Creación y circulación del dinero

Al parecer, la palabra "banco" procede de los que utilizaban los cambistas para trabajar en las plazas públicas en las ciudades italianas medievales.  El oficio de cambista era entonces una profesión muy especializada que requería amplios conocimientos ya que las docenas de pequeños Estados existentes entonces mantenían en circulación centenares de diferentes monedas que eran aceptadas para el comercio, no por su valor facial, sino por el peso y ley del metal en que se acuñaban y que sólo un experto discernimiento podía establecer.

Pero las actividades de crédito tuvieron posiblemente su origen en los orfebres. El cuidado del material que trabajaban estos artesanos requería que dispusiesen en sus talleres de cajas fuertes, muy poco comunes en aquella época. Así, algunos comerciantes les pedían que guardaran sus caudales, primero de forma extraordinaria, quizá con motivo de un viaje, después cada vez de forma más estable, pagando en cualquier caso por el servicio de custodia.

Los primeros banqueros entregaban a cambio de los depósitos unos recibos o billetes que pronto empezaron a ser utilizados como medios de pago, eludiendo así el engorro y el peligro de trasladar físicamente los depósitos. Como el dinero permanecía depositado mucho tiempo en las arcas, resultaba posible realizar algunos préstamos con el consentimiento del depositante que podía reducir así sus costes e incluso obtener un pequeño interés. Finalmente, los banqueros descubrieron la posibilidad de emitir billetes y realizar préstamos en cuantía superior a los fondos que mantenían en depósito. A pesar de la oposición popular y la persecución legal de dichas prácticas, la magia de la creación del dinero había empezado a funcionar.

Porque los banqueros crean dinero. A partir del depósito de una cantidad, el mecanismo del crédito provoca su multiplicación y el crecimiento de la cantidad de dinero existente. Veamos despacio el funcionamiento de ese mecanismo.

Cuando un cliente realiza un depósito en la cuenta de un banco, una parte del importe depositado será destinado a reservas y el resto puede ser destinado para préstamos a otros clientes. Las reservas tienen como finalidad mantener la liquidez y la solvencia del banco, poder atender a las retiradas de fondos que los clientes soliciten y cumplir con la normativa emanada del banco central. La proporción de los depósitos que se destina a ese fin se llama coeficiente de reservas.

cambista_siglo_XI.jpg (46854 bytes)
Cambista representado en una miniatura del siglo XI

Los bancos conservan parte de sus reservas en la caja para operaciones diarias y el resto lo mantiene depositado en el banco central. El efectivo en poder de los bancos no debe ser considerado dinero para evitar la doble contabilización; sólo es dinero lo que puede ser gastado y sólo puede ser gastado lo que está a disposición del público, es decir, los depósitos o cuentas.

El multiplicador bancario

Contabilidad del Banco X

Activo

Pasivo

20,00 Reservas
80,00 Préstamo Sr. B

c/c Sr. A........ 100,00

Contabilidad del Banco Y

Activo

Pasivo

16,00 Reservas
64,00 Préstamo Sr. C

c/c Sr. B........ 80,00

Contabilidad del Banco Z

Activo

Pasivo

12,80 Reservas
51,20 Préstamo Sr. D

c/c Sr. C........ 64,00

 

Supongamos que el coeficiente de reservas es del 20%. Si el Sr. A deposita 100 millones de pts. en el Banco X, éste destinará 20 a reservas y podrá destinar los 80 restantes a prestarlos al Sr. B. El Sr. B deposita lo que ha percibido en el Banco Y que destinará un 20%, 16 millones, a reservas y los 64 M. restantes para prestarlos al Sr. C. En el cuadro adjunto se describen los apuntes contables a que dan origen las tres primeras fases de estas operaciones.

Si el proceso continúa indefinidamente en la misma forma, el dinero a disposición del público será

100 + 80 + 64 + 51,2 + ... = 500

Se trata de una progresión geométrica. La suma de todos sus términos es el primero multiplicado por el inverso del coeficiente de reservas.

Sin embargo hay un fenómeno que puede interrumpir o reducir el efecto multiplicador. Si uno de los clientes decidiera conservar su dinero en una hucha en vez de depositarlo en un banco el proceso quedaría interrumpido. Si todos los clientes deciden quedarse con parte del dinero en su bolsillo, el efecto multiplicador será menor. La proporción de dinero que el público desea tener en sus bolsillos depende de su preferencia por la liquidez.

Si llamamos m al multiplicador monetario, r al coeficiente de reservas y l al coeficiente de liquidez mantenida por el público, se puede deducir la siguiente fórmula:

multiplic.gif (1232 bytes)

Este multiplicador es, como veremos a continuación, de una importancia fundamental y debe ser cuidadosamente estimado, tenido en cuenta y manipulado por los bancos centrales para la elaboración de la política monetaria.

 


Ver también
El Euro: breve historia

El Dólar: breve historia

parte del libro Alfredo Vergara, América Latina entre sombras y luces

 


Textos básicos


Esta página ha sido actualizada por última vez el 27 de marzo de 2007

Para citar este artículo en cualquier documento puede utilizar el siguiente formato:
---------
Martínez Coll, Juan Carlos (2001): "El dinero y la política monetaria" en La Economía de Mercado, virtudes e inconvenientes http://www.eumed.net/cursecon/12/index.htm  edición del 27 de marzo de 2007


Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


Real como la economía misma
Por: Armando Roselló
Un desfile de historias y de personajes. El cazador paleolítico, el agricultor neolítico, el rey sumerio, el ciudadano romano, el abad medieval ... Además de una historia económica de la humanidad, los comentarios intercalados a esas historias van mostrando conceptos básicos de Economía y explicando su funcionamiento. Pero además de los conceptos clásicos el autor propone su propia visión heterodoxa de muchos problemas económicos.
Libro gratis
Congresos

4 al 21 de noviembre
XI Congreso EUMEDNET sobre

Migraciones, Causas y Consecuencias
Próximos congresos

10 al 29 de octubre
II Congreso EUMEDNET sobre

Arte y Sociedad

17 al 28 de noviembre
II Congreso EUMEDNET sobre

El Derecho Civil en Latinoamérica y Filipinas: Concordancias y Peculiaridades

24 de noviembre al 12 de diciembre
II Congreso EUMEDNET sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

3 al 20 de diciembre
XI Congreso EUMEDNET sobre

Desarrollo Local en un Mundo Global

9 al 26 de enero
X Congreso EUMEDNET sobre

Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas del S. XXI

5 al 20 de febrero
X Congreso EUMEDNET sobre

Educación, Cultura y Desarrollo

Enlaces Rápidos


Suscribase a nuestros boletines
y recibirá toda las novedades.
Introduce tu email.

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga