los comerciantes son vecinos de la colonia, la minoría pertenecen a comerciantes que hacen del comercio su modus vivendis y que por lo tanto participan en la mayoría de los tianguis que se establecen regularmente en lugares predeterminados de la ciudad de Celaya.

¿Cómo llegó a la decisión de ser comerciante?

COMO LLEGO A LA DECISION DE SER COMERCIANTE Por necesidad 22 55% De por vida 10 25% Otros 8 20%

Los comerciantes que respondieron por necesidad son casi los mismos que tienen alguna incapacidad para trabajar en otros lados y algunos mayores de edad, los de por vida, se refieren a que toda su vida se han dedicado a esto a ser comerciantes, quiere decir que era la ocupación de sus padres y ellos siguieron con el negocio familiar, otros son casos diferentes, por mencionar un ejemplo, uno de los comerciantes nos dijo que se ganaba más de lo que podía ganar cuando trabajaba en un Banco de la ciudad.

¿Conoce a sus clientes?

CONOCE A SUS CLIENTES No 19 47.5% Algunos 14 35% Si 7 17.5%

La mayoría de los comerciantes no conoce a sus clientes, puesto que cada sábado asisten diferentes personas a lo cual la mayoría de los comerciantes no prestan mucha atención, pero algunos otros se dan cuenta aunque sea por la vista de quien si y quien no acostumbra visitar el tianguis regularmente.

¿Le va bien con su negocio?

LE VA BIEN CON SU NEGOCIO Si 19 47.5% Regular 19 47.5% No se sabe 2 5% No 0 0%

Aunque la mayoría de los entrevistados nos mencionaron que cuando se es comerciante se sufre mucho, en nuestro cuenteo a las 40 encuestas aplicadas, nos encontramos con que no a todos les va mal, a la mayoría le va bien y no tienen de qué quejarse. Cabe mencionar que uno de nuestros encuestados contestó que les va bien, pero hay veces que les va mejor, esto tiene que ver mucho en su forma de presentación y aseo del lugar o el espacio que ocupa dentro del tianguis, pues menciona que los mismos clientes les comentan que les agrada de su puesto y por que los tienen como preferidos, esto es sólo una pequeña muestra de lo que se puede hacer en un pequeño lugar, mientras que otro comerciante se quejaba de que no había vendido nada en el día, pero era el primer día que lo hacía y además vendía fruta que estaba un poco pasada.

Productos

Entre los productos que se ofrecen en éste tianguis encontramos:

El puesto de tacos es muy humilde, además de que su producto es barato, pero el aspecto que da de primera vista es una gran falta de higiene, a cualquiera no se le antojaría comer en este espacio, sin embargo hay gente que consume por lo barato de los productos.

Comida

*

* Frutas

* Verduras

* Abarrotes

* Carne

* Aguas frescas

* Gorditas

* Tacos

* Enchiladas

* Tortas

* Mariscos

* Embutidos

* Tostadas

* Nieves

* Galletitas

Artículos de arreglo personal

*

* Bisutería

* Ropa nueva

* Ropa de segunda mano

* Zapatos nuevos

* Zapatos de segunda mano

* Accesorios (cinturones, reloj, lentes, etc.)

Jardinería

*

* Plantas

* Tierra para macetas

* Macetas

Se logran apreciar las ventas de hierbas curativas (medicina alternativa) muy usadas en el México, para curar gran cantidad de dolores y enfermedades. Se podrá observar que ya está empacada por una distribuidora.

Electrodomésticos

* Planchas

* Esteros

* Grabadoras

* Televisiones

* DVD

Accesorios para automóviles

* Esteros nuevos y usados

* Bocinas nuevas y usadas

* Amplificadores nuevos y usados

Artículos varios

* CD’s piratas

* DVD’s piratas

* Celulares de segunda mano

* Bicicletas de segunda mano

* Juguetes de segunda mano provenientes del extranjero

Las bicicletas de segunda mano parecen estar en buen estado, además de a un precio barato y accesible, las personas acostumbran comprar en este tianguis cuando su bolsillo no les alcanza para algo nuevo, además de ser un bonito regalo para sus hijos.

Entre otras cosas podemos encontrar en la venta de animales:

*

* Peces

* Hámster

* Ranas

* Tortugas

Así como otros objetos:

* Algunas cosas de herrería

* Artículos de barro

Consumidores

Se venden también abarrotes, es decir, todos los productos necesarios para que las familias mexicanas puedan elaborar sus comidas de toda la semana o la quincena, se ve en la imagen el puesto de frutas y verduras, al lado de este se encuentran las comidas enlatadas como el atún, los frijoles algunas sopas, mayonesa, etc., se puede apreciar también que el cliente o consumidor es el que escoge sus propios productos.

Los consumidores suelen ser los mismos vecinos del lugar y una que otra persona de las colonias aledañas, también se dejan ver gente de lugares más lejanos, pero en su minoría.

Lo que ellos generalmente van a consumir al tianguis en su mayoría son artículos usados como refacciones para automóviles y aparatos electrónicos, algunos comienzan curioseando y terminan por consumir, otro tanto va en compra de su despensa y una parte más pequeña se reúne para almorzar y distraerse un poco.

La actitud de los consumidores varía, algunos hacen cara de desagrado cuando pasan por los puestos de segunda mano, pero otros pasan observando cautelosamente escogiendo cosas que podrían servirles, algunos otros consumidores son muy exigentes y le piden al comerciante toda la atención para ellos solos, a pesar de que hay más gente en espera, pero otros son muy pacientes y amables.

Muchas de las veces los mismos consumidores que se consideran clientes de algunos comerciantes les informan a éstos de su competencia, que les agrada y que no les agrada, les ayudan a mejorar indirectamente para ganar más clientes.

La mayoría de los consumidores asisten a éste tianguis por lo económico que sueles ser, la mayoría asiste cada semana sin falta para surtir su despensa, otros solamente van a pasear y en lo que todos coinciden es que les desagrada la tierra que presenta el lugar.

Encuestas aplicadas

Genero

La mayoría de las personas que se entrevistaron son mujeres.

GENERO Femenino 9 60% Masculino 6 40%

Se puede distinguir en los resultados de las encuestas, que las mujeres son las que más frecuentan el tianguis, esto debido a lo barato que les salen los abarrotes según lo dicho por ellas mismas.

Edad

De acuerdo a la edad de los entrevistados encontramos que:

EDAD 20-30 4 26.6% 30-40 4 26.6% 40-50 3 20 % Menos de 20 2 13.3% Más de 50 0 0%

En cuanto a edad se puede apreciar algo similar que con los comerciantes, la mayoría de los consumidores son mayores de 30 años y sólo la minoría forma parte de los adolescentes, aquellos que tienen menos de 20. se puede apreciar también que no nos encontramos con adultos mayores, pero esto no nos sorprende ya que a esta edad les es más difícil aguantar el caminar para recorrer el tianguis, no queremos decir que no los haya, si los hay pero en una minoría muy notoria.

Estado civil

La mayoría de las personas son casadas, le siguen los solteros. Las actividades comerciales son también una de las actividades en donde participan madres solteras y divorciadas.

ESTADO CIVIL Casados 8 53.3% Solteros 4 26.6% Madres solteras 1 6.6% Divorciados 1 6.6%

Los datos anteriores nos indican que la mayoría de los consumidores son casados, esto se debe a que van al tianguis a buscar sus provisiones para la semana o la quincena, sobre todo porque el tianguis se desarrolla el segundo día del fin de semana, en el cual regularmente se acostumbra al igual que el día domingo ir de compras.

Ocupación

OCUPACION Ama de casa 5 33.3% Otros 5 33.3% Estudiantes 4 26.6% Relacionada con la tabla y gráfica anteriores, encontramos esta serie de datos que nos muestran que la mayoría de las personas que visita el tianguis es ama de casa (o sea que en la mayoría de los casos está casada, esto por relacionarla a la información anterior), la información inferior dice que son estudiantes que en el mejor de los casos sólo asiste para socializar o para pasar el rato.

¿De dónde proviene?

Las personas

PROCEDENCIA Celaya 10 66.6% Otros 4 26.6% En este caso se puede decir que era más que lógico que la mayoría de los consumidores fueran de Celaya, puesto que es en esta ciudad en donde se realiza el tianguis, los que vienen de otros lugares muchas veces era la primera vez que lo visitaban e incluso sólo pasaban por ahí de casualidad.

¿Qué tan a menudo viene a este tianguis?

REGULARIDAD 3 al mes 4 26.6% Más de 4 4 26.6% Esporádicamente 4 26.6% 2 al mes 2 13.3% 1 al mes 1 6.6%

En regularidad encontramos un triple empate, están los que vienen más de cuatro veces al mes, los que vienen tres veces y los que vienen esporádicamente, esto en realidad no tienen ninguna relación entre si, pero los primeros datos nos muestran que en realidad y regularmente, el tianguis es muy visitado.

¿Qué es lo que más le gusta o atrae del tianguis?

QUE ES LO QUE MAS LE GUSTA Precios 4 26.6% Variedad 4 26.6% Cosas usadas 3 20% Nada 2 13.3% Ropa 2 13.3%

La gráfica y tabla anteriores, son quizá los datos más relevantes que podríamos mostrarles, pues nos indican la verdadera razón de el porqué se visita el tianguis, como se puede observar, la mayoría de la gente asiste a él porque le agradan los precios baratos, esto es en cuanto a ropa y verdura, otros dicen que la variedad, lo que confirma que el tianguis no se dedica sólo a la venta de cosas de segunda, sino que también encontramos otro tipo de cosas o artículos que son de agrado para los consumidores.

¿Qué productos consume frecuentemente en este tianguis?

PRODUCTOS QUE CONSUME FRECUENTEMENTE Ropa 4 26.6% Más de una 4 26.6% Chácharas 3 20% Frutas 2 13.3% Discos 1 6.6% Comida 1 6.6%

Con estos datos, nuevamente podemos identificar que lo que más le agrada consumir a la gente es la ropa que consiguen a precios muy bajos y las chácharas que permanecen en el gusto de este grupo.

¿Cuánto tiempo lleva viniendo a este tianguis?

TIEMPO QUE LLEVA VIENIENDO AL TIANGUIS Menos del año 4 26.6% 2 años 3 20% 1 año 2 13.3% 5 años 2 13.3% Más de 5 años 2 13.3% 3 años 1 6.6% 4 años 1 6.6% La mayoría de la gente entrevistada apenas está conociendo el tianguis, pues lleva menos del año visitándolo, los demás están distribuidos en varios años, desde uno hasta más de 5, esto es porque el tianguis ya existía antes de que se colocara en esta calle, por lo tanto los que llevan más de cinco años visitándolo, se entiende que también lo visitaban en sus anteriores instalaciones.

¿Tiene preferencia por algún puesto o comerciante?

Como vemos en la siguiente gráfica no hay una preferencia por la mayoría en cuanto algún comerciante. Aunque aproximadamente un poco menos de un cuarto de la muestra si tiene preferencia por algún comerciante, es decir ya está aclientado.

TIENE PREFERENCIA POR ALGUN COMERCIANTE No 12 80% Si 3 20%

La mayoría de los consumidores no tiene puesto o comerciante preferido, al contrario que los comerciantes, los consumidores no se fijan regularmente quién les atiende, por lo que no pueden identificar en la mayoría de los casos, al comerciante que mejor les servicio les ofrece.

Capital social

La relación que se establece entre comerciante y consumidor suele ser muy amigable, de una manera respetuosa el comerciante le ofrece su producto a todo aquel que se acerque a su puesto, si el consumidor muestra interés, el comerciante no lo deja hasta que lo convence de comprarle su producto, cabe aclarar que en ningún momento se falta a la relación o vinculo que se establece entre el comerciante y el consumidor, todo se conforma en un ambiente de respeto y a veces hasta sinceridad.

La interacción entre consumidor – comerciante es de mutuo respeto, hay veces que el mismo comerciante le recomienda al consumidor cuál de sus productos es mejor, esto es una manera de ganarse su confianza y así ganar otro cliente.

Como ya antes habíamos mencionado, muchas de las veces los consumidores les sirven de “informantes” a los comerciantes, pues sin que ellos lo pidan los consumidores les dicen que les desagrada de los otros puestos y por qué los prefieren a ellos.

A manera de conclusiones del tianguis insurgentes

Alguna de las conclusiones a las que podemos llegar es que las relaciones entre los comerciantes y consumidores se da de un forma muy humana, de mucho respeto y de convivencia, otras de las cosas es el hecho de que comprobamos que aun estando en una misma ciudad el nivel económico de muchos de los lugares comerciales establecidos en la misma, llegan a variar de gran manera económica, social y organizacionalmente.

De alguna u otra forma, nos dimos cuenta de que el comercio itinerante en la ciudad de Celaya es en la mayoría de los casos para consumos de primera necesidad, refiriéndonos a abarrotes, frutas, verduras y alguna que otra comida, vestido, etcétera, estableciendo así que podrían robar mercado a lo que llamamos centros comerciales, pues estos ofrecen los mismos productos, pero acuden más a ellos para consumir las necesidades secundaria y comprar uno que otro producto considerados de lujo.

Respecto a la pregunta que nos hacíamos en un principio, de si los tianguis afectan a los lugares ya establecidos, la respuesta es si y no, si, por el hecho que explicábamos en el párrafo anterior, y no porque de alguna u otra forma al igual que en los tianguis los locales ya tienen sus propios clientes y hay gente que prefiere ir a un lugar ya establecido que andar en los tianguis, además de cualquier manera el tianguis se retira en las tardes y siempre existen improvistos y uno tiene que acudir a los locales, por lo que concluimos que los tianguis no afectan de esta manera perjudicial a esos establecimientos.

El uso recurrente del tianguis no lo hace propenso a desaparecer, tiene bastante arraigo en las comunidades de origen.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet