Tesis doctorales de Ciencias Sociales

APROXIMACIÓN A LA MEDICIÓN DE LA CALIDAD DE VIDA SOCIAL E INDIVIDUAL EN LA EUROPA COMUNITARIA

Mª Noelia Somarriba Arechavala



 


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.
Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (448 páginas, 2.91 Mb) pulsando aquí

 

 

 

8.3. Indicadores sintéticos por componentes

En el Anexo 2 se recoge una serie de cuadros con información tanto del resultado por componentes para el conjunto de países como de la estructura de los indicadores sintéticos.

A continuación, comentaremos por componentes aquellos resultados que nos parecen más interesantes, tanto con el objetivo de analizar las principales diferencias al emplear o no información subjetiva, como con el objetivo de ofrecer una visión de la calidad de vida de los ciudadanos europeos en las diferentes dimensiones que integran nuestro modelo conceptual.

Seguidamente recogemos unos breves comentarios por componentes, acompañados de sus respectivos mapas que nos pueden ayudar a comprender cuales son los patrones geográficos de los mismos.

En general, la situación de cada una de las componentes del ISCVobjetivo+subjetivo se refleja con su respectivo mapa, mientras que sólo en aquellos casos en los que las discrepancias entre ambos indicadores sean muy significativas se mostrará el mapa para el indicador ISCVobjetivo. En todos los casos los mapas irán acompañados de un cuadro con los valores normalizados del indicador.

Componente salud:

La importancia de la salud en la Unión Europea ve incrementada su importancia en las últimas décadas, en una sociedad cada vez más envejecida. Nadie duda del papel trascendental de la dimensión de salud en la explicación del concepto de calidad de vida, tanto desde el punto de vista del individuo, un mejor estado de salud se asocia a mayores niveles de bienestar subjetivo, como desde el punto de vista de la sociedad, ya que mayores gastos en sanidad reportan mayores niveles de calidad de vida. Estas evidencias en nuestro ámbito de estudio quedan reflejadas en los dos gráficos siguientes: En el primero de ellos en el eje de abcisas se recoge la variable felicidad mientras que el eje de ordenadas se recoge la variable percepción del individuo de su estado de salud, recuérdese que este último indicador recogía el porcentaje de individuos que percibían su estado de salud como malo o muy malo. En el segundo de los gráficos se recoge en el eje de ordenadas el gasto sanitario per cápita por países y en el eje de coordenadas el resultado de nuestro indicador sintético de salud con información objetiva y subjetiva.

La ampliación de la Unión Europea introdujo grandes diferencias entre los países de la Unión en parte ocasionadas porque el estado de salud de los países post-comunistas estaba deteriorado durante y después de la transición. Durante los años noventa los ratios de mortalidad comenzaron a caer y las tasas de esperanza de vida comenzaron a incrementarse.

La componente salud, tal y como podemos ver en el cuadro 8-7 no presenta un comportamiento geográfico claro, habiendo bastante dispersión entre las diferentes zonas geográficas dentro de la Unión. Países tan dispersos como España, Suecia, Eslovenia y Portugal se sitúan a la cabeza, mientras que países como Austria y Bélgica obtienen los peores resultados junto con países como República Checa y Estonia. Esta situación queda reflejada en el siguiente mapa:

Hay que resaltar la buena posición de España que se sitúa a la cabeza del indicador, mientras que a penas se aprecian diferencias de importancia entre el agregado para la UE de los 24 y el de la EU15.

En cuanto al indicador sintético de salud, cuando se procede a suprimir la información subjetiva, ésta no experimenta grande variaciones. Se observan leves mejorías en países del Sur de Europa como Italia y Malta y tenues empeoramientos en países del Este como Hungría, Polonia y Eslovaquia en términos de los indicadores normalizados.

Las estructuras de ambos indicadores como puede consultarse en el Anexo 2 no presentan grandes diferencias, ya que aunque el indicador percepción del estado de salud entra en el indicador sintético de salud, en el segundo lugar no retiene un volumen de información importante, sólo un 15%, descontando el efecto de las variables ya incluidas. Por ello no se aprecian diferencias significativas entre la distribución de los países para ambos indicadores.

Componente renta:

Tradicionalmente, la renta ha sido considerada como variable proxy de la calidad de vida y del bienestar de los individuos. Sin embargo, tal y como hemos constatado en nuestro estudio, en este caso no es la componente estrella de nuestros indicadores, siendo en importancia derrotada por componentes como la familia, la política y la felicidad y en ausencia de información subjetiva por la familia. Este hecho parece corroborar la idea de que en presencia de información subjetiva la renta pierde importancia.

En nuestro indicador sintético, recordemos que incluimos indicadores como el GDP per cápita, el índice de Gini como medida de la exclusión social, la auto-clasificación del individuo en nivel de renta, la satisfacción con el estándar de vida, y por último, las dificultades para llegar a finales de mes.

La componente renta sí que presenta, como era de esperar, el patrón geográfico de enfrentamiento Norte-Centro frente a Sur-Este, ello queda patente en el mapa que se recoge en la página siguiente.

Sorprende el mal resultado del Reino Unido, que viene ocasionado en parte por sus altas tasas de desigualdad y por la baja tasa de confianza en el sistema de seguridad social. De hecho, si nos fijamos en los cuadros del Anexo podemos ver como mejora su posición en el ranking al emplear sólo información objetiva, pasando de la posición 17 a la 13.

Al suprimir la información subjetiva de esta componente, tal y como se puede observar tanto en el mapa siguiente como en el cuadro 8-8, se aprecian ciertas variaciones que en términos generales nos lleva a concluir que son los países de la UE15 los que experimentan un empeoramiento de esta componente o una mejora muy pequeña, salvo ciertas excepciones como Reino Unido y los países del Sur de Europa como Grecia, Italia y Portugal.

En términos de los agregados EU25 y EU15 la diferencia entre ambos en los dos indicadores (ISCVo+s renta e ISCVo renta) permanece constante en 0.06 puntos. Esta diferencia era de esperar en una componente como la renta, que marca las diferencia entre aquellos países con un mayor nivel de desarrollo que se suelen encuadrar en la EU15 y los NMS que suelen tener un nivel de desarrollo inferior. Podemos observar en este caso como con la ampliación de la UE se observa un empeoramiento de los indicadores sintéticos de la componente renta.

Componente empleo:

El empleo juega un papel esencial tanto en la calidad de vida del individuo, como a nivel de la calidad de vida de la sociedad. Los europeos definen tener un buen trabajo como una de las necesidades básicas para tener una buena vida. En los estudios sobre calidad de vida se demuestra que aquella gente con empleo, reportan mayores niveles de satisfacción que aquellos que no disponen de él. Sin embargo, aunque la Unión Europea establecía en los conocidos como objetivos de Lisboa como objetivo estratégico: “convertirse en la economía basada en el conocimiento más dinámica y competitiva del mundo, capaz de mantener el crecimiento de su economía con más y mejores empleos, y preservando al mismo tiempo la cohesión social y el respecto con el medio ambiente”, vemos que este objetivo es difícil de alcanzar.

Desde el punto de vista de la sociedad, el empleo juega un papel importante como herramienta que permite garantizar la cohesión social y evitar la exclusión y la pobreza.

Los países con mejores resultados son Irlanda, Holanda, Bélgica y Austria junto a los países Nórdicos y Luxemburgo. Un comportamiento más centrado lo presentan Alemania, Italia, Reino Unido más Malta.

El eje formado por Portugal, España, Francia junto a los países del Este obtiene los peores resultados.

Al suprimir la información subjetiva, el país que experimenta una mayor variación es Reino Unido, que en los ranking pasa de ocupar la posición 12 a la posición 3 y mejora en 0.208 puntos en el indicador normalizado. Ello ocasionado en parte, por el indicador que recoge la importancia en el trabajo que en el caso del Reino Unido toma una cifra muy baja.

Sin embargo, hay ciertos países que empeoran como son los de la zona Centro, Austria y Bélgica junto a países como Finlandia y España, mientras que los que mejoran en un mayor grado son Reino Unido y Eslovaquia.

Estas variaciones tienen sentido, ya que las estructuras de los indicadores con información objetiva y subjetiva presentan diferencias de importancia. Estas diferencias son ocasionadas por el papel que la información subjetiva juega en el indicador sintético, de hecho la primera variable en acceder al indicador es la satisfacción con el trabajo.

También podemos ver que tanto con o sin información subjetiva la ampliación ocasiona una reducción de la calidad de vida de esta componente, que se pone de manifiesto por las diferencias en el valor de los agregados EU24 y EU15.

Componente seguridad:

La seguridad es una componente que contribuye de forma notable a aumentar la calidad de vida de los sujetos, es una variable que guarda relación con el entorno y el ambiente en que los individuos van a desarrollar su calidad de vida.

En seguridad la situación muestra un patrón geográfico diferente, países fronterizos o próximos como Italia, Malta, Eslovenia junto con Austria e Irlanda obtienen los mejores resultados de este indicador seguidos por Portugal, España, Dinamarca, Polonia y Alemania.

Los que obtienen los peores resultados son Reino Unido, Suecia, Grecia junto a los países Bálticos y los países del Este de Europa.

En este indicador juega un papel esencial la información subjetiva que entra en las primeras posiciones del indicador, en concreto el sentimiento de seguridad, la confianza en la policía y la justicia son los primeros indicadores en acceder. Al suprimir, en este caso, la información subjetiva se experimenta variaciones de importancia que quedan reflejadas en los mapas y cuadros que se recogen en las páginas siguientes.

En presencia de información subjetivo apenas hay diferencias entre el agregado EU24 y el agregado EU15, debido a que existe cierta compensación entre los sentimientos de seguridad de la EU15 con las dotaciones en Seguridad de la EU24. Al suprimir la información subjetiva podemos ver como el indicador sintético obtiene un mejor resultado en la Europa ampliada que en la Europa tradicional de los quince.

Estas diferencias son ocasionadas por la propia estructura de los indicadores sintéticos. De hecho, al suprimir la información subjetiva hace que mejore la situación de los países del Este y de los Bálticos, donde variables como el gasto en seguridad y la densidad de policía son importantes, ya que se enfrentan a duros problemas de seguridad. Éste es un ejemplo del papel esencial de la información subjetiva, ya que no hay mejor indicador de la seguridad de un país que los sentimientos de seguridad de los individuos y de la confianza en las instituciones. Veamos cual es la situación en nuestro conjunto de países respecto a este indicador, que de hecho es el primero en acceder al indicador sintético de seguridad. Este indicador se define como el porcentaje de individuos que consideran que es muy inseguro caminar alrededor del área donde vive:

En el mapa anterior podemos comprobar, como en términos generales, en los países de la UE de los 15 los ciudadanos presentan un sentimiento de seguridad más alto que en los países Bálticos y los del Este de Europa.

Dentro de la EU15, Portugal y Reino Unido presentan valores de este sentimiento de seguridad reducidos, mientras que Grecia es el país que obtiene el peor resultado tomando valores similares a los de los países Bálticos.

Componente educación:

La educación tiene un gran impacto en las oportunidades de los individuos para obtener y mantener un buen nivel de calidad de vida. La educación es un mecanismo para acceder a un trabajo renumerado y a recursos económicos que permiten al individuo tener un control sobre su vida, así como acceso a las relaciones sociales.

Los gobiernos están interesados en garantizar un buen nivel y cobertura educativa porque promueve el crecimiento económico y la identidad cultural, lo cual tiene un gran impacto en la calidad de vida de los individuos y en el conjunto de la sociedad.

En el indicador ISCVo+s se aprecia cierto dominio de los países de la zona Norte y del Sur de Europa, siendo todos estos países de la Europa de los 15. Aunque también hay que mencionar que ciertos países de nuevo acceso como Estonia y Letonia parecen no tener demasiada desventaja en comparación con los países de la EU15, obteniendo inclusive mejores resultados que los países del Sur de Europa como España, Grecia, Portugal, Italia y Malta.

Al cambiar la estructura de los indicadores, al incluir información subjetiva, se producen fuertes variaciones en ciertos países. En términos generales podemos concluir que los países de la zona Centro y Norte de Europa experimentan o bien fuertes empeoramientos en su indicador sintético o bien ligeras mejoras. Mientras que los países del Sur de Europa junto con los de Este y los países Bálticos experimentan mejorías.

Este cambio de tendencia se aprecia al comparar los siguientes mapas en donde se recogen los resultados de la componente educación con información subjetiva y sin ella:

Con un simple vistazo a los mapas anteriores podemos comprobar cómo la zona Norte-Centro domina al Sur y al Este de Europa. Y como los países del Este obtienen mejores resultados que los del Sur de Europa, tal y como habíamos comentado.

En presencia de información subjetiva el resultado del indicador para la EU15 obtiene una ligera ventaja respecto al valor del agregado para la EU24, ventaja que se ve invertida cuando suprimimos la información subjetiva, en ese caso los resultados para la Europa ampliada son ligeramente superiores a los de la tradicional EU15.

Componente vivienda:

El indicador sintético de vivienda recoge tanto las condiciones físicas del hogar de los individuos, como una serie de factores tal como la proximidad a ciertas infraestructuras y servicios, la calidad del medio ambiente…

La vivienda como componente juega un papel esencial tanto en la calidad de vida del individuo, como elemento clave para satisfacer necesidades sociales, psicológicas y físicas, como desde un punto de vista social. Acorde con los estudios del Eurobarómetro, tener una acomodación adecuada junto con el trabajo es una de los requerimientos básicos para tener un buen nivel de vida [Delhey (2004)].

Desde una perspectiva social, el grado en que las necesidades de vivienda están cubiertas en un país, es un buen indicador tanto del nivel de calidad de vida como del desarrollo de la sociedad. Además, la diversidad de las condiciones en torno a la vivienda es un indicador de las diferencias sociales y del nivel de polarización en una sociedad particular [Myers y Welch (1995)].

Los resultados de esta componente ponen de manifiesto diferencias entre los países del EU15 y los Nuevos Estados Miembros. Ahora bien, tal y como comentaremos estas diferencias no son tan grandes. Esas discrepancias vienen en parte explicadas por los diferentes niveles de desarrollo socio-económico tras la Segunda Guerra Mundial. Además de por los diferentes tipos de política desarrollados por los distintos países, dependiendo en parte de los diferentes regímenes de bienestar.

Tal y como podemos ver, en el mapa de la página siguiente, no se aprecia el tipo enfrentamiento entre EU15 y NMS tal y como era de esperar. Ello viene ocasionado porque por un lado, los países del Este tienen ratios de propiedad de la vivienda elevados junto a que sus grados de satisfacción en relación al medio-ambiente son también elevados.

En cuanto a la estructura del indicador sintético, son indicadores que miden el acceso a ciertos servicios los que ocupan las primeras posiciones, le siguen indicadores relacionados con las condiciones propiamente dichas de la vivienda y por último, indicadores relacionados con el medio ambiente.

La información subjetiva en esta componente no juega un papel importante entrando en el indicador en la séptima y novena posición, por lo que al suprimirla no se aprecian diferencias de importancia.

En esta componente no se aprecian casi diferencias entre el resultado para la Europa de los 15 y la Europa ampliada. La ampliación no ha afectado el resultado del indicador para esta componente.

Componente familia:

La familia juega un papel muy importante en la calidad de vida del individuo en un ambiente como el actual en donde existe un creciente individualismo. La importancia de esta componente se pone de manifiesto tanto en el indicador ISCVo+s como en el indicador ISCVo, indicadores en las que esta componente ocupa la primera posición reteniendo el 100% de información.

La ampliación de la UE ha contribuido a agravar las diferencias en la componente familia, diferencias que en cierta manera vienen ocasionadas por el impacto que en los diferentes países tiene la religión, los modelos de bienestar y las diferentes tradiciones políticas, que en determinados casos suponen un buen respaldo a la familia por medio de la protección financiera, acceso a la vivienda, acceso a guarderías…

En cuanto a los resultados, en esta componente sí que existe un claro enfrentamiento entre los países de la UE15 y los Nuevos Estados Miembros, que queda latente en el mapa y en el cuadro que se recogen en la siguiente página. Además, se aprecia que dentro de la UE15 son los países Nórdicos junto con los países del Sur los que obtienen unos mejores resultados en esta componente. En contraposición, son los países de la zona Centro los que obtienen menores niveles de calidad de vida.

Dentro de los países de nuevo acceso (NMS) son los países Bálticos los que obtienen peores resultados.

En cuanto a la composición del índice, los indicadores subjetivos ocupan las primeras posiciones del indicador, aunque la primera en acceder al mismo es la edad de la mujer al tener el primer hijo. En la sociedad actual se ha producido un retraso en esta edad debido a la inserción de la mujer en el mercado de trabajo. Al suprimir la información subjetiva, el resto de indicadores mantienen su posición y en el ranking de países no se aprecian diferencias de importancia.

Destáquese en este sentido la buena posición de Malta en ambos indicadores, recordemos que este país obtiene también muy buenas posiciones en otras componentes.

En términos de los agregados vemos como con la incorporación de los nuevos países a la UE se ha producido una disminución de la calidad de vida en relación a la componente familia.

Componente vida social:

Recordemos que la componente vida social junto con la componente familia formaban el área amar, que era uno de los tres pilares básicos de nuestro concepto de calidad de vida.

En la componente vida social se recogen aspectos relacionados con la religión, la amistad y el voluntariado como vínculos y mecanismos que permiten al individuo establecer una serie de relaciones sociales.

En esta componente, tal y como podemos observar en el mapa y cuadro siguiente, son países de la cuenca mediterránea como Malta, Grecia e Italia los países que se sitúan a la cabeza junto con Irlanda. Los peores resultados los obtienen los países Bálticos junto a Hungría, Eslovenia, Francia y Reino Unido.

En cuanto a la estructura del indicador son las variables relacionadas con la religión las tres primeras en formar parte del indicador, sin embargo en este caso no se aprecia paralelismo entre las diferentes religiones y los resultados obtenidos. Le siguen indicadores relacionados con las relaciones afectivas y la amistad, y por último, la variable que guarda relación con la participación del individuo en el voluntariado.

En esta componente tiene un gran peso la información subjetiva, por lo que al suprimirla la distribución de países se ve fuertemente alterada:

El cambio más drástico es el de Grecia cuyo indicador normalizado aumenta en 0.604 y pasa en el ranking de la posición 2 a la 18.

Bélgica empeora en 0.232 en el indicador normalizado y 7 posiciones en ranking, una situación similar experimentan Finlandia y Portugal con incrementos del valor normalizado de 0.263 y 0.278, y un empeoramiento de 7 posiciones en el ranking.

Irlanda y Eslovaquia experimentan mejorías de 0.232 y 0.233 en los indicadores normalizados. En concreto Eslovaquia pasa de ocupar en el ranking la posición 4 a la 16.

Reino Unido y Alemania también experimentan mejorías en torno al 0.12 en el indicador normalizado que les conducen a saltos de 6 y 7 en el ranking.

A grandes rasgos son los países de la zona Sur los que empeoran al suprimirse la información subjetiva, mientras que los países del Este junto con los Bálticos mejoran.

Tanto en presencia de información objetiva como subjetiva podemos las diferencias entre el resultado de los indicadores en el marco de la EU15 y de la EU24 presenta unas diferencias muy pequeñas que nos llevan a concluir que la ampliación parece no afectar al nivel de calidad de vida en esta componente.

A continuación se recoge el mapa con la distribución de países según los resultados del Indicador Sintético con información objetiva y el cuadro con los valores normalizados.

Componente vida política:

Esta componente juega un papel muy importante en nuestro concepto de calidad de vida, en aquellos países en los que sus ciudadanos perciben una sociedad en la que viven en conflicto, en ausencia de confianza en las instituciones políticas y en las principales organizaciones conduce inexorablemente a una disminución de la calidad de vida de los ciudadanos.

En nuestro indicador sintético de política hemos incorporado indicadores relacionados con la confianza en el sistema político, la importancia de la política en la vida de los individuos, la puntuación del sistema político por parte de estos, la participación vía voto tanto a nivel nacional como a nivel de la UE, porcentajes de afiliación a los partidos políticos y a los sindicatos, así como finalmente el sentimiento de libertad de los individuos. El propio diseño del indicador sintético conduce a que en esta componente tenga un fuerte peso la información subjetiva.

Tal y como podemos ver en el mapa anterior, los países del Este unánimemente presentan una peor resultado, ocasionado en parte por la transformación política que en la mayoría de los casos han padecido. En contraposición, son los países de la zona Centro como Luxemburgo, Suecia, Dinamarca, Austria, Bélgica, Holanda y Alemania los que experimentan unos mejores resultados. Es decir, se aprecia en esta componente un patrón que se viene repitiendo en nuestra investigación sobre calidad de vida, EU15 frente a NMS y dentro de la EU15 Norte-Centro frente a los países del Sur.

Aunque hay ciertas excepciones como Malta, que es el país que obtienen los mejores resultados del indicador en esta componente, ello es una singularidad tanto por ser un NMS como por su situación geográfica al Sur de Europa.

En cuanto a la estructura del indicador se entremezclan las variables objetivas con las subjetivas sin un orden aparente. La variable más importante es la votación a nivel nacional, seguida por la importancia de la política y la puntuación del sistema político siendo la última variable en acceder al indicador la variable libertad.

Al suprimir la información subjetiva el indicador sintético tan sólo queda con tres indicadores parciales lo que indudablemente nos va a introducir grandes modificaciones. En este caso accederían en el siguiente orden la participación en los partidos políticos vía afiliación y los porcentajes de votos a nivel nacional y de la UE. El indicador con información objetiva nos sitúa en un contexto donde ciertos países del Sur de Europa mejoran en detrimento de los países de países de la zona Norte y Centro que ven empeorar su situación y algunos de los del Este que experimentan ciertas mejorías. Aunque los resultados en la componente política no están exentas de matizaciones, ya que por ejemplo hay ciertos países como Holanda en los que el voto es obligatorio.

Tanto con o sin información subjetiva la Europa de los 15 obtiene un mejor resultado que la Europa ampliada.

Componente ocio:

En nuestro modelo de calidad de vida, entendemos el ocio como el tiempo que cada individuo puede dedicar a aspectos tan diversos como la salud, la belleza, el desarrollo personal, hobbies, intereses, entretenimiento, participación en actividades culturales…

En una sociedad como la actual en donde rigen principios como la eficiencia, el tiempo libre que el individuo puede dedicar a sus hobbies e intereses es cada día más escaso, de hecho un 43% de la población de la EU25 dicen que tienen poco tiempo libre según la EQLS 03.

En esta componente nos enfrentamos a duras restricciones de información en cuanto a la batería de indicadores disponible para nuestro conjunto de países. Por ello, nuestro indicador tan solo recoge información sobre indicadores como la importancia del ocio, el consumo de cultura y el indicador relacionado con la disposición de poco tiempo libre para hobbies e intereses.

En nuestro indicador sintético, es el indicador subjetivo importancia del ocio el que accede en primer lugar.

En cuanto al resultado son los países del Este junto con Italia y Grecia los que obtienen los peores resultados, mientras que Holanda, Reino Unido, Luxemburgo y Suecia son los que obtienen los mejores resultados.

Al suprimir la información subjetiva los países que experimentan las variaciones más fuertes son: Austria y Estonia que mejoran en 0.445 y en 0.207 en su indicador normalizado, y Grecia que empeora en 0.272, tal y como podemos ver en los cuadros que figuran en el Anexo.

Componente bienestar subjetivo o felicidad:

A lo largo de este capítulo, se ha insistido en el papel esencial de la información subjetiva en la investigación del concepto de calidad de vida, que es uno de los pilares básico de nuestro concepto es el bienestar subjetivo.

En nuestra investigación, esta componente es medida a través de dos indicadores como son la satisfacción en la vida y la felicidad. Estos indicadores aunque miden conceptos próximos son en esencia diferentes, mientras el primero es más cognitivo, el segundo recoge una faceta más emocional por parte del individuo. Ambos indicadores están medidos en una escala del 1 al 10 y proceden de la EQLS 03.

Tanto el gráfico como el mapa siguientes muestran una división entre los países del Norte-Centro de Europa frente al del Sur-Este de Europa, y no apreciándose una ruptura clara entre la Europa de los 15 y los nuevos países en acceder a la Unión Europea.

Los países Escandinavos son los que presentan niveles de bienestar subjetivo más elevados, seguidos de la mayoría de los países de la Europa de los 15, a excepción de países del Sur de Europa como son Portugal y Grecia, que son los que obtienen los peores resultados. Dentro de los Nuevos Estados Miembros destaca el buen resultado de Malta.

En esta componente al igual que ocurría en otras, nos situamos en un escenario de enfrentamiento entre los países del Este y del Oeste, y dentro de la EU15 del Norte frente al Sur. Este resultado va en concordancia con Delhey (2004, pág. 32).

Podemos concluir que en términos generales son los países de la Europa de los 15 los que obtienen mejores resultados frente a los Nuevos Estados Miembros.

Además, con la excepción de España, existe una diferencia Norte-Sur en cuanto al nivel de bienestar subjetivo en la Europa de los 15, tal y como podemos ver en la Ilustración 8-4.

Existen diferencias en el resultado del indicador calculado a partir del conjunto de países de la UE15 y de la Europa ampliada con un total de 24 países, obteniendo un mejor resultado el agregado EU15.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet