MODELO PEDAGÓGICO DE DESARROLLO DE LOS MODOS DE ACTUACIÓN PEDAGÓGICOS PROFESIONALES EN EL PLANO DE CONTRASTE DEL PROGRAMA NACIONAL DE FORMACIÓN DE EDUCADORES

Yolvy Javier Quintero Cordero

1.2.1 Supuestos  epistemológicos en los  modos de actuación pedagógicos profesionales del docente

La epistemología según Vera (2008:6) en cuanto ciencia de las estructuras formales y procesuales de las demás ciencias y teorías científicas, ayuda en parte a explicar el proceso científico de la enseñanza y el aprendizaje en una disciplina concreta, basada en una teoría o modelo curricular y técnica didáctica
No basta con que el docente sea un conocedor de su materia, según González Maura (1999:39-48), también debe tener la formación pedagógica necesaria que le posibilite utilizar metodologías de enseñanza-aprendizaje que orienten al estudiante en la construcción de sus conocimientos, actitudes y valores. A través de sus modos de actuación, debe diseñar situaciones y tareas de aprendizaje, de contenido profesional, que potencien tanto el desarrollo de conocimientos y habilidades como de las dimensiones de la personalidad moral del estudiante que le permitan un aprendizaje profesional ético, una formación integral como persona que ejerce una profesión.
 Asimismo, el desarrollo del modo de actuación  pedagógico profesional del docente posibilita el progreso de la actividad pedagógica. Según Fuxá (2006)  supone una organización del componente auto preparación estructurado en ciclos. A su  vez, cada ciclo responde a una secuencia u organización basada en sus contenidos y funciones pedagógicas a cumplir.
En el PNFE, se les denomina trayectos de formación,  el primero recibe el nombre de formación inicial, tendrá una duración de 18 semanas e implica que el estudiante se vincula con la escuela o el ambiente educativo y la comunidad en general,  lo cual contribuirá a que alcance los siguientes objetivos: reconocer la necesidad de su formación para mejorar la sociedad; demostrar motivación hacia la profesión en su desempeño cotidiano y elaborar su proyecto de vida como resultado de su autorreconocimiento, teniendo en cuenta sus potencialidades y la problemática actual de la educación venezolana.
En el segundo trayecto, denominado formación intermedia,  tendrá una duración de 72 semanas (4 semestres)el estudiante asume la metodología de Proyectos de Aprendizaje y enriquece gradualmente sus experiencias adquiridas en interacción con los diversos contextos educativos, como fuentes para la organización de los proyectos de aprendizaje que realizará, en correspondencia con los básicos curriculares y relacionados con las expectativas de aprendizaje como resultado de la acción- reflexión-sistematización. Se caracteriza por la formación de un maestro que, además de ser buen conocedor de sus estrategias de aprendizaje y de los fundamentos científicos que sustentan el proceso docente educativo, sea capaz de dirigir su acción pedagógica  y metodológica.
 En el tercer trayecto, que tiene una duración de 54 semanas (3 semestres), el estudiante profundizará en su formación especializada en cuanto al Sistema Bolivariano en los diferentes niveles, iniciada desde el primer trayecto. Realiza dos proyectos, uno especialmente orientado hacia las necesidades sociales prioritarias y otro que responda a los intereses  de la formación de  los estudiantes según su especialización. Expresa una aspiración del sistema educativo, que reclama de la actuación de un maestro investigador de su práctica pedagógica. Este propósito forma parte de un proceso que se inicia  desde el primer trayecto y alcanza niveles de desarrollo ascendentes como resultado del perfeccionamiento de su labor.
Para lograr los  objetivos planteados en cada proyecto el estudiante se vinculará, como mínimo, durante ocho horas semanales a las actividades de la escuela- comunidad o ambiente educativo y diez horas a la aldea universitaria, tiempo que debe ser complementado con el estudio y el trabajo independiente que realice.
En una acción integradora, se cree conveniente  resaltar  los supuestos axiológicos, gnoseológicos y ontológicos  que soportan a los modos de actuación profesional, considerando la necesidad histórica y social de un mundo cada vez más convulsionado. En este sentido, el  estudiante del PNFE,  se convierte en una especie de referencia fundamental en cuanto a modelo  digno de seguir.
  Desde el punto de vista axiológico  los modos de actuación profesional responden a una necesidad humana, se educa para la paz, la convivencia, la tolerancia, el respeto, entre otros valores. En un estudio denominado Contenidos de la Educación. Perspectivas de ahora hasta el año 2000, organizado por la UNESCO (1988)  sobre cuáles eran los objetivos educativos de los diversos países del mundo, se mostró con sorprendente evidencia que la educación de los valores éticos  era  el único objetivo educativo en todos los países.
Toda tarea educativa es, al mismo tiempo, un evento de carácter ético. Y esto, en un doble aspecto: primeramente, la educación está encaminada a perfeccionar al ser humano. Por tanto,  se considera buena y justa. Lo inmoral, incorrecto o injusto, por el contrario, sería atentar en contra de la formación plena de la persona. De allí que  a través de los modos de actuación,   se trate  de alcanzar en los jóvenes aquel bien que forme parte de sus posibilidades personales, buscando un ideal de comportamiento moral.  Y segundo, porque toda educación, prefiere ciertos valores en comparación con otros.
 Desde el punto de vista gnoseológico  los modos de actuación profesional plantean   o enfocan la necesidad de indagar en el conocimiento a través del auto perfeccionamiento. En este sentido Fuxá (2006) manifiesta que un factor importante para que el estudiante asuma su propio desarrollo como docente es la comprensión de su rol profesional y las diversas maneras en que puede perfeccionar su desempeño, para que exista una mejor comprensión sobre la importancia que en la formación tiene la identificación e interiorización de su modo de actuación en su auto perfeccionamiento   como docente. El investigador, coincide plenamente con la posición de la autora y asume, además, que  el contexto histórico actual requiere de un profesional comprometido con su profesión, y en consecuencia, debe  auto prepararse para encarar  con criterios actualizados  los retos que suponen  las transformaciones que vertiginosamente  ocurren en la realidad socio cultural.
Desde el punto de vista ontológico, es menester precisar algunas consideraciones para luego comprender como los modos de actuación  tienen significado. La ontología es la disciplina filosófica más importante. Etimológicamente, según el Diccionario de Psicología Científica y Filosófica  se puede definir como ellogos o conocimiento del ente. Y de forma técnica, se la suele definir como la ciencia del ente en tanto que ente, es todo aquello que tiene ser; del mismo modo que se llama estudiante a toda persona que estudia, ente es el término que  se puede  utilizar para referirse  a las cosas, en la medida en que éstas poseen ser.
Todas las ciencias o saberes  estudian los entes, unas los entes físicos, como las ciencias físicas, otra los entes matemáticos, como la matemática, pero se fijan en un aspecto particular de cada objeto que estudian. La ontología también estudia las piedras, los animales, los números, los hombres, pero fijándose en su ser, y trata de establecer la dimensión o característica esencial que les define de ese modo y no de otro. Esto es lo que quiere indicarse con la segunda parte de la definición técnica de la ontología: la ciencia o saber relativo al ente en tanto que ente. El ser es idéntico e inteligible, en virtud de que es. (La inteligibilidad es la identidad del ser, con la inteligencia) Aquello en virtud de lo cual el ser es inteligible, es llamado la razón o fundamento de ser; se tiene, entonces, el principio ontológico: ‘’Todo ser tiene razón suficiente’’, 
  En función de lo anterior, el investigador comprende que  el hombre es y constituye una realidad. En ese sentido, apela al criterio de  Bruner (1995:67), quien afirma que el ser humano es ante todo un ser sociable. Se descubre a sí mismo a través de sus representaciones mentales. El lenguaje lo potencia como una tecnología de poder, lo incluye. Por eso inventa la escuela, como promotora en la preparación de jóvenes que participen en el espíritu del foro que caracteriza la cultura de la negociación, de recreación, de significado. En ese contexto,  concibe a  los modos de actuación  pedagógicos profesionales como  los recursos de que dispone el docente en ese afán sublime de hacer al hombre más humano, en tanto y en cuanto  sea sensible a la comprensión  de su rol  como ser ante la sociedad.
Como conclusión de este epígrafe se puede afirmar que   los modos de actuación pedagógicos profesionales,  desde un punto vista epistemológico, gnoseológico, axiológico y ontológico,  contienen la determinación del ser “educador” ante el compromiso de crear, transformar, deshacer y rehacer; todo ello, en la búsqueda de la excelencia educativa.  De manera, que los modos de actuación pedagógicos profesionales llevan a los estudiantes del PNFE,  como lo señala Nérici(1985), a explicar y desenvolver sus virtualidades en contacto con la realidad, procurando promover su desarrollo espiritual para que logre actuar en la misma realidad, con conocimiento, eficiencia y responsabilidad, siendo así atendidas las necesidades personales, sociales y trascendentales del individuo.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga