LA ESTÉTICA DE LA LIBERTAD Y SU EXPRESIÓN EN CINTIO VITIER

Marilys Marrero Fernández

2.3.2.3 Función ético moralizante

Para Vitier “lo ético y lo estético no son separables e iluminan la conciencia de la poética cubana.” Los sustentos de su estética de la libertad son expresión de esa unidad indisoluble de lo estético y lo ético, supuesto que es una consecuencia de su afán por encontrase a sí mismo, al determinar con claridad sus relaciones con el mundo vivido; esa indagación en sí y en su mundo se expresan en la búsqueda de la libertad que se traduce en un sólido pensamiento estético. Este es el resultado de un necesario proceso de autoconocimiento y de identificación con los principios éticos y humanos de la Revolución, de su ideario libertario desde las posiciones de su filosofía cristiana.

En una ocasión al referirse a Lezama Lima expresó que era el fundador de una poética constituida al mismo tiempo en una ética y una interpretación de la cultura; él es partícipe activo junto a Lezama Lima de esa fundación de un tiempo ético expresado en las propuestas estéticas para el estudio de nuestra cultura desde una semántica emancipatoria y un discurso dignificador. Por eso expresó en el año 2002: “Creo en la ingenuidad, en el sentido mejor de esta palabra: en la pureza, en la falta de prejuicios, en la limpieza de conciencia y de palabra.”

En 1975 publica en México el libro Ese sol del mundo moral. Para una historia de la eticidad cubana (1974), es un preciso ejercicio de axiología cubana en el cual se exponen ―a partir de definiciones filosóficas sobre el concepto de lo ético― sus principales aportes al estudio del proceso de la nacionalidad cubana en la continuidad de los valores inherentes al discurso ideológico y filosófico cubano con un enfoque histórico. Ese análisis de la eticidad cubana, coordenada esencial del texto, está sustentado en el estudio histórico cultural del proceso libertario cubano; por ello afirma que, salvo en el caso de Varela, nuestros fundadores no llegaron a ser revolucionarios, sino reformistas y progresistas, en obvia referencia a los pensadores del iluminismo cubano del siglo XIX. Analiza el proceso que culmina en el concepto esencial de patria: primero, tierra; después, país; hecho que se hizo evidente, al decir de Vitier, más que en las aulas pensativas y penumbrosas, en la poesía solar del joven Heredia . Al respecto retoma el concepto martiano referido a Heredia, el poeta fundador, al expresar que fue “el que acaso despertó en mi alma como en la de los cubanos todos, la pasión inextinguible por la libertad”. Al joven Heredia, le atribuye Vitier el sitio magno como impulsor del sentimiento libertario cubano junto a Varela, cuya obra calificó de “hábil comienzo desde los cimientos de la búsqueda de la verdad y la práctica de la virtud, una obra de fundación.”

En el texto citado, analiza Vitier en la etapa finisecular del siglo XIX, cómo la obra de Enrique José Varona reanuda una tradición del pensamiento filosófico cubano; al decir de Vitier, interrumpida desde la muerte de Luz y Caballero, en relación con la interrogante sobre la libertad del hombre y sus vías de realización durante siglos en la historia de la humanidad. Es José Martí, siguiendo las coordenadas de su análisis, quien profundiza el espíritu ético y creador para llegar a las raíces de la verdadera libertad: el ver en sí, el ser para sí, el venir de sí; constantes básicas del pensamiento ético martiano sobre la libertad, ya analizadas.

En la etapa republicana destaca con acierto, la relevancia del pensamiento filosófico de Medardo Vitier y sus aportes al estudio de la eticidad y del proceso intelectual cubano; la dimensión alcanzada por el Grupo Orígenes, especialmente el pensamiento de José Lezama Lima y su concepto de imposible, como constante histórica y espiritual cubana desde la guerra del 68.

Destaca el acto ético que significó la acción del asalto al Cuartel Moncada de 1953, como “lo único grande que se podía hacer aquí” , hecho que iniciaría la última etapa revolucionaria que concluiría con el logro de la libertad para el país, calificado por Vitier como: “eticidad concreta y práctica fundada en los valores del trabajo y en los principios del antimperialismo, el anticolonialismo y la solidaridad comunitaria e internacionalista, contenidos todos en el ideario martiano, una eticidad fundada en la abolición de la nueva esclavitud capitalista.” Para un estudioso de la cultura cubana como Paul Estrade , las lecciones éticas martiana aludidas en el discurso ético de Vitier, son las fuentes sobre la libertad que justifican la resistencia del pueblo cubano frente a las adversidades, asumidas en su obra y en su acción como “lecciones éticas.”

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga