LAS FLECHAS

Escasez y utilidad de los objetos económicos

Propuesta: 
Toda escasez tiene origen en la escasez del recurso tiempo. El tiempo y las informaciones son susceptibles de usos alternativos.

Si dispusiéramos de todo el tiempo que quisiéramos, podríamos obtener cualquier cantidad de energía, de saber, de instrumentos, de derechos y de dinero.

Las informaciones que necesitamos están incorporadas a instrumentos y son escasas. La razón de esa escasez está, en primer lugar, en la limitación de nuestro tiempo de vida y la imposibilidad de producir y transmitir toda la información que nosotros tengamos y otros individuos pudieran necesitar. La cantidad de flechas disponibles es limitada porque sus fabricantes tienen un tiempo de vida limitado y lo tienen que dedicar a otras cosas además de producir flechas. Lo mismo podemos decir de las otras formas de información, del conocimiento codificado o de cualquier forma de organización logística como una ciudad o una empresa.

Una razón secundaria de la escasez es una consecuencia de la segunda ley de la termodinámica. En un anexo del texto se explica de forma sencilla el concepto de entropía y la segunda ley de la termodinámica; en este momento es suficiente con afirmar que todos los cambios espontáneos o aleatorios que se produzcan en un objeto conducen inexorablemente a un aumento de su entropía y a una pérdida de información que sólo puede ser corregida mediante la adición de información nueva. En palabras llanas: que con el paso del tiempo los cerebros dejan de funcionar, el saber se olvida, los instrumentos se estropean, los textos se borran y las organizaciones se desorganizan por lo que la escasez de información tiende a aumentar.

Mediante la adición de tecnología y logística es posible producir muchas flechas con el mismo tiempo. Se ha estimado que algunos cazadores prehistóricos necesitaban más de una hora para producir una única flecha. Una empresa dotada de la tecnología y logística actuales podría producir miles de flechas en esa hora. Pero en cualquier caso, el tiempo de actividad de la empresa y su capacidad productiva están limitados y pueden ser aplicados a diferentes fines.

Como hemos visto, la flecha de nuestro ejemplo sirve para satisfacer muy diversos tipos de necesidades: puedo utilizarla para cazar y alimentarme, puedo utilizarla en una danza ritual para conseguir aceptación social y construir una familia, puedo utilizarla para adornar el salón de mi casa y ser reconocido como experto antropólogo. Esos usos son incompatibles entre sí. Mientras las flechas estén colgadas como adorno en la pared de mi salón no podrán ser utilizadas para cazar o para danzar.

La posibilidad de uso alternativo tiene un segundo sentido. Ya no es sólo que un instrumento pueda utilizarse para satisfacer diversas necesidades sino que cualquier necesidad puede ser satisfecha con diversos instrumentos. Lo que necesitamos son informaciones para producir informaciones. Las informaciones que producimos pueden ser elaboradas de muy diversas formas y las informaciones que recibimos pueden llegarnos soportadas en diversos tipos de instrumentos. Hay muchas formas de cazar, de danzar y de adornar mi casa.

Volver al indice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga