TEXTOS SELECTOS

CURSO DE ECONOMÍA SOCIAL

 

R. P. Ch. Antoine

 


 

 

 

La democracia cristiana en los hechos (1).

Hasta el presente hemos expuesto la idea de la democracia cristiana, considerada en su esencia. Esta idea, esta esencia, concluye por realizarse y tomar cuerpo, revistiéndose entonces de caracteres accidentales que le dan su fisonomía especial, su sello distintivo. El hecho de la democracia cristiana es múltiple, variable y cambiante, según los países y las sociedades en que se manifiesta. Me limitaré a estudiarlo en Francia.

En el momento en que el sindicato mixto no conseguía de las Cámaras ningún privilegio, ni daba en la práctica los resultados que se habían esperado, monsieur L. Harmel fundaba en el Val-des-Bois y en toda la región de Reims círculos cristianos de estudios sociales. Allí, bajo la intervención de los limosneros, bajo la mirada benévola del patrono que espontáneamente se reducía al papel de mero consultor, los obreros abordaron directamente los estudios de las cuestiones sociales y adquirieron el hábito de instruirse y de gobernarse a sí mismos. Así, poco a poco, en toda la región del Norte y del Este, se formaron los nuevos círculos obreros, que enjambraron bien pronto en toda la Francia y tuvieron sus congresos.

La democracia cristiana existía como partido (2).

La organización obrera en la democracia cristiana es autónoma, cristiana y operante (3); es autónoma en el sentido de que no comprende más que obreros, los cuales, aunque piden luces a los miembros consultores, se gobiernan por sí mismos. Se ha notado que en las reuniones mezcladas, si la responsabilidad no pertenece francamente a los obreros, si no se sienten completamente en su casa, existe, a pesar de toda la condescendencia de los presentes, una cierta presión, inconsciente es verdad, pero lo bastante para impedir al trabajador que venza su timidez natural y manifieste libremente sus pensamientos. En tal caso llega a ser difícil la educación intelectual, porque no se sabe bien más que lo que se ha expresado y enseñado a sí mismo, y es preciso que el obrero sea bastante libre para intentar el que sus camaradas participen de sus convicciones; por eso los obreros conservan la presidencia y la responsabilidad completa de las reuniones, sin perjuicio de apelar, a título de miembros consultivos, a los sacerdotes y a hombres instruidos. Los consejeros están allí para recordar los principios generales, sin los que nada fecundo puede hacerse, para indicar las nociones exactas sobre muchos puntos difíciles, pero no para deliberar y obrar en lugar de los obreros.

La democracia obrera es cristiana, porque a la cabeza de su programa escribe las palabras religión, familia, propiedad y patria; cuatro afirmaciones que siempre la separarán de los socialistas. En fin, es operante. Los miembros de la democracia cristiana obrera quieren ser sembradores de ideas. Con este fin se forman en las conferencias llevando la buena nueva entre sus cama-radas de trabajo, no temiendo penetrar en las tumultuosas reuniones de los socialistas. Este apostolado del obrero por el obrero, es fecundo y perfectamente conforme con la ley providencial de la acción de lo semejante sobre lo semejante.

Tal es, en sus rasgos principales, la organización de la democracia cristiana. A lo que parece, nada se opone a que sea admitida, y aprobada por todos los cristianos sociales, por el grupo entero de los reformistas católicos.

Y, sin embargo, entre éstos y el partido de la democracia cristiana, existen dos divergencias muy netamente caracterizadas. La primera versa sobre el papel del pueblo en la reforma social y obrera y la segunda sobre la acción de las clases superiores. Me explicaré.


(1) La Democratie chréttienne; Etat actual de l'idée et du fait, por el canónigo M. Pastoret (Le XXe Siécle, número de Abril de 1898).-Des Raisons d'etre de la democratie, por el abate M. Naudet (Le XXe Siécle, p. 773 y sig.)

(2) G. Fonsegri, Catholicisme et democratie, p. 46.

(3) La Democratie chétienne, discurso pronunciado por León Harmel el 5 de Junio de 1897 en el Congreso de obreros de Tours.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet