Diccionario de economía política

de Borísov, Zhamin y Makárova

 

CONCENTRACIÓN DE LA PRODUCCIÓN: fenómeno en virtud del cual una parte cada vez mayor de los medios de producción, de la fuerza de trabajo y de la elaboración de mercancías se centre en grandes empresas. En el régimen capitalista, el fenómeno tiene lugar a lo largo de una durísima lucha competitiva entre los capitalistas, a la caza de beneficios. Concentrando en alto grado los medios de producción y la mano de obra, los capitalistas reducen sensiblemente los costos de producción, utilizan con más amplitud la nueva técnica, organizan la producción masiva en cadena, aumentan el volumen y el grado de explotación de la clase obrera. Sobre el proceso indicado ejercen una influencia enorme la concentración y la centralización del capital, dado que así se forman capitales de enorme magnitud, indispensables para organizar la gran producción. A su vez el hecho de que la producción se concentre acelera los procesos de concentración y centralización del capital. Las grandes empresas poseen gran capacidad competitiva, se hallan en situación ventajosa frente a las empresas pequeñas, a las que desplazan y absorben en la lucha sin cuartel que se sostiene en el plano de la competencia. Como observó Lenin, la concentración de la producción, al llegar a cierto grado de desarrollo, conduce al monopolio. Dicha concentración es un factor importantísimo en la transformación del capitalismo de la libre competencia en capitalismo monopolista. Con el paso al imperialismo, este proceso de concentración todavía se acelera más, dado que bajo el dominio de los monopolios, la lucha competitiva alcanza aun mayores extremos de dureza. En los Estados Unidos, desde 1939 hasta 1955, el porcentaje de personas ocupadas en empresas con un número de obreros superior a 1.000, creció del 22,3% al 33,6%. Lo característico de la concentración de la producción capitalista es su extraordinaria desigualdad. Donde este proceso se efectúa con mayor rapidez es en la industria, sobre todo en la industria pesada, y resulta sensiblemente más lento en la agricultura. La concentración de la producción se acentúe durante las crisis económicas y las guerras, y conduce a la brutal agravación de las contradicciones del capitalismo, ante todo de la que existe entre el carácter social de la producción y la forma privada de apropiación; a la vez que eleve las ganancias de los monopolios, aumenta en proporciones enormes la intensidad y la productividad de los obreros lo cual, en el régimen capitalista, conduce al crecimiento de la desocupación. Al mismo tiempo, desempeña un gran papel en la creación de las premisas materiales y sujetivas de la revolución socialista, pues socializa la producción y contribuye así a que la clase obrera se organice mejor y se cohesione más. En la gran economía socialista, la producción industrial y agrícola altamente concentrada es resultado del dominio de la propiedad social sobre los medios de producción y del sistema planificado de la economía nacional. Gracias a las ventajas del socialismo, la industria y la agricultura en la U.R.S.S. son las más concentradas del mundo. Los sistemas energéticos unificados en la parte europea de la U.R.S.S., en Siberia Central, Transcaucasia, Kazajstán y Asia Central comprenden los 2/3 de toda la potencia de las centrales eléctricas. En todas las ramas de la industria, se han creado empresas modernas, grandes y potentes. Gracias a la colectivización de la agricultura, la producción agrícola de la U.R.S.S. también se ha convertido en la más concentrada del mundo. Concentrar la producción presupone fabricar un mismo tipo de producto en el menor número posible de empresas, centralizar la producción de máquinas, mecanismos y piezas unificados y normalizados. Concentrar la producción implica combinar las empresas, hacer que cooperen y se especialicen. El nivel de la concentración es determinado por el peso específico de las grandes empresas en toda la producción y en la potencia productiva global de tal o cual rama de la industria. La concentración de la producción se eleva fundando nuevas fábricas y reconstruyendo las ya existentes. Bajo el socialismo, el concentrar la producción abre grandes posibilidades al progreso técnico, que es, a su vez, la premisa y la condición necesaria para que la producción siga concentrándose.


Volver al Diccionario de Economía Política
de Borísov, Zhamin y Makárova

Volver al índice de Diccionarios de Economía y Finanzas

Volver al índice de la Enciclopedia de Economía EMVI

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga