BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

Mercados Itinerantes - tianguis: La lógica de los mercados.
Ricardo Contreras Soto
Esta página muestra parte del texto pero sin formato.
Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (237 páginas, 4Mb) pulsando aquí
 

VOLVER A LA TABLA DE CONTENIDOS


Tianguis de los miércoles de la colonia Emiliano Zapata

José Miguel Perales Muñoz
perm75@hotmail.com

Guadalupe Ricardo Octavo Mares
nueve_98@hotmail.com

Gustavo Velásquez Torres
tavo_5@hotmail.com

Ubicación geográfica

El mercado itinerante conocido como “el tianguis de los miércoles de la Emiliano Zapata” se ubica en las calles Girdaldo Magaña, Soto y Gama, y Heriberto Jara de la colonia Emiliano Zapata, de la ciudad de Celaya, Guanajuato. A continuación se muestra la ubicación del tianguis que nos atañe desde una perspectiva aérea (a 2.79 kilómetros de altura), en cual se aprecia cómo cruza y obstruye las arterias viales de la colonia Emiliano Zapata.

Ilustración 3 Mapa de Celaya del tianguis de los miércoles de la colonia Emiliano Zapata.

Descripción general

Con miras a la mejor realización de esta investigación nos vimos en la necesidad de acudir a las operaciones del mercado itinerante de los días miércoles, en las periferias de la ciudad de Celaya, Guanajuato. Durante las visitas realizadas al tianguis da la colonia Emiliano Zapata, al entrar inmediatamente nos mezclamos de una manera mágica y contagiosa en mundo de colores, sonidos, aromas y emociones muy variados, mezclados y originados por la multitud que en el centro del lugar se reunían.

Lógicamente no podíamos quedarnos con la impresión de la entrada solamente. Al adentrarnos en el tumulto de gente encontramos una muy amplia gama de productos ofertados por los comerciantes, que entre las calles de la zona organizan sus puestos, sin importar un orden por productos. Caminando a la izquierda nos encontrábamos con puestos de verduras frescas, a un lado se podía encontrar un enorme puesto de ropa, mochilas escolares, y muchas cosas más, a la derecha seguía mirando a una buena cantidad de personas observando su música preferida en puestos de discos compactos (piratas), flanqueados por puestos de fruta o juguetes.

Fotografía 1 Tianguis de los miércoles de la colonia Emiliano Zapata

A medida en que nuestros pasos se adentraban en la inmensidad del tianguis nos encontrábamos cada vez más rodeados por un mar de personas comprando, puestos vendiendo y música sonando (marketing sensitivo). Es tal la magnificencia de este lugar en el centro de su apogeo que en ocasiones incluso se dificulta realizar una actividad tan simple como caminar. En este sitio es donde se encuentran los puestos más grandes aunque tampoco tienen un orden específico. Para poder comprar algo, tienes que esperar e incluso colarte (filtrarte) entre los demás compradores (ya que no hay un orden estipulado en el tumulto).

Las instalaciones de este tianguis se encuentran de manera provisional, sólo durante el día del evento se pueden encontrar colocados en las calles de la colonia, frente a las casas y los comercios establecidos del área, como las tiendas de abarrotes o las papelerías. Las arterias viales aledañas de donde se establece el tianguis de la zona pierden toda actividad, ya que los automóviles no pueden acceder al lugar, suceso al cual sin duda ya se han habituado.

Muy a pesar de que el bullicio automovilístico perezca durante este miércoles, la colonia rebosa de vida entre las risas de las personas que disfrutan de una tradición en el comercio, los gritos de los comerciantes quienes ofrecen sus productos a todos los compradores, los cientos de conversaciones que se efectúan, lo cual es contagioso y uno no se resiste a participar, al menos preguntando el precio de las cosas exhibidas.

En varias de nuestras visitas a este centro mercantil nos encontramos con varias personas que ya habíamos visualizado en algunas de las visitas anteriores, por lo cual nos aventuramos a imaginar que son habitantes de la zona. Además que estas personas mostraban cierto grado de familiaridad con los comerciantes, lo cual demuestra el lazo de confianza existente entre los consumidores y sus proveedores, también nos gustaría resaltar que en su mayoría los comerciantes tenían una relación de amistad o al menos algo muy parecido, pues en cualquier momento de las visitas pudimos verlos compartiendo un rato ameno, en medio de un ambiente dicharachero y alburero en algunas ocasiones, no importando el rubro al que se dedicaran o el producto que ofrecían (pero si a quien se lo ofrecían).

Por medio de las observaciones y la interacción nos fue posible darnos cuenta de que los comerciantes cuyos productos eran tales como frutas, verduras, leguminosas y cosas por el estilo, son por si mismos productores y vendedores, en este caso los comerciantes vienen de comunidades rurales cercanas a la cabecera municipal, como es el caso de doña Esperanza, quien vende chiles, jitomates y otras clases de hortalizas, entre ella y su esposo realizan la cosecha y siembra de sus productos23, él los transporta a las locaciones del tianguis y regresa a su trabajo como albañil, mientras ella permanece en el puesto hasta que se recogen todos los comercios a las 7 de la tarde aproximadamente.

Pero no todo lo que se encuentra en este mercado rodante es alimenticio, de hecho en este lugar es posible encontrar prácticamente de todo, a través de las más de diez calles ocupadas por los puestos del tianguis topamos con toda clase de vendimias, en un lugar se vendían herramientas de re-uso, en otro zapatos, la venta de animales24 y hasta mascotas pudimos haber adquirido.

La actividad social resalta en los flujos de movimientos en el tianguis, en los pasillos, en el ruido de los acomodamientos, en las palabras y gritos. También en ciertas horas el tumulto, los empujones de la concurrencia.

En las imágenes vemos la venta de conejos pequeños que pueden comprarse como mascotas o para engordarse y comerse posteriormente. La venta de herramienta de segunda atrae a cierto segmento de la población, en donde puede haber una oferta interesante y algún interés por curiosear25.

Debido a la distancia entre estas colonias y los grandes centros comerciales en la ciudad y por el hecho ya mencionado de encontrarnos con la misma gente tras el paso de varios días, nos dimos cuenta de que en su mayoría quienes acudían a realizar sus compras ahí eran habitantes del área (quienes se evitan un trayecto largo y fatigoso), aunque no de manera obligatoria, ya que en varios de los casos la gente va en busca de precios más accesibles, pues en este lugar el contacto con los comerciantes es pleno y es muy factible llegar a pactar una rebaja en los precios o un incremento en el producto comprado, mejor conocido como el pilón26.

Emulando el antiguo y popular refrán de “camarón que se duerme se lo lleva la corriente” encontramos a la señora Lidia (mujer de aproximadamente 50 años de edad), quien nos comentó que llega temprano cada miércoles de tianguis porque en cuestión de frutas y verduras “lo bueno se acaba rápido”27, y de ahí surte la despensa de su hogar hasta que llega el otro miércoles. La señora Lidia al igual que muchos de los usuarios de los servicios del tianguis disfruta de la actividad de comprar aquí porque con el paso del tiempo han llegado a desarrollar amistad con otros compradores o con los vendedores mismos.

Consumidores

La sociedad mexicana es un complejo universo en el que diversos factores se entretejen para organizar la vida en común. Pero qué organización llevan los comerciantes. ¿Qué sería un tianguis sin consumidores?, simplemente nada. Y es por ello desarrollamos un estudio de algunos elementos de su percepción. Partimos de una muestra de 65 clientes y revelamos lo siguiente:

Datos generales de la muestra de 65 personas entrevistadas

Identificamos que el 61.53% de la muestra pertenece al género femenino28 y el 38.46 pertenece al género masculino.

Gráfica 1 Distribución de la muestra, atendiendo a la ocupación del género femenino y masculino. .

Como vemos en la gráfica quienes acuden con mayor frecuencia al tianguis son amas de casa (quizás se deba a su compromiso con su familia). A éstos les siguen las personas empleadas, comerciantes y estudiantes (en gran medida se debe a cosas de moda y por el ambiente que se vive en el tianguis). Y por último los menos concurridos son las personas desempleadas y jubilados.

Gráfica 9 Distribución de la muestra, atendiendo al estado civil del género femenino.

A este tianguis suelen concurrir en mayor frecuencia mujeres casadas que solteras (volvemos al tema de las necesidades del hogar) y en hombres suelen venir con más frecuencia solteros a diferencia de los casados.

Tabla 2 Distribución de la muestra, atendiendo al lugar de procedencia.

Procedencia Frecuencia Porcentaje 1 Colonia Alameda 1 1.5% 2 Colonia Juan Pablo Segundo 1 1.5% 3 Colonia La Rinconada 2 3.0% 4 Emiliano Zapata 49 75.38% 5 Fraccionamiento los Ángeles 1 1.5% 6 Fraccionamiento Misión La Esperanza 1 1.5% 7 Rancho La Trinidad 2 3.0% 8 Rancho San Luís Rey 3 4.6% 9 Silva 5 7.69% Es claro que la mayor parte de la gente que concurre a este tianguis es oriunda de esa misma colonia con un 75.38 % de la muestra. El otro 24.62 % está distribuido en otras colonias, ranchos, y fraccionamientos (todos a una distancia cómoda).

Tabla 3 Distribución de la muestra, atendiendo a la frecuencia en que los consumidores van a el tianguis.

Frecuencia Frecuencia Porcentaje 1 Esporádicamente 2 3.07% 2 Dos veces al mes 17 26.15% 3 Tres o más veces al mes 25 38.46% 4 Una vez al mes 21 32.30% Si estudiamos la frecuencia con la que los comerciantes concurren a este tianguis, claramente notamos que el 38.46% de la muestra lo hace prácticamente cada miércoles, el 26.15% lo hace dos veces al mes, y sólo el 3.07% lo hace por periodos no frecuentes (habitantes de la misma colonia que tiene por fuerza que cruzar el tianguis para llegar a sus hogares).

Tabla 4 Distribución de la muestra, atendiendo a los productos que consumen.

Distribución de productos Frecuencia Porcentaje 1 Comida y alimentos 6 9.23% 2 Discos, dvd´s y juegos para nintendo 17 26.15% 3 Mandado: carne (pollo, puerco y res), frutas, verduras y legumbres. 14 21.53% 4 Nada en especial 3 4.61% 5 Otros: herramientas, artículos deportivos, aparatos para celular, cosas para el cabello y, macetas y plantas. 5 7.69% 6 Ropa y calzado (nuevos) 11 16.92% 7 Ropa y calzado (usados) 9 13.84% La gran mayoría de los consumidores concurridos en este tianguis generalmente vienen a comprar algún tipo de producto, y en la muestra encontramos 7 categorías:

1. Comida y alimentos.

2. Discos, dvd´s y juegos para nintendo.

3. Mandado (canasta básica).

4. Nada en específico.

5. Otros: herramientas, eléctricos y demás artículos.

6. Ropa y calzado (nuevos).

7. Ropa y calzado (usados).

En primer lugar con un 26.15% de la muestra los consumidores compran discos, dvd´s y juegos para nintendo (piratas).

¿Qué productos consume con más frecuencia en este tianguis?

DVD y CD. (Entrevista 12).

Discos, DVD´s y a veces ropa. (Entrevista 21).

Solamente discos. (Entrevista 25).

En segundo lugar con un 21.53% los consumidores de la muestra compran mandado: carne (pollo, puerco y res), frutas, verduras y legumbres.

Carne y frutas. (Entrevista 4).

Productos para preparar la comida en la semana (carne, verduras y legumbres). (Entrevista 17).

Mandado: jitomate, cebolla, tomate, pastas, chiles, frijol y huevo. (Entrevista 28).

El abastecimiento de productos comestibles forma parte de los consumos cotidianos.

En tercer lugar con un 16.92 % los consumidores de la muestra compran ropa y calzado (nuevos).

Ropa, DVD´s, CD´s y zapatos. (Entrevista 11).

Ropa y calzado. (Entrevista 14)

Blusa, CD, pantalón, falda, zapatos, cintos, pinzas para el pelo y millones. (Entrevista 32).

En cuarto lugar con un 13.84% los consumidores de la muestra compran ropa y calzado de segunda (usados).

Discos y ropa usada. (Entrevista 15).

Ropa usada. (Entrevista 24).

Ropa usada. (Entrevista 46).

En quinto lugar con un 9.23% los consumidores de la muestra compran comida y alimentos preparados.

Comida. (Entrevista 42).

Alimentos. (Entrevista 45).

Comida. (Entrevista 57).

En sexto lugar con un 7.69% los consumidores de la muestra compran otros artículos: herramientas, artículos deportivos, aparatos para celular, cosas para el cabello y, macetas y plantas.

Herramientas. (Entrevista 10).

Artículos deportivos. (Entrevista 26).

Cosas para el cabello y colguijes. (Entrevista 50).

En séptimo lugar con un 4.61% los consumidores de la muestra concurren pero no buscan algo en especial29.

Nada en especial. (Entrevista 47).

Nada en especial. (Entrevista 52).

Consumo y gusto por el tianguis

En el tianguis se ofrece y se vende una gran variedad en productos, desde mascotas hasta herramientas o ropa, es por ello que para el desarrollo de esta investigación, es importante conocer los gustos de los consumidores del mercado rodante en la colonia Emiliano Zapata, de Celaya.

En la investigación realizada con los consumidores de la zona acerca de qué es lo que más les gusta del tianguis obtuvimos que los productos preferidos son discos compactos (música y video), productos alimenticios, y ropa y calzado nuevos entre otros, lo cual se muestra en el siguiente gráfico.

Gráfica 2 Distribución de la muestra, atendiendo al consumo.

Clasificando las respuestas obtenidas, logramos ver que, la venta del tianguis tiene variaciones de importancia, en cuanto a la cantidad de compradores, para cada artículo ofertado en los puestos, y la distribución de estos compradores se representa en la tabla.

Tabla 5 Frecuencia de la muestra, atendiendo al consume.

Productos que compra en el tianguis Frecuencia Porcentaje 1 Comida y alimentos (varios) 6 9.23% 2 Discos, DVD´s y videojuegos 17 26.15% 3 Canasta básica 14 21.53% 4 Ropa y calzado (nuevo) 11 16.92% 5 Ropa y calzado (usado) 9 13.84% 6 Nada en especial 3 4.61% 7 Otros (herramientas, plantas, etc.) 5 7.69% De este modo, en primer lugar de los productos comprados en el tianguis se encuentra a los discos compactos (música, video, videojuegos), con un 26.1% del total.

¿Qué productos consume con más frecuencia?

Discos, porque encuentro discos de todo tipo, claro piratas (Entrevista 1)

DVD´s y CD´s, porque encuentro lo más nuevo (Entrevista 12)

Discos, porque no tengo el suficiente dinero para comprarlos originales… (Entrevista 15)

Con el 21.5% se encuentra en segundo lugar la canasta básica, en la cual se cuantifica a las personas que hacen compras de productos como carnes, leguminosas, frutas, verduras, etc.

Carne, frutas y verduras. La carne es fresca, las frutas y las verduras son de temporada y en buen estado. (Entrevista 2)

Carne y frutas, porque los encuentro a buen precio. (Entrevista 4)

Fruta, carne, verduras y legumbres, pues los encuentro de temporada y a buen precio. (Entrevista 6)

La ropa y el calzado nuevo se encuentran en el tercer sitio, pues cuenta con un 17% del total de las respuestas dadas.

Ropa, porque aquí encuentro lo que está de moda. (Entrevista 22)

Ropa y zapatos, prácticamente es lo mismo que adquiriría si fuera hasta Moroleón o León. (Entrevista 18)

Con el 13.8% del total, se encuentra en cuarto lugar la adquisición de ropa y calzado usado.

Ropa usada, porque no tengo el suficiente dinero como para comprarla nueva. (Entrevista 24)

La comida y los alimentos ofrecidos y preparados en los puestos del tianguis ocupan la quinta plaza con el 9.2%.

Con el 7.7% acumulado entre varias respuestas se encuentran las adquisiciones de mercancías como artículos deportivos, herramientas, etc.

Herramientas, porque las encuentro de segunda mano y baratas, y además en buen estado ya luego yo las revendo allá donde vivo (Entrevista 10)

Artículos deportivos, busco unos guantes para portero, porque antes los he comprado aquí y me han salido de buena calidad. (Entrevista 26)

Aparatos para el celular. (Entrevista 43)

Finalmente con el 4.6% restante se encuentran los compradores que acuden a los comercios del tianguis sin la intención previamente establecida de comprar algo en especial y compran lo que les atraiga o simplemente no compran nada.

Otra de las cuestiones interesantes al por qué del gusto por el tianguis es precisamente ¿por qué los consumidores acuden a este tianguis?, al aplicar esta interrogante a quienes se dan cita semanal en este comercio itinerante obtuvimos los resultados siguientes.

Gráfica 3 Factores principales de la asistencia al tianguis de la muestra.

Obteniendo que de acuerdo a las respuestas dadas, las razones para frecuentar el tianguis Emiliano Zapata se dividen de la siguiente manera.

Tabla 6 Factores principales de la asistencia al tianguis de la muestra.

¿Por qué viene al tianguis? Frecuencia Porcentaje 1 Cercanía con el tianguis 25 38.46% 2 Variedad de productos 14 21.53% 3 Distracción 9 13.84% 4 Otros (precio, costumbre, nada en especial, etc.) 5 7.69% 5 Abstención a contestar 12 18.46% En su mayoría las personas dijeron acudir al tianguis por la cercanía que éste tiene con sus hogares, pues con el 38.46 %, ésta fue la razón principal del gusto por este tianguis en especial.

¿Por qué le gusta venir a este tianguis?

Porque me queda más cerca de la colonia donde vivo. (Entrevista 7)

Porque me queda a dos cuadras de mi casa (Entrevista 8)

Porque me queda cerca y además no tengo que cargar las bolsas durante mucho tiempo, como en el caso de que fuera a algún mercado. (Entrevista 16)

Por lo visto la cercanía geográfica es un criterio del gusto para los clientes.

La segunda razón por la cual a los usuarios del tianguis les agrada el lugar es por la variedad de productos, pues esta respuesta obtuvo el 21.5% del total.

Porque encuentro los discos que quiero. (Entrevista 1)

Porque tiene mucha variedad en verdura. (Entrevista 28)

En tercer lugar con el 18.5% está la abstención a esta pregunta, pues no todos los encuestados dieron respuesta a esta interrogante30:

En la cuarta plaza está, con el 13.8%, la distracción, como razón para acudir regularmente a las inmediaciones del mercado itinerante de los días miércoles.

Por que vengo de compras y me desenfado. (Entrevista 49)

Porque descanso un rato del quehacer. (Entrevista 53)

Finalmente con el 7.7% acumulado se encuentran respuestas únicas categorizadas en una sección.

Otros factores de gusto por el tianguis

Pero no todas las personas con las que uno puede encontrarse en el tianguis están ahí por las compras únicamente y quisimos ahondar en este punto, preguntando, dentro de un marco de tolerancia, ¿además de los productos, por qué viene al tianguis?, obteniendo como resultado lo siguiente.

De acuerdo con el gráfico anterior, podemos ver las razones por las cuales las personas acuden cómodamente al tianguis de los miércoles, y estas razones se encuentran de la misma manera distribuidas en la tabla de frecuencias.

Tabla 7 Otros factores de gusto por el tianguis.

¿Por qué venir al tianguis? Frecuencia Porcentaje 1 Ambiente 24 36.92% 2 Variedad en toda clase de artículos 15 23.07% 3 Precios bajos 7 10.76% 4 La extensión del tianguis 2 3.07% 5 Amabilidad de los comerciantes 2 3.07% 6 Ubicación 7 10.76% 7 Frescura y sabor de los productos 3 4.61% 8 Otros (mujeres, limpieza, etc.) 4 6.15% 9 Abstención 1 1.53% En primer lugar, dentro de esta categorización, se encuentra con el 37% el ambiente que se respira en el tianguis, como factor de gusto hacia la actividad de comprar en este lugar.

Aparte de los productos, ¿qué es lo que más le gusta del tianguis? ¿Por qué?

El ambiente que provoca la gente, porque me gusta el ruido. (Entrevista 7)

La gente, me gusta ver mucha gente reunida, porque se siente un ambiente muy bueno. (Entrevista 16)

El ambiente, porque deja de ser un día normal y se convierte en todo un conjunto de puestos con una gran variedad de productos de todo tipo. (Entrevista 22)

La variedad de productos ofrecidos es otra razón importante para asistir al tianguis, pues con un 23% ocupa el segundo lugar en la lista.

La variedad en toda clase de artículos, porque encuentro lo que necesito. (Entrevista 3)

… la variedad de productos, porque puedo escoger de entre muchas cosas lo que más me agrade. (Entrevista 17)

En el tercer lugar se aprecia un empate entre el precio y la ubicación de los comercios que integran el mercado rodante en la colonia Emiliano Zapata, pues, cada una de estas razones se apunta un 10.8% del total.

Los precios bajos, se adecuan a mi dinero. (Entrevista 6)

Está cerca de mi casa. (Entrevista 59)

Con el 6.1% se encuentran en quinta plaza motivos variados, los cuales se categorizarón en una sola sección en la tabla de frecuencias anterior, ya que sólo se mencionaron una vez.

Que veo mucha gente, en especial a las muchachas. Porque me gusta caminar en donde pueda encontrar gente. (Entrevista 25)

Porque me gusta comprar y gastar. (Entrevista 31)

Que no está sucio. (Entrevista 50)

Que no hay tanta gente. (Entrevista 44)

El 4.6% de los encuestados respondieron que les gustaba el tianguis por la frescura y el sabor de los productos alimenticios (preparados) ofrecidos en el tianguis, es por ello que esta es la razón, número seis en nuestra tabla de frecuencias.

Que la fruta está sabrosa y es el mejor del tianguis. (Entrevista 28)

La comida y lo helados, porque los días que vengo al tianguis no preparo almuerzo. (Entrevista 33)

En la penúltima posición están detalles como la extensión del tianguis y la amabilidad de los comerciantes, en un empate del 3% para cada una de estas razones.

Que está grande, porque puedo ver y comparar precios y quedarme con lo que me guste (Entrevista 14)

Que los comerciantes son amables, me tratan bien, aunque algunos se pasan de necios. (Entrevista 24)

Finalmente, a esta interrogante se le dio una sola abstención, lo cual representa un 1.5% de la muestra atendida en la encuesta realizada al respecto de los consumidores y los factores que infieren en su gusto por este tianguis en especial.

Comerciantes

Al igual que los consumidores, los comerciantes son actores protagonistas de los tianguis, ya que son ellos quienes traen este singular negocio a su locación cada semana del año y por ello desarrollamos un estudio de algunos elementos de su identidad. Partimos de una muestra de 50 tianguistas y revelamos lo siguiente:

Datos generales de la muestra

Observamos que la distribución de hombres y mujeres es semejante con un 52% en sexo femenino y un 48% en masculino. Encontramos que la media muestral es 37.14 años con una desviación estándar de 9.78 años.

Gráfica 11 Distribución de la muestra de comerciantes, atendiendo al estado civil.

Para conocer un poco más a estos comerciantes es necesario mostrar también el estado civil de ellos. Vemos que con un porcentaje más alto, el 78% están casados, un 10% son viudos, un 8% divorciado y un 4% se encuentran solteros. Socialmente la mayoría de los tianguistas son casados y tienen otro tipo de obligaciones a los solteros. Los jefes de familia son los responsables del puesto.

Vamos a identificar la procedencia de los comerciantes y así conocer la distancia que éstos recorren a fin de instalarse en esta colonia.

Tabla 8 Distribución de la muestra, atendiendo a la procedencia de los comerciantes.

  Procedencia Frecuencia Porcentaje  1 Barrio del zapote 1 2%  2 Celaya, centro 15 30%  3 Colonia Emiliano zapata 12 24%  4 Colonia la Valle hermoso 1 2%  5 Colonia Santa María 1 2%  6 Colonia Tres Guerras 1 2%  7 Irrigación 2 4%  8 La Latino 1 2%  9 Rancho La Trinidad 1 2%  10 Salamanca 2 4%  11 San Juan de la Vega 1 2%  12 San Juanico 1 2%  13 Silva 3 6%  14 Tamayo 8 16%

Identificamos en la muestra que los comerciantes se desplazan a este tianguis desde zonas lejanas y algunos otros sólo tienen que recorrer algunos pocos kilómetros. Sólo hemos encontrado 14 lugares distintos de procedencia de los comerciantes y su mayoría pertenecen a colonias de la misma ciudad de Celaya. Pero hay comerciantes de otros lugares, principalmente comunidades aledañas (San Juan de la Vega, Tamayo, Silva, Rancho la Trinidad). Un poco menos de la mitad 24% de los que participan en este tianguis son de la misma colonia, esto es relevante porque la actividad económica impacta directamente a la misma comunidad.

Productos

El tianguis no sería tal sin su esencia “los productos” y mientras mayor sea la gama de productos ofrecidos en un tianguis, mayor será la atracción de los consumidores.

Tabla 9 Distribución de la muestra, atendiendo a los productos.

Productos Frecuencia Porcentaje 1 Accesorios para cabello 1 2% 2 Accesorios para teléfonos 1 2% 3 Animales: conejos 1 2% 4 Botanas: dulces y churros 1 2% 5 Carne de pollo 1 2% 6 Carne de puerco: carnitas y carne cruda, chicharrón 1 2% 7 Comida 1 2% 8 Discos 2 4% 9 Frutas y verduras 5 10% 10 Gorditas 1 2% 11 Herramientas nuevas 2 4% 12 Jugos y fruta 1 2% 13 Juguetes 1 2% 14 Mochilas y juguetes 1 2% 15 Nieves y aguas frescas 1 2% 16 Otros usados: libros y revistas, herramientas, chácharas y eléctricos 5 10% 17 Películas 1 2% 18 Productos Avon 1 2% 19 Productos para baño 1 2% 20 Ropa nueva 4 8% 21 Ropa usada 10 20% 22 Utensilios de cocina 1 2% 23 Zapatos nuevos 5 10% 24 Zapatos usados 1 2%

En esta distribución de productos encontramos productos de toda clase, y cabe mencionar que hay una gran variedad de otros productos. En la muestra encontramos que lo que más se pone a la venta es ropa usada con un 20%, un 10% en zapatos nuevos, 10% en frutas y verduras, 10% en otras cosas usadas, 8% ropa nueva y el resto con menores porcentajes en otros productos. Aunque los vienes simbólicos como los discos y videos van a estar en la mayoría de los tianguis.

Para analizar la procedencia de los productos ofrecidos en le tianguis hemos de partir en la división del tianguis en 4 zonas.

Ilustración 4 División del tianguis en zonas.

Aunque no afirmamos que haya una sub-especialización del todo de los comerciantes por zonas establecidas en el tianguis, hacemos una aproximación de la distribución de cierta especialización de los comerciantes de manera geográfica.

Zona 1. En ésta los productos ofrecidos encontrados en la muestra son los siguientes: frutas, verduras y legumbres, pollo (fresco), puerco (carne cruda, carnitas y chicharrón), jugos y fruta picada, botanas (churros y dulces), comida (gorditas y guisados) y, nieves y agua fresca. De acuerdo al análisis de las respuestas acerca de la procedencia de los productos ofrecidos de la muestra, podemos deducir que los comerciantes que venden frutas, verduras y legumbres, y jugos traen su mercancía del mercado de abastos de Celaya. Los comerciantes que venden nieve, agua fresca, comida y botanas se surten en los mercados de Celaya y son procesados por ellos mismos. Y los comerciantes que venden carnes de puerco y pollo se surten en Celaya son intermediarios pero ellos lo procesan.

Zona 2. En ésta encontramos principalmente ropa usada y algunos artículos nuevos. Los comerciantes que venden ropa usada la surten de los Estados Unidos de América (principalmente de Mc allen, Texas), todos son intermediarios y tienen a una persona que los surte o en varios casos trabajan para él. De los artículos nuevos encontramos: utensilios de cocina, juguetes, mochilas, accesorios para celular y teléfono, discos y dvd´s (estos últimos dos “piratas”), también es mercancía surtida en Celaya.

Zona 3. En ésta encontramos cosas usadas, principalmente herramientas y chácharas, en todos los casos los comerciantes son intermediarios, algunos son recolectores de la herramienta comprada o usada. Algunos comerciantes que venden herramienta nueva se surten de las principales ferreteras de Celaya.

Zona 4. En ésta vende cosas usadas y algunos artículos nuevos. Es muy parecida a la zona 2 y 3, pero en ésta abundan aparatos eléctricos usados, también encontramos revistas y libros usados y algunos artículos nuevos como juguetes y cosas para niños. Los artículos son comprados a algunos reparadores de aparatos eléctricos y los artículos nuevos son surtidos en Celaya.

En todas las zonas encontramos ropa y zapatos (nuevos), todos los comerciantes que los venden son intermediarios. La ropa es surtida de Moroleón y los zapatos de León (ciudades de Guanajuato) principalmente.

Un análisis a uno de los principales rubros: ropa usada.

En el comercio nada se desperdicia. Los grandes almacenes de saldos31 y ventas de segunda mano son el ejemplo de que siempre hay un comprador dispuesto a gastar su dinero en productos que otros ya no quieren. Que un producto ya no esté en los principales aparadores, incluso que alguien lo haya estrenado primero, ha dejado de ser un obstáculo (simbólico) para muchos compradores, ya que la necesidad de vestir de las clases populares, no se centra en los prejuicios de las clases medias y altas, aunque hay un límite del uso en la ropa de segunda: que tenga cierta apariencia de nueva (estrategia de emulación de cierta clase), siempre y cuando la mercancía e no este sucia, ni rota.

Como parte de nuestra investigación, hemos contactado al Señor Pedro Pérez que es la persona encargada de la distribución y sobre todo del almacenamiento de la ropa usada en la ciudad de Mc Allen, E.U.A. Durante esta entrevista logramos conocer el proceso que sigue la forma de comercialización de este negocio que sustenta a un enorme número de familias en Celaya.

Nos comentó que la ropa es recolectada a lo largo de toda la Unión Americana en grandes tráileres y trasportada a la ciudad de Mc Allen, Texas donde es almacenada en bodegas y pasada por un proceso que se llama “claseamiento” (filtro o clasificación de la ropa) donde se separa la ropa en buen estado y la que en realidad ya no sirve (misma que es tirada a la basura). Después, es puesta en pacas y debe reunir cierto peso en kilogramos, ya que esa es la forma en que se vende allá, en la bodega. El siguiente paso es traerla a México en grandes tráileres y en camionetas (como es el caso de del señor Pedro Pérez), quien se encarga de llevarla en este caso, hasta la ciudad de Celaya donde es distribuida a las personas que la venden en diversos establecimientos y tianguis, de ahí se sustentan un sin fin de familias.

Los tianguistas de la ropa usada son conocidos por tener buenas ganancias en la mayoría de los casos, aunque en los últimos años se ha multiplicado el número de comerciantes que se dedican a este negocio, lo que ha provocado que esté muy competida la venta.

La mayoría de los comerciantes de ropa de segunda pertenece a la comunidad de Rincón de Tamayo32, esto se debe en parte a que la persona que es dueña de las bodegas y que se encarga de la distribución de la ropa en Celaya y la región, es oriundo de esa comunidad33.

Gráfica 12 Distribución de la muestra, atendiendo al comercio intermediario y directo.

La diversidad de productos que encontramos en este tianguis es en su mayoría de comerciantes intermediarios de un 95% contra sólo los 5% productores directos de la muestra.

Venta móvil

Tal y como muestra Diego Rivera en un mural del Palacio Nacional, los concurridos mercados de los mexicas tenían gran actividad. El trueque era el sistema común de intercambio. Para los mexicas el comercio era la actividad primordial. La red de caminos utilizados por los comerciantes se extendía hasta lugares tan alejados del centro del país como Yucatán (sacbe), Oaxaca o Centroamérica. El área de comercio tuvo una enorme relevancia. Todos los días había un mercado común y cada cinco días otro general. Los mayores recintos mercantiles eran los de Tlatelolco, Tenochtitlán, Azcapotzalco y Tacuba, que, compuestos por numerosas construcciones, albergaban las materias primas locales, tanto como los productores procedentes de otras tierras.

Antaño ocurrió eso, pero que hay de la venta de nuestros días. Simplemente cuando un comerciante no puede ganarse la vida por medio de un establecimiento fijo tiene que recurrir al fenómeno de la movilidad y a la reinstalación de su negocio en lugares distintos34, y tener como consecuencia una mayor población que pueda consumir los productos que ofrece. Ahora vamos a ver esa movilidad de los comerciantes de la muestra.

En primer lugar con un 28% los comerciantes se instalan en cuatro tianguis para poder sobrevivir. Existen factores que llevan a los comerciantes a instarse en cuatro lugares distintos. También por eso es entendible que los comerciantes son principalmente intermediarios y no productores directos.

¿Vende en otro tianguis? ¿Dónde? ¿Por qué?

Claro que sí vendo en otros tianguis, los domingos aquí, los viernes en la Valle hermoso y los martes en la Santa María, imagínese tengo que darle estudios a mi hija. (Entrevista 19).

Sí vendo en otros tianguis, en la San Juanico, Valle hermoso, San Miguel Octopan. Tengo que mantenerme y pues apoyo a mis sobrinos con su educación. (Entrevista 20).

Sí vendo en otros, aquí en esta colonia los domingos, en las insurgentes y en la Valle hermoso. Lo hago por necesidad, desafortunadamente mi esposo tiene vicios. (Entrevista 30).

En segundo lugar con un 28% los comerciantes se instalan en dos tianguis para poder sobrevivir. En su mayoría los comerciantes que se instalan sólo en dos tianguis son de la colonia donde se instala el tianguis o de una zona muy cercana, pues tiene aparte su negocio y éste les sirve como un modo de ingreso más.

Sí, aquí los domingos, porque tengo necesidad de ganar más. Al establecerme en los tianguis mis ingresos aumentan, además de que tengo mi local aquí cerca. (Entrevista 6).

Sí, aquí los domingos, y lo hago por necesidad, vendemos a diario en nuestros triciclos y los días de tianguis en esta colonia. (Entrevista 15)

En tercer lugar con un 20% los comerciantes se instalan en tres tianguis para poder sobrevivir. Vemos que este grupo tiene lo hace más por necesidad que por negocio como tal, también lo hacen porque este negocio se adapta a sus necesidades.

Sí, en San Miguel Octopan y en la colonia Valle hermoso. Por enfermedad (no puedo cargar cosas pesadas). (Entrevista 10).

Sí, aquí los domingos y en las insurgentes. Por necesidad, hay que mantener a los hijos. (Entrevista 25).

Sí, aquí los domingos en la central y los lunes en el centro. Por necesidad, la vida es dura y pues tenemos que vivir de algo. (Entrevista 29).

En cuarto lugar con un 20% los comerciantes se instalan en un tianguis para poder sobrevivir. Este grupo lo hace por comodidad, por sacar un dinero extra, porque viven muy cerca del tianguis.

No, solamente aquí. Porque el tianguis se instala enfrente de mi casa (Entrevista 8).

Este es el único. Es tradición familiar, siempre han vendido estos días mis papás y ahora me quede con el negocio yo. (Entrevista 38)

Solo aquí, vivo aquí cerca. Es mi única forma de subsistencia, la verdad se me vende muy bien. (Entrevista 46).

En quinto lugar con un 4% los comerciantes se instalan en cinco tianguis para poder sobrevivir. Este grupo es reducido y los que lo hacen son trabajadores de un gran comerciante de ropa usada. Suponemos que la mayoría de los comerciantes que están vendiendo de esta manera son intermediarios, no productores directos.

Sí, los lunes, viernes y sábados en el conocido tianguis de los lunes Y algunos miércoles en un pueblo de Michoacán. Se gana buen dinero, andando vendiendo ropa usada. (Entrevista 32).

Sí, Lunes, Viernes, Sábado y Domingo. Mis familiares también venden y cuando me quedé desempleado, me metí a vender ropa. (Entrevista 40).

El por qué de ser tianguistas

Un comerciante no se hace de la noche a la mañana y no tienen las mismas causas para serlo, pero en este comercio han encontrado una forma de ser y sobrevivir.

En primer lugar con un 48% de las respuestas, los comerciantes tomaron la dedición de ser tianguistas porque es un buen negocio y porque viene mucha gente al este tianguis.

¿Cómo llego a la decisión de ser tianguista?

Por que tenía mi negocio fijo (aún lo tengo), pero es más negocio andar de un lado para otro. (Entrevista 4).

Porque siempre he vendido mis productos por catálogo, pero andando en otra colonia vendo más. (Entrevista 11).

Porque tenía mi local, pero no se me vendía mucho y así vendo más. (Entrevista 19).

En segundo lugar con un 18% de respuestas, los comerciantes se han dedicado a este comercio porque es tradición de sus familias. Rading (1999: 286) dice:

“el hecho de que la familia haya subsistido como una institución fuerte y profundamente conservadora ha sido vital para mantener la estabilidad política en México. Hoy día es el motivo individual más fuerte para explicar por qué las crisis no han desembocado en inquietud social”. “Es por medio de la familia como se transmiten las tradiciones, los valores y las creencias religiosas”.

Para la mayoría de los mexicanos la familia sigue siendo el eje de su vida. Muchos de los principales grupos económicos del país siguen siendo empresas familiares, legadas de padres a hijos.

Y es fácil observar que en los comerciantes también ocurre esa transmisión de tradición tianguista a través de la familia.

Por la familia, mi papá también fue tianguista. (Entrevista 16).

Es tradición familiar, siempre han vendido estos días mis papás y ahora me quede con el negocio yo. (Entrevista 38).

Mis familiares también venden y cuando me quedé desempleado, me metí a vender ropa. (Entrevista 40).

En tercer lugar con un 14% de las respuestas, los comerciantes se dedican a este comercio por necesidad.

Por necesidad, vendemos a diario en nuestros triciclos y los días de tianguis en esta colonia. (Entrevista 15).

Por necesidad, la vida es dura y pues tenemos que vivir de algo. (Entrevista 30).

Por necesidad. (Entrevista 22).

En cuarto lugar con un 12% de las respuestas, los comerciantes se dedican a este comercio por desempleo.

Es difícil conseguir trabajos. (Entrevista 35).

No conseguí trabajo y mejor me puse a vender algo. (43).

Cuando me quedé desempleada en la fábrica, puse mi puesto. (Entrevista 50).

En quinto lugar con un 8% de las respuestas, este grupo lo hace por factores de edad, enfermedad y porque les falta el sostén familiar.

Por enfermedad de mi esposo. (Entrevista 1).

Por falta de mi marido. (Entrevista 5).

Porque a mi edad ya no me dan trabajo. (Entrevista 9)

Por enfermedad (no puedo cargar cosas pesadas). (Entrevista 10).

El mercado itinerante como negocio

Lógicamente el tianguis es una buena forma de obtener ingresos, pero tenemos que ver si esto en realidad ocurre y de acuerdo a la muestra obtuvimos dos grupos, a los que les va bien y a los que les va a veces bien y a veces mal.

En el primer grupo con un 70% de las respuestas, es la mayor parte de la muestra, lo cual nos indica que por lo general les va bien a los tianguistas.

¿Le va bien en su negocio? ¿Por qué?

Sí. Es buena la venta porque no sólo compran las personas que vienen, sino también los comerciantes. (Entrevista14).

Sí gracias a Dios me ha ido bien. (Entrevista 37).

Casi siempre me va bien. (Entrevista 43).

En el segundo grupo con un 30% de las respuestas, éste nombra algunos factores del por qué de las bajas ventas.

Más o menos. Porque hacen falta más lugares en donde vender. (Entrevista 1).

No muy bien. Casi no compran mis herramientas. (Entrevista 9).

Más o menos. Porque hay más muchachada que adultos. (Entrevista 12).

Las ventas varían un día sí se vende bien y otro no. (Entrevista42).

Depende mucho como esté la economía en general, porque en México ha habido crisis recurrentes, que han generado despidos o cierres de empresas, esto generó que muchos de las personas se fueran al comercio informal.

Capital social

El capital social se refiere a las instituciones, relaciones y normas que conforman la calidad y cantidad de las interacciones sociales de una sociedad. Numerosos estudios demuestran que la cohesión social es un factor crítico para que las sociedades prosperen económicamente y para que el desarrollo sea sostenible35.  El capital social no es sólo la suma de las instituciones que configuran una sociedad, sino que es asimismo la materia que las mantiene juntas.

Una noción restringida del capital social es aquella que lo considera como una serie de asociaciones horizontales entre personas que incluyen redes sociales y normas asociadas que afectan a la productividad y el bienestar de la comunidad. Las redes sociales pueden aumentar la productividad al reducir los costos asociados al establecimiento de negocios.  El capital social facilita la coordinación y la cooperación. 

Sin embargo, el capital social también tiene una importante desventaja (Portes y Landholt 1996): aquellas comunidades, grupos o redes que están aislados o tienen intereses exclusivamente locales o contrarios a los de una sociedad (por ejemplo,  carteles de la droga, redes de corrupción) pueden realmente frenar el desarrollo económico y social.

Una interpretación más amplia del capital social toma en cuenta tanto los aspectos positivos como los negativos, de manera que incluye las asociaciones verticales y horizontales entre personas, al igual que el comportamiento entre  y  dentro de las organizaciones, como por ejemplo las empresas.  Este punto de vista reconoce que las relaciones horizontales son necesarias para dar un sentido de identidad y un propósito común a las comunidades, pero también insiste en que sin formar relaciones que transciendan  varias divisiones sociales (por ejemplo, religión, etnia , estatus socio-económico), las relaciones horizontales pueden convertirse en una base para la búsqueda de intereses restringidos, que impidan  el acceso a la información y a los recursos materiales que de otra manera pudieran ser de gran asistencia para la comunidad (por ejemplo,  información sobre vacantes de trabajo, acceso a crédito).

Relaciones entre consumidores.

Con el objetivo de conocer la subjetividad de los consumidores del tianguis Emiliano Zapata, es necesario conocer aspectos importantes en cuanto a sus relaciones sociales con demás consumidores, en el centro de convergencia semanal.

Es por ello que en las encuestas aplicadas a los consumidores del tianguis se incluyeron preguntas cómo “¿Le gusta venir acompañado?”; obteniendo los siguientes resultados:

Representado en este gráfico se encuentra que del total de los consumidores encuestados, para un 43% es más cómodo acudir a realizar sus compras solo, mientras que el 57% restante prefiere acudir acompañado a la actividad del tianguis. La especificación de por quien se hacen acompañar los usuarios del mercado itinerante de la colonia Emiliano Zapata, se encuentra representada en la siguiente tabla:

¿Quién le acompaña al tianguis? Frecuencia Porcentaje 1 Nietos (as) 4 8% 2 Esposo (a) 8 16% 3 Hermanos (as) 3 6% 4 Hijos (as) 8 16% 5 Toda la familia 6 12% 6 Novio 1 2% 7 Madre 1 2% 8 Amigos (as) 5 10% 9 Comadre 1 2%

Realizando un análisis correspondiente a la información previamente presentada, podemos definir que las relaciones de los consumidores entre sí son un tanto herméticas, ya que es evidente que quienes compran en el tianguis de Emiliano Zapata se hacen acompañar en gran mayoría por los miembros de la familia directa.

En primer lugar nos encontramos con que al 43% de la población encuestada le es más agradable realizar sus vistas al tianguis por su cuenta y sin compañía alguna.

En un segundo grupo con un 12.3% del total de encuestados se encuentran las personas que se hacen acompañar por su pareja únicamente.

¿Le gusta venir acompañado? ¿Con quien?

Sí, con mi esposa. (Entrevista 36)

Sí, vengo con mi esposo (Entrevista 38)

También en segundo lugar, también con un 12.3% se encuentran las personas que realizan sus visitas al tianguis acompañadas por algunos de sus hijos.

Sí, con mi hija (Entrevista 40)

Sí, con mis dos hijos. (Entrevista 16)

Sí con mi niña (Entrevista 51)

El cuarto sitio se encuentra ocupado por las personas que acuden a realizar sus compras acompañadas por toda la familia, con un 9.2%.

Sí con mi esposa y mis hijos. (Entrevista 20)

Sí con mi familia. (Entrevista 48)

Por otra parte, en el quinto puesto, con un 7.7% se encuentran los que se acompañan entre amigos.

Sí, con mis amigos. (Entrevista 19)

Sí, con una amiga. (Entrevista 55)

En el sexto grupo se encuentran, todos aquellos que acuden al tianguis en compañía de sus nietos, con un 6.1% del total.

Sí, con mi nieto Juan. (Entrevista 10)

Sí, con algunos de mis nietos (Entrevista 2)

En séptimo lugar, con un 4.6%, están los que al ir al tianguis van con alguno de sus hermanos o hermanas.

Sí, con mi hermano (Entrevista 5)

Sí, mi hermana (Entrevista 14)

Y finalmente, con un empate en el octavo lugar se encuentran los que dijeron acompañarse de su novio, de su comadre o de su madre, con un 1.5%, para cada una de estas respuestas respectivamente (4.5% del total entre las tres).

Sí, con mi novio (Entrevista 21)

Sí, con mi comadre (Entrevista 47)

Sí, con mi mamá (Entrevista 32)

Relaciones entre consumidores para con los comerciantes

En cuanto a las preferencias de los consumidores para con los comerciantes itinerantes de la zona nos preguntamos por qué los consumidores tienen preferencias por algún puesto, y si no la tienen, a qué se debe, es por ello que dentro de las encuestas también abordamos esta cuestión obteniendo los resultados siguientes:

Los resultados representados en el gráfico demuestran que el 72% de los encuestados contestaron con una negativa respecto a la predilección hacia algún puesto en especial, siendo únicamente el 28% restante los que si tuvieron alguna razón para sentirse más cómodos con algún local específico. Algunas de las razones se muestran en las tablas de frecuencias siguientes:

Tabla 10 Razones afirmativas

Razón de la predilección a un puesto Frecuencia Porcentaje 1 Variedad de productos 3 6% 2 Buen precio (Económico) 6 12% 3 Buena mercancía 4 8% 4 Trato amable 1 2% 5 Conocidos 2 4% 6 Comida sabrosa 2 4% Respecto de quienes afirmaron tener predilección hacia alguno de los comercios (siendo éstos un 27.7% de los 65 encuestados) obtuvimos lo siguiente:

En primer lugar, con un 9.2% del total, encontramos a quienes acuden a un puesto en especial, porque les ofrecen la mercancía a un precio accesible.

¿Tiene preferencia por algún comerciante o puesto? ¿Por qué?

Sí, porque me da buen precio y me trata bien. (Entrevista 16)

Sí, porque me hacen rebajas cuando les compro mucha fruta. (Entrevista 27)

Por un puesto de ropa, donde está más barata (Entrevista 46)

En segundo lugar de todos aquellos quienes dijeron tener buenas relaciones con los comerciantes, con un 6.1%, se encuentran los que afirmaron que esa recurrencia a un puesto se debe a que en el mismo le ofrecen mercancía de calidad.

Sí, porque ya sé que tipo de mercancía tiene. (Entrevista 10)

Sí, porque ya con el tiempo quien o que puesto cuenta con lo mejor (entrevista 13)

La variedad en los productos ofrecidos por los tianguistas, es la razón número tres, del por qué comprar en un mismo puesto, pues con un 4.6% de las respuestas otorgadas ocupa el tercer puesto.

Sí, por un puesto de discos en particular, porque tienen muchos discos de éxitos (Entrevista 37)

Sí, por un puesto de ropa en donde siempre encuentro de mi medida. (Entrevista 51)

En el cuarto lugar, con un 3%, revelaron que se tiene preferencia por los conocidos de tiempo atrás.

Sí, es conocido y me da buen precio. (Entrevista 4)

Sí, porque son mis vecino. (Entrevista 28)

Compartiendo el cuarto lugar, también con un 3%, están aquellos a los que les agradan los productos alimenticios ofrecidos en los puestos del tianguis.

Sí, por un puesto de comida, porque está muy sabroso. (Entrevista 41)

Finalmente, con el 1.5% estuvieron quienes afirmaron que su recurrencia se debe al trato amable recibido.

Sí, por la amabilidad. (Entrevista 29)

Pero, no todas las personas tienen un puesto favorito a aun vendedor que les agrade por sobre los demás, de hecho en su mayoría los consumidores del tianguis de Emiliano Zapata son personas sin un proveedor en especial.

Tabla 11 Razones negativas

Razón de la no predilección a un puesto Frecuencia Porcentaje 1 No hay 39 78% 2 No los conozco 5 10% 3 Compro en donde encuentro lo que busco 1 2% 4 No me llevo bien con ellos 1 2% 5 No vengo con mucha frecuencia 1 2%

Respecto de las relaciones creadas por los consumidores para con los comerciantes del mercado rodante, son muy pocas aquellas personas que pueden decir que mantienen nexos positivos con los comerciantes y en su mayoría se encuentran aquellos que acuden únicamente al tianguis para realizar la actividad primordial de adquirir bienes.

De las respuestas obtenidas por medio de las encuestas, en primer lugar se encontraron los que no tiene preferencia por ningún puesto, sin motivo alguno, pues con un 60% del total de entrevistados, es incuestionablemente, el primer lugar en tanto a las respuestas dadas y a las respuestas de indiferencia hacia los puestos, las cuales son las que se abordarán en esta sección.

En segundo lugar, con el 7.7% del total de respuestas, está quien argumento no conocer de ninguna manera a los comerciantes.

¿Tiene preferencia por algún comerciante o puesto? ¿Por qué?

No, pues ni los conozco. (Entrevista 33)

Con un 1.5% respectivamente se encuentran empatados en el tercer puesto, respuestas variadas y únicas en el levantamiento.

No, siempre compro en el primer puesto en que vea el disco que quiero (Entrevista 25)

No, porque no me llevo bien con ellos (Entrevista 31)

No, vengo con mucha frecuencia (Entrevista 24)

Relaciones entre comerciantes.

La vida de los tianguis en la ciudad de Celaya, Guanajuato se encuentra en las personas que tienen de la misma manera su vida en la actividad de la venta móvil, los comerciantes. Es de suma importancia conocer la manera en la cual éstos se relacionan con los demás vendedores de la zona y el por qué de esas relaciones buenas o malas, que puedan existir.

Es de suma importancia conocer la manera en que se desarrollan las relaciones sociales entre los comerciantes que semana a semana conviven entre sí, y para ello, era necesario conocer que es lo qué es lo que más les gusta de los otros comerciantes de la zona y qué es lo que no les gusta.

En base a este cuestionamiento obtuvimos las siguientes resultantes:

Al analizar los resultados observamos que muchos de los comerciantes en el tianguis prefieren no tocar el tema de otros comerciantes, cuando a estos no les concierne más que la venta de sus productos, ya que de los encuestados, sólo un 60% contestó la pregunta y el 40% restante no dio comentarios sobre este punto.

Qué les gusta de otros comerciantes36 Frecuencia Porcentaje 1 “Nos llevamos bien” 7 14% 2 Hay cooperación mutua 19 38% 3 “Compran mis productos” 2 4% 4 Amabilidad 2 4% Qué no les gusta de otros comerciantes Frecuencia Porcentaje 1 Tienen precios muy altos 1 2% 2 Gritan mucho 6 12% 3 Son muy callados 1 2% 4 Música muy fuerte 1 2% 5 “Bajan precios para ganar clientes” 2 4% 6 La mala ubicación de algunos 1 2% 7 Llegan muy temprano 1 2% Respecto a los resultados presentados en la tabla anterior podemos decir que la mayoría de los comerciantes de la zona tienen una buena impresión de sus compañeros vendedores, y que la relación existente entre ellos es buena y sólida, ya que dominaron factores como la cooperación entre sí. Mientras que los pocos comentarios negativos obtenidos no iban más allá de simples quejas, sin caer en el antagonismo, o enemistad.

Al analizar detalladamente las respuestas que nos fueron otorgadas, encontramos que, con un 38% del total de encuestados (incluyendo las abstenciones), la cooperación mutua es el rasgo que más agrada entre los comerciantes, respecto unos de otros.

¿Qué es lo que más le gusta de los comerciantes y qué no le gusta?

Que hay cooperación al instalarnos en las mañanas y tengo confianza con algunos de los comerciantes. (Entrevista 6)

Que hay cooperación cuando necesitamos cambio o algún otro favor. (Entrevista 8)

Que hay buena integración y cooperación. (Entrevista 24)

En segundo lugar, existen factores como, una relación de amistad, pues con un 14%, llevarse bien es una razón para sentirse cómodo entre comerciantes.

Que tenemos buena amistad. (Entrevista 16)

Me gusta que nos llevamos bien y que nos ayudamos para poner las lonas para cubrirnos el sol. (Entrevista 4)

En la tercera plaza, ambos con un 4%, se encuentran detalles como la compra-venta de productos entre comerciantes y la amabilidad con que se tratan entre sí.

Que también me compran… (Entrevista 15)

Me gusta que son amables... (Entrevista 13)

Del mismo modo, entre los aspectos que a los comerciantes agradan los unos de los otros, también nos dieron detalles que no les gustan en cuanto a sus colegas.

En primer lugar, con un 12%, se aprecia que no es para todos agradable que algunos comerciantes elevan demasiado su voz, hasta el punto de gritar.

¿Qué es lo qe más les gusta de los comerciantes y qué no les gusta?

… No me gusta que con sus gritos llaman la atención de mi clientela y se van (Entrevista 2)

… No me gusta que griten “aquí está lo mejor” (Entrevista 19)

Con un 12% ocupan el tercer puesto las opiniones acerca de la ofertas en los precios de otros comerciantes.

… No me gusta que algunos por ganar clientes dan más barato. (Entrevista 21)

Mientras que con un 1.5% respectivamente se encuentran en el cuarto lugar respuestas únicas en el levantamiento, acumulando un 7.5% del total.

… No me gusta que algunos sí se pasan al querer dar muy caro. (Entrevista 3)

… No me gusta que algunos son muy callados. (Entrevista 16)

… No me gusta que algunos puesto ponen su música a todo volumen. (Entrevista 20)

… No me gusta que algunos se instalen en medio pasillo (Entrevista 30)

… No me gusta que lleguen bien temprano. (Entrevista 23)

Competencia en el tianguis

Para hacer más explícito el análisis de las relaciones entrelazadas por los comerciantes del tianguis, quisimos saber qué piensan los comerciantes de su competencia, esto fue lo que obtuvimos como respuesta:

En primer lugar es menester conocer el número de comerciantes que saben a que se enfrentan, laboralmente hablando, es por ello que se les cuestiono acerca de su conocimiento del número de vendedores con productos iguales o muy parecidos a los ofrecidos por ellos, obteniendo los siguientes resultados:

Es claro que únicamente el 50% de los encuestados saben o tienen idea sobre la magnitud de su competencia en el tianguis, mientras que la mitad restante se enfoca únicamente en vender su producto sin conocer siquiera el número de puestos con os que debe de competir.

Entre los encuestados que respondieron a esta interrogante encontramos que con un 50% están los comerciantes, que al menos tienen idea de cuantos son los puestos en los que se venden artículos iguales o muy parecidos a los ofrecidos por ellos.

¿Sabe usted cuántos comerciantes venden lo mismo que usted y que piensa de eso?

Creo que son pocos los que venden aquí calzado nuevo, pues a mí me beneficia que no sean muchos. (Entrevista 6)

Sí, son varios, pero las golosinas se venden muy bien. (Entrevista 13)

Sí, son varios, y también de ropa usada. No pues ya uno tiene su clientela. (Entrevista 21)

Del mismo modo, con un 50% se encuentran los comerciantes que desconocen la situación en cuanto a la competencia se refiere, pero en su mayoría son optimistas en su trabajo.

No sé, pero la gente sabe que mi fruta y verdura es la mejor y si hay más pues la gente decidirá (Entrevista 4)

No, la verdad creo que a todos nos va bien. (Entrevista 16)

No, pienso que está bien que haya competencia. (Entrevista 23)

Relación de los comerciantes con sus trabajadores.

Son pocos los comerciantes que acuden solos a realizar sus actividades mercantiles los días de tianguis, la mayoría de ellos tienen empleados o personas que les ayudan en las tareas del puesto, de modo que este es asunto que nos concierne también. Con la intención de indagar sobre la relación obrero-patronal en el tianguis es de suma importancia conocer cuántas personas trabajan con los comerciantes del tianguis (dueños) y que tipo de relación tienen entre sí.

Con el cuestionamiento acerca de este tema se obtuvo el resultado expresado en el gráfico.

Además del número de personas trabajando en cada uno de los puestos encuestados, es importante conocer cual es el tipo de relación que los une, explicitando este dato se obtuvo la tabla siguiente:

Relación existente Frecuencia Porcentaje 1 Sin especificar 9 18% 2 Empleados 7 14% 3 Familiares 27 54% 4 Empleados y patrón 1 2% 5 Dueño de la mercancía 2 4% 6 Amistad 4 8% Debido a estos resultados es fácil saber que en el tianguis el negocio, por lo regular es de carácter familiar, pues son pocos los puestos en los que se encuentran empleados, siendo estos no más de dos. La causa por la cual la mayoría de los puestos es atendido por la familia, es que no son negocios muy lucrativos, pues en muchos de los casos, la venta de sus productos les da para vivir, moderadamente bien y no para lujos o gastos innecesarios.

En primer lugar se encuentran las relaciones familiares, las cuales conllevan un 54% de los 50 encuestados.

¿Cuántas personas trabajan en su puesto? ¿Qué tipo de relación tiene con ellos?

2, es una relación familiar, es mi hijo y mi esposo. (Entrevista 1)

2, Relación familiar, trabajo con mis hijos. (Entrevista 20)

Somos yo y mi esposa. (Entrevista 25)

En segundo lugar con el 18%, están las relaciones que no se especificaron en la encuesta y que se categorizaron por separado, pues pueden ser de cualquiera de los otros tipos de relación.

En el tercer plano se ubican las relaciones entre empleados, pues son sólo ellos los que atienden el puesto, sin la intervención del dueño de la mercancía. Esta categoría cuenta con el 14%.

Soy trabajador, pura relación de trabajo. (Entrevista 29)

Tres, es de empleados. (Entrevista 45)

Con el 8%, se cuenta a las relaciones de amistad establecidas entre los comerciantes en el mismo puesto de tianguis, ya que no se establece si ambos son empleados, dueños, etc.

Sólo yo y otro compañero. Pues de amigos, vendemos juntos casi toda la semana. (Entrevista 2)

Con únicamente el 4% del total, encontramos a los productores directos de la mercancía, siendo estos también los vendedores del producto.

Finalmente con el 2% de los 50 entrevistados se encontró a un patrón trabajando con sus empleados.

2, son mis empleados. (Entrevista 40)

Relación entre comerciante para con el consumidor.

De la misma manera en la que cuestionamos a los consumidores acerca de sus relaciones con los comerciantes del tianguis, nos dimos a la tarea de cuestionar a los tianguistas sobre aspectos como las relaciones establecidas con los consumidores de la zona y con sus clientes asiduos, qué es lo que les gusta de sus clientes y que es o que no.

Tras la aplicación de encuestas a 50 comerciantes en “el tianguis de los miércoles” encontramos los siguientes resultados respecto de las relaciones entre comerciantes y qué es lo que los vendedores hacen para ganar a sus clientes, obtuvimos los resultados siguientes:

¿Qué hace para ganar sus clientes? Frecuencia Porcentaje 1 Nada 2 4% 2 Otorgar rebajas en el precio 11 22% 3 Trato amable 19 38% 4 Ofrecer la mercancía (gritando o letreros) 7 14% 5 Colocar la mercancía al alcance 1 2% 6 Dar un extra en la mercancía (pilón) 3 6% 7 Ofrecer una prueba de la mercancía 2 4% 8 Ofrecer mercancía novedosa 1 2% 9 Ofrecer variedad en productos 1 2% 10 Ofrecer mercancía de alta calidad 2 4% 11 Garantizar el producto 1 2% Al analizar las resultantes respecto a la interrogante de qué hacen los comerciantes del tianguis para atraer la atención y ganarse un grupo de clientes asiduos, no existió uniformidad respecto a alguna estrategia en especial, ya que algunos otorgan rebajas, otros gritan ofreciendo su mercancía, pero,. En esencia todos se comportan de una manera amable con sus compradores. Y entre otras, el no hacer nada es una opción casi nula.

De los 50 comerciantes cuestionados en el levantamiento, encontramos que con el 38% del total, se encuentran los comerciantes que argumentaron brindar un trato amable a sus clientes, como estrategia para mantenerlos contentos y tener una venta segura.

¿Qué hace para ganar sus clientes?

Los trato bien y no hago malas caras cuando sólo preguntan y no se llevan nada (Entrevista 5)

Los trato bien y les recomiendo productos. (Entrevista 16)

Soy educado con ellos. (Entrevista 32)

Con el 22% de los entrevistados, ocupan el segundo lugar los comerciantes que otorgan rebajas en los precios establecidos a sus productos.

Les doy frutas y verduras frescas a buen precio. (Entrevista 47)

Les rebajo los precios (Entrevista 39).

A veces traigo herramientas usadas para cuando buscan algo muy económico (Entrevista 38)

Sin duda, entre las estrategias de venta tiene que estar la oferta del producto, y con un 14%, se ubica en tercer puesto la oferta con letreros o con gritos de los comerciantes desde su puesto.

Pues los llamo (pásele, aquí están los mejores juguetes del tianguis, pásele) (Entrevista 3)

Pegar letreros con precios bajos, anuncios que llamen la atención (Entrevista 6)

Es una tradición en el comercio dar el pilón, es por ello que en cuarto lugar, con un 6%, se encuentran los comerciantes que dan un extra en la mercancía tratada con el consumidor.

Les pongo guisado en las gorditas (Entrevista 14)

Les doy el pilón para que vuelvan (Entrevista 19)

En el quinto lugar con un 4% respectivamente se encuentran empatados los comerciantes que ofrecen calidad en sus productos, quienes dan una prueba gratis de la mercancía ofrecida y quienes simplemente no hacen nada.

Les doy buena calidad (Entrevista 40)

Les doy un trozo de fruta para que la prueben (Entrevista 15)

Nada (Entrevista 9)

Finalmente en el último lugar están los vendedores cuya respuesta fue única, con el 2% cada una de estas razones.

Poner las frutas y los jugos al alcance de la gente, y traer lo mejor en fruta (Entrevista 8)

Traigo lo más nuevo (moda) (Entrevista 23).

Tengo gran variedad de calzado (Entrevista 45)

Pues trato de darles un poco más de un mes de garantía (Entrevista 25).

El papel del comerciante como asesor, supervisor de la mercancía, selector cuidadoso permite al comerciante ganar capital simbólico, que puede entretejer clientes que depositan su confianza.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet