Tesis doctorales de Ciencias Sociales

LAS POLÍTICAS FISCALES Y SU IMPACTO EN EL BIENESTAR SOCIAL DE LA POBLACIÓN VENEZOLANA. UN ANÁLISIS DESDE EL PARADIGMA CRÍTICO. PERIODO: 1988-2006

Ledis Mesino Rivero




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.
Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (203 páginas, 1.04 Mb) pulsando aquí

 

 

 

Aportes al Conocimiento

En la investigación realizada, sobre el análisis de las Políticas Fiscales aplicadas en Venezuela y el impacto en la población venezolana, durante el periodo analizado, donde se asume el Paradigma de la Criticidad como elemento esencial para explicar el problema estudiado, se hace imperante la necesidad de aplicar políticas fiscales correctivas que redunden en bienestar social de la población, puesto que como se puede observar según el estudio realizado, las políticas fiscales implementadas hasta la fecha, no han sido efectivas en el cumplimiento de la superación de la pobreza, en virtud de ello, se realizan algunas reflexiones teóricas y otras opciones alternativas en función de mejorar el bienestar económico y social, de la población venezolana:

Con relación a la implementación de políticas para lograr el crecimiento, se debe realizar una integración de lo económico y lo social, articulando metas macroeconómicas y metas sociales y planteando objetivos de equidad, sostenibiblidad, participación y profundización de la población. Donde se incrementen los niveles de calidad de vida, incluyendo mejoras en salud y educación. Que se tome en cuenta el Desarrollo Sostenible, para que incluya la preservación de los recursos naturales y el mantenimiento de un ambiente sano. Esto es, que haya un desarrollo equitativo, que garantice que todos los grupos de la sociedad, no sólo el estrato alto, disfruten de los beneficios del crecimiento económico.

En virtud de ello, los beneficios del crecimiento económico, deben extenderse a toda la población y no sólo a una parte de ella, de manera de reducir las desigualdades entre los sectores que están en mejor situación socioeconómica y aquellos que no lo están. Debe haber igualdad de oportunidades que abarque a todos los sectores de la población venezolana, igualmente, el acceso equitativo a los medios de vida fundamentales, como son un empleo productivo y bien remunerado (de acuerdo a sus capacidades), acceso a los activos productivos, tales como, tierra, capital, crédito, capacitación e información y los servicios sociales de salud, educación, saneamiento básico e infraestructura social.

En tal sentido, se deben reducir las brechas en las oportunidades de educación, puesto que las mismas se asocian con las demás formas de desigualdad social. Igualmente, en el caso del mercado de trabajo, los diferenciales en educación, se asocian con desigualdades ocupacionales y salariales.

Con relación al empleo, éste constituye para la mayoría de la población venezolana, la principal fuente de sustento, y viene a ser el vínculo principal entre el crecimiento económico y las oportunidades de desarrollo humano. La generación de empleo, va a depender de la tasa y de las pautas del crecimiento. Es por ello, que para que haya un aumento de las oportunidades de empleo, se requiere que éste crezca a un ritmo mayor que el de la fuerza de trabajo, a manera de reducir los niveles de desocupación, luego, es importante que este proceso se traduzca en un incremento de la productividad, como resultado de una mayor capacidad empleadora de los sectores de la economía de productividad más elevada.

En lo relativo a la orientación de las políticas públicas y gastos gubernamentales, en primer lugar, el Estado venezolano debe promover un tipo de crecimiento con objetivos redistributivos, que genere empleo, que estimule la demanda de capital humano, y por ende, las inversiones en su formación. En segundo lugar, está la distribución del gasto social, particularmente de la parte que se destina a los servicios sociales básicos: atención primaria en salud, nutrición, abastecimiento de agua potable y saneamiento, entre otros. Tomando en cuenta, no solo la magnitud del gasto social, sino también la eficiencia en la ejecución del mismo, es decir, la calidad del gasto.

Igualmente, para promover el desarrollo, el Estado venezolano debe estimular la actividad económica, a través del mejoramiento de la capacidad productiva del sector privado, de la diversificación del aparato productivo, a través del otorgamiento de incentivos a la producción, otorgando créditos para incrementar las inversiones, creando condiciones para mejorar el parque industrial, también mediante inversiones en investigación y desarrollo de nuevos productos, desarrollo de la tecnología, a través de la capacitación de mano de obra especializada, para generar nuevas fuentes de conocimiento y de saberes, capaces de crear tecnología de punta, redundando en el mejoramiento de la capacidad productiva de la población.

En ese sentido, es indispensable que el Estado venezolano dedique importantes recursos a la ruptura del ciclo intergeneracional de la pobreza, mediante una inversión sustancial en servicios básicos en educación y salud de buena calidad, y mediante la atención prioritaria a las manifestaciones más extremas de ésta.

Cabe destacar, que la superación de la pobreza trasciende el papel del Estado, siendo indispensable la ampliación del concepto de políticas públicas, para incorporar a las tareas del crecimiento y desarrollo al sector privado, a las múltiples instancias de la sociedad civil y fundamentalmente, a los destinatarios de las políticas públicas: la población en situación de pobreza. Para ello se requiere, la necesidad de desarrollar una institucionalidad sólida y una modernización sustancial de la política social.

Igualmente, se deben establecer metas para superar la pobreza en un corto o mediano plazo, con el fin de evitar el sufrimiento de los más vulnerables, puesto que es necesario asegurar a los niños y jóvenes los bienes y servicios necesarios para que no sufran los efectos irreversibles de las condiciones precarias en sus hogares, tales como, morbilidad y muerte, desnutrición, el retiro de la escuela antes de haber alcanzado la educación primaria, entre otros.

En armonía con estas ideas, el Estado venezolano debe destinar los recursos necesarios para tomar las acciones requeridas que se necesitan, para dar una solución estructural a la problemática de la pobreza, conjuntamente con los diferentes sectores de la economía, y a su vez, tratar de disminuir el gasto y la atención indiscriminada a políticas antipobreza de tipo asistencial, puesto que estas políticas representan paliativos para aliviar la pobreza, pero no atacan el problema de fondo, que son las causas que están generando esos niveles de pobreza.

Es necesario acotar, que estas políticas asistenciales son necesarias a corto plazo, para solventar los niveles de pobreza extrema en los grupos más vulnerables, pero se deben crear las condiciones, a través de la generación de fuentes de trabajo, para que esos sectores vulnerables se inserten en el aparato productivo, de manera que si el Estado se ve en la necesidad de eliminar o disminuir las políticas asistencialistas (debido a la volatilidad de la economía, por los cambios en los precios del petróleo), la población no se encuentre en la más completa indefensión o desasistida.

De igual manera, el Estado debe inscribir en la protección social, a todos los grupos excluidos del sistema de seguridad social que no estén insertos en el mercado laboral y que no estén jubilados, entre ellos, las amas de casa, los ancianos, los niños de la calle, los ancianos de la calle y en general, los grupos en situación de pobreza extrema. Esto es, atender la población en desventaja social, mediante la creación de una red estable y descentralizada de protección social, que priorice los grupos objetivos y los problemas a atender y que se inscriban en el marco de la seguridad social.

Por otra parte, se debe señalar, que el crecimiento sostenido, es efectivo para reducir la pobreza, pero no así para reducir la desigualdad. Para este fin, se requieren políticas específicas de redistribución de activos hacia los pobres y de igualdad de oportunidades en el acceso a ellos, tales como vivienda, créditos, entre otros.

Es por ello, que la sostenibilidad del crecimiento y las políticas de estabilización, son importantes para reducir el impacto de los desequilibrios macroeconómicos en los pobres. Por lo tanto, lograr un ambiente macroeconómico estable y un crecimiento elevado del producto por habitante es una condición necesaria, para la superación de la pobreza y la desigualdad.

Debe señalarse, además, que a mayor nivel educativo, mayor remuneración en el mercado de trabajo. Allí reside la importancia de ofrecer a la población venezolana con menos recursos, una formación educativa, requisito indispensable para poder insertarse con éxito en el sector productivo y asegurar así un nivel de bienestar económico y social que supere las necesidades básicas insatisfechas. Es necesario destacar, que con las misiones educativas implementadas por el gobierno nacional desde el año 2003, se está tratando de lograr una distribución equitativa en las oportunidades de educación, puesto que esta equidad distributiva, es un requisito fundamental para una más igualitaria distribución del ingreso y menor pobreza.

Por otro lado, la aceleración inflacionaria influye en el incremento de los niveles de pobreza, puesto que el mismo representa un impuesto inflacionario, trayendo como consecuencia la disminución de la calidad de vida de la población, dado que se reduce la capacidad de compra de la sociedad y los hogares se hacen cada vez más pobres, porque tienen menos recursos para adquirir los productos de la cesta alimentaria, por lo cual se debe tratar de evitar los procesos inflacionarios en la economía.

Es de hacer notar, que cuando la economía se encuentra en periodos de recesión o estancamiento, esta situación desmejora el nivel de vida de la población, lo que disminuye la posibilidad para la inversión en capital humano, limitando los alcances y perspectivas de progreso económico en el futuro. Igualmente, con relación a la devaluación del tipo de cambio, éste disminuye el bienestar social de la población, puesto que la moneda pierde valor y los precios de los alimentos de primera necesidad se encarecen y con ello también los servicios básicos. Por lo que es conveniente, la apreciación del tipo de cambio para reducir los niveles de pobreza, acompañada de un crecimiento sostenido en la economía y una estabilidad macroeconómica.

Cabe destacar, que el bienestar económico de un país, está principalmente determinado por el crecimiento de largo plazo que eleva el ingreso por habitante, la capacidad de consumo y los niveles de vida. El crecimiento depende de una mayor dotación de recursos naturales utilizables, de una mayor cantidad y calidad de capital humano, de la acumulación de capital físico y de la incorporación de nuevas tecnologías. Y la inversión extranjera contribuye a este proceso de crecimiento económico, precisamente a través de acrecentar la acumulación de capital, esto es, traen nuevas tecnologías que contribuyen al desarrollo tecnológico nacional, descubren nuevas fuentes de riqueza o la producción de nuevos productos.

Es por ello, que la relación entre la estabilidad macroeconómica, la inversión extranjera y el crecimiento económico, traen efectos favorables a la economía, originando ventajas significativas, entre ellas, un crecimiento sostenido, reducción de la inflación, mayor solidez externa y una mayor eficiencia del sector privado, a través de generación de mayores fuentes de trabajo, disminuyendo el desempleo, y optimizando las redes de seguridad social, para generar bienestar social a la población y la mayor suma de felicidad posible entre sus habitantes. De allí, la importancia de la estabilidad macroeconómica, pues la misma coadyuva en atraer a la inversión interna y externa y las mismas, actúan como fuente de impulsos para el crecimiento y desarrollo, incrementando las tasas de inversión sobre el Producto Interno Bruto y mejorando la calidad de vida de la población.

Ahora bien, es necesario puntualizar cómo se va a lograr la implementación de estas políticas, las cuales se especifican a continuación:

a) Desarrollo local integral: Se le debe dar importancia a proyectos integrales a nivel local, a partir del desarrollo del sector productivo empleador, entre ellos, la pequeña y mediana industria, con el fin es generar riqueza a través de la mejora de la producción a nivel local, para lograr el éxito en la elevación del nivel de vida de las poblaciones pobres y de toda la población en general. En virtud de ello, se deben desarrollar políticas de producción y económicas con el fin de lograr una economía fortalecida.

b) Concertación: Es necesario el consenso entre todos los sectores económicos de la sociedad: El Estado debe incentivar al sector productivo nacional, a través del otorgamiento de estímulos a la producción, ofreciendo soluciones para que el sector privado tenga un crecimiento sostenido, a fin de generar fuentes de trabajo suficientes para absorber a la población económicamente activa que se encuentra desempleada o en la economía informal. Ese incentivo debe ser a través de la eliminación o atenuación de los controles, entre ellos el control de precios, el control de cambios, el control de la inflación, que tengan fácil acceso a las divisas por parte de CADIVI, que se eliminen algunos impuestos que encarecen los productos de la cesta básica, entre ellos el impuesto a las Transacciones Financieras (ITF) (1,5% a las personas jurídicas por cada operación bancaria que realice), que se garantice la propiedad privada a todos los sectores, que se reúnan tanto el sector privado como el Estado y la sociedad civil, para concertar un acuerdo sobre los precios de los productos, puesto que los controles de precios afectan la productividad del sector privado, ya que si no se cubren los costos de producción más la ganancia que debe obtener el empresario por la inversión que realiza, el mismo opta por paralizar la producción, y esta situación es la que genera escasez y desabastecimiento y el encarecimiento de los productos, produciéndose la inflación, que no es otra cosa, que un incremento sostenido y generalizado de los precios de los bienes y servicios, lo cual trae como consecuencia, la pérdida del poder adquisitivo por parte de la población (impuesto inflacionario), y por tanto, desmejora en el bienestar social de los ciudadanos.

c) Fortalecimiento de las Instituciones: En el sentido de que exista un clima de confianza por parte de todos los sectores de la sociedad hacia las instituciones, en el cual se fortalezca la democracia a través del ejercicio de los derechos de todos los ciudadanos, en especial el derecho a la propiedad privada, para ello, el Estado debe crear condiciones que garantice ese nivel de confianza, y en el que se fortifique el ejercicio de los gobiernos regionales, para que estén apoyados por el Estado en la consecución de sus objetivos comunes, que en definitiva, es lograr la mejora del bienestar socio económico de sus habitantes. En virtud de ello, este clima de confianza también va a generar que se incrementen las inversiones del sector privado y las inversiones extranjeras, trayendo como consecuencia, que se aumente el empleo y se formen niveles de crecimiento sostenido reales, impulsado por el desarrollo del aparato productivo interno y no por el incremento de los precios del petróleo.

d) Desarrollo de la Educación en todos los niveles: Es necesario que toda la población se inserte en el sector educativo, especialmente los grupos que se encuentran en situación vulnerable, que todos tengan acceso a la educación, a la capacitación, para que se implanten con éxito en el sector productivo laboral, (aunque cabe destacar, que a través de las misiones educativas se ha incluido a los sectores vulnerables que quieran acceder al sistema educativo, específicamente la población adulta), a través de la igualdad de oportunidades, donde haya equidad para todos los sectores, a través de la implementación de programas de capacitación y educativos, incluyendo también a los niños no escolarizados, a fin de mejorar su calidad de vida en el presente y en el futuro, de allí, que para implementar esta política de escolarizar a los niños que no asisten a la escuela, es necesario que el Estado venezolano se comprometa con darle asistencia a los niños en situación de extrema pobreza, (localizarlos por medio del censo poblacional) conjuntamente con los planteles de educación e integrarlos al sistema educativo a través del proceso enseñanza-aprendizaje.

e) Crecimiento Económico y Distribución del Ingreso: Una de las vías para lograr el bienestar social de la población y disminuir los niveles de pobreza, es el crecimiento sostenido, puesto que a través de él, se incrementan los niveles de empleo y se mejora el aparato productivo, pero es necesario acotar, que el crecimiento sostenido solo no es suficiente, tiene que ir acompañado de la igualdad en la distribución del ingreso y esta igualdad va a depender de los cambios en el ingreso que se dan, debido a los diferentes shocks que impactan a la economía venezolana, por las fluctuaciones en los precios del petróleo, y por tanto, las decisiones de política económica que toma el Estado, afectan los niveles y distribución del ingreso y por esa vía se deterioran los niveles de pobreza debido a la extrema volatilidad de la economía venezolana. Esto es, la caída del ingreso real, es el determinante fundamental del deterioro de los índices de pobreza En virtud de ello, vale acotar, que el Coeficiente de Gini se ha mantenido relativamente alto, lo cual implica que la profunda desigualdad en la distribución de los ingresos, es un fenómeno se estructural en Venezuela. No obstante, el Producto Interno Bruto Per cápita para el año 2007 fue de 7.200 $, pero el mismo no refleja la equidad en la distribución del ingreso. Para la solución al problema del deterioro en los niveles de pobreza, es necesario lograr la estabilidad económica y de precios, y ésta se logra creando las bases para fortalecer al sector productivo empleador, disminuir las importaciones y proteger al sector productivo, generar un clima de confianza en la economía, atraer la inversión extranjera, disminuir el proceso inflacionario creando políticas adecuadas para ello, entre otros, y en periodos de bonanza petrolera, tener un fondo de estabilización como reserva, para contrarrestar las fluctuaciones de los precios del petróleo, a fin de utilizarlo en periodos recesivos.

f) Promoción del Desarrollo Social: El Estado debe implementar políticas de desarrollo social, las cuales deben estar estructuradas sobre la base de objetivos y metas claras, que sean factibles de cumplir en el corto, mediano y largo plazo, es necesario destacar, que en el corto plazo, se deben continuar implementando políticas dirigidas a solventar los niveles de pobreza extrema, a través de la ejecución de programas compensatorios, puesto que su condición de vulnerabilidad requiere atención inmediata. En virtud de ello, se deben establecer también metas para eliminar los factores que determinan la desigualdad y la pobreza, entre ellos están, el crecimiento de la economía informal, las diferencias de escolaridad entre los jefes del hogar, las disparidades urbano-rural en cuanto a las condiciones de trabajo, las diferencias en las condiciones laborales entre los diferentes sectores económicos en que se desempeña el jefe del hogar, la situación de la mujer trabajadora en el mercado laboral. De allí, que para eliminar estos factores debe haber una integración entre el sector privado y el Estado, a fin de beneficiar a estos sectores en situación de riesgo.

g) Favorecer estrategias que fortalezcan las capacidades y potencialidades de los grupos en situación de pobreza: Se debe realizar a través de la implementación de estrategias que permitan aprovechar el capital social destinado por el Estado, a la superación de la pobreza, a fin de que los propios destinatarios sean los protagonistas en la lucha por el desarrollo, como un factor importante para aumentar la eficacia en las actividades económicas y sociales, con la finalidad de lograr los objetivos de superar el umbral de la pobreza e insertarse con éxito en el sector productivo. Cabe destacar, que la implementación de estas políticas, van a impactar positivamente a los sectores más vulnerables, en situación de pobreza extrema y crítica, generando niveles de bienestar social a toda la población.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

24 de noviembre al 12 de
diciembre
II Congreso EUMEDNET sobre
Transformación e innovación en las organizaciones




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

3 al 20 de
diciembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Desarrollo Local en un Mundo Global

9 al 26 de
enero
X Congreso EUMEDNET sobre
Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas del S. XXI

5 al 20 de
febrero
XI Congreso EUMEDNET sobre
Educación, Cultura y Desarrollo

5 al 20 de
marzo
II Congreso EUMEDNET sobre
Economía Crítica

8 al 23 de
abril
IX Congreso EUMEDNET sobre
Ética, Gobernanza y Desarrollo

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet