LA DESILUSIÓN SEXENAL

Óscar Antonio Jiménez Morales

Conclusiones

Hemos demostrado, con los tres grandes apartados en los cuales se desarrolló este Capítulo que con el desempeño político de Fox y su gabinete hubo un fuerte retroceso democrático en el país durante el sexenio 2000-2006 así como una importante laceración de las instituciones.
El gobierno de Vicente Fox (2000-2006) echó por tierra buena parte del prestigio e influencia internacional que durante décadas construyó una reconocida política exterior mexicana, los múltiples desaciertos, deslices diplomáticos, desencuentros  y apuestas equivocadas tuvieron que ver en mucho con la laceración de las instituciones relacionadas con este rubro, principalmente, la institución presidencial. La política exterior mexicana era algo de lo positivo que tuvieron los gobiernos priístas.
Es interesante observar la declaración de Xóchitl Galvez quien fue titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas: “Vi tanto pendejo con Fox que lamenté no ser secretaria de Estado”1  esta declaración nos revela el nivel de “complejidad” o de preparación de los cuadros incluidos en el gabinete de Fox tanto para las relaciones exteriores de México como para los demás rubros de actividad del gobierno foxista.
Por su parte Miguel Marín Bosh establece que “con Fox se cumplió a cabalidad el pronóstico que en 1952 hizo Daniel Cosío Villegas cuando escribió que si algún día el PAN llegara a gobernar, lo haría muy mal porque no contaba con los cuadros experimentados para hacerlo”2, “para muchos el gobierno de Fox terminó el 2 de julio de 2000”.3
Por otra parte, dentro del contexto de las elecciones presidenciales del 2006, el desempeño de los integrantes del Consejo Electoral del IFE fue, por decir lo menos, desastroso, toda vez que no cumplieron con la normatividad establecida muy claramente en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, ellos ya venían de un proceso viciados desde 2003 cuando de manera facciosa fueron impuestos por los operados del PAN y del PRI, aunque los de la cuota del Revolucionario Institucional fueron en realidad de Gordillo Morales, fuerte aliada en ese momento de Salinas y Fox.
La confianza en el Instituto Federal Electoral cayó aún más con el desempeño mostrado en las elecciones de 2006 cuando permitieron y participaron en el fraude electoral de ese año y, en ese tenor, las tres principales fuerzas políticas: PAN, PRD y PRI, tuvieron que negociar la salida del consejero presidente, Luis Carlos Ugalde y la de cinco consejeros electorales más, toda vez que el gobierno de Calderón se vio en la necesidad de negociar también la reforma fiscal en la cual el PRD tomaría una parte importante, por ello, Ugalde sirvió, en palabras de él mismo, como una moneda de cambio.
Por su parte, al abstenerse el TEPJF de dictar sentencia y emitir un simple “dictamen” que denominó administrativo, abandonó su función jurisdiccional y asumió una atribución que legalmente no le es concedida. Es así como puso fin al proceso electoral, con una determinación que, por su naturaleza y alcances, no validó las elecciones y, por ende, no otorgó legitimación a Felipe Calderón para fungir como Presidente de la República. Fidel Castro indicó que Vicente Fox fue un “vil traidor a la historia del pueblo mexicano”.4
La Transparencia en el país trata en realidad de una asignatura pendiente, no obstante, la creación de la Ley Federal de Transparencia y del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI), todavía hay importantes encubrimientos sobre todo en Petróleos Mexicanos PEMEX, en la construcción de viviendas populares, en el caso de la información relacionada a los negocios de los hermanos Bribiesca, gastos de Sahagún Jiménez, el propio Vicente Fox, entre otros.
En términos de medios de comunicación, a raíz del “decretazo de 2002, se habían puesto los cimientos para que los empresarios relacionados con estos medios (radio y televisión), hicieran prácticamente lo que quisieran de acuerdo con sus intereses políticos, pero principalmente con los económicos, de ahí vinieron los videoescándalos de 2004, la poca difusión del Desafuero de López Obrador en 2005 y, finalmente, el linchamiento mediático, como guerra sucia, en contra del ex candidato presidencial por la Coalición por el Bien de Todos en franca connivencia con el PRI el PAN, Salinas de Gortari y, principalmente, con Vicente Fox.
En el sexenio 2000-2006, varios funcionarios panistas y el propio Fox hicieron ostentación de su religiosidad. También trasladaron sus creencias al terreno del servicio público. El agravio y la contribución que la Iglesia Católica ha dado en el retroceso democrático del país durante el sexenio de Fox Quesada, se tradujo en la injerencia de esta institución en la vida pública y política del país poniendo en entre dicho al Estado laico (componente fundamental dentro de una democracia integral), que práctica y constitucionalmente se había configurado en el país desde la segunda mitad del siglo XIX. Sin Estado laico, tampoco podría existir Estado de Derecho. La institución eclesial y su injerencia encontró un buen terreno fértil a raíz de que los gobiernos panistas gobiernan en lo tres niveles de gobierno.
Por otra parte, un elemento más del retroceso democrático que se vivió durante el sexenio de Fox fue la aparición del neocorporativismo, pero ahora en manos del Partido Acción Nacional.
El supuesto compromiso inicial del entonces presidente con la procuración de los derechos humanos contrasta claramente con las cuentas que entregó una vez que dejó el poder; en las postrimerías del foxismo autoridades estatales y federales recurrieron a la represión policial para sofocar los descontentos sociales en diversas zonas del país como en Lázaro Cárdenas en Michoacán; Texcoco-Atenco en el estado de México y Oaxaca.
Dentro del contexto del caso Oaxaca, las acciones de represión indiscriminada, desplegadas por las autoridades federales y estatales en esa entidad federativa resultaron deliberadamente aterrorizantes y desproporcionadas, y su objetivo fue constituirse como tácticas ejemplarizantes que quedaran en la memoria de la población civil durante años para provocar miedo y evitar que la movilización social continúe. 
Los operativos implementados por los gobernantes no tenían como objetivo reestablecer el orden en esa entidad federativa, sino ir mucho más allá y buscar una forma de paralización e inmovilización social; romper el tejido ciudadano, y fomentar el enfrentamiento y la desconfianza entre sectores de la población.
Sobre la corrupción foxista, y en concordancia con el ex diputado Schmal, Felipe Calderón se encuentra en una situación complicada, porque si se fincaran responsabilidades a los Fox Sahagún el ex inquilino de Los Pinos podría revelar las operaciones irregulares que en los pasados comicios presidenciales le permitieron al michoacano arribar al poder. Sin embargo, la diputada Claudia Cruz, integrante del grupo parlamentario del PRD, dio a conocer que el presidente de la Comisión de Gobernación, Diódoro Carrasco Altamirano, ha evidenciado su responsabilidad al obstaculizar que la subcomisión de examen previo dictamine la solicitud de juicio político contra Vicente Fox, señalado por tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito, propiciando con ello que la solicitud prescriba en el mes de noviembre de 2008 y con ello se pierda toda posibilidad de emprender acción legal contra el ex presidente.5
En este tenor, la Auditoría Superior de la Federación dependiente de la Cámara de Diputados, entregó la revisión de la Cuenta Pública de 2006, documento en el que se infiere que los ingresos adicionales de los que dispuso la administración panista en ese año ascendieron a 310 mil millones de pesos.6
Al tiempo que, perredistas y priístas establecen que pese apruebas de corrupción de Fox, la Procuraduría General de la República tiene congeladas las pesquisas7, en este sentido el calderonismo ha optado por declinar esas responsabilidad y se refuerza la hipótesis de que Calderón mantiene con su antecesor un pacto de impunidad por la injerencia de Fox en el proceso electoral de 2006 para instalar en la silla presidencial a aquél.
Por otra parte, investigadores, analistas y periodistas han coincidido que Felipe Calderón y el PAN pretenden constituirse y afianzarse como el nuevo poder autoritario del siglo XXI, con lo cual repetirá el modelo priísta que siempre criticó, aunque ya en la antesala de las elecciones intermedias federales de 2009, el PRI, según las encuestas, se perfilaría como primera minoría en la Cámara baja.
La demolición institucional que tiene lugar desde el sexenio pasado expone sus más recientes muestras con la crisis de seguridad y violencia que, en el sexenio de Calderón se ha atenuado con la supuesta “guerra al narcotráfico” 8que más bien es un reacomodo del mercado de la droga en beneficio de este negocio en los Estados Unidos. Dicha situación, es mucho más regresiva para la incipiente democracia mexicana, si todavía se le puede llamar así.
En esta tesitura, la “democracia” mexicana se encuentra aún más lejos del modelo de democracia integral inscrito en el Capítulo 1.
Bien, ahora ya estamos listos para poder pasar al análisis fincado en el Capítulo 4 en el cual hablaremos del desempeño macroeconómico inscrito también  en el sexenio de Vicente Fox, recordemos que la variable explicativa de nuestro estudio es de naturaleza socio económica, en este sentido, tendremos que hablar de ella, pasemos pues al antes mencionado.


1 La Jornada, 30 de octubre de 2008.

2 La Jornada, 28 de febrero de 2009.

3 Ibidem.

4 La Jornada, 15 de febrero de 2009.

5 La Jornada, septiembre de 2008.

6 La Jornada, abril de 2009.

7 La Jornada, abril de 2009.

8 Porfirio Muñoz Ledo estableció que el empresario Zhenli Ye Gon “puede ser un Carlos Ahumada oriental, un Kamel del narcotráfico. Se acabaron los Amigos de Fox y aparecen los chinos de Felipe Calderón porque (Ye Gon) es el financiero de la derecha, y hay que decirlo a voz en cuello: es el Chino de Calderón; como los Amigos de Fox, es el chino de Calderón”. La Jornada, julio de 2007.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

2 al 16 de octubre
I Congreso EUMEDNET sobre

Economía y contextos organizativos: nuevos retos

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga