Tesis doctorales de Economía


EL TIEMPO LIBRE EN CONDICIONES DE FLEXIBILIDAD DEL TRABAJO: CASO TETLA TLAXCALA

María Áurea Valerdi González




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.
Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (286 páginas, 916 kb) pulsando aquí

 

 

 

 

6.4 Tiempo de trabajo o jornada laboral.

El cuestionario fue aplicado como entrevista dirigida, sobre todo por el tiempo que las empresas nos concedieron para su aplicación y las condiciones de levantamiento, por ejemplo en Novaceramic (fabricante de ladrillo) tuvimos que esperar a los trabajadores fuera de las instalaciones, con resultados poco alentadores. En su mayoría aplicamos el instrumento a la hora de la comida como en Lindavista o Vertronic, ahí teníamos que ocupar los 20 minutos con los que cuentan los trabajadores para comer o en el proceso de trabajo mientras los trabajadores realizaban sus actividades como en Just Trousers (confección) o en Interiores Automotrices. Lo anterior puede constituir un sesgo en la veracidad de las respuestas, dado que fuimos introducidos a través de los empleados administrativos y como vimos en el capítulo uno, los trabajadores pueden sentir hostilidad frente al trabajo y en consecuencia a todo lo que se derive de el.

La jornada de trabajo. Como se expuso en el marco teórico, el tiempo libre solo cobra valor social si se le relaciona con el tiempo de trabajo, por lo mismo, la jornada, el horario, las horas extras y las condiciones de trabajo, flexibles o no, determinan en parte, las actividades que los trabajadores realizan fuera de su ámbito laboral. La ley Federal del Trabajo en México establece en el “Título Tercero. Condiciones de Trabajo. Capítulo II. Jornada de Trabajo. Artículo 58.- Jornada de trabajo es el tiempo durante el cual el trabajador está a disposición del patrón [empleador] para prestar su trabajo. Artículo 59.- El trabajador y el patrón [empleador] fijarán la duración de la jornada de trabajo, sin que pueda excede de los máximos legales . Artículo 60.- Jornada diurna es la comprendida entre las seis y las veinte horas. Jornada nocturna la comprendida entre las veinte y las seis horas. Jornada mixta es la que comprende períodos de tiempo de las jornadas diurna y nocturna, siempre que el período nocturno sea menor de tres horas y media, pues si comprende tres y media o más, se reputará jornada nocturna. Artículo 61.- La duración máxima de la jornada será: ocho horas la diurna, siete la nocturna y siete horas y media la mixta” (LFT 1998). Se suponen 40 horas semanales de lunes a viernes en horario diurno, menos de 40 horas en horario nocturno y mixto. En el Artículo 63, se establece “Durante la jornada continua de trabajo se concederá al trabajador un descanso de media hora, por lo menos”. “Artículo 64. Cuando el trabajador no pueda salir del lugar donde presta sus servicios durante las horas de reposo o de comidas, el tiempo correspondiente le será computado como tiempo efectivo de la jornada de trabajo” (LFT 1998).

Para poder relacionar el tiempo libre con la jornada de trabajo se realizaron varias preguntas como; el horario, el tiempo de traslado de su casa al trabajo, la convivencia con los compañeros, el tipo de relaciones con el sindicato y si venían de otras experiencias en la industria de transformación, que en conjunto nos dieran un panorama del ámbito del trabajo. En relación al horario, en algunas empresas obtuvimos información del horario para trabajadores y para administrativos a nivel gerencial.

En la empresa Lindavista, por ejemplo, el horario es de 7.30 a.m. a 17.10 p.m. (9 horas y media) incluyendo el tiempo de descanso para realizar dos alimentos; el desayuno y el almuerzo o comida (47.30 hrs. semanales). Para el desayuno cuentan con tan solo 15 minutos, para la comida disponen de 20 minutos por turno, los horarios con que inician la comida es desde las 12.15 hrs. y terminan a las 14.45 hrs. De hecho los trabajadores reportan su jornada como de 9 horas, porque no consideran los tiempos de alimentos como un descanso real, el primer timbre les indica la hora de salida a los comedores. Comen rápidamente mientras esperan el segundo llamado que es la hora en que deben regresar a su lugar de trabajo y en el tercero tienen que estar sentados frente a su máquina de coser y continuar con el trabajo, todo en 20 minutos . En Just Trousers, la otra empresa de la confección tiene un horario de 8 a 18 horas incluyendo 30 minutos para los alimentos, es decir 47 horas y media a la semana.

En Vertronic entran a las 7 de la mañana y salen a las 17.35 p.m. (10 horas en planta), así lo reportaron los trabajadores, excepto los gerentes y jefes de control de calidad (trabajadores nucleares) que tienen un horario de entrada de 8 de la mañana y de salida a las 19 o 20 hrs. (12 horas o más). Los límites entre el tiempo de trabajo y tiempo libre parecen perderse, ya que este último depende de las necesidades de la empresa.

Aún cuando las localidades más cercas a Ciudad Industrial Xicotencatl (CIX) quedan a tan sólo 15 minutos de distancia, hay trabajadores que vienen de otros lugares y hacen un recorrido de 45 minutos y hasta 1 hora en el autobús de la empresa, lo que implica levantarse entre las 5 y 5:45 de la mañana como nos dijeron dos terceras partes de los trabajadores. Eso quiere decir que emplean un total de 13 horas en tiempo real destinado al trabajo, incluyendo el tiempo de traslado y alimentos. En términos de Lefebvre (1984) al tiempo empleado en el transporte se le considera tiempo forzado, que se inscribe en la cotidianeidad y esta definido por la suma de sus obligaciones, iniciando con el trabajo. En un estudio empírico realizado en 1981 a una muestra de personal de la UIA Sta. Fe en México, tanto el personal académico (31%), administrativo (47%) y de servicios (61%) consideran que el tiempo de transporte de la casa al trabajo y viceversa es tiempo de trabajo (Arrubarrena 1981).

La regulación o normatividad legal del horario de la jornada a través de la Ley Federal del Trabajo, como vimos párrafos arriba, intenta proteger al trabajador otorgándole un tiempo no solo para la reproducción de la fuerza de trabajo, sino un tiempo suficiente para su recreación y esparcimiento. Sin embargo, en ocasiones las empresas rebasan esta prescripción legal, con otras normas de flexibilidad interna en la organización del trabajo. La empresa lo cambia todo, hasta los tiempos de vida de los trabajadores, Marx señalaba que el obrero desde que nace hasta que muere no es más que fuerza de trabajo, por tanto “todo su tiempo disponible, es por obra de la naturaleza y por obra del derecho tiempo de trabajo y pertenece como es lógico, al capital para su incrementación” (Marx 1972: 207; cursivas en el original).

Como vimos, en Lindavista, Just trousers y Vertronic los trabajadores reportan jornadas de 9 y hasta 12 horas, incluyendo el tiempo destinado a dos alimentos. En cambio en Sorg Plastik, Novaceramic e Interauto, estas jornadas de 9 y 9.30 horas diarias se reportan solo para empleados administrativos o de “cuello blanco”. En esas tres empresas y en Grammer los operarios tienen un horario de 7 a 15 horas, en Interauto cuentan además una jornada mixta de 15 a 23 horas y en Eugen llegan hasta tres turnos y un horario central. Es decir, aún cuando las jornadas cumplen con las 8 horas reglamentadas por la Ley Federal del Trabajo, los trabajadores tienen que mover sus horarios de acuerdo a las necesidades de la empresa, en esa estrategia llamada flexibilidad interna, como en Interauto. En Sorg Plastik dicen “eventualmente” realizar horas extras. En la siguiente tabla se presentan los datos en forma concentrada.

En una primera apreciación, las empresas consideras como un poco más fordistas (Lindavista y Just Trousers) tienen horarios hasta las cinco o seis de la tarde. Vertronic que se supone un poco más flexible, tiene en comparación a Just Trousers una jornada que empieza antes, sin embargo en ambos casos alcanzan 50 horas por semana. Incluso para los trabajadores de “cuello blanco” Vertronic alcanza el número más alto (52.3 horas) en tiempo de trabajo, según declaraciones hechas por los mismos trabajadores. En el resto de las empresas se reporta como hora final de la jornada hasta las tres o tres y media, excepto para los trabajadores administrativos.

En síntesis 5 de las empresas tienen jornadas de entre 46 y 50 horas a la semana y 3 tienen jornadas de 40 horas, pero con contratación de horas extras. Este hecho se relaciona con la estadística nacional sobre el uso del tiempo en México que registra que, los varones de entre 30 y 45 años tienen jornadas de más de 46 horas, aunque no se especifican ni las condiciones de trabajo, ni el tipo de trabajo. Por su parte las estadísticas de Tlaxcala indican que una tercera parte de trabajadores emplean más de 48 horas semanarias y casi la mitad trabajan entre 33 y 48 horas semanales. En términos de Marx (1972) estaríamos frente a la producción de plusvalía absoluta, es decir, alargar la jornada de trabajo y de plusvalía relativa, es decir, cuando existe un trabajo excedente como en las horas extras:

Dentro del capitalismo, sólo es productivo el obrero que produce plusvalía para el capitalista que trabaja por hacer rentable el capital… La producción de plusvalía absoluta se consigue prolongando la jornada de trabajo más allá del punto en que el obrero se limita a producir un equivalente del valor de su fuerza de trabajo y haciendo que este plus trabajo se lo apropie el capital… [En la plusvalía relativa] la jornada de trabajo aparece desdoblada de antemano en dos segmentos: trabajo necesario y trabajo excedente (Marx 1972: 426; cursivas en el original).

En otras palabras, se señala que en cuanto al tiempo de trabajo, cualquiera que sea la modalidad, horario rígido o tiempo flexible, jornada completa o parcial, por temporada o por contrato, el tiempo invertido en el trabajo es tiempo para el capital, pues el trabajo bajo condiciones capitalistas siempre se vende por un determinado tiempo (Marx 1972).

Una de las demandas más sentidas por el movimiento obrero en los años ochenta, sobre todo en los países desarrollados, fue la reducción en la jornada de trabajo, lo que permitiría por un lado ofrecer un mayor número de trabajos ante la imposibilidad del pleno empleo y por el otro gozar de tiempo libre (Handy 1979). Esta discusión se ha presentado en América Latina, planteando sobre todo la dicotomía de enfrentarse por un lado al desempleo o aceptar empleos precarios en jornadas parciales. Frente a la reducción de la jornada no solo existe una vertiente económica, sobre todo neoliberal, sino que existen otro tipo de factores como, los relacionados con las demandas de los trabajadores y sus organizaciones. Así también los intereses del capital e incluso ingerencias de tipo político o social, más allá de las fronteras nacionales, en un afán de expansión del capitalismo.

Pero en definitiva, fue el desarrollo tecnológico lo que generó excedentes de fuerza de trabajo que hicieron posible el retorno a estrategias de extracción de plusvalía absoluta como reconocen Antunes (2001) y Harvey (1998), que sugiere que el trabajador bajo estas condiciones está más manipulado, afecta su subjetividad y dificulta su organización e identidad colectiva, en consecuencia, transforma la organización de su tiempo de trabajo y tiempo libre. En definitiva el valor del tiempo en la producción sigue siendo importante para la obtención de la ganancia.

Movilidad laboral. Si en promedio los trabajadores tienen jornadas de 45 horas por semana, se supone que permanecer en la empresa podría fomentar las relaciones entre ellos, provocar la participación sindical y alentar la identificación con los propósitos de la empresa, sin embargo, aunque un poco más del 60% del total de los operarios señalan pertenecer al sindicato, la mayoría dice que solo asiste a las reuniones pero no participa activamente. Aun cuando pasan mucho tiempo dentro de la empresa (por horario), los trabajadores reportan cambiar constantemente de empleo, lo que dificulta la participación e identificación colectiva. A la fecha del estudio (2003) el 60% de trabajadores en Vertronic, la mayoría en Grammer, la mitad de Interauto (consideradas como un poco más flexibles) habían ingresado en los últimos tres años y muy pocos tenían más de 4 años. Lo que dista mucho del trabajo para toda la vida del que se hablara en la sociedad del pleno empleo.

Esta movilidad de los trabajadores tiene relación con la fuerza laboral flexible. Por ejemplo, cuando vemos algunas trayectorias de trabajo, en Vertronic la mayoría de los varones viene de otras experiencias fabriles y dos de las mujeres del servicio doméstico. En Grammer y Novaceramic también tienen como antecedente experiencias en la industria de transformación en distintas ramas y de los servicios. El 50% de Just Trousers estuvo en otra empresa maquiladora de la confección. Aun cuando cambian con relativa frecuencia de lugar de trabajo, la mayoría de los trabajadores se muestra responsable cuando responden que sólo faltarían a trabajar por enfermedad de los hijos, incapacidad propia o de algún miembro de la familia y por problemas familiares. Sorprende el hecho de que ningún trabajador dijera faltar al trabajo por participar en algún festejo de su localidad, como la fiesta patronal, el carnaval o la feria.

Los gerentes por su parte se quejan de la rotación de personal entre empresas y de la deserción. Independientemente de que las empresas sean rígidas o flexibles existe movilidad de la fuerza de trabajo, por ello la permanencia de los trabajadores parece ser por poco tiempo, esto puede deberse tanto por la flexibilidad del mercado de trabajo, como por políticas de flexibilidad interna. De acuerdo con esto, las respuestas de los trabajadores frente a esta creciente flexibilidad laboral, indican que muchos cambiarían de trabajo o de puesto, sobre todo por un mejor salario, por elevar su nivel de vida, por conocer el manejo de otras máquinas o por prepararse más vía capacitación y adiestramiento. Como afirmaron en Vertronic, “si pudieran cambiar de empleo sería por mejor salario”, mejorar económicamente o ganar más y en menor medida por un mejor horario o por motivos de salud. En Novacermic un trabajador dijo que solo “cambiaría si recibiera un mal trato”. En definitiva, los trabajadores se mueven de un trabajo a otro, en busca de un mayor ingreso. En términos de género, mientras los varones dijeron que buscarían otro empleo frente al despido, hubo mujeres que opinaron preferir quedarse en casa para ayudar a las labores cotidianas, como en Sorg Plastik, Grammer y Vertronic.

Relaciones sociales. Al interior de la empresa la convivencia entre trabajadores solo se da a nivel de relaciones de trabajo como en Sorg Plastik, Grammer e Interauto y de manera esporádica de amistad, aunque en Vertronic el 90% y en Inter Auto el 42%, de los encuestados dijeron establecer relaciones de amistad dentro de la empresa con los compañeros de trabajo. Este aparente compañerismo no se ve reflejado en la participación sindical, pues entre el 45% y 50% de ellos dicen estar sindicalizados, como en Vertronic, Sorg Plastik, Novaceramic o Grammer, (en Just Trousers el 76%) y solo asisten, fuera del horario de trabajo, a las asambleas para informarse. Todos dicen recibir prestaciones de ley, aunque no siempre recuerdan cuales son y algunos dijeron que además tenían prestaciones adicionales como el transporte o el comedor que las empresas contratan de manera externa. Aún y cuando en pocos casos se establecen relaciones de amistad con los compañeros de trabajo, no se extiende esa relación hacia actividades fuera del espacio de trabajo, esporádicamente comparten una o dos tardes.

Con respecto al sindicato, el directorio del Fideicomiso de Ciudad Industrial Xicotencatl, tienen registrado que las empresas de la muestra están afiliadas a la Froc-Croc , excepto dos de ellas (Just Trousers y Novaceramic) cuya afiliación es a la Confederación Revolucionaria Obrera Mexicana (CROM). Como se vio en la historia de Tlaxcala, la CROM surgió a principios del siglo XX (1918-1920) con una postura combativa, para 1938 contaba con la mayoría de los sindicatos de la industria textil, lo que hizo del movimiento obrero una fuerza social importante en el Estado de Tlaxcala. Para 1940 con la presencia de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la CROM pasó a segundo plano. En la misma época la crisis de la industria textil también abatió la participación sindical, apagando en gran medida la fuerza laboral (Ramírez 1992). Todavía para 1974 la CROM contaba con 21 de los 27 centrales sindicales del Estado, pero tanto la CROM como la CTM se habían consolidado como uno de los pilares del partido oficial (PRI), en la búsqueda de puestos de elección popular como presidencias municipales o diputaciones. Como mencionamos líneas arriba los trabajadores dicen pertenecer al sindicato pero no participar activamente en el, lo que sugiere la idea de que el sindicato ha perdido fuerza para negociar colectivamente convirtiéndose en lo que se ha denominado “sindicato de casa”. Es decir, establece convenios o acuerdos que benefician sobre todo a la parte patronal.

En resumen podemos decir que, derivado del tiempo que los trabajadores permanecen al interior de las empresas (entre 10 y 12 horas), se pensaba que se fomentarían las relaciones no solo de trabajo, sino de amistad y de participación colectiva. Las respuestas indican que los trabajadores en su mayoría establecen relaciones sólo de trabajo y en menor medida de amistad excepto en Vertronic que dicen asistir a las asambleas sindicales pero no participan activamente, aún y cuando varios de ellos tienen trayectorias laborales en otras industrias de la transformación. También vimos como la mayoría cambiaría de trabajo por más salario, mejorar económicamente o elevar su nivel de vida.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

10 al 27 de
abril
VIII Congreso EUMEDNET sobre
Ética, Gobernanza y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

7 al 26 de
mayo
VII Congreso EUMEDNET sobre
Historia y Ciencias Sociales

6 al 25 de
junio
XI Congreso EUMEDNET sobre
Desarrollo Sostenible y Población

8 al 25 de
julio
VIII Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo

7 al 24 de
octubre
XII Congreso EUMEDNET sobre
Globalización y Crisis Financiera

 

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet