Observatorio de la Economía Latinoamericana

 


Revista académica de economía
con el Número Internacional Normalizado de
Publicaciones Seriadas  ISSN 1696-8352

 

Economía de México

 

LA CRISIS CONTEMPORÁNEA Y EFECTOS QUE DELINEAN LA ECONOMÍA MEXICANA

 

Miguel E. Berumen Barbosa
berumenbarbosa2000@yahoo.com.mx

 

Introducción

El neoliberalismo, pone de relieve la competencia capitalista, considerando que es el mecanismo a través del cual se garantiza automáticamente las mejores condiciones para la evolución de las fuerzas productivas, para su provecho; de acuerdo con ello, cobra vitalidad la no intervención del Estado en la Economía, pues consideran que la intervención del Estado sería únicamente para promover la libre competencia, con lo cual se recomienda  la reducción del papel del Estado en  la materia.

No obstante a lo anterior, la función del Estado (tal como fue tratado por Lenin en su obra “El Imperialismo, fase superior del capitalismo”, así como otros marxistas contemporáneos),  en la actualidad, recobra relevancia, según lo hace constatar su intervención en la crisis que toma presencia en los últimos meses del 2008, hasta la fecha, y no sólo en los Estados Unidos de Norteamérica, sino que en Europa y Asia, así como en las llamadas  economías desarrolladas y emergentes. No se puede negar que los proceso de concentración y fusión continúan en todos sus ámbitos: técnica, económica, financiera y territorial.

Bajo este panorama, no faltaba más, cobra vitalidad y función el Estado benefactor, por desgracia y a diferencia de las grandes potencias, en los países considerados o denominados como economías en desarrollo o emergentes, como es el caso particular de México, donde el papel del Estado, se pone de relieve como redentor de las trasnacionales –Empresas Globales- asentadas en el país, sean estas productivas o prestadoras de servicios: bien bancos y/o cadenas comerciales trasnacionales, monopólicas.

El panorama en lo económico, es de predominio completo de las transnacionales, aumento del capital financiero, exportación de capitales y productos en sus diferentes vertientes, acentuación de la división del trabajo, acentuación y aumento de los niveles de la dependencia de las economías en desarrollo y subdesarrolladas, hacia los grandes centros hegemónicos dominantes, en el marco mundial; en otras palabras, estos factores podríamos considerarlos como cadenas de subordinación, donde los grandes protagonistas de la llamada globalización –que no deja de ser la acentuación del imperialismo-, son las grandes empresas trasnacionales. 

En concordancia con este papel que desempeña el Estado, con el que revitaliza su función, no deja de lado las tareas que venía realizando como Estado asistencialista, que influye en la mentalidad, fundamentalmente, de la mayoría de la población de escasos recursos o pobres y marginados para que estos sigan pensando: el gobierno me tiene que dar –cayendo en el paternalismo manipulador-, véase los programas “oportunidades”, “70 y más” y Procampo,  así como una serie de otros programas que podrían ser muy buenos, pero sin embargo es donde se derrochan, hasta ahora, los recursos financieros, remitiéndolos a los llamados “fondos perdidos”, carentes de éxito o en el mejor de los casos remitiéndose en la medianía. Es decir, no se apuntala el sistema productivo nacional, ni mucho menos que se pretenda consolidar, sea este estatal o regional, de acuerdo a las demandas de la población, o si se quiere, para los mercados nacional, estatales y/o regionales; y ante el exiguo o relativo éxito de los supuestos proyectos productivos, se vuelve a justificar la dependencia de productos y servicios que demandan estos mercados.


Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:

Berumen Barbosa, M.E.: "La Crisis Contemporánea y efectos que delinean la economía mexicana" en Observatorio de la Economía Latinoamericana, Nº 136, 2010. Texto completo en http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/mx/2010/mebb.htm


Marco Mundial.

Hubo un momento o periodo, en los países industrializados donde se invertía en los sectores y ramas económicas que marcaban la dinámica de su estructura, ahí donde las ganancias eran más grandes, conllevándola a consolidarlos y las exportaciones de productos marcaron su desarrollo, apoyados por los lineamientos de organismos financieros internacionales, indicando a los países subdesarrollados, las condiciones para poder accesar o ser merecedores de algún préstamo, desembocando en los llamados “préstamos atados”, que estimulaban la adquisición de los productos de los centros industrializados, además de sentar las bases para delinear y a la vez mantener injerencia en la política económica de las economías sometidas a sus intereses.

Toda vez que la producción de la plusvalía no genera las condiciones automáticas para su realización, lleva implícito la generación de la crisis, ante esta circunstancia, tal situación genero en su momento, la particularidad de crisis de superproducción de capitales y de mercancías, por lo que, una vez detenida la realización o comercialización de la producción, el capital se vuelve ocioso y la economía pierde su dinámica, remitiéndonos a la caída de la tasa media de ganancia. En este marco, habría que buscar otros mecanismos, para salir de la crisis, situación que se fue generando.

Ahora, las inversiones extranjeras aumentan hacia los países subdesarrollados o si se quiere hacia las economías emergentes, directa e indirectamente, pero el grueso de la producción estratégica, deja de orientarse hacia los mercados nacionales y se perfilan hacia la producción para la exportación. Es decir, en gran medida la producción, ahora, tiene su origen en los países menos desarrollados, bajo la directriz y necesidades de las empresas trasnacionales, pero además, la planificación emerge, tiene su origen o son atributo de los países imperialistas.

Esta vertiente se caracteriza por la concentración financiera y descentralización de la producción. El crecimiento e importancia que adquiere el capital financiero o el rol que juega, llega al grado tal de acentuarse –lo que de una u otra manera ya se observaba- e induce o genera la fuerza suficiente hacia el capital productivo, estimulando la producción y consumo, lo que le da un mayor dinamismo a la productividad y explotación, pero a la vez, se acentúa la composición de los mercados geográficamente hablando, formando los llamados bloques económicos.

Se puede decir que la esencia de la explotación y expoliación se acentúa, o si se quiere, se pule, adquiere nuevos niveles o nuevos matices, bajo un marco de facilidades y/o beneficios de parte de los estados subdesarrollados, como son: mano de obra barata, disposición de materia prima a precios bajos y disposición de su infraestructura productiva, amén de las facilidades para la realización de sus transacciones; no es lo mismo producir en los países del capital trasnacional que en los subdesarrollados.

Internamente, en los países desarrollados -en lo particular, los Estado Unidos de Norteamérica-, se hace uso de otros mecanismos para salir de la crisis de realización, cómo, pues estimulando sus mercados, creando demanda, llamémosle, “ficticia”, a través de la inflación del crédito[1], se genera un poder de compra que permite vender más mercancías, conllevándonos a una mayor acumulación de capitales[2]. La estructura financiera norteamericana al estallar en crisis, desencadeno un efecto donde los créditos se encarecieron y/o se limitaron, sin embargo la economía no puede operar sin el crédito, por lo que se acude al Estado y este interviene inyectándole capitales a la estructura financiera y productiva[3].

La mitad del 2007 marca el inicio de la crisis económica del país más poderoso del mundo, los Estados Unidos de Norteamérica, y se empieza a hablar del estadillo de la burbuja financiera vía la crisis inmobiliaria, así el sistema financiero se resquebraja, incidiendo en las economías más fuertes del mundo, por ende repercutiendo negativamente en las economías de los demás países[4]. Es pertinente tomar en cuenta, como ya se indicó, que la economía norteamericana basaba su crecimiento en el crédito, la especulación financiera y el gasto público con un crecimiento deficitario, enfocado a través de su política de guerra.

Ante tal situación, emerge de inmediato, el Estado norteamericano, convocando a sus homólogos de otras potencias mundiales, integrados en el llamado Grupo de los 7 (G7) -que a la postre, por la incorporación de Canadá, se le conoce como Grupo de los 8-, interviniendo a través de los bancos centrales, con la finalidad de apuntalar las instituciones financieras, hipotecarias, las sociedades de inversión y aseguradoras, dando a conocer la aplicación de un paquete inicial de 700 mil millones de dólares, equivalente al 80 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) norteamericano. Así, a río revuelto,  se registran especulaciones y parte de ese paquete se esfuma.

Bajo este marco, las criticas, comentarios y reflexiones se enfocan  o si se quiere se centran en torno al análisis de la Globalización Financiera, desplazando o relegando, por un momento, la atención en la reactivación de las actividades productivas, económicamente hablando, o en el mejor de los casos, solo se refieren a ellas, para poner de relieve la dramática situación en que se desenvuelven: parálisis productiva en grandes empresas trasnacionales, despido de trabajadores y por ende, crecimiento del desempleo.

Los medios masivos de comunicación, refuerzan la temática del acontecer, generando una atmósfera especulativa, distorsionadora que es ampliada por ellos, forma parte de la turbulencia del río que se generó. El comportamiento de los precios de todos los bienes y servicios, así como de las materias primas registran elevaciones y caídas, mismas que repercuten en los precios de las acciones. Ante tal colapso, era de esperarse el encarecimiento de los créditos, reducción de los mercados, parálisis o en algunos casos contracción en la esfera productiva y desempleo, con un fuerte impacto negativo que acentúan más las condiciones de pobreza para la mayoría de la población mundial.

Una de las ramas de la actividad económica de la que se encargaron los medios de comunicación masiva en difundir, fue la automotriz, al respecto se da constancia del impacto en internet[5].

A la crisis económica mundial, confluyen una serie de factores cuyos componentes llevan todo un proceso de descomposición, que ante el cuerpo del enfermo, emergen, complicando su salud, como lo son: la grave situación del entorno ecológico, el problema alimentario, el problema de la credibilidad política y social, la corrupción, que son materia para tratarse aparte; además de considerarse, financieramente el tráfico de influencias, toda vez que los capitales financieros se encuentran fuertemente interrelacionados con grandes empresas productivas, bien a través de préstamos y/o bonos, a si como acciones, ya sea por medio de ejecutivos y/o accionistas, para enumerar solo algunos casos, tenemos los siguientes, como lo indica Josefina Morales[6]:

En Fannie Mae: 7 de 17 ejecutivos inferían en la administración de 21 empresas, a saber: Kenneth M. Duberstein, en Fleming, Boeing, St. Paul Travelers y Conoco Phillips; Franklin D. Raimes, en PepsiCo, Tiaa-Cref, Time Warner y Pfizer; H. Patrick Suygert, en Harlfor Finantial Services y United Thecnologies.

En Citigroup: 12 de 17 ejecutivos cuentan con presencia en 19 empresas, entre ellos: Kenneth T. Derr, en Colpine, Halliburton y ATT; Flanklin R. Thomas, en Lucent Thecnologies, Alcoa y Pepsico.

En JP Morgan Chase: 11 ejecutivos con presencia en la dirección de 26 empresas a través de: William Gray III, en Prudential Finantial; Helen L. Kaplan, en Exxon y Metlife.

Bajo este panorama, en el que no son una casualidad la presencia de tales elementos, nos induce a considerarla como una crisis del sistema, estructural, de ahí las constantes reuniones de los países que conforman el Grupo de los 8, que dan pie a la preocupación existente. En otras palabras, nos indica que se hace evidente todo un proceso sumamente complejo del desarrollo del sistema capitalista, en cuanto a las características que han tomado las empresas trasnacionales para pasar a las llamadas Empresas Globales, por ende estructural, donde se entrelazan a través de su expansión –repartición geopolítica- sus procesos de producción, reproducción y circulación, fuertemente entrelazados con un componente financiero, donde los créditos, los bonos e inversiones apuntalaron, y lo siguen haciendo, hacia los procesos productivos. La presencia de las empresas globales, les permite emplear a un gran número de trabajadores no solo en sus países de origen, sino en todos lados donde tienen presencia y lo peor, que el hecho de estar en crisis, de ninguna manera significa que se haya detenido la acumulación- que en esta etapa de Globalización, la tendencia es de un fuerte incremento en la acumulación-, sino que esta prosigue.

Para dar consistencia a lo anterior es pertinente considerar el siguiente dato, según reporte de Merrill Lynch y Capgemini, titulado Riqueza Mundial, publicado el pasado 22 de junio de 2010[7], en donde se indica que:

“En 2009 cerca de 10 millones de personas, es decir, uno de cada 690 habitantes del planeta, contaron con una fortuna superior al millón de dólares…La cifra representa un incremento de 17.1 por ciento frente a 2008, pero sigue siendo inferior a la de 2007. El capital de esos 10 millones de personas creció 18.9 por ciento y alcanzó 39 billones de dólares…Los llamados individuos de alto valor neto se concentraron esencialmente en Estados Unidos, Japón y Alemania, que reúnen a 8.3 por ciento de la población mundial… Mientras tanto, América Latina cuenta con 500 mil millonarios, el mayor número que haya tenido en este grupo, que equivale a 8.3 por ciento de la población mundial”.

Los avances en la rama de investigación en todas sus esferas, científicas- tecnológicas,  tanto en la rama de la informática, en la biología, la producción de alimentos, en la medicina, en la farmacéutica, en la química, etc. han permitido al capital financiero rebasar en mucho al capital productivo, incluso éste cae bajo el control del primero, se encuentra supeditado a él. Su trascendencia, rebasa las fronteras y las esferas sociales y políticas, infiltrándose en el quehacer cotidiano, lo que no significa que haya cambiado la esencia del capitalismo, sino que este prosigue, sigue siendo la producción mercantil generalizada, acorde ahora, a los intereses las Empresas Globales, esencia de las crisis, que vía el capital financiero, genera o crea una demanda o mercado ficticio, mismo que tiene un límite y cuando rebasa este, se genera la crisis, ahora con vertientes financieras.

Como las crisis que se han registrado, esta crisis en lo particular, la de ahora, socava la estructura del capitalismo, y en lo particular de los Estados Unidos de Norteamérica –sin que ello quiera decir que las otras economías no lo recientan-; las anteriores crisis, incidieron fuertemente o si se quiere, lo suficiente para que se observaran cambios o transformaciones en la fuerzas productivas con tal de que subsistiera el sistema, siendo relevante el papel que ha jugado la investigación-desarrollo científico y tecnológico, las innovaciones empresariales, la distribución del trabajo, los diferentes procesos productivos, así como toda una serie de estrategias, que hasta la fecha se siguen desarrollando.

Pero en la actualidad, la diferencia pudiera ser que, se está poniendo en juego el liderazgo y poderío norteamericano, la llamada unipolaridad que encabeza, y tiene que apelar a la intervención de las demás economías desarrolladas, que por su lado, buscan, cada una por su parte, implementar estrategias diferentes, y aprovechar la situación para sacudirse de la órbita norteamericana, emergiendo y luchando por el reparto geopolítico y geoeconómico, para llegar al geofinanciero, buscando la multipolaridad, así se observan las posturas que adquiere el grupo de países europeos, apoyando el euro; el Japón, al yuan; mientras que emerge la presencia el grupo de BRIC, conformado por Brasil, Rusia, India y China, con una cada vez más creciente reserva de capital y potencia económica.

De este último país, se difunde en los medios masivos de comunicación escrita que, sus exportaciones crecieron, 43.9 por ciento en junio, en comparación al mismo periodo del 2009, sumando 137 mil 400 millones de dólares, considerado el nivel más alto de este país que se haya registrado. El superávit comercial de China, para el mismo periodo fue de 20 mil millones de dólares, superando todas las expectativas, estimándose que posiblemente sus exportaciones se reduzcan en los próximos meses.

De acuerdo con lo anterior, el nuevo escenario es de pérdida del poder económico y financiero de los Estados Unidos de Norteamérica, por ende a la hegemonía mundial, en donde antaño emergía como el líder, ahora se encuentra en juego y lo que es peor para dicho país, es preciso que lo comparta con las otras potencias, cada una con sus propios intereses.

 

Marco Nacional.

Al margen de las declaraciones oficiales, que se emitieron al principio de la crisis económica norteamericana, y que le valió a un personaje el sobrenombre o mote de “Dr. Catarrito”, las repercusiones han sido negativas con la tendencia de acrecentarse aún más. Si mucho antes de esta crisis, ya se venían arrastrando significados descalabros en la conducción de la política económica, con resultados negativos, muy alejados de las demandas reales, la situación se complica cada día más, y lo peor, se continúan ofertando palabras, discursos vanos, que caen por su propio peso ante las necesidades más apremiantes.

Bajo este panorama y de manera paralela que en Estados Unidos de Norteamérica, se hace evidente la intervención tajante del Estado mexicano, ante una crítica situación de la estructura económica, buscando no responder a la cruda realidad de la mayoría de la población, a sus urgentes necesidades más apremiantes y que se han venido acumulando, sino para apuntalar sectores económicos identificados directa e indirectamente con las trasnacionales, que en todo caso son quienes controlan la economía del país.

Para “blindar” la economía mexicana, el Estado recurre, como primer paso, a un préstamo por la cantidad de 47 mil millones de dólares, que puso sin condicionalidad el Fondo Monetario Internacional (FMI), como se dio a conocer el 29 de octubre de 2008, sin embargo ello tenía un trasfondo, pues no fue con la intención de beneficiar a la mayoría de la población, sino para salvar al sistema bancario, que estaba presionado con el incremento de sus carteras vencidas, así como para seguir pagando el denominado rescate bancario (fobaproa), fundamentalmente, y parte del sobrante, para destinarlo a los programas previamente “recomendados” por las instituciones financieras internacionales.

A la postre el Estado mexicano, debido a los problemas de liquidez, implementa una serie de acciones, no sin aducir, que eran para restablecer el funcionamiento ordenado de los mercados financieros nacionales, entre ellos un programa del banco central para readquirir títulos del denominado Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB), entre otras acciones.

Tal situación lleva aparejada el despliegue de una política fiscal, respaldada por iniciativas de ley que conllevan un torrente de impuestos, que al aplicarse tienen un efecto negativo para la mayoría de la población y que impactan en la contracción del mercado interno, hasta nuestros días.

Factores como la elevada dependencia económica de México en relación a su comercio con los Estados Unidos de Norteamérica; así la como caída de las remesas, enviadas por trabajadores migrantes legales, pero sobretodo indocumentados, consideradas como la segunda fuente de divisas, después de la exportación del petróleo, y la reducción de la Inversión Extranjera Directa, hacen al país más vulnerable.

Al colapsarse la economía norteamericana, el efecto que se registra en México, repercute en el 80 por ciento de la Balanza Comercial que se tiene con la primera, pues al desacelerarse esta, su repercusión es también de una fuerte desaceleración de las actividades económicas en el país: crecimiento del desempleo, fenómeno que ya se venía arrastrando, al grado tal de agravarse: en el 2007 era de 3.96 por ciento, para el 2008, es de 4.06 por ciento; la caída de la actividad económica norteamericana, conlleva a la vez una baja en el precio del petróleo y por ende una reducción en su producción, repercutiendo negativamente en el Presupuesto gubernamental.

Si bien es cierto que del 2000 al 2008, el comportamiento de la Inversión Extranjera Directa ha registrado bajas y altas, como se puede apreciar en cuadro respectivo, a partir del 2007 alcanza un crecimiento ligeramente inferior al del 2001, para que en el 2008, se marcara una tendencia a la baja, hasta llegar al 2009, donde llega a registrar solo el 47.1 por ciento en comparación al 2008.

Dicho comportamiento repercute de manera negativa en todas las actividades económicas, sobre todo en aquellas relacionadas con las actividades productivas y por ende, generadoras de empleos, como la rama extractiva y la industria manufacturera[8].

 

México: Inversión Extranjera Directa

(Millones de Dólares)

 

Periodo

Total

Agropecuario

Extractivo

Industria

Manufacturera

Elect. y

Agua

Const.

Comercio

Comunic.

Y Transp.

Serv.

Financieros*

Otros

Serv.**

2000

18,098.2

91.6

170.2

9,990.2

134.0

171.1

2,464.5

-1,932.6

4,911.5

2,097.7

2001

29,774.2

63.8

12.1

5,874.4

333.4

112.3

2,350.8

2,925.8

16,462.7

1,638.9

2002

23,636.2

93.0

260.5

8,636.5

446.7

359.8

1,801.3

3,949.9

6,781.5

1,307.0

2003

16,578.6

11.8

139.0

7,803.5

325.6

85.5

1,509.0

2,199.3

2,893.9

1,611.0

2004

23,810.5

21.9

257.7

13,255.5

202.5

389.1

1,277.8

1.645.4

5,736.8

1,023.8

2005

22,351.5

10.2

224.9

11,211.0

191.3

298.1

2,868.1

2,874.5

1,662.8

3,010.6

2006

19,946.3

22.7

398.9

10,072.1

-85.3

393.2

674.0

637.4

4,835.9

2,997.4

2007

27,440.2

133.1

1,770.8

12,041.9

123.1

1,881.7

1,505.7

823.1

6,988.6

2,172.2

2008

23,682.5

32.4

4,601.8

7,175.7

412.3

860.3

1,698.7

810.6

4,644.9

3,445.8

2009

12,522.3

7.4

596.5

4,871.8

-6.0

490.0

1,260.3

64.5

2,591.6

2,646.2

*Servicios financieros, de administración y de alquiler de bienes muebles e inmuebles.

**Servicios comunales y sociales; hoteles y restaurantes; profesionales, técnicos y personales.

Fuente: INEGI. Inversión Extranjera en México según Sector Económico. http://dgcnesyp.inegi.org.mx/cgi-win/bdiecoy.exe/571?s=est&c=12607

 

Respecto al comportamiento de Balanza Comercial, pareciera ser que el déficit disminuye en los últimos tres años, es decir, del 2008 al 2010, pero dicho comportamiento se deriva de una disminución de las exportaciones e importaciones, que es consecuencia desgraciadamente, de la reducción registrada en la dinámica económica del país y lo que es peor, de seguir esta tendencia, el impacto en las actividades económicas pudieran verse agravadas, pues no estaríamos ante un estancamiento de la economía, sino ante una fatal reducción en sus tasas de crecimiento, que significaría, mayor desempleo, caída del poder adquisitivo y por ende, contracción del mercado interno.

 

México: Balanza Comercial

(Cifras Oportunas)

 

Periodo

Millones de Dólares

Exportaciones

Importaciones

Saldo

2008

289,897.8

306,908.0

-17,010.2

2009

229,392.0

234,232.9

-4,840.9

2010*

120,804.0

122,072.3

-1,268.3

*Hasta el mes de Mayo.

 Fuente: INEGI. Balanza Comercial. http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/espanol/soc/sis/sisept/default.aspx?t=des12&s=est&c=6415

 

Ante el cúmulo de necesidades de la mayoría de la población, que van desde lo más elemental como lo son los alimentos y casa, pasando por los servicios: salud, educación, agua, drenaje, medios de transporte colectivos, así como otras necesidades para asegurar mejores niveles de bienestar, no podrán ser satisfechos, si no existen las condiciones económicas que se requieran para reactivar el dinamismo de la economía, teniendo como base fundamental los requerimientos del mercado interno y en segundo lugar, las necesidades de los mercados externos, estas últimas, como parte de la estrategia para desplegar un desarrollo independiente, es decir, que la dinámica económica no siga girando en torno a las actividades económicas altamente relacionadas con la necesidad de los intereses trasnacionales.

Continuamos importando más de lo que exportamos, arrastrando una Balanza Comercial negativa, pero sobre todo, la economía mexicana continúa siendo altamente vulnerable de las exportaciones petroleras, mientras que las trasnacionales hacen evidente el peso que tienen en el sector Secundario, específicamente en las actividades manufactureras, sobre todo en la producción automotriz, así como en otras actividades[9].

 

Balanza Comercial de México

(Resumen)

Periodo

Exportación (X) (FOB)

Importación (M) (FOB)

Saldo FOB X FOB M

Variación porcentual anual

X FOB

M FOB

Saldo FOB

2005

214 233.0

221 819.5

(-) 7 586.6

14.0

12.7

(-) 13.9

2006

249 925.1

256 058.4

(-) 6 133.2

16.7

15.4

(-) 19.2

2007

271 875.3

281 949.0

(-) 10 073. 7

8.8

10.1

64.2

2008

291 342.6

308 603.3

(-) 17 260.7

7.2

9.5

71.3

2009

229 707.5

234 385.0

(-) 4 677.5

(-) 21.2

(-) 24.0

(-) 72.9

2010*

40 425.2

40 513.9

(-) 88.7

57.9

42.7

 

*Enero-Febrero.

Fuente: INEGI. Balanza Comercial de México. http://www.inegi.gob.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/continuas/economicas/exterior/mensual/bcm/bcm.pdf

 

Exportación de Mercancías Petroleras y No Petroleras

(Millones de Dólares)

Periodo

X total FOB (a+b)

Petroleras

No Petroleras

Total

(a)

Petróleo Crudo

Otras

Total

(b)

Agropecuarias

Extractivas

Manufactureras

Total

Automotríz

Resto

2005

214,233.0

31,888.6

28,329.5

3,559.1

182,344.4

5,981.1

1,167.7

175,195.6

45,787.0

129,408.6

2006

249,925.2

39,016.8

34,707.1

4,309.7

210,908.3

6,835.9

1,320.6

202,751.8

53,094.0

149,657.9

2007

271,875.3

43,013.8

37,937.2

5,076.7

228,861.5

7,415.0

1,737.1

219,709.4

56,117.8

163,591.6

2008

291,342.6

50,635.4

43,341.5

7,293.8

240,707.2

7,894.6

1,931.0

230,881.6

55,681.0

175,200.6

2009*

229,707.5

30,882.9

25,665.6

5,217.3

198,824.6

7,797.6

1,447.9

189,579.1

42,537.9

147,041.2

2010**

40,425.2

6,068.2

5,085.5

982.6

34,357.0

1,450.1

276.3

32,630.2

8,903.1

23,727.2

 

*Programada.

**Enero-febrero.

Fuente: INEGI. Balanza Comercial de México. http://www.inegi.gob.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/continuas/economicas/exterior/mensual/bcm/bcm.pdf

 

En cuanto a la estructura de las importaciones, la mayor parte es absorbida por los bienes de uso intermedio, que forman parte elemental de las actividades productivas de este sector para poder culminar con los productos de exportación, mientras que los bienes de capital, que en todo caso, permitirían consolidar en parte, una estructura productiva netamente mexicana que queda rezagada o remitida a ocupar un tercer lugar que se disputa, nada menos, que con los bienes de consumo, que lógicamente no puede comparar o adquirir la mayoría de la población, ya que su poder adquisitivo se encuentra altamente deteriorado, por lo que estos bienes solo pueden ser adquiridos por sectores reducidos de la población que cuentan con un alto nivel de ingreso, o que su postura privilegiada les permite concentrar el ingreso.

El alto grado de concentración de los ingresos, lo pone de relieve el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), indicando que, hasta el 2008, sólo 18 por ciento de de la población mexicana -19.5 millones- poseían los ingresos suficientes para vivir y tenían cubiertos todos los satisfactores…el 37.5 por ciento de la población era vulnerable por carencias sociales  y por ingreso, ello quería decir, que en cualquier momento podrían caer en pobreza  y lo que es peor, que el 43.5 por ciento ya vivía en esa condición[10].

 

Importaciones según tipo de bien (FOB)

(Millones de Dólares)

 

Periodo

Importación Total

(fob)

Bienes de consumo

Bienes de uso intermedio

Bienes de capital

2005

221,820

31,513

164,091

26,216

2006

256,058

36,901

188,632

39,525

2007

281,949

43,055

205,295

33,599

2008

308,603

47,941

221,565

39,097

2009

234,385

32,828

170,912

30,645

2010*

40,514

5,835

30,335

4,344

*Enero-febrero.

Fuente: INEGI. Balanza Comercial de México. http://www.inegi.gob.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/continuas/economicas/exterior/mensual/bcm/bcm.pdf

 

Recientemente, el Subsecretario de Desarrollo Humano y Social de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Luis Mejía Guzmán, manifestó públicamente que, factores como el incremento de precios en los alimentos a partir del año 2006, así como la crisis financiera mundial, propiciaron que en México se sumaran a la pobreza alimentaria cinco millones de personas para llegar a 19.5 millones de mexicanos, poco más del 20 por ciento de la población total.

Abundó que, en 1996 los registros indicaban que en México sobrevivían 34.7 millones de personas en pobreza alimentaria, disminuyendo la cifra en 2006, al registrar 14.4 millones, sin embargo en el lapso del 2006 al 2008, la cifra se incrementa a 19.5 millones[11].

Por su parte el actual Secretario de Hacienda y Crédito Público, Ernesto Cordero Arroyo, en conferencia de prensa, acompañado por el Presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, subrayó que 5 millones 800 mil personas ingresaron al ámbito de la pobreza en el país a consecuencia de la crisis del 2009[12].

 

Balanza de Productos Petroleros

Concepto

2007

2008

2009

Exportaciones

43,013.8

50,635.4

30,882.9

    Petróleo Crudo

37,937.2

43,341.5

25,665.6

    Otras Exportaciones

5,076.7

7,293.8

5,217.3

    Petroquímica

687.4

788.2

601.6

Importaciones

25,469.2

35,656.9

20,465.0

    Gas natural

2,749.7

4,243.4

1,704.0

    Derivados del petróleo

15,823.8

23,598.8

13,082.5

    Petroquímica

6,895.7

7,814.8

5,648.

Saldo

17,544.6

14,978.4

10,417.9

Fuente: INEGI. Balanza Comercial de México. http://www.inegi.gob.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/continuas/economicas/exterior/mensual/bcm/bcm.pdf

 

En este marco, paradójicamente, México, productor y exportador de petróleo crudo, deteriora aún más su balanza de productos petroleros cuando en los cuatro primeros meses del 2010 se destinan 3 mil 827millones de dólares, para adquirir gasolinas, es decir, el 91 por ciento más que la cantidad asignada para ese mismo fin en el 2009[13].

 

Balanza de Productos Petroquímicos y de origen Petroquímico

Concepto

2007

2008

2009

Exportaciones

4,210.2

5,174.0

4,130.0

    Productos Petroquímicos

687.4

788.2

601.6

    Productos de Origen Petroquímico

3,522.8

4,385.8

3,528.8

Importaciones

15,383.0

17,890.2

13,268.8

    Productos de Origen Petroquímico

6,895.7

7,814.8

5,648.5

    Gas Propano

655.4

958.3

511.5

    Productos de Origen Petroquímico

7831.9

9,117.2

7,108.8

Saldo

(-11,172.8

(-) 12,716.2

(-) 9,138.4

Fuente: INEGI. Balanza Comercial de México. http://www.inegi.gob.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/continuas/economicas/exterior/mensual/bcm/bcm.pdf

 

La situación en el agro mexicano, es de casi un abandono total, por lo que no se puede hablar de tener una capacidad autosuficiente y para subsistir se agregan a las importaciones, pero ahora de manera más persistente, en lo elemental, lo altamente prioritario, lo indispensable para la mayoría de la población, los alimentos, por lo que el grado de vulnerabilidad del campo es verdaderamente trágica, organismos internacionales como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés, The Food and Agriculture Organization) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), manifestaron que en el 2010, año de recuperación, México incrementará más la importación de alimentos como consecuencia de que la producción nacional cada vez más se contrae, por tal motivo en el primer trimestre del 2010, se erogaron 4 mil 291 millones de dólares para la compra de alimentos, lo que representa un crecimiento de 14 por ciento, respecto al mismo periodo en 2009[14]. 

Es verdaderamente increíble, que estemos viviendo esta situación, cuando la madre naturaleza ha sido benévola con nuestro país pudiéndonos dar el lujo de producir casi todo, pues se posee, al menos hasta la fecha, de todo tipo de terreno y de climas, cuando en la década de los 50-60 exportábamos productos agrícolas y ahora, nuestras generaciones se encuentran altamente dependientes, supeditados a las trasnacionales que dominan el control de la producción de alimentos[15], además de incidir en los patrones de consumo. Por si fuera poca esta situación, habría que agregar, el lacerante incremento de los precios en los productos alimentarios, remitiéndonos por ende, a la pobreza alimentaria.

Ante un panorama desolador del agro mexicano, que si se analiza por entidades, la situación se recrudece, sería peor, tenemos un sector campesino que se debate en la infra subsistencia, en la miseria, condición que es de mucha utilidad para los procesos electoreros y seguir jugando con lo mucho de lo que se la ha venido despojado, por lo que no le ha quedado de otra que emigrar hacia otros estados del país o hacia los Estados Unidos de Norteamérica, para ofertar su fuerza de trabajo, y en este último país, bajo las condiciones más humillantes, más adversas como seres humanos.

Así, la mayoría de la población del país, enfrenta políticas adversas, en un momento de fuerte impacto de la crisis económica, donde la más perjudicada precisamente es ella, ante sectores sociales que galopan en la concentración de los ingresos y la vida cómoda, sacando el máximo provecho de nuestra crítica realidad[16]. De acuerdo con datos del Banco de México, en el primer trimestre del 2010, un sector reducido de mexicanos invirtieron en el exterior 2 mil 545.4 millones de dólares, mientras que otro segmento de la población mexicana pudo vacacionar en el extranjero dándose el lujo de gastar 922.2 millones de dólares, en dicho periodo. 

Para las compañías clasificadas entre la 500 mayores que operan en México, 2009 fue el “peor año”, ya que cayeron sus ventas 8 por ciento y cancelaron como consecuencia 113 mil empleos, en comparación a 1994 –de esas empresas, 289 son mexicanas y 211 extranjeras-, pues sus ventas representaron nada menos que el 70.2 por ciento del PIB, es decir al rededor de 8 mil 303 billones de pesos[17].

 

Balanza de Productos Agropecuarios

Concepto

2007

2008

2009

Exportaciones

7,415.0

7,894.6

7,797.6

Importaciones

8,993.8

11,837.5

8,610.2

Saldo

(-) 1578.8

(-) 3,942.9

(-) 812.5

Fuente: INEGI. Balanza Comercial de México. http://www.inegi.gob.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/continuas/economicas/exterior/mensual/bcm/bcm.pdf

 

Balanza de Productos Agropecuarios y Agroindustriales

Concepto

2007

2008

2009

Exportaciones

14,885.3

16,473.7

15,193.5

    Productos Agropecuarios

7,415.0

7,894.6

7,797.6

    Productos Agroindustriales

7,470.4

8,579.1

7,395.8

Importaciones

20,063.7

23,922.9

18,943.9

    Productos Agropecuarios

8,993.8

11,837.5

8,610.2

    Productos Agroindustriales

11,069.9

12,085.3

10,333.7

Saldo

(-) 5,178.4

(-) 7,449.1

(-) 3,750.4

Fuente: INEGI. Balanza Comercial de México. http://www.inegi.gob.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/continuas/economicas/exterior/mensual/bcm/bcm.pdf 

En este esquema, la reducción de la dinámica de las actividades económicas, se ve reflejada en el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB), pues si se percibía un ligero crecimiento en el 2008, en comparación a la cifra registrada en el 2007, para el 2009, disminuye, pudiéndose reducir más para el 2010. 

Refiriéndonos concretamente al primer trimestre del 2010, el INEGI informa que “el Producto Interno Bruto con cifras desestacionalizadas, disminuyó (-) 0.35% durante dicho periodo, respecto al trimestre del año anterior…y agrega, por componentes, las actividades Primarias, descendieron (-) 2.78% y las Secundarias(-)0.07%, mientras que las Terciarias se incrementaron 0.26% en el primer trimestre de 2010 con relación al trimestre precedente”[18].

 

PRODUCTO INTERNO BRUTO

(millones de pesos  a precios de mercado)

Año

PIB

 

2007

44,831,099

 

2008

48,523,329

 

2009

47,291,945

 

2010*

12,325,523

 

 

 

 

 

 *Primer trimestre.

Fuente: INEGI. http://dgcnesyp.inegi.org.mx/cgi-win/bdiecoy.exe/495?s=est&c=12499

 

Analizando por entidad, con cifras del INEGI, David Márquez Ayala, comenta: “Tanto 2008 como 2009 son años que muestran en sus índices y tasas de variación los estragos casi generalizados de la crisis en la industria manufacturera en todo el país…En 2008, sólo 13 entidades tuvieron crecimiento en –la industria manufacturera- y en 2009 únicamente cuatro: Chiapas (11.3%), Guanajuato (0.6%), Yucatán (1.3%) y Zacatecas (0.9%). En el otro extremo, la producción cayó en 2009 más de 15 % en los estados de: Baja California (-17.5%), Coahuila (.27.0%), Chihuahua (18.1%), Michoacán (-19.8%), Puebla (18.0%) y Tamaulipas(-16.6%)…En 2009,14 entidades registraron un índice de producción manufacturera inferior a 100, esto es, una producción inferior a la de 2003”[19]. Con estas cantidades consignadas oficialmente, uno se pregunta ¿cómo es posible aceptar que el desempleo se esté abatiendo, cuando se es testigo de que gran número de habitantes sufren de las consecuencias del desempleo y lo peor, que no tienen donde emplearse.

Frente a la limitación de recursos gubernamentales, emergen iniciativas de ley –con su alud de impuestos- lo que conllevó a una reestructuración tributaria,  elevando los impuestos al valor agregado, al impuesto sobre la renta, además de considerar otros impuestos como a las telecomunicaciones, mismos que en su aplicación lesionan a la mayoría de la población, fundamentalmente a los sectores más desprotegidos reduciéndose el poder adquisitivo y como consecuencia el mercado interno se contrae; la situación se agudiza al incrementarse el desempleo, según la CEPAL, continuará creciendo este y en ese sentido prevé que el número de pobres en país, será de 41 millones, mientras que para la OCDE, en el 2011, la tasa de desempleo será de 6 por ciento más elevada que antes de la crisis.

Qué le queda a nuestro ejército de desempleados, cuando no se vislumbra el crecimiento de fuentes de trabajo y mejoría en los sueldos que les permitan generar las condiciones de bienestar para sus familias, como válvulas de escape; por orden de importancia, la migración, el crecimiento del empleo informal y el impacto que causan algunos programas oficiales para paliar el grave desempleo y que se disfrazan de apoyos a través de becas, así como del estímulo hacia la generación de los empleos temporales, entre otros.

De ello, a través de los años, ha tomado relevancia para la economía mexicana, la migración, algunos lo hacen de su lugar de origen hacia poblaciones más grandes, otros más a otros estados del país y otro tanto fijan sus ojos en los Estados Unidos de Norteamérica, sin importar los peligros y condiciones que acarrea su fatal aventura que se ve seriamente agravada por la implementación de la antiinmigrante Ley SB 1070 o ”Ley Arizona”.

Sin embargo, las serias condiciones económicas privativas en la economía norteamericana, repercuten en el empleo para los migrantes a quienes se les ha venido dificultando conseguir empleo, alquilar su fuerza de trabajo, para obtener los recursos económicos que no podrían tener en México, tal impacto generó una reducción del envío de remesas, considerada como la segunda fuente de divisas del país, misma que se obtiene por la venta de fuerza de trabajo y que por lo tanto genera producción y capital. En el cuadro de abajo se muestra el comportamiento del envío de remesas que generan los trabajadores migrantes, del 2007 al primer trimestre de 2010, que es una clara reducción, de un recurso que no solo ha sido significativo para sus familias, sino que le ha impregnado cierta dinámica a la economía del país, pero que el punto de vista oficial no le ha dado su valor real, pudiéndose hacer mucho por los migrantes.

 

México: Envío de Remesas

(millones de dólares)

 

Año

Monto

2007

26,068.7

2008

25,137.4

2009

21,181.2

2010*

4,819.4

*Primer trimestre.

Fuente: TEPACH M. Reyes.  “La captación del flujo de remesas México para el periodo, 2007-2010”. http://www.diputados.gob.mx/cedia/sia/se/SE-ISS-22-10.pdf

A tal situación se suma la caída del sector turístico, considerada la tercera fuente de divisas para el país, que al perder su dinámica, acentúa el desempleo, sin que se pueda vislumbrar una política congruente, ante la gran riqueza natural que detenta el país, para ser aprovechada  y generar una política que permita reactivar por un lado la generación de divisas y por otro lado, fuentes de trabajo que tiendan a disminuir el grave desempleo.

México: Ingresos Generados por el Sector Turismo

(miles de millones de dólares)

 

Año

Monto

2000

8.3

2005

11.8

2006

12.2

2007

12.9

2008

13.3

2009

11.3

 

No se puede negar que, a este panorama, confluyen también, toda una gama de factores, que complican más esta situación, entre ellas lo que podría decirse, la falta de experiencia política-operativa de las últimas administraciones gubernamentales o si se quiere, la floración de su “inocencia”, porque se supone que todo ha sido planeado de buena fe y voluntad; por desgracia tal situación lleva implícito el proceso y deterioro de falta de credibilidad hacia los partidos políticos e incluso de las diversas organizaciones sociopolíticas, el grave crecimiento de la marginación y pobreza por un lado, y por el otro, la acentuación de la concentración y centralización de la riqueza, arrastrando un denominado y marcado “desarrollo” desigual y combinado, así como los procesos de contaminación del entorno ecológico, la pérdida paulatina de aquellos valores que consolidaban nuestra identidad.

¿Puede haber visos de solución a la crisis actual?, considerando la presencia y crecimiento del poder de las trasnacionales; de gobiernos y sectores sociales, que se aferran en defender la actual estructura económica que ha conllevado a una total desigualdad económica de la humanidad, donde el entorno ecológico, se caracteriza por la existencia de demasiada contaminación ambiental en todos sus niveles, en generar procesos de investigación para producir y perfeccionar armas de exterminio de nuestros semejantes; en un medio donde se da paso a la impunidad.

  

Propuestas.

 ·        Desplegar una política educativa para disponer de los cuadros técnicos y científicos que garanticen la labor de los profesionistas para con el país.

·        Aplicar y privilegiar las actividades relacionadas con la investigación y desarrollo tecnológico y científico.

·        Regularizar  y fortalecer la función de la banca, acorde a los objetivos de la nación.

·        Establecer vínculos en igualdad de condiciones con otros países: económicos, científicos, tecnológicos, culturales.

·        Aplicar una política empresarial productiva nacionalista, basada fundamentalmente en el mercado interno, sin dejar de considerar los mercados externos, pero cuidando de no caer en la dependencia.

·        Generar una política que permita la capacitación y actualización de los trabajadores, de acuerdo a objetivos nacionalistas.

·        Inversiones productivas, con sentido social: en la agricultura, ganadería, pesca, manufactura.

·        Inversiones estratégicas, base para garantizar el crecimiento y desarrollo industrial nacional, consolidando su estructura industrial; podría estar enfocada a fortalecer la Industria petroquímica, generando valor agregado a una de las riquezas naturales que tiene el país, el petróleo.

 

Bibliografía.

·        BARAN, Paul y SWEEZY, Paul. El Capital Monopolista. Ed. Siglo XXI. México.

·        BANCOMEXT. Revista Comercio Exterior. Vol. 50, num. 12, México, diciembre de 2000.  Hyman P. Minsky en el pensamiento económico del siglo XX, documento elaborado por Guadalupe Montey de Anguiano. http://revistas.bancomext.gob.mx/rce/sp/articleReader.jsp?id=6&idRevista=41

·        BERUMEN Barbosa, Miguel Enrique. “Globalización: Tornado de la Desnacionalización de la Economía Mexicana”. http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/mx/2008/mebb2.htm

·        CASTILLO Miranda, Horwart. Flash Informativo Semanas del 22 al 26 de enero de 2010. http://www.horwath.com.mx/admin/files/uploads/publicaciones/FIS_22-26feb2010.pdf

·        La crisis económica actual. http://luxemburgism.forumr.net/economics-economia-economie-f2/la-crisis-economica-actual-t184.htm

·        INEGI. http://dgcnesyp.inegi.org.mx/cgi-win/bdiecoy.exe/571?s=est&c=12607, http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/espanol/soc/sis/sisept/default.aspx?t=des12&s=est&c=6415 , http://www.inegi.gob.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/continuas/economicas/exterior/mensual/bcm/bcm.pdf http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/comunicados/pibbol.asp

·        JARDON, Eduardo. “México sufre desplome de 30 %anual en sus principales fuentes de divisas”. Periódico El Financiero. Del 26 de noviembre de 2009. http://biblioteca.iiec.unam.mx/index2.php?option=com_content&do_pdf=1&id=7171

·        MANDEL, Ernest. La teoría marxista de las crisis económicas y la actual depresión económica. http://rcci.net/globalizacion/2003/fg360.htm

·        MERRIL Lynch y Capgemini. Riqueza Mundial.

·         MORALES, Josefina. “México en la Crisis Mundial del Capitalismo en el Nuevo Milenio”. www.redem.buap.mx/seminario/sem2008/josefinamorales.doc

·         TEPACH M. Reyes. “La Captación del flujo de remesas México para el periodo, 2007-2010”. http://www.diputados.gob.mx/cedia/sia/se/SE-ISS-22-10.pdf

·        TORRES, López, Juan. “El sistema financiero está enfermo de muerte”.- internet. CONSUMER EROSKI http://revista.consumer.es/web/es/20090401/entrevista/74740.php

·        Centro de Documentación e Información Maestro Jesús Silva Herzog. http://biblioteca.iiec.unam.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=1361&Itemid=146

·        VASAPOLLO, Luciano. Crisis Económica y Teoría Marxista Aplicada: entrevista a Liciano Vasapollo. http://www.kaosenlared.net/noticia/crisis-economica-teoria-marxista-aplicada-entrevista-luciano-vasapollo

·        VASAPOLLO, Luciano. “Imperialismo y competencia global”. http://www.rebelion.org/docs/24180.pdf

·        Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Crisis_de_la_industria_automotriz_de_2008-2009:

·        Periódico El Economista del 8 de septiembre del 2008. http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/739114/09/08/EEUU-Tesoro-inyecta-200000-mln-usd-para-Fannie-Mae-y-Freddie-Mac.html

·        Periódico La Jornada del 31 de octubre y 3 de noviembre de 2009; 11 y 13 de diciembre de 2009; del 31 de mayo de 2010,23 y 29 de junio de 2010, del 22 de julio de 2010.

·        Periódico El Universal del 22 de julio de 2010.


[1] Entendida la Inflación Crediticia, como el aumento general y continuado en el tiempo, de la moneda fiduciaria y bancaria, lo cual tienen como efecto o consecuencia, el crecimiento de las ventas de mercancías, en un volumen mayor al poder adquisitivo que surge de trabajo o si se quiere, que resulta del proceso de producción.

[2] La llamada “burbuja inmobiliaria”, se puede considerar que solo fue el hilo más delgado que se rompió, ya que detrás persistía toda una estructura en convulsión que finalmente colapsó y repercutió a nivel mundial.

[3] EEUU-Tesoro inyecta 200.000 mln usd para Fannie mae y Freddie Mac. “WASHINGTON - El gobierno de Estados Unidos asumió este domingo el control de los gigantes del crédito hipotecario Fannie Mae y Freddie Mac y destinó 100.000 millones de dólares para cada uno, con el fin de evitar un colapso del sistema financiero tras la crisis inmobiliaria.” Publicado en el Economista.es http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/739114/09/08/EEUU-Tesoro-inyecta-200000-mln-usd-para-Fannie-Mae-y-Freddie-Mac.html

[4] La Crisis Económica de 2008-2010. Ver las consecuencias en otros países. Dándose a conocer como se expande el fenómeno en las principales economías del mundo, bien en Latino América como lo es Argentina, Brasil, México, así como en Europa: Dinamarca, Alemania, Francia, España y las llamadas economías Emergentes sobre todo China, India y Rusia http://es.wikipedia.org/wiki/Crisis_econ%C3%B3mica_de_2008-2010

[5] Véase Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Crisis_de_la_industria_automotriz_de_2008-2009: “La crisis de la industria automotriz de 2008-2009 es una crisis financiera global en la industria automotriz que comenzó durante la segunda mitad de 2008. La crisis ha golpeado principalmente a la industria automotriz estadounidense y, por extensión, a Canadá, debido al Acuerdo comercial de productos automotores, aunque también otros fabricantes de automóviles, particularmente en Europa y Japón, están sufriendo la crisis.[]

El sector automotor fue debilitado, en primer lugar, por el alza sustancial de los precios del combustible para automóviles,[] relacionada a la subida del precio del petróleo desde 2004 que ocasionó que los compradores evitaran adquirir vehículos deportivos utilitarios (SUVs

) y pickups,[] principal sector de los "Tres Grandes" (General Motors, Ford y Chrysler). Los fabricantes de automóviles estadounidenses también sufrieron de considerablemente mayores sueldos comparados con sus contrapartes no sindicalizadas, incluyendo salarios, beneficios, seguridad social y pensiones.[] A cambio de un ambiente laboral pacífico, la gerencia otorgó concesiones a sus sindicatos que les significaron una estructura de costos no competitiva.

[]

En 2008, la situación se volvió crítica debido a la crisis financiera global y la consiguiente contracción del crédito[] ejerció presión sobre los precios de las materias primas. En ciertos países, particularmente en los Estados Unidos, los Tres Grandes estuvieron bajo fuerte crítica debido a que no habían corregido la ineficiencia de los SUVs en cuanto a consumo de combustible, a pesar del incremento del precio del petróleo. En consecuencia, sufrieron tanto de una percepción de los consumidores de poder obtener modelos de relativamente mayor calidad en el extranjero (especialmente, de Japón y, en alguna medida, de Europa) y de "trasplantes", automóviles extranjeros manufacturados o ensamblados en los Estados Unidos.[] Los Tres Grandes habían descuidado el desarrollo de automóviles de pasajeros y, en su lugar, se enfocaron en camionetas ligeras debido a los mejores márgenes de beneficios, para compensar los costos laborales considerablemente mayores, por lo que se encontraron considerablemente retrasados en estos segmentos de mercado en relación con los fabricantes de automóviles japoneses y europeos.

[6] MORALES, Josefina.  “México en la Crisis Mundial del Capitalismo en el Nuevo Milenio”. La autora es Investigadora titular de la Unidad de Economía Política del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM. www.redem.buap.mx/seminario/sem2008/josefinamorales.doc

[7] La Jornada. Periódico de circulación nacional, México 23 de junio de 2010. http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=MEX&pagina=http://www.jornada.unam.mx

[8] CASTILLO Miranda, Horwath,  en el Flash Informativo Semanas del 22al 26 de enero de 2010, por su parte da el siguiente comentario: “Datos arrojados por el Informe Estadístico del Comportamiento de la IED en México de la Secretaría de Economía indican que durante los 12 meses del 2009 se captaron en el país 11,417.5 millones de dólares de IED, esto es 50.8 % menos respecto al mismo periodo de 2008…Los países que más IED aportaron a México fueron EEUU con 5,810.5 millones de dólares, esto es, 50.9 %; Holanda con 1,461.3 es decir, 12.8% y Puerto Rico con 1,162.7 millones de dólares lo que es 10.2%...Canadá con 1,034 millones de dólares, España con 630.3 millones, Reino Unido con 427.7 millones, Japón con 179.3 millones y Singapur 158 millones, entre otros. Datos del INEGI indican que la Balanza Comercial de México reportó un déficit de 333 millones de dólares durante el primer mes del 2010, esto es, 78.7% menos a lo reportado para el mismo mes en 2009…durante el primer mes de 2010 la tasa de desempleo en México se ubicó en 5.87% frente al 4.80 del último mes del2009, esta cifra fue mayor al 5.3% esperado por especialistas…Datos del mismo instituto indican que durante el 2009 el PIB nominal se situó en 11,823 billones de pesos, esto es, 875 mil 762 millones de dólares, una pérdida anual en dólares de 19.7%...si se considera una población de 107.9 millones de habitantes, el PIB per cápita del país se ubicó en 8 mil 118 dólares por persona, es decir, 20.4% menos a tasa anual. Por lo que la caída del ingreso por habitantes fue la más importante desde 1995, cuando cayó 38.3%”. http://www.horwath.com.mx/admin/files/uploads/publicaciones/FIS_22-26feb2010.pdf

[9] BERUMEN Barbosa, Miguel Enrique. “Globalización: Tornado de la Desnacionalización de la Economía Mexicana”.  http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/mx/2008/mebb2.htm.

[11] “En pobreza alimentaria,  20% de mexicanos. Periódico El Universal del 22 de julio del 2010. http://www.eluniversal.com.mx/notas/696971.html

[12] “Incierta recuperación económica, advierte titular del Banco Mundial”.  Periódico La Jornada del 22 de julio de 2010. http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=MEX&pagina=http://www.jornada.unam.mx

[14] FERNANDEZ-Vega, Carlos. Artículo México S.A. publicado en el Periódico La Jornada del 31 de mayo del 2010.  http://www.jornada.unam.mx/2010/05/31/index.php?section=opinion&article=028o1eco

[15] BERUMEN Barbosa, Miguel Enrique. Op cit. http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/mx/2008/mebb2.htm .

[16] FERNANDEZ-Vega, Carlos. Artículo México S.A. publicado en el Periódico La Jornada del 31 de octubre y 3 de noviembre de 2009.” El adeudo al fisco por impuestos diferidos de las empresas pertenecientes al hombre más rico de México y tercero a nivel mundial: 70 mil 659.12 millones de pesos por ese concepto distribuidos de la siguiente manera: Grupo Carso (4,141.36), América Móvil (20 mil 540.06), Telecom (23 mil 284.72), Telmex Internacional (7 mil 275.82). Cemex, empresa de Lorenzo Zambrano, adeuda al fisco 38 mil 443.41 millones de pesos. Grupo México, de Germán Larrea Mota Velasco adeuda 11 mil 183.3 millones de pesos. Grupo Modelo, debe al fisco 8 mil 222.37 millones de pesos; Coca Cola Femsa, 2 mil 205.12 millones y Bachoco, del ex gobernador de Sonora mil  868.93 millones. Televisa, 2 mil 284.4 millones de pesos; TV Azteca-Elektra, 3 mil 365 millones de pesos. Peñoles y Palacio de Hierro, de Alberto Bailleres, 6 mil 124.14 millones de pesos. Wal-Mart, 5 mil 252 millones de pesos; Soriana, 7 mil 508.94 millones de pesos, entre otros”. http://www.jornada.unam.mx/2009/11/03/index.php?article=026o1eco&section=economia

[17] Para mayor  información véase MARQUEZ Ayala, David. Reporte Económico. Publicado en el Periódico La Jornada del  29 de junio de 2010. http://www.jornada.unam.mx/2010/06/28/index.php?section=opinion&article=028o1eco

[19] MARQUEZ Ayala, David. Reporte Económico. Producción manufacturera y consumo. Publicado en el periódico La Jornada del 10 de mayo de 2010. http://www.jornada.unam.mx/2010/05/10/index.php?section=opinion&article=026o1eco.


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet