El Tratado Destratado  
BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

 

URUGUAY UN DESTINO INCIERTO


Jorge Otero Menéndez

 

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (486 páginas, 2.04 Mb) pulsando aquí

 

 

 

 

El Tratado Destratado  

Lo más importante en aquello de los Tratados, sin embargo, será el de Madrid de 1750 firmado en la capital española el martes 13 de enero de ese año, por el cual precisamente se devuelve la Colonia del Sacramento, pero entregan los diplomáticos españoles las Misiones Orientales a dominio portugués. Entre otros hechos, este Tratado da lugar a las Guerras Guaraníticas (1754 y 1756).

Por ese entonces, los portugueses ya habían construido también un presidio en Río Grande al que pusieron de nombre Jesús, María y José, que sería el núcleo de la posterior ciudad de Río Grande.

Pero a los portugueses no les bastó con esto. Lograron[i], además, el Amazonas, corrieron la frontera hasta incluir todo el actual Río Grande del Sur, se les reconoce el criterio del uti possidetis y establecen el río Uruguay como frontera superior con lo que sería la Argentina.

Lo obtenido llevó a fomentar el poblamiento de los nuevos territorios con gente procedente de las Islas Açores, fundándose la que sería después Porto Alegre.

El monarca en ese período (1746-1759), que parecía tener un problema personal con el sentido de la responsabilidad era Fernando VI (1713-1759).

 Maníaco depresivo como casi todos los Austria, éste – que sin embargo era también Borbón - fue, en ese sentido, muy parecido a su padre Felipe V[ii] (1683-1746) – el de Anjou, nieto de Luis XIV[iii] y el primero de dicha casa real en toda España[iv].

Pero, tal vez, el dato más relevante para entender sus acuerdos con Portugal es quién era su mujer ( “cherchez la femme”, dicen los franceses): Bárbara de Bragança era su nombre, la mayor de los hijos y la única mujer entre ellos, del rey lusitano João V[v] (1689-1750)  y la archiduquesa Mariana de Austria.

Bárbara de Bragança (1711-1758) – que desplegaba sin inconveniente alguno un reconocido mal carácter, gozaba de una admirada cultura y tenía una gran ascendencia sobre su marido – respaldaba al secretario de Estado de Fernando VI que era José de Carvajal y Lancaster (1698-1754), un decidido anglófilo y partidario de Portugal, quien es sucedido, años después, por Ricardo Wall (1694-1778), un francés de origen irlandés que ocupó antes el cargo de embajador español en Londres. Todo muy internacional.

Extremadamente agraviante supuso el Tratado de Madrid para buena parte de la Corte de Fernando. Su otro ministro, el marqués de la Ensenada, le trasmite esas inquietudes al medio hermano del rey y seguramente su sucesor desde que Fernando no tenía hijos, que reinaba sobre las Dos Sicilias. El futuro Carlos III.

El hecho motivó la separación definitiva del cargo del dicho marqués. Y a poco de asumir la corona española, Carlos III denunciará el Tratado de Madrid y se suscribirá el Tratado de El Pardo (1761) que anula todo lo aprobado en 1750, complementándose en 1763 con el Tratado de París que se firma el jueves 10 de febrero de ese año y pone fin a la Guerra de los Siete Años, en la que se enfrentaron – al final de la misma ya que involucró otros países en su inicio y durante su desarrollo [vi]– Francia y España por un lado y Gran Bretaña y Portugal, que resultaron triunfantes, por otro.

 Este Tratado supuso una nueva devolución de la Colonia del Sacramento.

 Con el hijo de Carlos III, Carlos IV, y con Godoy - el valido del rey y amante de la reina María Luisa, que dedicó sus mejores años a las peores causas -, un nuevo retroceso se produce en el dominio español en América.

Lo que se supone fue un triunfo de las armas españolas contra las portuguesas – la Guerra de las Naranjas[vii] - se tradujo, carencia de talento mediante, en la aceptación del utis possidetis, como recordamos arriba, por lo que el territorio ocupado por los portugueses en el virreinato del Río de la Plata quedaba en manos de los invasores. Fue en 1801: las Misiones Orientales pasan legalmente a manos lusitanas y el límite con el territorio español será el Chuy.

Lo cierto es que con ocasión de la elaboración del Tratado de Madrid de 1750 se trabajó sobre los mapas de la Corte portuguesa, y lo acordado en beneficio de ésta vino a representar los 2/3 del actual territorio brasileño, que no formaban parte del reino lusitano de entonces, por cierto.

 La insistencia de la representación portuguesa porque se aceptara el criterio del uti possidetis tenía como objetivo evitar la continuidad de fricciones entre españoles y portugueses en América, se dijo, y el criterio de las fronteras naturales (ríos, fundamentalmente) por la misma razón....

Deducir, pues, del acontecer histórico ibérico una natural vocación integradora de sus protagonistas, tanto allí como en sus dominios americanos, parece al menos una exageración. Se enfrentaron formalmente cuantas veces fue necesario e informalmente los portugueses lo hacían casi cotidianamente en éste lado del Atlántico.

[i] En la ocasión actuó como diplomático portugués Alexandre de Gusmão, paulista que era Escribano de la Pureza (secretario) del Rey João V y, posteriormente, miembro del Consejo Ultramarino. Es considerado el pionero de la diplomacia brasileña. 

[ii] Fue rey entre 1700 y 1746.  

[iii] Era el segundo hijo del heredero del trono francés. Pero era, asimismo, bisnieto del austria Felipe IV de España. 

[iv] Decimos toda España porque, como se sabe, el primer Borbón que reina en Francia – Enrique IV – procedía de Navarra, donde reinaban los borbones 

[v] Su monarquía ocupó el período 1706-1750. Más allá de sus atribuidas extravagancias, abandonó el poder el su confesor unos seis años de fallecer. 

[vi] La Guerra de los Siete Años se inició por una disputa entre Austria y Prusia en 1756. 

[vii] España invadió Portugal en cumplimiento del segundo Tratado de San Ildefonso de 1800 suscrito con Napoleón. Los españoles triunfaron en ese breve conflicto y obtuvieron lo que deseaban, por lo cual hubo grandes festejos: que Portugal cerrara sus puertos a Gran Bretaña. A cambio entregó en América lo señalado.

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet