Estructura y política turística de Sevilla

 

Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

Esta página carece de formato, tablas y notas. Pulsando aquí puede acceder al texto completo en formato DOC comprimido en ZIP (239 páginas, 550 Kb)

F.J. Blancas Peral y E.M. Buitrago Esquinas

CAPÍTULO III: LA DEMANDA TURÍSTICA DE SEVILLA.

III.5. ESTANCIA MEDIA

Según establece el Instituto Andaluz de Estadística, la estancia media es una variable que se define como el “número de días que como promedio permanecen los turistas. Éste se obtiene con el cociente entre el número de pernoctaciones y de viajeros alojados en establecimientos hoteleros durante el periodo considerado” .
Dado que el dato de la estancia media se puede obtener con el cociente indicado, podríamos plantear clasificaciones tan extensas como deseásemos en este apartado, ya que tenemos los datos del número de viajeros y de pernoctaciones según origen del viajero, según las categorías de los establecimientos, distribuidas por meses de cada ejercicio... Ya que cualquiera que esté interesado, con las tablas presentadas en este trabajo anteriormente, puede obtener con detalle el dato deseado para la estancia media, vamos a plasmar y comentar sólo algunos de los datos que nos han parecido más relevantes en relación a esta variable. En Tabla 3.21 presentamos la serie histórica desagregada según el origen de los turistas para el conjunto de la provincia y en la Tabla 3.22 recogemos la estancia media en la ciudad de Sevilla para los años de 1990 a 2002.

TABLA 3.21. Estancia media total de los viajeros alojados en establecimientos

TABLA 3.22. Estancia Media de los viajeros alojados en establecimientos hoteleros
Podemos comprobar como los datos de la serie son bastante homogéneos; en estos más de quince años, la estancia media del turista alojado en establecimientos hoteleros en Sevilla no ha alcanzado nunca los dos días, a excepción del año 1992 ante las condiciones especiales propiciadas por la celebración de la Exposición Universal, moviéndose en términos generales en cifras muy cercanas. Es curioso comprobar como, a pesar de tener una tendencia bastante continuista las cifras de estancia media totales, a la hora de desagregarla según el origen del turista (nacional o extranjero), vemos como en los primeros años, en la década de los ochenta, era el turista español el que mantenía más alta la estancia media, era el español el que pasaba más días en nuestra ciudad, frente a un turista extranjero menos presente o más de paso; esta tendencia, como ya comentásemos para el caso de las pernoctaciones (directamente relacionadas las variables) se va invirtiendo y desde mediados de los noventa es totalmente inversa: el turista español se va haciendo más excursionista, ya que puede acceder cada vez más rápida y cómodamente desde cualquier punto de España a Sevilla, sin necesidad de permanecer más de un día, aprovechando así para plantear circuitos más completos por la región (mejor conectada también) y distribuir más su estancia. Esto está también muy relacionado con la tendencia al fraccionamiento de las vacaciones y su distribución a lo largo del año. De este modo, se acortan los periodos de estancia en el litoral y van siendo complementados con fines de semana y puentes visitando ciudades o realizando turismo rural. Las influencias de todas estas tendencias se observan más claramente al observar los datos disponibles para el municipio de Sevilla, donde por término medio la estancia media es superior a la existente en la provincia.

Si acudimos a las cifras que las estadísticas de SAETA nos ofrecen desde 1996 para el conjunto de provincias andaluzas en cuanto a la estancia media, se desprende como sólo Córdoba y Jaén están por debajo de Sevilla en cuanto a número de días que el viajero permanece, por término medio, en la ciudad y Granada presenta cifras muy cercanas, aunque ligeramente superiores . Ello se explica por el tipo de turismo que cada punto ofrece; así Almería y Málaga aparecen destacadas y, en menor medida, Cádiz y Huelva, ya que todas ponen a disposición del turista, en mayor o menor medida, una oferta de turismo de “sol y playa”, de mayor estancia media por lo general, con establecimientos hoteleros orientados a que el viajero permanezca mayores períodos y, por tanto, más económicos.

Estas diferencias se mantienen proporcionalmente si analizamos la demanda en toda su magnitud; tenemos que tener en cuenta que estamos haciendo referencia a las pernoctaciones causadas en establecimientos hoteleros. En ellos éstas suelen ser inferiores, es decir, un viajero suele, por regla general, permanecer en establecimientos hoteleros menores períodos de los que puede o suele pasar en un apartamento, en un camping o albergue, fundamentalmente por motivos económicos. Si atendemos a los últimos datos ofrecidos por la Encuesta de Coyuntura Económica (ECTA) para el 2002 vemos como, para el total de alojamientos turísticos, la estancia media es superior, acercándose a los cuatro días en nuestra provincia, aunque muy lejana a la media para Andalucía, media que sólo supera Málaga y a la que se acerca bastante Almería. En el siguiente cuadro, que ofrece estos datos, vemos como el análisis que se puede plantear es el mismo que el que podríamos obtener si sólo tenemos en cuenta, como venimos haciendo, los alojamientos en establecimientos hoteleros. De este modo, una de las principales dificultades del turismo urbano es su corta estancia media, siendo este uno de los grandes retos a superar como veremos más adelante.

TABLA 3.23. Distribución porcentual de los turistas y estancia media por provincias.
Si hacemos referencia también a la estacionalidad, cabría pensar que los viajeros que acuden a nuestra ciudad pasarán el mayor número de días en los meses de Marzo, Abril, Mayo o Junio, en función de la ubicación temporal de la Semana Santa, la Feria o, incluso, El Rocío. Si analizamos los datos de SAETA para los últimos dos años (2001 y 2002), lo supuesto se verifica; el mes de mayor estancia media en establecimientos hoteleros para el 2001 es Abril, mientras que para el 2002 –sólo tenemos datos hasta Agosto- Marzo, Abril y Mayo superan ligeramente los dos días de estancia media.
No obstante, este supuesto se rompe si analizamos los datos de la ECTA para cualquiera de los últimos ejercicios; por ejemplo, para el 2001, el trimestre en el que el viajero permanece en Sevilla un mayor número de días es el tercero, es decir, los meses de Julio, Agosto y Septiembre, con casi seis días de estancia media; ahora en estos datos los familiares que viven fuera y pasan sus principales vacaciones del año (que normalmente se siguen manteniendo en los meses de verano) en Sevilla, se unen a los que pasan unos días en nuestra ciudad que han venido al sur atraídos por estancias cercanas de “sol y playa” y a otros para incrementar ese número de días de estancia.
Además, se viene vislumbrando en las últimas estadísticas, un incremento en la importancia de las cifras de estancia media para los meses de Septiembre, Octubre y Noviembre; ello es debido a que, estratégicamente, se colocan en estos meses importantes eventos turísticos de índole cultural (bienal de Flamenco, por ejemplo) o de tipo empresarial (congresos o ferias de muestra) que suman viajeros con días de estancia a los que acuden tradicionalmente en estos meses de menor martirio climatológico a disfrutar de la oferta cultural sevillana.
Para concluir con la estancia media, es curioso comprobar como, si atendemos a la clasificación de los establecimientos hoteleros según su categoría, son los hoteles de lujo, los de mayor categoría (cinco estrellas de oro), los que presentan cifras de mayor número de días de estancia media; desde 1998 al 2001, sólo los hoteles de cinco estrellas y los de tres estrella de oro han presentado cifras por encima de la media. Los de cinco estrellas han estado siempre con más de dos días de estancia media, chocándonos esta cifra, dado que son los establecimientos dónde más costoso resulta el alojamiento; no obstante también suelen ser los que concentran en mayor medida todo tipo de congresos, reuniones, incentivos..., frente al viajero que, casi sin planificación, tiene que pasar una única noche en una ciudad, que suele elegir la pensión o establecimiento de inferior categoría.

TABLA 3.24. Estancia media del viajero según la categoría del establecimiento hotelero en la provincia de Sevilla.

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet