LA DESILUSIÓN SEXENAL

Óscar Antonio Jiménez Morales

Migración y remesas de dólares

El divorcio establecido entre la postura del gobierno mexicano durante la gestión Fox, y las expectativas de sus ciudadanos respecto de un posible acuerdo migratorio con los Estados Unidos fue cada vez más evidente. Para el entonces presidente Fox, la discusión en el Congreso estadounidense sobre los diversos proyectos legislativos en materia de inmigración, en especial la propuesta Kennedy- Mc Cain, fue un paso positivo luego de cinco años de intensa labor por parte de su administración. Sin embargo, el otrora mandatario omitió que decenas de miles de migrantes mexicanos indocumentados, respaldados por numerosos colectivos de inmigrantes de otras regiones del mundo, así como por organizaciones civiles de derechos humanos y representantes de las principales religiones, se pronunciaron en contra de tales proyectos al considerar que violan las garantías individuales de personas cuyo único delito es buscar una vida mejor para ellos y para sus familias.
El jueves 23 de marzo de 2006 fue una jornada de protestas en Estados Unidos. Las ciudades de Atlanta, Phoenix, y Los Ángeles fueron escenarios de manifestaciones en contra de los planes antiinmigrantes que se discutieron en el Senado estadounidense y en distintas legislaturas estatales como la negación de servicios públicos, la criminalización de la inmigración, la construcción de muros y la militarización de la frontera con México; propuestas calificadas de xenófobas y racistas. Debemos recordar que un día antes, el 22 de marzo, miles marcharon por las calles de Milwaukee bajo el lema: “Un día sin latinos”  cuya forma de protesta fue el cierre de negocios, la no asistencia a clases, y el ausentismo laboral. Actualmente hay 12 millones de indocumentados en territorio estadounidense, de los cuales 6.2 millones son de origen mexicano.
En este contexto, las declaraciones de Fox revelaron la intención de hacer pasar como un logro algo que no lo fue, y que en el mejor de los casos constituyó tan sólo una solución parcial y limitada a un problema tan complicado y de tantas aristas como el tema de la inmigración indocumentada.  Según el INEGI  emigran a los Estados Unidos 400 mil personas al año. Sin embargo, según Arie Hoeckman, representante del Fondo de Población de Naciones Unidas, México es el país que mayor índice de migración registra en el mundo y el principal país con inmigrantes en tránsito.1
México expulsa a cerca de 580 mil emigrantes al año, sostiene Hoeckman, en tanto que China, India, y el Congo, que también registran altos índices de emigración, exportan un promedio de 300 mil emigrantes al año. Los niveles de emigración que registra México equivalen a más del 0.5 por ciento de la totalidad de la población mundial. En los últimos 30 años la población mexicana en Estados Unidos se multiplicó 14 veces. En este momento los mexicanos que viven en la Unión América sobrepasan los 10 millones de habitantes, más los hijos de mexicanos nacidos allá, lo que da un total de 28 millones de personas. Cifra que implica que más del 10 por ciento de la población estadounidense esté compuesta por mexicanos y su descendencia. De 1995 a 2000 la emigración mexicana oscilaba entre las 300 y 350 mil personas, en el periodo de 2000-2005 el aumento es notable, al ascender a más de 550 mil personas que emigran por año.
Treinta por ciento de la población mexicana que emigra a Estados Unidos es joven, es decir, de 10 a 24 años, grupo que se está reduciendo en México por la alta emigración.
De acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo) en 2007 la migración hacia los Estados Unidos aumentaría 40% en comparación con 2006, por lo que el número de migrantes ha pasado de unas 400 mil2 a 559 mil personas. La Conapo establece que si la tendencia hacia el alza se mantiene a ese ritmo, cada dos años, más de un millón de mexicanos habrán cruzado la frontera en busca de trabajo en Estados Unidos.
Ahora bien, se tienen registros de que 500 migrantes mueren anualmente en el intento. Adicionalmente, las medidas antiinmigración son cada vez peores: penas de hasta 180 días de prisión a las personas que detienen sin documentos, toma de huellas digitales hasta de los bebés de las mujeres migrantes, construcción de mas centros de detención y la prohibición de rentarles viviendas.3
Una consecuencia económica de la emigración es el gran monto de remesas de dólares que los trabajadores mexicanos radicados en los Estados Unidos envían a sus familias en México. El valor de las remesas familiares rebasó en el año de 2006 los 24 mil millones de dólares, cifra que implicará un incremento de 20 por ciento respecto al ingreso de divisas al país por este concepto en 20054.
Es importante decir que el valor de las remesas de dólares entre 2001 y 2006 alcanzó 92 mil 753.67 millones de dólares, una cantidad superior en 72.67 por ciento al saldo de la deuda externa del gobierno federal, que en marzo pasado se sitúo en 53 mil 715.2 millones de dólares.5
En mayo del 2006, Guillermo Ortiz Martínez, gobernador del Banco de México tuvo que reconocer que el creciente monto de las remesas de dólares provenientes de los trabajadores residentes en Estados Unidos hacia México es el reflejo de un problema en el país, que es la escasa generación de fuentes de empleo.6
Ahora bien, analicemos las cifras; el cuadro 8 muestra tanto el monto como las tasas de crecimiento anual durante el periodo 2000-2006. Ahí podemos apreciar las altas tasas que se registran, así como la alta tasa de crecimiento para todo el sexenio (265.14%). La tendencia de las remesas de dólares enviadas a México es por supuesto hacia el alza (ver gráfico 11) pero con un comportamiento creciente-creciente a partir del año 2002, punto en que el gráfico presenta una inflexión que permite que la curva cambie de concavidad.

 

Cuadro 8
Remesas de dólares enviadas a México por parte de residentes mexicanos en los Estados Unidos 2000- 2006
(Millones de dólares)


Año

Monto

Tasa de crecimiento anual (%)

2000

6,572.70

-

2001

8,895.20

35.3

2002

9,814.40

10.3

2003

13,396.20

36.4

2004

16,612.85

24.0

2005

20,034.90

20.5

2006

24,000.007

19.7

Tasa sexenal

 

265.14

Fuente: Elaboración propia con datos del Banco de México.

Por otra parte, la migración que hemos tratado en el apartado anterior y el nivel de depredación de bastos recursos naturales han puesto en jaque la viabilidad económica y ecológica del país, respectivamente; sin embargo, existen diversas comunidades de pueblos originarios que se han organizado para defender dichos recursos8, este es el caso de las comunidades zapatistas de Chiapas las cuales, en forma paralela, han erradicado diversas enfermedades y eliminado distintas problemáticas y, por ende, han elevado su bienestar social, no es así en otras comunidades de pueblos originarios, los cuales registran bajos niveles de bienestar social y económico, entremos pues a esta discusión.


1 La Jornada, septiembre de 2006.

2 Cifra oficial del INEGI.

3 La Jornada, diciembre de 2006.

4 Banco Mundial.

5 Ibidem.

6 La Jornada, mayo de 2006.

7 Estimado por el Banco de México

8 Porque son de ellos, porque están en sus tierras y tienen todo el derecho de usufructuarlos.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga