POSIBILIDADES Y RETOS DEL DESARROLLO SOSTENIBLE EN LA REGIÓN TACNA

Leopoldo José Taddei Diez

Formulación del problema

 

¿Qué elementos deben considerase e integrarse en una propuesta de desarrollo sostenible que posibiliten a la Región Tacna lograr un desarrollo equilibrado donde se protejan y se mejoren los recursos naturales, los recursos poblacionales, la producción y las instituciones?

 

¿Se cuenta con la cantidad y calidad suficientes de los recursos naturales en la Región Tacna y se les otorga la protección necesaria y adecuada que permita su racional explotación para beneficio de la población actual y se conserven apropiadamente para uso de poblaciones o generaciones futuras?

¿Se encuentran debidamente protegidos los recursos poblacionales en la Región Tacna  con la existencia de bienes y servicios sanitarios, educativos, de alimentación, de empleo y de vivienda, entre otros, que garanticen un buen nivel de vida?

¿Se cuenta con las condiciones suficientes en la Región Tacna que garanticen una apropiada producción y comercialización  de bienes y servicios agrícolas, mineros, pesqueros e industriales, en cuanto a tecnología, infraestructura productiva, financiera, científica, de comunicaciones, vial y de servicios urbanos?

¿Se han desarrollado suficientemente las instituciones políticas, económicas y sociales en la Región Tacna, que posibiliten el cumplimiento de los objetivos establecidos en los Planes de Desarrollo correspondientes?

 

El objetivo general es lograr  en la Región Tacna un desarrollo equilibrado donde se protejan y  mejoren los recursos naturales,  se  potencien los recursos poblacionales,  se incremente racionalmente la producción  de bienes y servicios y  se cuente con instituciones eficaces y eficientes, con el fin de mejorar la calidad de vida de la población.

 

El objetivo de los recursos naturales es contar con la calidad y cantidad suficientes de los recursos naturales, con la protección necesaria, que permita su racional explotación.

El objetivo de los recursos poblacionales es potenciar a éstos para contar con una población  eficiente, preparada  y emprendedora que colabore, en los niveles que les corresponda, al logro del desarrollo sostenible.

El objetivo de los recursos técnicos, científicos y productivos es lograr racional y apropiada producción de bienes y servicios que posibiliten adecuado crecimiento económico.

El objetivo de los recursos institucionales, jurídicos y normativos es posibilitar  el desarrollo institucional que garantice el cumplimiento eficaz y eficiente de objetivos establecidos en todos los otros subsistemas.

 

Delimitación de espacios geográficos o económicos-sociales

La realidad del mundo físico y social es muy complicada. Se hace necesario, por tanto, delimitar los espacios geográficos o económicos-sociales que se tomen como objeto de estudio para, con el auxilio de metodología  de análisis y técnicas de acopio y tratamiento de la información apropiada a la naturaleza de este estudio, profundizar con el conocimiento de esa realidad y explicar su funcionamiento.

En el caso del estudio integral de un territorio con fines de planificación regional, hay que definir previamente los límites naturales o socioeconómicos, es decir, definir el sistema de referencia, buscando un orden en el método de estudio y de análisis. La delimitación de una unidad de análisis en el espacio puede hacerse sobre la base de un criterio preponderante o combinando diversos criterios, tal como se define a continuación.

Criterios económicos. Se puede tomar como unidad de análisis la realidad de un espacio geográfico y sociocultural delimitado por la regularidad y solidez de sus flujos económicos. Esto es, existe una fuerte integración de la población sobre la base de compartir un amplio mercado de oferta y demanda de bienes. Esta interdependencia de intereses  económicos proporciona a los habitantes de un espacio geográfico una identidad que se manifiesta en intereses comunes. El espacio  puede ser una zona muy localizada o un espacio mayor, como una región. Cuando esto se produce, la población se protege creando sus propias normas e instituciones sociales, que tienden a garantizar la perpetuidad del sistema económico por el cual sobreviven, mediante el estableciendo de la legislación adecuada.

Los espacios de integración no coinciden necesariamente con las unidades de integración geográfica o natural, como pueden ser, por ejemplo, las cuencas. En las sociedades modernas, donde la industria y el comercio se han desarrollado intensamente constituyéndose en actores importantes de la vida social, los circuitos mercantiles unifican económicamente regiones con características físicas muy distintas, pero que se complementan por sus necesarios intercambios de productos.

Por lo tanto, una zona con una población integrada a través de un consistente mercado interior puede constituir un modelo de unidad de análisis sobre la cual será factible diseñar planes de desarrollo de mediano  y largo plazo, puesto que la población en conjunto sería copartícipe de las acciones y metas por alcanzarse.

Criterios históricos culturales. También puede servir como modelo de análisis territorial un espacio caracterizado por la ocupación de una población cohesionada sobre la base de lazos históricos – étnicos – culturales, que se manifiestan particularmente en la identidad cultural y de lengua. Estos aspectos han sido no hace mucho tiempo muy poco considerados en los planes de desarrollo elaborados con una concepción tecnicista o productivista que ignoraba las diferentes lógicas de raciocinio entre culturas conformantes de un régimen capitalista e industrial y aquellas que no lo son.           

Esta incomprensión ha traído como consecuencia el fracaso de un gran número de proyectos de desarrollo de nuevas técnicas de producción que chocaban frontalmente contra determinadas costumbres y creencias fuertemente enraizadas en la población.

Las identidades étnico–culturales tienden a coincidir con la ocupación y control de determinados espacios naturales.

Las poblaciones conocen muy bien las características geográficas, climáticas y productivas de los territorios que ocupan y donde han desenvuelto sus vidas en varias generaciones. De ahí que cualquier estudio sobre esa realidad debe empezar por recoger los aportes que dichas culturas pueden ofrecer respecto al conocimiento o dominio de su medio ambiente.

Hay que resaltar lo perjudicial que puede resultar en una estrategia de desarrollo el pretender dividir artificialmente, por razones administrativas o de interés político, territorios ocupados por nacionalidades étnicas de ancestrales costumbres adaptadas a un particular modo de vida y de control de los recursos. No pocas guerras o actos de rebelión masiva se han producido por ignorar esa realidad tal como lo demuestra la historia mundial.

Criterios geográficos. La unidad de análisis más destacada entre las de origen geográfico es la cuenca, Ella está conformada por el sistema de ríos o cursos de agua que desembocan en un caudal principal cuyo destino final es el mar. Lo característico de estos cursos integrados de agua es que sus márgenes y áreas próximas forman valles aptos para la agricultura y/o ganadería, los cuales posibilitan asentamientos humanos importantes cuyo sustento provine de los productos que obtienen de las fértiles tierras de los valles.

Los asentamientos humanos en las áreas próximas a las cuencas constituyen posiblemente la forma más antigua de organización social estable, ya que la cercanía a un curso de agua  garantiza el abastecimiento, tanto para las necesidades domésticas y humanas como para el riego agrícola y las necesidades del ganado.

Sin embargo, conforme el hombre ha progresado en su técnica, explotando y transformando una serie de recursos naturales, como los minerales y el petróleo, que no necesariamente están próximos a una cuenca, se las ha ingeniado para trasladar el agua, o extraerla del subsuelo, hacia centros de producción y satisfacer la demanda de ésta.

Ha roto de esa manera la dependencia absoluta de los cursos naturales de agua, característica de las sociedades agrícolas pre-capitalistas, que desconocían la ingeniería hidráulica. Y dentro de ese amplio dominio de espacios con recursos agrícolas, mineros, energéticos e industriales, el hombre moderno ha trascendido los límites de ocupación que le imponían las cuencas, integrándolas en un sistema económico – productivo más amplio y diverso.

Además, la cuenca en la moderna sociedad capitalista ha adquirido una nueva función, se ha convertido también en una importantísima fuente de energía a través de centrales hidroeléctricas.

La energía producida alimenta ciudades industriales ubicadas en lugares muchas veces distantes entre sí. De esta manera, el buen manejo de una cuenca debe ser garantía tanto para una adecuada producción agrícola como para el abastecimiento de agua para uso doméstico de la población humana y animal, y también para la producción de abundante energía eléctrica. Por consiguiente, el adecuado manejo de la cuenca es impulsor de ciudades industrializadas.

Todas estas posibilidades de desarrollo que ofrece una cuenca justifican su tratamiento como unidad de análisis; sobre ella es posible implementar planes de desarrollo, sea del ámbito eminentemente rural o,  más ampliamente, de carácter territorial urbano – rural. Definida la cuenca como unidad de análisis y planificación debe tenerse especial cuidado en que el desarrollo agrícola e industrial no dañe o contamine la calidad del recurso agua, tal como sucede en muchas ciudades del mundo que han convertido los cursos de agua en desagües de distinta naturaleza o en aguas inútiles para contener formas de vida animal. Asimismo, debe evitarse deforestar los márgenes de los cauces, pues ello trae graves consecuencias de erosión que pueden derivar en accidentes geográficos muy lamentables, como derrumbes e inundaciones.

Criterios políticos – administrativos. Generalmente la división del territorio en regiones o departamentos, provincias e incluso distritos se ha hecho más con un sentido de interés político o de manejo administrativo que sustentada en razones más profundas, como podrían ser unidades étnicas, económicas o geográficas.

La división administrativa de un país o región debe ser posterior a la identificación del área como un espacio integrado que se busca incorporar al estado nacional dentro de un esquema de administración a la vez descentralizado y funcional. Sólo así los planes y objetivos que se definan para mejorar la calidad de vida en esas áreas pueden adquirir importancia para la población y alcanzar garantía de éxito. No pueden considerarse, por ejemplo, como una unidad de desarrollo dos zonas cuyas poblaciones hablan lenguas distintas, cuyos productos no son intercambiables o que geográficamente presentan problemas de comunicación.

En conclusión, una adecuada delimitación del área de estudio con fines de planificación debe hacerse en función de una o más características de identidad físico-geográfica, étnico-histórica o socioeconómica de la población que será objeto de atención, tal como se hace en el presente trabajo.

El saber identificar la unidad de análisis constituye un factor clave para el trabajo posterior, ya que permitirá estudiar a la misma como un sistema al que hay que desagregar en sus distintos componentes e interrelaciones para hallar las posibles contradicciones o cuellos de botella que internamente frenen el desarrollo.

El sistema territorial y el sistema de elementos físico sociales

Se está considerando a la Región Tacna tomando como base la realidad territorial la cual es considerada como un sistema conformado por un conjunto interrelacionado de elementos o subsistemas físico-sociales. El sistema territorial incluye los temas económicos, históricos culturales, geográficos,  políticos administrativos, que también consideran los aspectos medioambientales e institucionales, que conforman un todo, y cuyo sentido lo proporciona el análisis integral. Cada parte tiene importancia en la medida  que cumple una función determinada e interrelacionada con las demás partes del todo.

Evidentemente que no es rígida la selección de las partes o componentes que conformen el sistema. Pueden existir formas diferentes de considerar los elementos del sistema. Para que puedan  considerarse como partes constitutivas  del sistema, todos los elementos seleccionados se deben interrelacionar estrechamente entre sí. Si sólo algunos de los elementos seleccionados se interrelacionan entre sí, es necesario efectuar la reformulación o corrección del sistema.

Los componentes principales del sistema territorial, que puede ser denominado sistema físico – social,  está constituido por los cuatro siguientes subsistemas:

Subsistema 1: Recursos Naturales
Subsistema 2: Recursos Poblacionales
Subsistema 3: Recursos Técnicos, Científicos y Productivos
Subsistema 4: Recursos Institucionales, Jurídicos y Normativos.

De acuerdo con la teoría de sistemas, la relación entre el mundo social y el mundo natural dentro de un espacio territorial debe entenderse como un sistema de referencia, siendo éste el espacio de interrelación de los subsistemas.

El equilibrio armónico en la interrelación de los diferentes subsistemas genera desarrollo sostenible. La interrelación desequilibrada, especialmente con el subsistema de recursos naturales, genera depredación y subdesarrollo, afecta la calidad de vida de los seres humanos y pone en peligro los ecosistemas naturales.

Como una aproximación al planteamiento del problema de la Región Tacna, se puede considerar la existencia desequilibrada entre los cuatro subsistemas mencionados, con deterioro del subsistema de recursos naturales, generando depredación y subdesarrollo, afectando la calidad de vida de la población que la conforma y poniendo en peligro los ecosistemas naturales.

El subsistema de Recursos Naturales hace referencia al conjunto del medio ambiente natural que rodea y hace posible la vida del ser humano, ya que del medio ambiente se obtiene el aire, el agua, la energía y los alimentos necesarios para la existencia, así como los elementos minerales y materiales que posibilitan el progreso tecnológico.

El subsistema de recursos poblacionales o humanos comprende el conjunto de habitantes que ocupan un espacio geográfico y hace referencia a la calidad poblacional. Interesan tanto los rasgos demográficos de la población, como su composición por sexo y edad, índices de natalidad, fecundidad y mortalidad, relación entre la población dependiente y población en edad de trabajar; y por otro, su calidad de vida, como nivel de ingresos y empleo, y situación en cuanto a salud, educación y vivienda.

El subsistema de recursos técnicos, científicos y productivos se refiere al conjunto de la estructura económica que dispone una población para obtener sus bienes y satisfacer sus necesidades. Incluye el conjunto de los medios de producción, servicios económico-financieros, infraestructura productiva, centros de investigación científica y medios de comunicación.

En cuanto al subsistema de recursos institucionales, jurídicos y normativos, se hace referencia a la forma como los habitantes de una determinada área están socialmente organizados, tanto para asumir la propiedad de los recursos naturales y de los medios de producción como para distribuirse los bienes obtenidos. Este subsistema incluye las normas, leyes y costumbres sociales, así como los mecanismos de organización y representación social y política.

Si bien cada uno de los subsistemas es en sí mismo una compleja unidad con su multiplicidad de factores, lo importantes es llegar a interiorizar la manera como se produce la interrelación mencionada constituyendo la unidad del sistema total. Se puede decir que sólo cuando se logra una visión integral del área en estudio es que se ha llegado a comprender el proceso sistémico por el cual se concatenan y condicionan recíprocamente los diferentes subsistemas. Sólo así existirá la posibilidad de la  implementación de planes de desarrollo efectivos que redunden en el mejoramiento sostenible de la calidad de vida de la población, objetivo de todo plan.

A continuación cada Subsistema es desagregado en sus componentes o variables los que son analizados en sus diferentes expresiones.

Subsistema 1: Recursos Naturales:

Variables:

 

 

 

 

 

Subsistema 2: Recursos Poblacionales

Variables:

 

 

 

 

 

Subsistema 3: Recursos Técnicos, Científicos y Productivos

Variables:

 

 

 

 

Subsistema 4: Recursos Institucionales, Jurídicos y Normativos

Variables:

 

 

 

 

El nivel de vida de los habitantes de la región estará en función de los distintos componentes del sistema total. Por tanto, dependerá de los recursos naturales; los recursos poblacionales; los recursos técnicos, científicos y productivos; y, los recursos institucionales, jurídicos y normativos.

De ahí que la técnica productiva que la población utiliza para aprovechar sus recursos naturales sea un factor muy importante para garantizar una permanente fuente de riqueza, especialmente si se trata de recursos renovables.

La tecnología moderna ha avanzado significativamente durante los últimos decenios facilitando la extracción de recursos mediante maquinarias que obtienen enormes riquezas a costos cada vez menores (especialmente riquezas forestales, pesqueras mineras y energéticas) pero al mismo tiempo destruyen tanto el recurso mismo como con el medio ambiente. De manera que transcurridos algunos pocos años y agotadas las posibilidades de extracción, lo que antes era un emporio natural tiende a convertirse en un desierto incapaz de sostener la población humana del lugar.

En la actualidad existen técnicas productivas altamente contaminantes del medio ambiente social y natural que son usadas por empresas dedicadas a la transformación de minerales y a la producción de sustancias químicas de diversa índole. Por ello se expanden las noticias sobre humos expelidos por plantas metalúrgicas que causan enormes daños a los suelos agrícolas y a la vegetación en varios kilómetros. Asimismo acerca de residuos químicos que desaguando en ríos y/o mares exterminan la fauna existente, aprovechada como recurso alimenticio por el hombre, o cómo gases tóxicos envenenan a poblaciones causando cientos y hasta miles de víctimas.

En consecuencia, se hace necesario el desarrollo de técnicas limpias de producción cuyo impacto ambiental no sea perjudicial al medio humano y natural y, por tanto, que no atenten contra el bienestar de la población.

El bienestar de la población no sólo depende de la riqueza de los recursos naturales sobre la que se asienta y de las posibilidades tecnológicas para explotarla de manera eficiente. Tan importante como los aspectos anteriores es el control legal o factual que la población tiene sobre la utilización de los recursos naturales.

También es importante la distribución de los bienes obtenidos de la explotación de los recursos. Si existe monopolio privado, la mayor parte de la riqueza por la venta de los bienes producidos se concentrará en manos de los pocos propietarios, quienes serán los que disfruten de una alta calidad de vida. Generalmente a los trabajadores que laboran en las empresas monopólicas, les corresponderá una distribución menor de los beneficios obtenidos por la explotación de tales recursos naturales.

La evolución demográfica es también un factor que puede influir en la calidad de vida de la población. Cuando la presión demográfica sobre un área de limitados recursos es muy fuerte, habrá una tendencia a la sobreutilización o depredación del recurso natural (sea agua, suelo, bosque o minerales). En consecuencia, los bienes que se puedan obtener de los recursos serán deficitarios con relación a las necesidades del conjunto de la población.

 

La protección del medio ambiente, el desarrollo social poblacional, el crecimiento económico y el desarrollo institucional, propiciarán el desarrollo sostenible de la Región Tacna.

1.8.2.      Hipótesis específicas

-    La protección del medio ambiente permitirá la satisfacción de las necesidades del presente sin comprometer el potencial de satisfacer las necesidades futuras. 

-    El Desarrollo social estará basado en la reducción de la desigualdad social y la erradicación progresiva de la pobreza extrema.

-    El crecimiento económico, será impulsado por la inversión, la mayor productividad y el adelanto de la tecnología.

-    El desarrollo de las personas e instituciones que constituyen la sociedad, interactúan y se fortalecen en sus capacidades y habilidades de formación y capacitación, permitirán realizar una gestión exitosa de las instituciones para lograr en forma eficiente el cumplimiento de objetivos que dinamicen el sistema de desarrollo sostenible.

 

1.9.1       Variables independientes

 

 

1.9.2                       Variable dependiente

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga