LA TRANSFORMACIN DE LAS CONCEPCIONES SOBRE EL PROCESO DE DESARROLLO EN LAS POLTICAS PBLICAS MEXICANAS

LA TRANSFORMACI?N DE LAS CONCEPCIONES SOBRE EL PROCESO DE DESARROLLO EN LAS POL?TICAS P?BLICAS MEXICANAS

Isaac Enrquez Prez

Volver al ndice

 

 

4.1.- El desarrollo como ajuste y cambio estructural de la economa nacional.

Para finales de 1982, al precipitarse la crisis de la deuda, la economa mexicana toc fondo: el sector pblico tena un dficit del 16.9% y sus precios se rezagaban; se padeca una inflacin del 92.6% despus de haber promediado 17.9% entre 1971 y 1981; se increment aceleradamente el saldo de la deuda externa e, incluso, se declar una virtual suspensin de pagos con el exterior; se agudiz el desempleo y la contraccin de la economa sobre todo de la produccin agrcola, de la industria manufacturera y de la construccin; se deterior crecientemente el mercado laboral; se contrajo aceleradamente el ingreso nacional y se redujo la disponibilidad de recursos para financiar la inversin; se contrajo cada vez ms el mercado externo; se desat la desintermediacin financiera; y, a raz de la expropiacin bancaria se acentuaron las diferencias y se tensaron las relaciones entre el gobierno y el empresariado privado (sobre estos temas vase Crdenas, 1996:captulo IV). Frente a esta catica situacin, el aparato de Estado reaccion con polticas y planes de ajuste que apuntaran a contener la inflacin, a procurar la recuperacin de la economa y a solventar el servicio de la deuda.

En medio de estas condiciones y necesidades asciende al gobierno una nueva lite dirigente, que si bien creca desde el sexenio anterior, se fortalece desde finales de 1982 al tomar las riendas de los puestos pblicos estratgicos y de alto nivel. Esta nueva lite dirigente, influida por la concepcin sobre el desarrollo expresada en los enfoques monetaristas y en la economa neoclsica en general, se distancia del discurso propio del nacionalismo revolucionario y del sentido de las polticas expansionistas deficitarias para adoptar las estrategias deflacionarias que comenzaban a estar en boga en Estados Unidos e Inglaterra y que privilegiaban la contencin y reduccin de la creciente inflacin aun a costa del crecimiento de la economa y del pleno empleo; la austeridad y restriccin de las funciones econmicas del sector pblico; adems de estrategias que apuntaran a la insercin actualizada de Mxico en la economa internacional mediante el fomento de las exportaciones manufactureras.

Si bien parte de estas estrategias ya se contemplaban de manera clara en el Plan Global de Desarrollo 1980-1982 (Secretara de Programacin y Presupuesto, 1980) slo comienzan a adoptarse con mayor decisin a partir de 1982 despus de que la ilusin de la bonanza petrolera se fractur e hizo inviable el explosivo y contradictorio intervencionismo estatal en la economa a travs del financiamiento deficitario e inflacionario.

Un aspecto central que caracteriz a las polticas pblicas entre 1982 y 1988 fue la recurrencia al crdito interno y a la venta de empresas pblicas para contener la restriccin del crdito en el mbito internacional y para financiar as el proceso de desarrollo.

Reconociendo las circunstancias anteriores, si las medidas y los esfuerzos a emprender implicaban concretar un cambio estructural de la economa mexicana result preciso apuntalar y fortalecer el proceso de planeacin que no necesariamente conclua slo con la formulacin de planes, sino que buscaba trascender a la creacin de un sistema nacional de planeacin. As, con el Sistema Nacional de Planeacin Democrtica (SNPD) se procur la interrelacin entre las distintas dimensiones de la sociedad mexicana.

El Plan Nacional de Desarrollo 1983-1988 (Poder Ejecutivo Federal, 1983) fue la primera poltica pblica de alcance nacional que se disea en el marco del SNPD para establecer los lineamientos que orientasen las acciones globales, sectoriales, regionales e institucionales, y para inspirar los programas de mediano plazo que consideraron temas concretos del proceso de desarrollo, teniendo como referencia permanente a la dinmica del contexto internacional. Para hacer frente a la crisis, este documento oficial plante dos orientaciones estratgicas asumidas como elementos complementarios e interdependientes: la reordenacin econmica y el cambio estructural, cuya materializacin integral se esper ms all del sexenio en cuestin. Los objetivos de cada estrategia se detallan en el siguiente cuadro:

Cuadro 16. Orientaciones estratgicas expuestas en el Plan Nacional de Desarrollo 1983-1988

Estrategia para la reordenacin econmica. Estrategia de cambio estructural

*Enfrentar la crisis y estabilizar la economa con el fin de recuperar su capacidad de crecimiento. Para ello sera importante combatir la inflacin.

*Abatir la inestabilidad cambiaria y la escasez de divisas.

*Actuar sobre la demanda en forma selectiva, y adecuar el ritmo de su expansin respecto a la capacidad de respuesta del aparato productivo.

*Restablecer el flujo de recursos externos.

*Evitar el deterioro del empleo, del aparato productivo y del consumo bsico mediante medidas y acciones que corrigiesen los desequilibrios macroeconmicos y financieros.

*Adoptar medidas y acciones que promuevan la austeridad y disciplina en el ejercicio del gasto pblico, as como la disminucin de su crecimiento; la moderacin de subsidios y salarios; el estmulo al ahorro y a nuevos sistemas cambiarios y de comercio exterior; la reorganizacin de la administracin, del gasto y de la inversin pblicos; la reforma tributaria; la racionalizacin gradual del sistema indiscriminado de permisos a las importaciones y la supresin de las trabas a las exportaciones; as como la reestructuracin del sistema financiero.

*Ajustar y reorientar el uso del gasto pblico para evitar el financiamiento deficitario y por tanto inflacionario; reestructurar los subsidios, reducir el consumo del gasto pblico, racionalizar el gasto corriente y el gasto de operacin del sector paraestatal; y, modificar los impuestos y los precios y tarifas de los bienes y servicios ofertados por el sector pblico para conformar nuevos y revitalizadores esquemas de financiamiento. Se sugiere no recurrir a la excesiva creacin monetaria y evitar un acceso indiscriminado al crdito externo. *Privilegiar los aspectos sociales y redistributivos del crecimiento a travs de la ampliacin en la atencin a las necesidades bsicas; la elevacin en la generacin de empleos; y, la promocin de una mejor distribucin del ingreso.

*Reorientar y modernizar el aparto productivo y comercial. Ello se relacionara con el fortalecimiento de una diferente vinculacin del pas con la economa internacional, especialmente en sectores como la industria y el comercio exterior, el financiamiento externo, la inversin extranjera y la transferencia de tecnologa; abandonando con ello la poltica defensiva y proteccionista y procurando la atraccin de divisas. La subcontratacin aparece como sugerencia para formar parte de las corrientes del comercio internacional, lo cual estara precedido por una reestructuracin organizacional, administrativa, de los sistemas de comercializacin y de los sistemas de organizacin del trabajo. La concepcin estratgica que regira este objetivo consisti en desarrollar un amplio mercado interno que diera lugar a un sector industrial ms integrado hacia adentro y apto hacia fuera. Se trata de fortalecer las relaciones comerciales con el exterior, fomentando las exportaciones no petroleras; procurando la apertura de nuevos mercados y la sustitucin eficiente de importaciones; elevando la contribucin de los recursos tecnolgicos, administrativos y financieros del exterior; siendo importante para todo ello la adopcin de esquemas de cooperacin econmica multilateral y bilateral, as como la racionalizacin de la proteccin comercial y la reorientacin de la poltica de inversin extranjera de tal manera que sta sea promovida.

*Promover un sector agropecuario que asegure el abasto de alimentos, que cuente con seguridad jurdica y regularizacin en las diversas formas de tenencia de la tierra, y que se exponga a una reorganizacin de los apoyos pblicos a la produccin.

*Descentralizar en el territorio las actividades productivas, los intercambios, la poblacin y el bienestar social. Con la poltica de descentralizacin de la vida nacional y de desarrollo regional se impulsara la integracin gradual de una red transversal de comunicaciones y transportes que favoreciese dichos procesos e integre los mercados regionales vinculados entre s y con la mercado mundial.

*Adecuar las modalidades de financiamiento a las prioridades del desarrollo. Orientar la inversin pblica a elevar la productividad mas que a ampliar la capacidad existente.

*Fortalecer la rectora del sector pblico (sic), impulsar al sector social y estimular al sector empresarial.

Fuente: Poder Ejecutivo Federal (1983), Plan Nacional de Desarrollo 1983-1988, pp. 238-266.

Dentro del mismo Plan Nacional de Desarrollo 1983-1988, con la finalidad declarada de promover el bienestar social, se dise tambin una poltica social que explicit metas para las esferas de la salud, la alimentacin, la seguridad social, la educacin, la vivienda y el reordenamiento urbano, considerando de manera ms detallada directrices sobre los problemas ecolgicos y del medio ambiente, incluyendo en el proceso de planeacin los costos de su deterioro; adems de los problemas tnicos y sus condiciones marginales. Es de notar que en relacin al sistema educativo se sugiri buscar fuentes alternas de financiamiento, as como la racionalizacin de la matrcula escolar en los niveles medio superior y superior, y la descentralizacin de la educacin bsica y normal (Poder Ejecutivo Federal, 1985:captulo VII). A grandes rasgos, la poltica social se orient a combatir el rezago social y la pobreza atendiendo a los grupos sociales ms desprotegidos del pas.

Aparecen en el discurso y toman fuerza prioridades como el fortalecimiento del federalismo y del municipio con lo cual se reivindic el papel central de los espacios locales en la planeacin econmica; el fomento al pluralismo poltico y a la legalidad de los procesos electorales; la introduccin del criterio demogrfico en la planeacin del proceso de desarrollo; la armonizacin de los principios del liberalismo y de la revolucin mexicana; y, la prctica de la cooperacin internacional. Se introducen nuevos conceptos como el de interdependencia en el marco de un nuevo orden econmico internacional.

Como parte del objetivo de sanear las finanzas pblicas y de mantener la disciplina y la austeridad fiscales aparece como una prioridad el iniciar la simplificacin de la estructura y organizacin administrativa del sector pblico para lograr la racionalizacin de la burocracia. En el caso de la administracin pblica paraestatal, el logro de su eficiencia se impulsara con criterios de adquisicin, fusin, liquidacin o venta de empresas pblicas (Ibidem:288-293). La privatizacin y reduccin del sector pblico por primera ocasin se presentaron como opciones posibles en una poltica pblica.

Luego de revisar el Plan Nacional de Desarrollo 1983-1988, podemos decir que durante este sexenio gubernamental se trat de responder a la generalizada crisis econmica con el inicio de las polticas pblicas de ajuste y cambio estructural de la economa en condiciones de austeridad y restriccin estatal.