Tesis doctorales de Ciencias Sociales

LAS DOCTRINAS POLÍTICAS DEL PARTIDO ACCIÓN NACIONAL: DEL FALANGISMO A LA DEMOCRACIA CRISTIANA

Héctor Gómez Peralta
 




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.
Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (271 páginas, 2.64 Mb) pulsando aquí

 

 

 

3.2 Acción Nacional y la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA): encuentros y desencuentros.

Toda lucha entre partidos persigue no sólo un fin objetivo, sino también y ante todo, el control sobre la distribución de los cargos.

Max Weber

Para sacar al PAN del atolladero electoral en que se encontraba en la década de los 50, José González Torres eligió tomar la senda trazada por la Democracia Cristiana Internacional. Desde la Convención de 1956 González Torres ya hacía pública su intención no sólo de que Acción Nacional adoptara las estrategias y la estructura de los partidos Demócrata Cristianos, sino además de afiliar al partido a la Internacional , pero no tuvo eco su propuesta hasta después del desastre electoral panista en 1958; por lo que en 1959 logró ser ungido por la Convención Nacional como presidente del partido, iniciando con ello una agresiva política para que el PAN evolucionara como una alternativa electoralmente viable y como un partido de oposición agresivo.

Los partidos con los que José González Torres entabló fuertes vínculos para afiliarse a la Organización Demócrata Cristiana de América, fueron el Partido Demócrata Cristiano (PDC) de Chile y el Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI) de Venezuela. Estos partidos tenían con el PAN de la primera época unas similitudes asombrosas. Los tres partidos fueron fundados por jóvenes profesionistas e intelectuales católicos que pugnaban por un régimen orgánico basado en los principios de justicia social-cristiana, en oposición al liberalismo y el socialismo. De hecho, el 12 de diciembre de 1931, Luis Calderón Vega y Miguel Estrada Iturbide, como representantes de la Unión Nacional de Estudiantes Católicos de México (UNEC), conocieron en el primer Congreso Iberoamericano de la Acción Católica Universitaria en la Ciudad de México a Rafael Caldera de Venezuela (que en los años 60 llegó a ser líder del COPEI) y Eduardo Frei (que en los años 60 llegó a ser líder del PDC) .

De una manera similar al hecho de que el PAN tuvo en su dirigencia a todos los líderes de la UNEC, el COPEI fue creado por la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), y la antecesora de la Democracia Cristiana de Chile, la Falange Chilena, fue formada por la Asociación Nacional de Estudiantes Católicos (ANEC) . Al igual que la UNEC, la UNE y la ANEC fueron fundadas y lideradas por sacerdotes jesuitas. Otra similitud fue que las primeras plataformas y doctrinas políticas de los tres partidos eran prácticamente idénticas, incluso utilizando el mismo vocabulario, consecuencia de que su fuente ideológica era la misma: las Encíclicas sociales de los papas, principalmente Rerum Novarum y Quadragesimo Anno. Por si fuera poco, el primer nombre de COPEI fue Acción Nacional, dos años después de la fundación del PAN de México .

Pero a pesar de esas raíces compartidas, los partidos tenían también diferencias notables resultado de las particularidades de los países y regímenes políticos a los que pertenecían. El PAN era el único de los tres partidos que vivía en una nación con un historial de persecución religiosa y pertenecía a un régimen anticlerical, por lo que estaba imposibilitado de ostentar un símbolo o palabra que hiciera alusión a un credo religioso. México tenía un sistema de partido hegemónico que sembró en la mente de muchos panistas la idea de que la vía electoral no necesariamente era el camino a seguir . Además, los partidos Demócrata Cristianos sudamericanos tenían como principal sostén electoral a las organizaciones campesinas y obreras católicas, mientras que el PAN tenía la particularidad de contar con un grupo dentro de su coalición dominante, el liderado por Gómez Morin, que desconfiaba del sindicalismo y de los movimientos políticos con cariz religioso. Por lo que Gómez Morin, con su proyecto de modernización secular, estaba decidido a que el PAN tomara un camino distinto al de la Democracia Cristiana.

En los años 50 el corazón de la Democracia Cristiana latinoamericana era Venezuela. En ese país se encontraba también la sede de la ODCA y los principales puestos de esa organización eran ocupados por miembros del COPEI. El punto de penetración de la Democracia Cristiana en el PAN fue el Sector Juvenil del partido. Desde 1957 los principales líderes juveniles panistas fueron invitados por Rafael Caldera, entonces presidente de COPEI, para tomar cursos donde se enseñaba la doctrina Demócrata Cristiana, así como la forma en que estaba organizado ese partido, sus técnicas de lucha y proyectos de gobierno .

El primero de los panistas en asistir a esos cursos fue, con el apoyo de González Torres, Alejandro Avilés, director de La Nación, que regresó de Caracas convertido en un verdadero agente promotor de la Democracia Cristiana. En una entrevista declaró que aunque en 1957 inició sus cursos de formación Demócrata Cristiana, desde tiempo atrás entabló vínculos con los líderes de la ODCA:

Por cartas y conversaciones de grandes amigos míos, como los doctores Rafael Caldera, Lorenzo Fernández, Arístides Calvani, Miguel Ángel Landáez, Víctor Jiménez Landínez, Luis Herrera Campnis, he seguido con gran interés desde Julio de 1946, en que Rafael y Lorenzo hicieron su primer viaje a México, el desarrollo, las luchas y los avances del COPEI, y en mi revista La Nación he dado acogida a las informaciones, todas fidedignas, que los amigos (demócrata cristianos) me han remitido .

Avilés no disimulaba en lo más mínimo su simpatía y apoyo hacia la Democracia Cristiana, por el contrario, alardeaba de ello todo lo que podía. Hacia propaganda de todos los logros del COPEI, desde la construcción de un modesto puente sobre el lago de Maracaibo, hasta la desarticulación de un intento de golpe militar en Venezuela . Su admiración por Caldera y el COPEI era manifiesta, al primero lo llamó “portavoz del Continente” y “vocero de las libertades humanas” , y al segundo “guía de la conciencia venezolana” .

Tanto la ODCA como el COPEI estaban doctrinalmente influenciados y financieramente apoyados por la Unión Demócrata Cristiana de la entonces Alemania Federal . Entre 1960 y 1962 docenas de miembros del Sector Juvenil del PAN viajaron a aquella nación europea para recibir cursos de doctrina, gracias a becas otorgadas por la Unión Internacional de la Juventud Demócrata Cristiana. Ese grupo de jóvenes panistas estaban encabezados por Hugo Gutiérrez Vega, Manuel Rodríguez Lapuente, Carlos Arreola, Horacio Guajardo, Enrique Tiessen y, por supuesto, Alejandro Avilés. A su regreso, ellos se dedicaban a trabajar por fomentar la difusión de la doctrina Demócrata Cristiana en México. Para cumplir con todas esas actividades, según los cálculos del líder de la Juventud Demócrata Cristiana de México, Federico Mügemburg, en ese par de años recibieron cerca del millón de pesos .

Uno de los “becarios” panistas más sobresalientes fue Enrique Tiessen, pues sus artículos eran de los más recurrentes en La Nación, principalmente en lo referente al modelo económico de Konrad Adenauer y Ludwig Erhard, al cual se mostraba como una alternativa católica entre el capitalismo de libre mercado y el estatismo socialista:

El gobierno del Canciller Konrad Adenauer, se ha dado a la tarea de cumplir este postulado del pensamiento social-cristiano en diferentes formas, de las cuales las más recientes son las que ahora queremos reseñar. La primera es la aprobación en primera instancia, de la ley sobre participación de utilidades en la empresa alemana, como primer paso legal para que los obreros y los empleados tomen parte activa en la operación y en los resultados de su propia empresa. Los siguientes pasos serán la co-gestión y la co-propiedad en la empresa, dentro de una nueva sociedad que presupone una reforma en las concepciones actuales de la empresa, de la profesión y de la estructura social .

Es relevante mencionar que esas ideas se tradujeron en propuestas legislativas que el PAN presentaba en la Cámara de Diputados, como fue el caso del “reparto de utilidades alemán” que cita Tiessen, pero el PRI rechazó la iniciativa, para posteriormente presentarla ante el pleno como suya y, obviamente, aprobarla por mayoría absoluta .

Otros trabajo sobresaliente de Tiessen es aquel donde relata el IX Congreso Europeo de la Unión Internacional de la Juventud Demócrata Cristiana, donde él mismo se acreditó como delegado mexicano .

En mayo de 1960, Rodríguez Lapuente y Pedro Lara formaron el Instituto Técnico de Estudios Sociales (ITES), ubicado en la calle de Anaxágoras, colonia Narvarte de la Ciudad de México, el cual tenía el objetivo de difundir información y doctrina Demócrata Cristiana .

Ese mismo año, con el apoyo total del presidente del partido, José González Torres, y de Efraín González Luna, entonces presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales, Hugo Gutiérrez Vega logró su designación como Director Juvenil. La idea de hacer del PAN un partido Demócrata Cristiano de proyección internacional se ve reflejada en la declaración que hizo el nuevo dirigente juvenil al momento de tomar su cargo: “la juventud de Acción Nacional lleva orgullosamente en el pecho la etiqueta demócrata-cristiana” . De la misma manera, Gutiérrez Vega, al luchar por una curul en el Colegio Electoral de la Cámara de Diputados el 23 de agosto de 1961, manifestaba pública y abiertamente su afiliación doctrinal:

Vengo en nombre de Acción Nacional a decirle a todo el mundo que mi partido no acepta la clasificación simplista de izquierda o derecha; que mi partido levanta para México y para el mundo la bandera de la democracia cristiana (…) vengo a levantar la voz por un orden demócrata cristiano que ya la juventud lleva en la mano como una antorcha, y en el corazón y en la convicción .

Los panistas partidarios de la Democracia Cristiana no se limitaban a hacer propaganda, sino que estaban preparando toda una estructura, con la ayuda financiera y logística internacional ya mencionada, para convertir al partido en una fuerza política capaz de competirle al PRI en las urnas. En ese sentido, Enrique Tiessen, después de regresar de uno de sus múltiples viajes a Alemania Federal, le mandó una carta a Hilarión Cardozo, directivo mundial de la Unión Internacional de la Juventud Demócrata Cristiana, cuya sede se encontraba en Venezuela, donde le manifestó que:

De acuerdo con las pláticas que tuve contigo en Caracas y con el Dr. Bernando Level Ozuna en París, quiero informarte que estamos ya en pleno periodo de preparación inmediata para la fundación de la Juventud Popular Social Cristiana de México. El acto constitutivo de ella se realizará, Dios mediante, el próximo 16 de septiembre, aniversario de nuestra independencia nacional .

De esa manera, en septiembre de 1961, se llevó la reunión constitutiva de la Juventud Popular Social Cristiana en la calle de Lago Mayor 212, de la Colonia Anáhuac, en la Ciudad de México. Dicha organización contaba a su vez con tres ramificaciones hechas a imagen y semejanza del COPEI: el Frente Auténtico del Trabajo, el Movimiento Campesino, y el Frente Estudiantil .

Sin embargo, los viejos militantes del partido que pertenecían al grupo de Gómez Morin rechazaron el proyecto Demócrata Cristiano, y no estaban dispuestos a entregar su partido a unos jóvenes que cada vez más los desplazaban de los puestos importantes del PAN. Como consecuencia, se gestó en el seno del PAN una fuerte y encarnizada lucha respecto a si el partido debía o no afiliarse a la Internacional Demócrata Cristiana.

Es menester aclarar que Efraín González Luna simpatizaba con los Demócrata Cristianos, incluso era amigo de Rafael Caldera, pero no estaba de acuerdo con el hecho de que el PAN adoptara esa denominación de manera oficial pues estaba prohibido por la Constitución, por lo que hubiera sido un “suicidio político” ostentar públicamente la etiqueta de la Democracia Cristiana .

La Asamblea Nacional de 1962 mostró lo dividido que se encontraba el partido. Con todo el apoyo de Manuel Gómez Morin, se eligió como nuevo presidente de Acción Nacional a Adolfo Christlieb Ibarrola , el cual estaba en contra de la política de González Torres, y por ende, opuesto a que el PAN formara parte de la familia Demócrata Cristiana.

Fue en ese contexto que se generó la frase de Christlieb, famosa dentro de las filas panistas hasta el día de hoy, donde calificó a los católicos tradicionalistas (Efraín González Luna, González Torres, Palomar y Vizcarra, etc.) de ser “meadores de agua bendita” , y de manera burlona se refería a ellos como “el grupo de los piadosos” y “la mochería”, a los que criticaba por “ver en la actividad política un medio para conquistar la salvación del alma” .

Pero en esa misma Asamblea, González Luna recomendó que el partido oficializara sus vínculos con los partidos latinoamericanos “auténticamente democráticos”, es decir, los Demócrata Cristianos. El grupo Demócrata Cristiano de González Torres organizó esa Asamblea del PAN, convirtiendo la reunión en una ceremonia para glorificar a Rafael Caldera, eclipsando el nombramiento de Christlieb .

Adolfo Christlieb y Gómez Morin consideraron que si no frenaban a los Demócrata Cristianos, acabarían por ser relegados a segundo plano dentro de su propio partido, que aunque en ese entonces era una organización pequeña y modesta, no estaban dispuestos a cederla tan fácilmente.

Fue precisamente la Convención Nacional de 1962 la primera de la historia de Acción Nacional donde Gómez Morin estuvo ausente. En esa ocasión el fundador del partido se excusó oficialmente por causa de enfermedad ; pero varios reportes periodísticos de la época señalaron que la ausencia se debía a que Gómez Morin quería eludir la convivencia con Rafael Caldera, de quien sabía iba a convertirse en la figura central del acto, a juzgar por la calurosa recepción que los jóvenes panistas le hicieron al mandatario venezolano en el aeropuerto de la Ciudad de México .

La misma crónica que el PAN publicó de la citada asamblea señala como los Demócrata Cristianos estaban monopolizando los reflectores del partido:

González Luna había tenido que interrumpir su exposición para que entrara Rafael Caldera. ¡Qué de aplausos y vítores! Cómo resonaban en la sala aquellos gritos: “América de mañana, Demócrata Cristiana”, repetidos una y otra vez a todo pulmón. Qué de aplausos para este líder que con palabras sencillas cala hasta lo más hondo de las inteligencias y de los sentimientos. En nueve ocasiones habrían todos de ponerse de pie para aplaudir. Había ocasiones en que la garganta de todos se haría un nudo y no iba a ser raro ver cómo a lo largo de la formidable pieza oratoria más de uno se enjugaría los ojos .

Frente a ese escenario, el discurso de Adolfo Christlieb fue un ataque contra la postura del grupo del presidente saliente, manifestando abiertamente que no les permitiría a los jóvenes Demócrata Cristianos que tomaran el control del partido y que su corriente sería anulada:

El Cristianismo en su contenido dogmático o moral, no puede quedar a la interpretación, al arbitrio o al manejo circunstancial de los partidos políticos, entre otras razones porque ello implica un grave riesgo: el de que los partidos reduzcan el cristianismo a una simple filosofía, o a una actividad emotiva de reforma social, privándolo de su verdadera esencia religiosa .

Cuando Gómez Morin y Adolfo Christlieb mostraban su oposición a la Democracia Cristiana fuera del partido, argumentaban que era porque la legislación electoral de México prohibía en ese entonces expresamente la existencia de partidos que tuvieran filiación con organismos internacionales . Aunque era comprensible el temor por parte de Gómez Morin a que el partido perdiera su registro consecuencia de que los acusaran de tener vínculos con la Internacional Demócrata Cristiana, tanto él como Christlieb argumentaban al interior del partido por defender el carácter secular de su organización, así como exhortar a sus militantes a mantener diferencias entre su proyecto partidista y su fe católica.

En Mayo de 1963 Adolfo Christlieb mandó publicar un folleto que se distribuyó entre todos los militantes donde sostenía que el PAN no adoptaría la denominación de “cristiano” porque este término es sinónimo de catolicismo para la inmensa mayoría de los mexicanos, y que la adopción de etiquetas religiosas, concretamente las cristianas, en la actividad de los partidos, equivale a mezclar a la Iglesia Católica en la política. Agregó que en otros países -como Alemania- el calificativo de cristianismo, por la existencia real de distintas confesiones cristianas, podía servir para superar diferencias temporales sin comprometer a las instituciones eclesiásticas, pero en México, al combinar cristianismo con política se producen hechos lamentables. De esa manera, el nuevo presidente de Acción Nacional se pronunció por no aceptar una denominación religiosa ni realizar ningún acto que, a título de adopción doctrinal y nominal del cristianismo, sembrara la confusión sobre el papel de la Iglesia en la política militante .

De esa manera Christlieb se convirtió en el verdugo del grupo de jóvenes partidarios de la Democracia Cristiana cuyo liderazgo descansaba en Alejandro Avilés, Manuel Rodríguez Lapuente, Carlos Arriola y Hugo Gutiérrez Vega. Este último, al narrar su salida del partido, comentó que fueron “obligados a renunciar” por las presiones de Christlieb que les decía que hicieran su propio partido porque no coincidían con el programa de Acción Nacional .

Por si fuera poco, el 10 de septiembre de 1964 Efraín González Luna murió por un derrame cerebral. Así, con el camino libre, Adolfo Christlieb se dio a la tarea de buscar el mismo objetivo de los jóvenes Demócrata Cristianos que combatió y expulsó: convertir al PAN en una institución política capaz de competirle al PRI, así como tener una doctrina y programa de gobierno moderno que le permitiera al partido ser una oposición activa y comprometida con la administración del Estado. Sólo que el nuevo presidente panista quería lograr la modernización del partido bajo una bandera secular y libre de nexos con organismos internacionales.

Ese nuevo cuerpo doctrinal del PAN, es precisamente el tema que analizaremos a continuación.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet