LA COMUNICACIÓN GUBERNAMENTAL EN LOS AYUNTAMIENTOS DE VERACRUZ, PERIODO 2008-2010

Armando Zavariz Vidaña

5.4 Análisis de resultados por líneas temáticas

A continuación presentamos un informe de resultados del análisis de las líneas temáticas planteadas previamente en el apartado de categorías de la (anexo 5.4.1) matriz enfocada utilizada en ésta investigación, en los siguientes párrafos podremos comparar las diferencias y similitudes sobre cómo se desarrolla el proceso de comunicación gubernamental en los Ayuntamientos objeto de nuestro estudio.

Estructura y funciones del gobierno municipal.

De los siete municipios objeto de nuestro estudio, únicamente los Ayuntamientos de Xalapa, Córdoba y Lerdo de Tejada, tienen formalmente instalados en su estructura municipal un área responsable de las actividades de comunicación social con nivel de dirección, mientras que en el municipio de Perote tiene nivel de subdirección y recibe indicaciones directamente de la presidencia municipal, aunque en el organigrama de su página de internet depende de la Dirección de desarrollo económico.

            En lo que se refiere a los municipios de Manlio Fabio Altamirano, Jamapa e Ignacio de la Llave, encargan esta actividad a otras áreas o servidores públicos, sin embargo en la mayoría de los casos es el presidente municipal  quien toma las decisiones sobre las acciones de comunicación gubernamental.

            Si bien es cierto que los Ayuntamientos se encuentran facultados para crear la estructura administrativa que responda a las necesidades de sus gobernados (Instituto Nacional de Administración Pública A.C., 2009), también es cierto que mucho dependen las condiciones de ejercicio presupuestal con las que cuente cada institución municipal, a este criterio de decisión se suman los factores políticos, administrativos y culturales que se analizarán con más detenimiento en las  siguientes líneas temáticas.

Profesionalización de servicio público municipal en las áreas de comunicación social.

De los Ayuntamientos analizados ninguno cuenta con un sistema de reclutamiento de personal que privilegie la profesionalización del servicio público, por ejemplo en el municipio de Jamapa quien tiene el cargo de secretaria del Ayuntamiento es la enfermera Ediberta Cruz Aguilar, quien cuando se le cuestiona sobre los métodos y criterios que utiliza la institución municipal para la contratación de personal responde: 

“Una parte por conocimiento y otra parte porque trabajaron en campaña con el alcalde”.

Esto quiere decir que la contratación del personal en la mayoría de los Ayuntamientos obedece a una práctica conocida como “pago de facturas”, que es el premio o la retribución a acciones de lealtad política, filiación partidista, o afectiva.

En otros casos como el Ayuntamiento de Lerdo de Tejada,  donde el Ingeniero Julio Vicente Cruz, director del área de comunicación social  no cuenta con estudios universitarios de comunicación o campos de conocimiento afines.  Él mismo explica  que se encuentra al frente de esa área por segunda vez y las razones por las cuales se integró a esa función en la estructura municipal:

“No, yo soy ingeniero industrial y licenciado en derecho; yo estudié licenciado en derecho porque yo quería estudiar ciencias de la comunicación pero ya había estudiado ingeniería entonces, dijeron en la UV que iba a haber ciencias de la comunicación abierto y saque ficha, presenté el examen y lo paso, y luego me salen con que no, que para el próximo año, pensé “para el próximo año quien sabe si pase el examen”, lo que yo quiero es estudiar, y me metí a estudiar derecho… Porque yo estudié fotografía, cuando estaba estudiando ingeniería ahí en el tecnológico, me fui a México para entrar en el Politécnico, y a mí siempre me ha gustado la fotografía, entonces ahí en el politécnico pusieron un cartel de un taller de fotografía y fui y me metí, luego me dijo el maestro “no yo doy clases en el instituto superior de fotografía, digo ahí como le hago para entrar me dijo “no pss ahí pagas” es una escuela de paga, y había la carrera de realizador cinematográfico digo, pues esa, me dijo “no esa es cara, no creo que puedas, esa es para los que tienen lana”, entonces me conformé con la de fotografía pero igual, a mi me gustaba mucho la fotografía, llegué a tener un estudio fotográfico… entonces estudié un año ahí, un año de fotografía y luego me regreso a terminar la carrera… porque no pude entrar en el poli porque no me dieron una carta académica, y en el ochenta y ocho empiezo a trabajar en un periódico regional, llenaba ocho columnas como fotógrafo, y de allí entro al “sol Veracruzano” como fotógrafo también, pero el director del sol veracruzano me dice “por qué no escribes”, porque empezó a leer una libreta que yo tenía, pero tenía puras poesías, porque yo escribía poesía, entonces me dijo por qué no escribes notas, dice escribes poesía, digo porque no es lo mismo, una cosa es poesía y otra cosa es la nota informativa, dice “pero tienes madera”, dice “mira vente una semana y te vamos a dar un curso de relaciones públicas y estuve una semana, y mi primera nota fue una nota de sociales, y le gusto, dice no ahora escribe de otra, y así me fui escribiendo, a raíz de eso y de ir escribiendo, me pongo a hacer mi propia revista… Las carreras que estudié nunca las ejercí, de hecho yo terminé en el ochenta y ocho la ingeniería y en el noventa y cinco me meto a estudiar derecho, en el dos mil termino y ahí se quedan las carreras porque me fascinó la carrera de derecho, lo que no me gustó fue el sistema jurídico mexicano porque era muy corrupto”.

El caso del ingeniero Julio Vicente Cruz nos ilustra sobre como muchos servidores públicos municipales llegan a los cargos (por circunstancias de la vida) o pago a méritos que no tiene que ver con su perfil profesional, sino con su lealtad a quien gobierna o partido político al que pertenece.

En lo que se refiere a los municipios de Córdoba y Xalapa, éstos si cuentan con egresados de la licenciatura en ciencias de la comunicación, coincidentemente ambos responsables provienen de la Universidad Veracruzana, única universidad pública en el estado de Veracruz que imparte esta carrera.

En el caso del Ayuntamiento de Perote, el responsable de la subdirección de comunicación social es el locutor Oscar Medina Hernández, quien cuando se le cuestionó sobre su perfil profesional respondió:

“Soy locutor con licencia, categoría “A”, egresado de la escuela nacional de locutores”.

Aquí podemos deducir que en algunos casos los nombramientos de los responsables de las áreas de comunicación gubernamental se asignan a personas que se desempeñan en alguna parte del trabajo de los medios masivos de comunicación, reporteros, fotógrafos o locutores. Si bien es cierto que saber y conocer el proceso de los medios masivos de comunicación es importante en un área de comunicación gubernamental, también es cierto saber que el campo de acción y los objetivos de las mencionadas áreas va mas allá del sólo proceso mediático.

Una encuesta realizada por la SEDESOL señala que 62% de los municipios mexicanos presenta un índice de capacidad institucional con un valor menor a 6 puntos (en una escala de 10), y que existen solo cuatro municipios con una puntuación superior a 9, lo cual se expresa entre otras cosas en lo siguiente: (Mauricio, 2006).

Las funciones que realizan diversas áreas administrativas no están claramente definidas ni delimitadas, lo que provoca duplicaciones e ineficiencias.

Con frecuencia los perfiles del recurso humano no corresponden a la función que desempeña.

En la gran mayoría de los municipios  no existen políticas para el desarrollo de los recursos humanos ni instrumentos para su regulación y desarrollo, y solo menos de 30 % cuenta con un área de recursos humanos que muchos casos solo se encarga de asuntos relacionados con la nómina y administración del personal.

María José Canel (2007), afirma que la comunicación de una institución pública, pasa por los encuentros y desencuentros entre funcionarios (de cuyo trabajo y experiencia técnica depende el éxito de cualquier proyecto político) y no funcionarios (quienes, por desconocimiento, incomodidad o desprecio hacia la burocracia, podrían con sus actuaciones y decisiones, “enconar” la maquinaria en lugar de “engrasarla”).

Específicamente en el tema de la profesionalización de los servidores públicos de las áreas de comunicación gubernamental municipal  se prueba lo dicho por (Canel, 2007) cuando afirma que si bien no es frecuente encontrar inexpertos en política fiscal o en derecho parlamentario que se atrevan a opinar sobre el tema, no sucede lo mismo con la comunicación: aunque no todos saben, todos se ven con derecho a rebatir y a opinar sobre lo que dice quien lleva la comunicación, lo que se puede considerar como una infravaloración de la comunicación por parte de los políticos.

Comunicación, gobierno y sociedad

Las formas de comunicación que utilizan los gobiernos municipales para establecer la relación gobierno-sociedad, coincide en los municipios rurales y suburbanos como Ignacio de la llave, Manlio Fabio Altamirano, Lerdo de Tejada y Perote, pues aún se siguen utilizando medios tradicionales de comunicación  como el perifoneo, la tabla de avisos, los volantes, las cuñas radiofónicas y las asambleas, juntas o reuniones en comunidades.

            Mientras en los municipios como Xalapa y Córdoba, con características urbanas y rurales al mismo tiempo, aparte de los medios de comunicación antes mencionados es imprescindible el uso de los medios masivos de comunicación como los periódicos, las emisoras radiofónicas, en AM y FM, la televisión, uso de anuncios panorámicos y el internet con su versión de medios de información electrónicos.

            Una de las razones es que los municipios con mayores concentraciones de manchas urbanas  tienen que hacer llegar sus mensajes a mayor número de ciudadanos, y de esta manera acortar tiempos y distancias, pero además cuentan con las suficiencia presupuestal para erogar costos en medios masivos de comunicación.

            No obstante de las diferencias económicas, políticas, sociales, geográficas, y culturales de los municipios analizados en nuestro trabajo, encontramos sin excepción que todos los presidentes municipales, servidores públicos, y encargados de las áreas de comunicación social municipal utilizan y prefieren la comunicación interpersonal (cara a cara) o los formatos de, reuniones, asambleas o juntas, así como la realización de eventos para la entrega de beneficios ciudadanos, inauguraciones de inmuebles públicos como instalaciones deportivas, guarniciones, banquetas, entre otros. A decir de los servidores públicos municipales entrevistados, estos eventos constituyen una forma de establecer comunicación directa entre el gobierno y la sociedad.

            Por ejemplo, el profesor Guillermo Franco Vásquez, presidente municipal de Perote dice: 
 
Y la que nosotros no debemos dejar de hacer pues es la comunicación, el saludo directo, el no perder la oportunidad de saludar, porque somos parte de la sociedad, entonces el orgullo de ser presidente municipal se tiene que reflejar a la  comunidad siendo amable y saludando con respeto… Yo tengo que tener la disposición y la facilidad de que en todo momento en el lugar donde me encuentre, tenga la voluntad de atender a la gente y yo trato de tener un canal de comunicación abierto desde los niños hasta las personas mayores, discapacitadas, mujeres, campesinos, jóvenes… y hemos tratado de invertir en la educación… y hacer una forma de comunicarnos mediante las obras… Hemos apoyado al deporte con la remodelación del campo “Amado Nervo” hemos invertido de la misma manera en la forma de convivencia como es el día del niño, día de las madres…

En esta misma línea temática la directora de comunicación social del Ayuntamiento de Córdoba  expresa:

Siendo esta la forma más certera y popular de establecer una comunicación con la sociedad, como por ejemplo el evento que tenemos planeado para mañana jueves con la visita del gobernador de Veracruz a la ciudad con motivo de la inauguración de la USBI en nuestra ciudad.

Con la misma visión el profesor Naudth Hernández Rosales, Presidente municipal de Manlio Fabio Altamirano explica sobre lo que él considera la mejor forma de comunicación para con sus gobernados:
 
En forma directa, definitivamente, pienso que es la forma correcta de comunicación que debe existir entre ambos, ya sea El pueblo hacia el presidente y de igual manera, el Presidente hacia el Pueblo”… actividades políticas y sociales, desde reuniones, congreso y asambleas, también es indispensable organizar y realizar eventos culturales, en los que la comunidad tenga la oportunidad de participar.

Señala (Carlos Fernández Collado, 2007) que en las reuniones o eventos públicos  el gobernante establece relación con muchos ciudadanos y recibe de ellos retroalimentación de primera mano sobre su gestión, considera que estas actividades son muy importantes, sobre todo en  los periodos iniciales de gobierno, porque el gobernante transmite  su imagen directamente hacia grupos específicos, aquí también se puede aprovechar la presencia de medios masivos de comunicación para llegar a más ciudadanos.

Por su parte (Canel, 2007) explica  que, para que haya comunicación, no basta con que haya contacto o relación, sino que además tiene que darse la representación simbólica de un contenido cognoscitivo, la comunicación a la que se refiere  es, “humana”, es decir, solo posible entre personas humanas, libres y capaces de tener como intención la de compartir contenidos cognoscitivos, y es social, en cuanto que está orientada a alguien distinto del yo; en el gobierno se orienta a un “otro” sobre el que quiere actuar.

Participación ciudadana

Lograr la participación ciudadana es uno de los objetivos que más interesan y preocupan a los gobiernos municipales de México, debido a que se ha desvirtuado de manera negativa el concepto de la política y la imagen de los políticos entre los ciudadanos, por lo que cada día resulta más difícil motivar la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos, aun más incentivarlos para la cooperación y participación de una obra pública, por mencionar un ejemplo, en este sentido la secretaria del Ayuntamiento de Jamapa, Ediberta Cruz Aguilar señala:

De cierta forma la gente ya no se interesa mucho en hacer aportaciones para alguna obra que se esté  llevando a cabo, realmente es por la situación económica en la que se está hoy en día, y buena parte dice “que mejor la pague el Ayuntamiento que para eso está”, ya casi no hay participación ciudadana… muy poca participación, ya que la situación está muy dura y el pueblo busca donde le paguen.

En esta parte María Irene Cervantes Serna, directora del departamento de comunicación social en el Ayuntamiento de Córdoba explica que para lograr la participación ciudadana se apoyan en elementos visuales, eventos especiales, y mensajes con creatividad, pues funciona mejor que las explicaciones que se dan en los ayuntamientos a los ciudadanos:
 
“que en casi todos los casos nadie quiere oír.”

Con la percepción sobre el sentir de los ciudadanos que nos comenta María Irene Cervantes, se puede observar un rechazo y cierta animadversión hacia los mensajes que provienen de los órganos de gobierno, en este sentido estudiosos sobre el tema de la participación ciudadana como (Gil-García, 2008) explican que algunas veces no es posible la participación debido a que no se cumple  con  algunos prerrequisitos, entre ellos: información sobre los temas particulares a tratar; difusión de la información, de los requisitos, de las obligaciones y de los procesos de participación; objetivos claros en la formulación de las estrategias de participación, personal  capacitado para manejar la información, y material e infraestructura que soporte la logística de la participación ciudadana.

Ante esta problemática no basta con diseñar y difundir mensajes atractivos hacia los ciudadanos, sino también es necesario conocer qué piensan los segmentos de población a  los que se quiere  incentivar e involucrar en los asuntos públicos.

Comunicación gubernamental.

(Carlos Fernández Collado, 2007) Afirma que parte importante del trabajo es la oficina de comunicación social, oficina de comunicación e imagen, de prensa o su equivalente. En algunos países se denomina también secretaría de prensa. Esta dirección debe trabajar en línea directa con el gobernante electo y situarse en el primer nivel jerárquico ya sea de un gobierno estatal, municipal o nacional.

En los municipios seleccionados para nuestro estudio, por ejemplo, en el Ayuntamiento de Perote, la oficina de comunicación social aparece en el organigrama de la administración pública municipal con nivel de subdirección.

No cuentan con una oficina de comunicación social formalmente instalada en su estructura de administración pública municipal, los Ayuntamientos de Manlio Fabio Altamirano, Jamapa, e Ignacio de la Llave. En estas instituciones públicas los presidentes municipales realizan el trabajo de comunicación gubernamental de acuerdo a sus criterios y experiencia en el ejercicio político y la administración pública, o bien, cuando se requiere delegan la actividad a otros miembros de la administración, como el tesorero, secretario del ayuntamiento, o miembro del cuerpo edilicio.

En otros casos como el Ayuntamiento de Lerdo de Tejada, existe en la estructura municipal una oficina de comunicación social formalmente establecida, sin embargo su organización de recursos humanos y administración de recursos materiales y financieros responde a criterios que no tienen que ver con la eficacia y la eficiencia del área.

Esto lo podemos corroborar cuando el titular de la oficina de comunicación en el municipio de Lerdo de Tejada, Julio Vicente Cruz, explica:

El área de comunicación social funciona diferente en muchos Ayuntamientos, depende del presupuesto que se le asigne a la dirección, en el caso de Lerdo de Tejada el trabajo de comunicación, pues es la difusión de los trabajos que realiza el Ayuntamiento… van dos veces que soy director de comunicación social con Héctor Llamas, la primera vez yo tenía mi departamento de comunicación social, tenía mi oficina, tenía secretaria y tenía un fotógrafo a mi cargo, que es así como debe funcionar; en esta ocasión no lo hay porque yo no lo pedí… En esta ocasión soy el único colaborador… porque… o sea hay personal en el ayuntamiento que lleva ese trabajo aunque no están a mi cargo…

En el caso de los municipios considerados urbanos y poseedores de grandes concentraciones humanas como Xalapa y Córdoba,  si existen oficinas de comunicación social municipal dotadas de personal profesional para tal actividad, así como instalaciones, recursos materiales y financieros que se acercan a la estructura ideal para el funcionamiento de un área de comunicación social.

Por ejemplo en el Ayuntamiento de Xalapa la responsable del área, la licenciada en ciencias de la comunicación Sheyla Fuertes Lara, describe la estructura y funciones de la oficina a su cargo.

Se encuentra distribuido por departamento de síntesis, reporteros, fotógrafos, diseño y administrativos. Este departamento está encargado de difundir las actividades del alcalde de la ciudad David Velazco Chedraui, Como son: todos los recorridos que hace por la ciudad, las obras y la publicidad social que existe en Xalapa, esta difusión se da a través de los medios de comunicación.

Como podemos observar en el Ayuntamiento de Xalapa a diferencia de los municipios clasificados como rurales o suburbanos consideran necesaria la existencia de una oficina de comunicación social.

De igual forma en el Ayuntamiento de Córdoba la directora de comunicación social, la licenciada en ciencias de la comunicación  María Irene Cervantes Serna, nos describe la estructura y funciones de su oficina:

Se encarga de ejecutar y coordinar las diversas funciones que abarcan los departamentos de la dirección de comunicación social, como lo son: eventos, diseño gráfico e información… Esta dirección a su vez se encuentra dividida en cubículos administrados por diferentes compañeros que ya sea que administren su departamento correspondiente o que laboren como auxiliares del departamento… A grandes rasgos administramos el presupuesto de la dirección, diseñamos y planeamos estrategias de comunicación del gobierno municipal hacia la ciudadanía, atendemos las peticiones informativas de los medios de comunicación con respecto a las actividades del ayuntamiento y de quienes lo integran, diseñamos políticas de relaciones públicas con los medios de comunicación locales e incluso estatales y facilitamos el trabajo logístico de las actividades del ayuntamiento brindando el material necesario para la ejecución de los programas y acciones.

Al respecto  (Mazzoleni, 2010) explica que junto con los medios, la comunicación interpersonal, se considera una fuente importante de conocimiento de la realidad política, que comparte con aquellos una enorme capacidad de influir en la construcción de las convicciones y los marcos cognitivos, los cuales, a su vez, influyen en las elecciones políticas de los ciudadanos.
                                               
Podemos distinguir que en los Ayuntamientos donde existen formalmente establecidas oficinas de comunicación social se deben  a motivos de existencia de medios masivos de comunicación en los municipios, o sea, que solo se atienden la relación entre gobierno municipal y medios de comunicación, más el trabajo en ninguna parte se enfoca a la comunicación directa entre gobernantes y gobernados, no se localiza un intento de estrategia, aplicación de técnica o método que permita entender y comprender las representaciones ciudadanas en la búsqueda de una comunicación más efectiva.

De acuerdo a la información obtenida las funciones de las oficinas de comunicación social solo están encaminadas a acciones de maquila,  muy prácticas, como la elaboración de boletines, síntesis de prensa y captura de fotografías, por mencionar algunos ejemplos.

También podemos notar ausencia de una cultura del presupuesto, la programación y la evaluación de programas, lo que nos indica que las oficinas de comunicación social municipal trabajan de manera rutinaria de acuerdo a la urgencia y la ocurrencia, es decir, a ciegas, sin certidumbre, sin un proceso racional, o bien de acuerdo a los criterios para la distribución de recursos de la tesorería, o el director de recursos humanos o materiales, que si bien pueden procurar la eficacia, podrían fallar en la eficiencia.   

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga