CONCEPCIÓN PEDAGÓGICA DEL PROCESO DE PROFESIONALIZACIÓN: ESTRATEGIA PARA SU IMPLEMENTACIÓN EN LA UNIVERSIDAD DE CIENCIAS PEDAGÓGICAS DE PINAR DEL RÍO

Taymi Breijo Worosz

CAPÍTULO II. BASES TEÓRICAS Y FUNDAMENTOS DE UNA CONCEPCIÓN PEDAGÓGICA DEL PROCESO DE PROFESIONALIZACIÓN, PARA LOS ESTUDIANTES DE LAS CARRERAS DE LA FACULTAD DE E.M.S, EN LAS UNIVERSIDADES DE CIENCIAS PEDAGÓGICAS, DURANTE LA FORMACIÓN INICIAL

En el presente capítulo se pretende fundamentar una concepción pedagógica del proceso de profesionalización, para los estudiantes de la carrera de Licenciatura en Educación durante la formación inicial, a partir de las bases teóricas que se asumen en la investigación y los resultados del diagnóstico realizado.

2.1. El proceso de profesionalización para los estudiantes durante la formación inicial

Resulta necesario la realización de un breve análisis conceptual, con la finalidad de subrayar la importancia de desarrollar un proceso de profesionalización en los estudiantes, que en los marcos de la formación inicial se sustente en el MAPC; idea esta que soporta la concepción pedagógica que defiende la presente investigación.

En la actualidad, el proceso de formación de profesionales de la educación constituye motivo de preocupación esencial para las universidades de ciencias pedagógicas; que se sitúan en el centro del redimensionamiento necesario que el propio contenido del proceso de formación profesional demanda, para garantizar la calidad y pertinencia, como institución social.

Álvarez C. (2001), plantea que la formación se considera como un proceso de adquisición de conocimientos, habilidades, valores y la experiencia de la actividad creadora de los profesionales, que habilitan al sujeto para el desempeño de una determinada actividad; de esta manera, la formación profesional debe garantizar una preparación científica en los aspectos generales, esenciales y básicos de su objeto de trabajo, para preparar al profesional en la detección y solución de los problemas profesionales más generales y frecuentes que se manifiestan en el objeto de la profesión en los diferentes contextos (tanto teórico como práctico), lo que reclama un estudio teórico-metodológico del objeto de la profesión y una ética que lo identifica con esa profesión y le permita implicarse con responsabilidad en las tareas profesionales, proporcionándoles satisfacción personal y profesional por la labor que realiza. (11)

Este autor identifica dos procesos a través de los cuales, un individuo se forma y se consolida como profesional: el proceso de formación profesional y el proceso de profesionalización.

En esta tesis se asume que la profesionalización, es un proceso inherente a la formación profesional y ambos se ínter conexionan y presuponen de forma dialéctica; así la práctica del egresado contribuye a lograr mejores resultados en la formación inicial del profesional y viceversa: la calidad de este proceso repercutirá en soluciones más novedosas a los problemas de la práctica social. "El proceso de formación de un profesional es permanente, ya que una de sus características es la de mantenerse actualizado y auto perfeccionándose, así el período de formación inicial es de suma importancia, marca pautas decisivas para formar una actitud ante la profesión y desarrollar las bases del futuro desempeño"(12)

La profesionalización como proceso, es una exigencia que deviene del desarrollo social y que como tendencia es deseable, porque garantiza mayor calidad en el desempeño profesional. (13)

Para desarrollar con éxito las funciones inherentes a la profesión, el maestro debe transitar por un proceso de formación profesional. La formación profesional del maestro, es analizada en la literatura contemporánea como profesionalización, proceso permanente que lo habilita para el ejercicio de la profesión y que tiene como resultado el logro de la profesionalidad. (14)

Los enfoques que los autores manejan sobre profesionalización son diversos, con aspectos comunes y diferentes en cuanto al contexto de actuación pedagógica, a las funciones profesionales del maestro, a su autonomía, al papel del currículo en la investigación, a la ética de la profesión, entre otros aspectos.

La profesionalización del personal docente, se considera como uno de los grandes retos de la educación y constituye la base para la solución de otros grandes problemas planteados a esta.

Existen diversas definiciones que caracterizan la profesionalización y en especial la del docente. Addine, F. y G. García (2004), destacan que “…la profesionalización se produce al organizar la enseñanza-aprendizaje desde la perspectiva del rol y las funciones profesionales que debe desempeñar un maestro en el ejercicio de la profesión y partir de una organización de sus actividades académicas, laborales e investigativas en estrecho vínculo con el objeto de la profesión para posibilitar una educación en, desde y para la práctica pedagógica, que permita la formación y perfeccionamiento de los modos de aprender y actuar en el contexto de las acciones pedagógicas”.(15)

El maestro como profesional necesita de un saber científico que lo haga acreedor de esta condición y de la aplicación de estos saberes, a las situaciones del contexto de actuación profesional.

Así, a criterio de la autora, el proceso de profesionalización del docente está condicionado necesariamente, por la calidad, integralidad y pertinencia del proceso de profesionalización del estudiante de la carrera, durante la formación inicial., etapa en la que, aunque no se satisfacen todas las necesidades de aprendizaje profesional, marca pautas decisivas para formar una actitud ante la profesión y desarrollar las bases del futuro desempeño. (Parra, I. 2002).

Como se refirió en el capítulo 1, en la literatura especializada consultada, se analiza la problemática de la formación profesional pedagógica a partir de una concepción de formación permanente, enfatizando más en el período del ejercicio de la profesión, no tratándose con la misma profundidad la etapa de la formación inicial.

Del Pino, J.L (1998), plantea que la formación inicial del maestro, es un proceso complejo de comienzo de una nueva etapa en la educación profesional de la personalidad, que será decisiva para la aparición y manifestación de la identidad profesional. A través del proceso formativo, deben desarrollarse intereses y habilidades profesionales necesarios, para el giro cualitativo del sujeto hacia la profesionalidad. Pero estos por sí solos, no pueden explicar la evolución del alumno. Las vivencias que el sujeto irá acumulando en la ejecución de diferentes tareas profesionales, irán marcando definitivamente su autoconciencia y su autoestima en este campo y le facilitará también ir configurando su identidad profesional.

La formación inicial del futuro egresado de la carrera de Licenciatura en Educación en Cuba, en los marcos de la universalización pedagógica, es un proceso que se caracteriza por su inserción en diversos contextos de formación-actuación entendiéndolos como los espacios donde transcurre la formación profesional de los estudiantes, y de modo simultáneo actúa de forma responsable, ponderándose uno u otro componente del proceso. En ellos se desarrollan los modos de actuación profesional de los estudiantes y se produce una interacción con los sujetos que intervienen en el proceso formativo, que enmarcan la progresiva interrelación entre el sujeto en desarrollo y el entorno en diversas etapas del proceso educativo (16). Son ellos: la institución formadora de origen (la UCP), las sedes municipales y las micro-universidades, que integran y armonizan las experiencias de estos contextos.

Esta condición, ofrece al estudiante ventajas para su formación, por la sistematización de experiencias necesarias para su desarrollo y maduración profesional. Sin embargo, las vivencias que experimenta de manera directa en las micro-universidades, donde asume la dirección del proceso de uno o más grupos y por ende todas las funciones de un profesor, al mismo tiempo que son una ventaja para su formación, hacen más complejo este proceso, dada la diversidad de situaciones y problemas profesionales que en ese contexto, el profesor en formación debe aprender a enfrentar de forma eficiente.

Soto, V y De Tezanos, A, (1992), conceden a la relación teoría práctica, un papel importante en la formación del maestro y señalan que en las instituciones formadoras, se reproducen los modelos conque los profesores, en su condición de alumnos, fueron preparados, de lo que se infiere que el cambio de sus modos de actuación requiere de nuevos aprendizajes. Esto complejiza la formación inicial, debido a que se requiere de un cambio en los propios docentes formadores, que no se da de manera abrupta, sino gradual y que se sustenta en un proceso de renovación y perfeccionamiento del proceso de profesionalización de los docentes en ejercicio.

Un elemento significativo para la formación inicial, es que los maestros y profesores desde lo académico, laboral, investigativo y extensionista, ofrecen modos de actuación profesional a sus estudiantes, que devienen modelo didáctico de actuación y que son, en la profesión pedagógica, muy relevantes, dado que el estudiante ha recibido y recibe durante casi toda su vida, la influencia directa del maestro.

Así, considera A. Labarrere (1997) que resulta necesario, que sean relevantes e intencionalmente explícitos los modos de actuación profesional de los profesores que dirigen la formación.

La autora de esta tesis considera que durante la formación inicial, como resultado del proceso de profesionalización que se produce, se deben desarrollar en los estudiantes modos de actuación, maneras de proceder, de obrar, desempeños, según la terminología que convencionalmente se utilice, que sean competentes, que se distingan por su calidad y eficiencia.

Así, la formación integral se orienta a la formación de individuos humanamente competentes en la solución innovadora y creativa de los problemas reales, personales, profesionales, institucionales y familiares en el marco de un determinado contexto y su globalidad, lo que implica "ver la educación superior más que como una herramienta, como la máxima posibilidad de desarrollo que tiene la región, para lo cual hay que apoyarse en una experiencia educativa de pensamiento complejo desde la perspectiva de la didáctica, la pedagogía y la forma de abordar el conocimiento que permita constituir la enseñanza no solo como un acto que formar profesionales, sino también como formación integral". (17)

En este sentido, se resalta la importancia de que sea el modo de actuación profesional, lo que determine organizar y desarrollar dicho proceso, en tanto permite "caracterizar integralmente el desempeño profesional. Constituyen el saber, el hacer y el ser de ese profesional; se expresan en su actuación y suponen la integración de los conocimientos, habilidades y valores que aseguran ese desempeño". (18)

Por todo lo anterior se considera, como formación inicial; a la primera instancia de preparación para el aprendizaje de la profesión; donde los estudiantes adquieren los contenidos básicos de las ciencias para las que se preparan como profesor y los propios de su gestión pedagógica; lo que posibilita el desarrollo gradual de modos de actuación profesional, mediante la interacción con la teoría y la práctica pedagógica que desarrolla en los diferentes contextos de formación-actuación y con los modelos de actuación que ofrecen los profesores en las diversas actividades en lo académico, laboral, investigativo, extensionista, lo que contribuye a garantizar la preparación indispensable para enfrentar con calidad los problemas profesionales inherentes a su desempeño y asumir con compromiso la tarea de continuar formándose de manera permanente.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

2 al 16 de octubre
I Congreso EUMEDNET sobre

Economía y contextos organizativos: nuevos retos

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga