Tesis doctorales de Economía


TERRITORIO, ESTADO Y SOCIEDAD EN CHILE. LA DIALÉCTICA DE LA DESCENTRALIZACIÓN: ENTRE LA GEOGRAFÍA Y LA GOBERNABILIDAD

Sergio Boisier Etcheverry


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (339 páginas, 2.01 Mb) pulsando aquí

 

 

 

2.1. Las cédulas reales y la definición de los límites del territorio de Chile

El 21 de mayo de 1534 Carlos V sancionó tres capitulaciones o contratos para emprender el reconocimiento y la conquista de los territorios situados al sur del Perú. Cada concesionario recibió una gobernación sucesiva, que se midió en leguas, unidad castellana equivalente a tres millas y que en cantidad de diecisiete y media enteraban un grado. La primera gobernación se denominó Nueva Toledo y fue adjudicada a Diego de Almagro.

Tenía unas doscientas leguas medidas desde el grado 14, donde terminaba Nueva Castilla que enseñoreaba Francisco Pizarro, hasta poco después de Taltal (25º31’26’’). La segunda, que llegaba aproximadamente hasta la costa de Arauco, fue la gobernación de Nueva Andalucía otorgada a Pedro de Mendoza y la tercera, Nueva León, fue concedida a Simón de Alcazaba. Las tres gobernaciones se extendían desde el océano Atlántico por el este hasta el océano Pacífico por el oeste. Poco después, en 1539, se creó al sur del estrecho de Magallanes una cuarta gobernación en beneficio de Pero Sancho de Hoz, (Eyzaguirre; 1994).

Dado el profundo desconocimiento del territorio adjudicado y las innumerables vicisitudes que sufrieron los concesionarios y sus empresas de conquista, ninguno de ellos concretó sus propósitos de ocupación territorial. Diego de Almagro, por ejemplo, sólo realizó una expedición de reconocimiento que se extendió hasta el río Itata y luego regresó al Perú para luchar por mejores premios de conquista. Sin embargo, Francisco Pizarro venció a Almagro en la batalla de Las Salinas y fue autorizado por Carlos V para realizar una expedición de conquista hacia los territorios del sur. El enviado fue Pedro de Valdivia quién salió desde el Cusco rumbo al territorio de Chile en 1540. La muerte de Pizarro transformó a Valdivia en gobernador interino elegido por el Cabildo de Santiago. Carlos V envió a Pedro La Gasca a pacificar al Perú, envuelto en una cruenta guerra civil, quien en 1548 confirmó a Valdivia como gobernador de Chile y estableció, por primera vez, los limites de la gobernación del siguiente modo “por la presente os doy y asigno por gobernación y conquista desde Copiapó que está en veinte y siete grados de altura de la línea equinoccial a la parte del sur hasta los cuarenta y uno de la dicha parte, procediendo norte sur derecho por meridiano, y de ancho entrando de la mar y la tierra oeste este cien leguas”, (Lagos Carmona; 1985). De este modo, la gobernación de Chile se extendía hacia el oriente más allá de la cordillera de Los Andes, avanzando hacia los territorios que habían sido dados a Mendoza.

En 1554, mediante dos cédulas, el emperador amplió la jurisdicción de Valdivia hasta el estrecho de Magallanes, transfiriendo de este modo los derechos que había otorgado a Camargo, e instituyó, al sur del estrecho, una nueva gobernación en favor de Jerónimo de Alderete. La designación de Alderete, como sucesor de Valdivia, unificó ambas concesiones que luego fueron reiteradas como el territorio de Chile por el virrey Andrés Hurtado de Mendoza, quien nombró a su hijo García, gobernador de aquellos territorios. Francisco de Villagra, su reemplazante, recibió el gobierno de Chile hasta el estrecho, además se le encargó la exploración y toma de posesión de las tierras al sur de Magallanes, pues en aquella época se pensaba que después del estrecho había un extensa masa continental que llegaba hasta el polo.

En 1563, se segregó de la gobernación de Chile la provincia de Tucumán, único cambio en los límites asignados a su jurisdicción por las concesiones de Carlos V. Así al nombrar en 1573 gobernador a Rodrigo de Quiroga se estipula en la real cédula lo siguiente: “tengáis la gobernación y capitanía general de las dichas provincias de Chile según e de la manera que lo tenían don García de Mendoza y el adelantado Francisco de Villagra y los demás nuestros gobernadores que ha sido de las dichas provincias” (citado por Eyzaguirre; op. cit.).

En suma, es posible concluir que por las concesiones realizadas por Carlos V el Reyno de Chile se extendió de norte a sur desde el paralelo 27 hasta el polo, y de este a oeste, desde el mar del sur o pacífico hasta cien leguas al interior de la tierra. Con la segregación de Tucumán, desde 1563 la jurisdicción de Chile al lado oriental de los Andes se iniciaba en la provincia de Cuyo, que tenía por límite meridional el río Diamante. Puesto que el continente americano va reduciendo su ancho hacia el sur, la línea imaginaria que servía de limite por el oriente terminaba en las costas del Atlántico aproximadamente en el golfo San Matías, poco antes del paralelo 43º, para continuar un breve trecho por tierra patagónica y hundirse definitivamente en el océano atlántico a la altura de Chubut hacia los 44º. Desde allí hacia el sur la costa atlántica pertenecía a la jurisdicción de Chile.

Prácticamente dos siglos después la jurisdicción de Chile sufre una nueva segregación territorial. En efecto, con la creación del virreinato de La Plata en 1776 se puso bajo su administración el territorio de Cuyo, con las ciudades de Mendoza y San Juan, dependientes hasta entonces de la gobernación de Chile. Mendoza tenía por límite sur el río Diamante. De modo que, segregado Cuyo de Chile, la cordillera era límite sólo hasta la altura de las nacientes del río Diamante. Más hacia el sur, las tierras al oriente de los Andes estaban dentro del territorio del reino de Chile. Vale decir, entonces, que el virreinato de Buenos Aires limitaba al sur con el territorio de Chile. No obstante, en el período colonial, una cosa eran los territorios que jurídicamente pertenecían a la gobernación de Chile y otra diferente eran los espacios que efectivamente eran posibles de ocupar y administrar.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet